La buena suerte - Reseña crítica - Fernando Trías de Bes
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

5565 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

La buena suerte - reseña crítica

La buena suerte Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
translation missing: es.categories_name.emotional-intelligence y Autoayuda y motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9788408223542

Editorial: Zenith

Reseña crítica

En un reino muy lejano, Merlín convocó a todos los caballeros y les dijo: “En siete noches, el Trébol Mágico de las Cuatro Hojas que proporciona suerte ilimitada al que lo posee, nacerá en algún lugar del Bosque Encantado”. A lo que agregó: “¿Quién aceptará el reto de ir al Bosque Encantado en búsqueda del Trébol Mágico?”.

De esta manera comienza la historia de “La buena suerte”. Un libro inspirador y motivacional que nos brinda las claves para encontrar esta maravillosa suerte, mediante diez reglas que se encuentran en una ingeniosa fábula.

Nos enseña que todos somos capaces de labrar nuestro destino y alcanzar metas que creemos imposibles de lograr. ¿Te animas a descubrir esta historia con nosotros?

Primera parte: El encuentro

En un parque de la ciudad, Víctor, un hombre de 64 años de aspecto elegante e informal, solía sentarse en su banco preferido todas las tardes. Tras una larga vida llena de éxito, ahí sentía paz.

Sin embargo, un día fue todo muy distinto. Otro hombre con un aspecto abatido llamado David, se acercó a sentarse en su mismo banco. Al cruzar miradas, un sentimiento extraño inundó a Víctor, esa persona se le hacía familiar.

Para su asombro, se dio cuenta de que era un viejo amigo íntimo de la infancia, con el que había perdido contacto. Recordaron momentos y anécdotas, hasta que llegó el punto en el que Víctor le preguntó a David por qué se lo veía tan triste.

Este describió cómo su familia había heredado una fortuna y una empresa textil cuando era niño, motivo por el cual se mudaron y perdieron contacto.

A pesar de que su padre hizo crecer la empresa, cuando David tomó el control, las cosas cambiaron. Las ventas dejaron de crecer por causa de nuevos competidores y marcas extranjeras.

Aunque su producto era mejor, la falta de nuevas estrategias les hizo perder dinero. Sin poder hacer frente a las deudas adquiridas por estas pérdidas, David perdió todo. Muchas personas le dieron la espalda, por lo que había tenido que sobrevivir con propinas y ayudas durante los últimos 15 años.

Por otro lado, la historia de Víctor fue muy distinta. Aunque vino de un origen humilde, se concentró en labrar su propio destino. Comenzó lavando carros, luego fue botones y portero en un lujoso hotel. Posteriormente, compró un pequeño taller textil que estaba a punto de cerrar con sus ahorros y un crédito del banco. 

Debido a su experiencia en el hotel, observó gran cantidad de bolsos y carteras caras, por lo que se inspiró a diseñar y fabricar bolsos similares. Tuvo éxito y grandes ingresos. David, sorprendido, le comentó que tuvo mucha suerte. A lo que Víctor le explicó que él no tuvo suerte, sino “buena suerte”.

Esto se lo enseñó su abuelo mediante un cuento, donde se explica que las personas que conocen la diferencia entre la suerte y la buena suerte, son exitosas. David, sin conocer la diferencia, accedió a escuchar el cuento de su mejor amigo de la infancia.

Segunda parte: La Leyenda del Trébol Mágico

I. El reto de Merlín 

“Muchos son los que quieren tener buena suerte, pero pocos los que deciden ir por ella”.

En un reino lejano, el mago Merlín reunió a todos los caballeros en el castillo real y les dijo que en siete noches nacería el Trébol Mágico. Este era un trébol de cuatro hojas con suerte ilimitada para el que lo posea. La multitud de caballeros celebraba con esmero la partida para la búsqueda de este gran tesoro.

Sin embargo, Merlín agregó: “Nacerá en el bosque encantado, más allá de las colinas, no sé en qué rincón, pero en algún lugar del bosque será”.

Ante tal desafío, la mayoría de los caballeros abandonaron el castillo real al creerlo imposible. Solo dos caballeros se quedaron. Nott, que llevaba una capa negra y Sid, que usaba una capa blanca.

II. El Gnomo, Príncipe de la Tierra

“Si ahora no tienes buena suerte, tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre. Para que la buena suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias”.

El viaje al bosque encantado tardó dos días, por lo que restaban solo cinco días para que naciera el Trébol Mágico. Cada caballero viajó por su lado. Nott decidió ir a buscar temprano al Gnomo, ya que este vivía bajo el suelo y había construido pasillos y corredores por todos los rincones del bosque. Él sabría donde nacería este trébol.

