El Poder del Ahora Resumen - Eckhart Tolle

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

1491 lecturas ·  4.7 calificación promedio ·  142 calificaciones

El Poder del Ahora

El Poder del Ahora Resumen
Espiritualidad & Mindfulness

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro:  The Power of Now: A Guide to Spiritual Enlightenment.

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 8575420275

También disponible en audiobook

Resumen

Pasamos la mayor parte de nuestras vidas pensando en el pasado e imaginando cómo nuestro futuro puede ser diferente de él. Mientras tanto, nos olvidamos del presente, dejamos nuestras conquistas para un día distante y creamos sueños que nos harían felices si fueran realizados.

Entonces, para cambiar nuestras vidas, necesitamos comenzar ahora. Y esa es la razón por la cual Eckhart Tolle escribió este libro. Vivir el presente es el mejor camino para nuestra felicidad y para el éxito. Eckhart combina conceptos del cristianismo, budismo y otras religiones para ayudarnos a vivir el presente.

En este microbook buscamos crear un manual práctico para vivir plenamente el momento actual y así encontrar nuestra felicidad y armonía. ¿Vamos por ello?

La raíz de todos tus problemas está en tu mente

Todos los problemas de la humanidad convergen en algo común: la mente humana. Nuestra mente esconde nuestra verdadera identidad, creando una máscara. Esa máscara nos impide alcanzar la paz interior, en donde logramos completa calma, balance perfecto y estabilidad.

Todos vivimos buscando desesperadamente la paz mental pero la mayoría de nosotros desconoce que esa paz se encuentra profundamente dentro de nosotros mismos. ¿Por qué? Porque nuestra mente está llena de caos. Dentro de cada una de nuestras mentes hay un caos silencioso y, en este ambiente caótico, es imposible encontrar nuestra paz interior.

Todos somos culpables de vivir mucho tiempo dentro de nuestros conflictos mentales. Ponemos nuestros problemas de lado y pensamos sobre otras cosas. Esto, en lugar de ayudarnos, es más común que nos genere más problemas.

Es muy importante reconocer que nuestros pensamientos e identidad son dos cosas separadas. Intenta reconocer cuándo tu mente te está usando y no al contrario. Silenciar tu voz mental puede tener un gran efecto positivo. Observa tus procesos mentales como un observador objetivo y evalúa si están ayudándote o entorpeciéndote.

Tú no eres tu mente. Recuerda siempre que tu mente es tan solo una herramienta. Mientras más temprano pares de asociar tu identidad a tu mente, más rápido ganarás claridad.

Las dos caras de nuestra personalidad

Todos presentamos dualidades en nuestra personalidad –el “yo” que mostramos al mundo es bien diferente del “yo” interior. Esa dualidad crea conflictos que pueden ser manifestados de maneras diferentes, como la depresión, el miedo y otros sentimientos negativos complejos.

La verdad es que todos esos sentimientos desaparecen si paramos de identificarnos con nuestra máscara.

Cuando te vuelves consciente de tu identidad real entras en un “estado de iluminación” en donde tu mente no es más prisionera. Concientizarte de tu identidad interior y mantenerte consciente de ella debe ser tu objetivo, pues te ayudará a entender que todos tus problemas son en realidad tan solo una ilusión de tu mente.

Otro efecto de conocer tu verdadero “yo” interior es entender cómo toda la creación está enlazada. En términos religiosos, podrías decir que el Ser Supremo –Dios o como quieras llamarle- existe dentro de cada criatura en el Universo, creando una relación entre todos nosotros.

Esa comprensión muestra cómo los ciclos de vida no terminan cuando una persona muere, ya que la misma esencia vive dentro de millones de otras personas.

El poder del ahora puede acabar con tu caos mental

Es posible usar “El Poder del Ahora” para silenciar la mente. La mente tiene la tendencia de continuar viajando de pensamiento en pensamiento. Para parar esa actividad incesante, necesitas enfocar toda tu atención en el momento presente.

Eso puede parecer difícil al comienzo, tu mente tiene la tendencia de vagar en el instante en el que tu atención oscila, pero cuando notes que eso está sucediendo, simplemente tráela de regreso al “ahora”. Con práctica descubrirás que puedes hacer eso por período de tiempo cada vez más largos.

Es posible hacer eso mientras haces tus actividad diarias. Simplemente trae toda tu atención al trabajo que estás haciendo en aquel momento. Experimenta la actividad usando todos tus sentidos.

Por ejemplo, si estás almorzando, experimenta sentir el alimento en tu boca, experimenta las texturas, saborea los diferentes gustos y observa los colores de la comida. Existen muchas maneras de realmente sentir, aprovechar y experimentar alguna cosa, incluso un simple pedazo de fruta o una bebida.

Continúa practicando y comenzarás a percibir que al volverte completamente consciente de tu actividad actual y a experimentarla plenamente, tus pensamientos no estarán ocupando el espacio central.

Ahora ya te separaste de tu mente. De hecho, puedes sentarte a ver tus pensamientos como un pensador imparcial, así como puedes experimentar lo dulce o lo amargo, lo caliente o lo frío por algunos momentos y así aprovechar un gusto completamente diferente.

Tu identidad no es representada por tus emociones

Cuando sientes fuertes emociones, puede ser imposible separarte de ellas estando enfocado en el presente. Por un breve momento estás “poseído” por la emoción y ella te controla. Es imposible impedir que eso suceda.

Así como haces con tus pensamientos, cuando observes a tus emociones como una tercera persona desinteresada, fluirán por ti y finalmente se disipararán. Cuando asocias emociones a tu identidad, das margen para continuar sintiéndolas.

Por lo tanto, desligarte de tus emociones es una técnica popular para mantenerte lejos de las experiencias de dolor. Por ejemplo, si impides estar nervioso, puedes evitar decir o hacer cosas de las cuales probablemente te arrepentirás más tarde.

Pero en tu lucha constante para volverte libre de emociones, ¿no te estarás causando más dolor? Aún peor, si pierdes esa lucha, seguramente te sentirás decepcionado y, si tienes éxito, te sentirás feliz.

¿No son esas dos cosas también emociones? La manera más eficaz de romper el poder que las emociones tienen sobre ti es mirándolas como a un extraño desinteresado y dejar que ellas fluyan y desaparezcan. Eso se vuelve posible cuando te mantienes enfocado en el momento presente en lugar de concentrarte en tus emociones.

No dejes al miedo impedirte vivir el momento

Frecuentemente, es el miedo el que hace que sea imposible vivir el presente. Identifica de dónde viene ese miedo y verás que surge porque nuestra forma física tiene fecha de vencimiento.

Por ejemplo, piensa sobre un miedo común que la mayoría de nosotros tenemos – el miedo de envejecer. Percibirás que lo que es dominante es el miedo de que la vejez traiga en términos de cambios físicos y de la incapacidad de saber las cosas que estás haciendo ahora. Entonces tienes miedo de la destrucción de tu cuerpo que viene con el envejecimiento.

¿Y si envejecer no te afecta físicamente? ¿todavía te preocuparías con eso? Otra causa del miedo es que tu identidad está conectada con tu ego, que puede ser herido. Cuando aprendes a ver, como un observador imparcial, lo que tu mente procesa, sabes que tu ego es tu “yo” real. Entonces, ¿por qué temer herir al ego?

Lo que necesitas hacer para sacar tu atención de esas falsas creencias es invertir todo en tu “yo” real, enfocado en el momento presente. La manera más eficaz de alcanzar eso es practicando la auto-observación.

Mantente atento en ti y mira cómo tus miedos te impiden, inconscientemente, vivir el presente. Una vez que entiendas eso, aprenderás a hacer la elección de evitar la resistencia y la negatividad, enfocándote en el momento presente y venciendo tus miedos.

Aprende con el pasado, pero no luches contra él

No es fácil descartar tu máscara y encontrar tu “yo” interior. Uno de los obstáculos que podrás encontrar es tu resistencia interna al presente. Cuando tu mente está en conflicto constante, incapaz de aceptar lo que está sucediendo en tu vida, crea dolor.

Para sacar tu mente de esos conflictos, debes comenzar a enfocarte en el momento presente en lugar del futuro o del pasado. Eso hace que seas capaz de poner a tu mente fuera de problemas futuros y de los errores del pasado.

Aprender con el pasado y prepararse para el futuro es muy importante. Por lo tanto, luchar con un futuro esperando remover el pasado hace que te mantengas preso en un tiempo psicológico, que es contraproductivo y la raíz de todos los pensamientos negativos. Entiende que hay una diferencia entre el tiempo que fluye naturalmente en el universo, el tiempo del reloj y el tiempo psicológico que existe solo en tu mente.

Librarte de todos tus problemas puede suceder hora, en este momento. Solo necesitas reconocer y abrazar eso. Piensa en esto: cuando pones toda tu atención en el momento presente, ¿existen problemas? ¡No! Los problemas están en algún futuro incierto o existirán en algún pasado remoto. ¿Por qué dejar que ocupen tus pensamientos y tu identidad ahora? Aprende a vivir el momento presente y percibe la verdad – que el momento presente no puede lastimar.

Ten actitud y acepta las consecuencias

Otro factor importante es saber que la forma en que lidias con tus problemas, depende solo de ti. El control está en tus manos, aunque puedas algunas veces sentir que tu vida está perdiendo el control.

Acepta los problemas o resuélvelos – esas son las dos soluciones disponibles. Luchas con lo que era o con lo que será, es inútil, porque no te ayuda a encontrar ninguna de las soluciones.

Por lo tanto, mira los problemas como eventos independientes ocurriendo en tu vida en lugar de exagerarlos como tu propia vida y así serás capaz de escoger cuál solución deseas.

Evitar luchar con el pasado o perseguir el futuro no significa apatía. En realidad, es absolutamente necesario tener actitud cuando percibes que se está volviéndose negativo.

Por ejemplo, si te encuentras en una situación en el trabajo que no te hace feliz, como un jefe exigente que tiene expectativas irreales sobre ti o un miembro en el equipo que se rehúsa a estar de tu parte, hay dos actitudes disponibles –o cambias la situación o lo aceptas. No importa qué solución escojas, mantente listo para enfrentarte a las consecuencias de tus acciones.

Pueden existir situaciones en las que tienes miedo de tomar cualquier tipo de actitud. En esos casos, simplemente acepta el miedo y verás que se torna insignificante. Cuando eso sucede, la situación no ocupa más tus pensamientos y ni causa constante preocupación o tristeza.

Usa el poder del ahora para crear o mantener la relación perfecta

Dicen que el amor muestra el camino para la salvación o para conocer tu verdadero “yo”. La verdad es que el amor puede transformarse en odio (y frecuentemente se transforma). Claramente, ese no es el camino para la salvación.

El amor es en definitiva un sentimiento muy intenso y puede ser fácilmente confundido con otros sentimientos (como alegría, rabia, frustración, etc.) que experimentamos todos los días. De hecho, su intensidad puede ser un problema porque puede venir un periodo en el que te sientas pavor con la idea de perder la persona que amas. En este punto, comienzas a vivir con miedo de lo que pueda pasar en el futuro. Nuevamente, estás preso en tus preocupaciones con un evento futuro que puede o no suceder realmente.

Lo que necesitas entender es que solo puedes perder a la persona que es el objeto de tu amor, pero no el propio amor. No puedes perder el amor porque es un sentimiento que surge dentro de ti. Está en tus manos sentir o parar de sentir. Si es recíproco o no, eso no cambia la cantidad de amor que sientes. También no hay cómo cambiar la cantidad de amor que otra persona siente, entonces, ¿por qué luchar contra eso?

Aprende a aprovechar el amor que estás recibiendo y dando en este momento. No estarás así preocupado por el futuro de la relación. Ni pondrás presión innecesaria en tu compañero para amar de una manera o grado específico, una presión que es la causa de la destrucción de muchas relaciones entre parejas que parecían ser perfectas.

Vivir en el presente puede ayudarte a vivir con un propósito

Todos sabemos que es importante tener un propósito en la vida. Frecuentemente, estás tan enfocado en lo que quieres alcanzar que no prestas atención en cómo estás alcanzando ese propósito.

Como resultado, la vida se convierte en una carrera en la que estás constantemente corriendo detrás de un objetivo. Alcanzar el objetivo es muy importante pero solo si no pierdes tu paz interior. Vivir el presente puede ayudarte a vivir tu vida con un objetivo pero sin comprometer tu felicidad.

La primera cosa debes hacer es desligarte del pasado porque solo así podrás enfocarte en tu propósito. Tu pasado ya es una parte de ti por tus actitudes, creencias y así en adelante.

Fuiste moldeado por todo lo que sucedió en el pasado. Entonces, ¿por qué continuar constantemente manteniendo tus pensamientos centrados en ellos? No le des atención y tendrás éxito al dejarlo atrás.

Uno de los mayores desafíos de dejar el pasado atrás viene porque crees imposible olvidar y perdonas el dolor que otros causaron en ti. La rabia y las palabras abusivas causadas por una persona amada pueden generar dolor muchos años después del incidente. A menos que puedas dejar esas situaciones en el pasado, no podrás superar las emociones negativas que vienen con ellos.

Para realmente dejar el pasado atrás, el perdón es una de las herramientas más poderosas. Perdona sus ofensas pasadas, perdona a las personas que te menospreciaron y perdónate a ti mismo por los errores que cometiste. Cuando perdones finalmente podrás sacar de tu mente, todos esos pensamientos y emociones.

La próxima cuestión es vivir de manera consciente en el presente. Todo eso significa que estás inmensamente consciente del momento presente. Cuando alcanzas eso, puedes estar alerta y libre de pensamientos conflictivos que tornan imposible la toma de decisiones.

Muy bien, ¿y cómo vivir el momento presente?

Aquí están algunas cosas prácticas que puedes hacer para vivir en el momento. Respirar ayuda a despertar tus células. Trae tu atención a la respiración, para sacar la atención de tu mente y enfocarte en tu “yo” interior. Envuélvete en actividades creativas. La creatividad necesita de la participación de tu verdadero “yo” interior y del “yo” exterior. Cuando estás envuelto en esas actividades estás ingresando a tu “yo” escondido.

Aprende técnicas de meditación para entender cómo puedes ver tu verdadero “yo”. Cuando meditas, estás consciente de la energía latente que nunca sientes cuando estás preso en tus actividades diarias y preocupaciones.

Serás capaz de calmar tu mente y retirar los ciclos continuos de pensamiento que continúan entrando y existiendo en tu mente durante todo el día. Esa es la razón por la cual las personas hablan sobre cómo se sienten tranquilas después de una sesión de meditación y cómo ellas piensan con más claridad. Es porque la meditación permite que se desconecten de sus pensamientos por un breve momento, dejando el caos atrás.

Conscientemente, trae tu mente a un estado de pausa cuando tus pensamientos estén muy caóticos. Cuando percibas que tu mente está encendiendo un ruido incesante, da un paso atrás y aprovecha la quietud y la paz. Enfoca tu mente en el hecho de que tus pensamientos no son tu identidad. Tus sentimientos y emociones no son tu identidad.

Cuando tengas éxito en mantener tu enfoque en el momento presente, tu salud mental y emocional se beneficiará y también la salud física. De hecho, una señal clara y visible que comenzaste a vivir el presente es que las señales de envejecimiento se desaceleran.

Lo que sucede es que cuando continúas luchando con tu futuro o pasado tu proceso de envejecimiento es acelerado. Cuando aprovechas cada momento de tu vida tus células son revitalizadas y pareces y te sientes más joven por más tiempo.

Mantén tu salud mental independiente de la situación

La paz no está ligada a la felicidad o a la infelicidad. Puedes estar en paz incluso si tu situación de vida fuera mala cuando entiendes que la situación lo es solo porque la percibes así. Eso significa que es solo la percepción de que es bueno o malo.

Acepta lo que tengas que aceptar para que no haya resentimiento, miedo o expectativas. Quítalas de tus situaciones de vida. Cuando haces eso, la situación fluye sobre ti y se disipan sin que eso afecte tu paz interior. Recuerda eso, pues, cuando permites que tu ego y tu identidad estén ligadas, encontrarás difícil olvidar la situación.

Por ejemplo, tal vez hayas tenido un pésimo desempeño en el trabajo y estás siempre preocupado con lo que tus superiores y colegas digan sobre eso. En ese momento, es tu ego quien tiene miedo de ser herido. El hecho es que tu sabes que tu desempeño fue malo. Eso significa que estás consciente de lo que necesitas cambiar. La actitud correcta es enfocarte en cómo cambiar tu estilo de trabajo o mejorar tus habilidades, para que eso no suceda de nuevo.

Percibe que tus superiores o colegas solo pueden decirte lo que ya sabes: que tuviste un mal desempeño. Ahora, la situación se torna muy simple de repente. Sepárate de tu ego y percibe que la parte “mala” de la situación ya pasó. Lo que falta es que pruebes que puedes ser mejor.

Una vez que cambias tu atención a lo que es necesario en aquel momento presente –trabajar en una solución para la situación- el problema desaparece instantáneamente. De hecho, ¡se vuelve positivo porque usaste el problema como combustible para sobresalir en tu empleo!

Entrégate al momento presente

La palabra “entregar” instintivamente evoca el miedo, porque la relacionas con “renuncia al destino”, aceptación de la situación, apatía u omisión. Pero eso no es verdad. Eso aclara tus pensamientos y pone foco en la situación en lugar de mantenerte preso en las reacciones y emociones asociadas a ella.

Entregarte trae claridad de pensamiento para que tomas la actitud adecuada para cambiar la situación. Como vimos con el ejemplo dado antes, ese tipo de entrega, seguido por una acción apropiada, te ayuda a usar cada situación mala a tu favor.

¿Eso significa que no hay más malas situaciones o malas experiencias en tu vida? Todas las experiencias son simplemente una oportunidad de aprender más, de trabajar tus habilidades o de entender cuál es la actitud correcta a tomar. ¡Y esa es la manera de usar el verdadero “Poder del Ahora” para transformar tu vida!

Notas finales

Aprovechar el “Poder del Ahora” te permite descubrir tu verdadero “yo”. Te da nuevos conocimientos sobre ti mismo y te muestra como tu ego y tu mente son la causa de todos tus problemas. Vivir en el momento hace que sea muy evidente que tu vida, las situaciones y todas las cosas que percibes como problemas, son ilusiones.

La realidad es tan solo el momento presente. Cuando aprendes eso, revelas tu verdadero “yo” interior; que no es afectado por el tiempo, experiencias, emociones o por las expectativas de las personas a tu alrededor. Ese poder te da ejemplos simples para mostrar cómo podemos quedar presos en el futuro o en el pasado y olvidarnos de aprovechar la vida, el momento presente.

Como resultado, vivimos arrepentidos de un pasado que no podemos cambiar o con miedo de un futuro incierto. En ese proceso, somos negligentes frente muchas oportunidades que vienen en nuestra dirección en el “hoy”.

También, permitimos que la falacia del tiempo nuble nuestra percepción y nos lleve a asociar nuestra identidad a nuestros pensamientos. Cuando aprendemos a vivir en el momento, revelamos nuestra verdadera identidad y entendemos cómo aprovechar al máximo cada precioso momento de nuestras vidas.

Consejo de 12’: Si te gustó este título, creemos que te encantará nuestro microbook basado en “El Poder del Hábito” de Charles Duhigg. ¡Míralo!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Eckhart Tolle, pseudónimo de Ulrich Leonard Tolle, es un escritor y conferencista alemán, residente actualmente en Vancouver en Canadá, conocido como autor de best sellers sobre iluminación espiritual. Su libro más conocido es El Poder del Ahora. Después de graduarse de la Universidad de Londres, se convirtió en investigador y supervisor de la Universidad de Cambridge. Tolle cuenta que, a los 29 años, después de varios episodios depresivos, pasó por una profunda transformación espiritual, disolvió su antigua identidad y ca... (Lea mas)