Al encontrarlo, le dijo a Nott que nunca habían nacido tréboles en el bosque, era imposible que nacieran en ese lugar y que simplemente lo habían engañado. El caballero de la capa negra sintió algo de miedo que cambió a incredulidad. “No puede ser, mañana será otro día y quizás la suerte me guarde otro lugar”.

Unos minutos después, Sid se encontró con el Gnomo, que le dio la misma respuesta que al caballero de la capa negra. Este, sin desalentarse, le preguntó el motivo, a lo que recibió de respuesta: “Nadie se ha ocupado de renovar nunca esta tierra”. Por lo que Sid encontró tierra fértil con las indicaciones del Gnomo y renovó el suelo en un pequeño lugar que encontró.

III. La Dama del Lago

“Preparar circunstancias para la buena suerte no significa buscar solo el propio beneficio. Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la buena suerte”.

Al cuarto día, Nott se acercó a un lago, ya que tenía sed, al igual que su caballo. Se encontró con la Dama del Lago, que le pidió que se fuera, ya que podía despertar a sus nenúfares.

Ignorando los problemas de la Dama, Nott preguntó si sabía algo del Trébol, a lo que le respondió: “En este bosque no pueden crecer tréboles, precisan un arroyo y de mi lago no sale ninguno”. La suerte nunca le llegaría a Nott, la comenzó a odiar ya que no podía hacer más. Se fue cabalgando sin rumbo con la esperanza de conseguir la suerte con el trébol.

Ese día Sid se encontró con la Dama en búsqueda de agua para su tierra nueva. Ella le explicó que, si no dormían sus nenúfares, su lago podía inundar todo el bosque, ya que no salía ningún arroyo desde su seno. 

Con una sola acción, los dos salieron ganando. Pidió permiso a la Dama para hacer un surco hasta su terreno y poder regar su nueva tierra, así ella ya no iba a tener tantas preocupaciones. La Dama accedió.

IV. La Secuoya, Reina de los Árboles

“Si dejas para mañana la preparación de las circunstancias, la buena suerte quizás nunca llegue”.

Al día siguiente Nott, desanimado, buscó al primer habitante del bosque, un árbol antiguo llamado La Secuoya, ya que este sí podría confirmarle dónde encontrar el Trébol Mágico.

Impaciente, Nott presionó a La Secuoya buscando respuestas, y ella, como un sabio árbol, le dijo: “En mil años nunca ha nacido un trébol, y menos de cuatro hojas”. Nott se había obsesionado con saber si había o no tréboles en el bosque y no tomó conciencia sobre si era necesario hacer algo al respecto.

En cambio, Sid le preguntó amablemente a La Secuoya cuánto sol necesitaban los tréboles para crecer. Al consultarle si podía quitar las ramas y hojas secas de los árboles que tapaban el sol, ella respondió: “Librarse de lo que ya no sirve es un impulso para la vida de un árbol y lo que los rodea”.

V. Ston, la Madre de las Piedras

“Aún bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la buena suerte no llega, busca en los pequeños detalles”. 

Al sexto día Nott, responsabilizando de sus errores y fracasos a los demás, pensó que era víctima de un engaño de Merlín y que él merecía esa suerte que le era tan esquiva.

Decidió hablar con Ston para confirmar lo que ya muchos le habían dicho y alegrarse con amargura de la desgracia de Sid, que buscaba algo que nunca encontraría. “Si no hay trébol mágico para mí, tampoco habrá para él”. Nott se fue y partió a buscar un sitio donde dormir.

Por su parte Sid, buscando perspectiva, ya que pensaba que tenía todo lo necesario para que creciera el trébol, se dirigió al punto más alto del bosque. Allí se encontró a Ston, que burlonamente le dijo: “Donde haya piedras no pueden nacer tréboles de cuatro hojas”.

Agradeció a Ston y fue a limpiar su tierra de las piedras. A vísperas del último día, Sid se sentía más cerca del Trébol Mágico.

VI. El encuentro de los caballeros en el bosque

“A los que solo creen en el azar, crear circunstancias les parece absurdo, a los que crean circunstancias, el azar no les preocupa”.

En la última noche, los caballeros se encontraron sin planearlo. Nott descubrió el proyecto de Sid, y se burló, diciendo que no tenía idea de lo que hacía, que con la inmensidad del bosque esos tréboles nunca crecerían allí. Que estaba loco. A lo que Sid respondió: “Merlín dijo que podíamos encontrar el Trébol en el bosque, pero no que no debíamos hacer nada para conseguirlo”.

VII. La Bruja y el Búho visitan a Nott

“Nadie puede vender suerte, desconfía de los vendedores de ella”.

En la última noche, antes de regresar al castillo, a Nott se le apareció la Bruja Morgana para ofrecerle una solución a la terrible suerte que lo acompañaba. El trato propuesto era que la Bruja le diría dónde nacería el Trébol y Nott, a cambio, tendría que matar a Merlín. De esa manera los dos ganaban.

Ante su frustración y falta de fe, Nott accedió. La bruja le dijo que el Trébol Mágico nacería en los jardines del castillo, y que Merlín engañó a todos los caballeros para quedarse con esa suerte ilimitada. El caballero negro, enfurecido, montó su destino al castillo para enfrentar a Merlín.

VIII. La Bruja y el Búho visitan a Sid

“Cuando hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones, confía”.

La Bruja Morgana también visitó a Sid, buscando persuadirlo para que abandone su tierra y así ella poder quedarse con el Trébol Mágico. Intentó engañarlo diciéndole que, si la persona que arrancaba el trébol no era Merlín, moriría. Sin embargo, Sid no cayó en la trampa, y al descubrir y desarmar a la bruja, ésta se fue refunfuñando montada en su escoba. 

IX. El Viento, Señor del Destino y la Suerte

“La buena suerte siempre está ahí, debes preparar las circunstancias a la oportunidad”.

Ya el último día, con todo listo, Sid veía que no pasaba nada y comenzó a preocuparse. Se lamentaba de que todo ese esfuerzo pudiera haber sido en vano.

Hasta que apareció el viento, Señor del Destino y la Suerte, y agitó las hojas de los árboles. Comenzaron a llover semillas pequeñas por todo el bosque, que, para sorpresa de Sid, eran de tréboles de cuatro hojas.

Por todo el bosque encantado llovían en multitud. Suerte en potencia para todos, pero que no podía aprovecharse, ya que nadie había hecho algo para conseguirla. Finalmente, Sid se dirigió al castillo para encontrarse con Merlín.

X. El reencuentro con Merlín

“La buena suerte solo depende de ti”.

El caballero de capa negra, al llegar al castillo y buscar a Merlín, se dio cuenta de que habían tapado el jardín durante esos siete días. Al preguntarle al mago, este le dijo: “Era la única forma de convencerte de que aquí no había ningún trébol y de que la bruja te engañó”. 

Y agregó: “No creíste en ti. Tu visión era muy limitada y carecía de la pasión necesaria”.

Al llegar Sid al castillo, compartió con Merlín su grandioso descubrimiento y le agradeció por este reto desafiante. Merlín, en cambio, felicitó a Sid, ya que el mérito había sido completamente suyo. Sid decidió no confiar en la casualidad para encontrar al trébol y creó las circunstancias para que fuese hacia él. Él mismo fue la causa de su buena suerte.

Tercera parte: El reencuentro

Una vez acabado el cuento, David, conmovido por tan curiosa fábula, se quedó reflexionando sobre la casualidad de haberse encontrado con su amigo de la infancia tantos años después.

Pero al pensarlo detenidamente, notó que no fue cosa del destino. Después de pasar por tantos malos ratos en su vida, él deseaba reencontrarse con su amigo más íntimo.

David se dio cuenta de que él mismo había creado las circunstancias para encontrarse con Víctor, y la historia había sido su premio. De esta manera, agregó una regla más al cuento de su amigo: “El cuento de la buena suerte, nunca llega a tus manos por casualidad”.

Notas finales

En este corto libro, mediante una fábula muy entretenida, los autores ofrecen diez claves para lograr la buena suerte. Señalando además, la diferencia que existe entre tener suerte y conseguir “la buena suerte”. 

Básicamente, crear buena suerte es crear circunstancias, y esto solo depende de ti. Una vez logradas las circunstancias, podrás tener éxito en muchos aspectos de tu vida. 

Es importante recordar que este libro no llega por casualidad a las manos de sus lectores, existen circunstancias específicas que hacen que esto pase. Es decir, que llegó hasta ti por una razón. ¡Ahora sabes que debes construir tu propia suerte!

Consejo de 12min

Las 7 claves de gestión del líder”, de J. L. Robbins, es un libro con consejos sobre superación y cómo desarrollar tu fortaleza mental. ¡Dale una oportunidad!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Es un empresario, escritor, economista, conferenciante internacional y consultor catalán. Acumula más de una decena de obras publicadas, siendo varias de ellas número 1 en España. Alcanzó... (Lea mas)

Escritor y economista español con amplia experiencia en gestión de empresas y análisis económicos. Ganador del premio Temas de Hoy en el 2009 y del premio Espassa de Ensa... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros