El Club de las 5 de la mañana Resumen - Robin S. Sharma

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

1270 lecturas ·  4.0 calificación promedio ·  3 calificaciones

El Club de las 5 de la mañana

El Club de las 5 de la mañana Resumen
Autoayuda & Motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The 5 AM Club: Own Your Morning. Elevate Your Life.

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9781949061673

También disponible en audiobook

Resumen

El experto mundial en liderazgo y desempeño Robin Sharma desarrolló hace más de veinte años un método capaz de incrementar la productividad, mejorar la salud y las relaciones de las personas, permitiendo vivir una vida más consciente, plena y feliz.

Ahora, este método está al alcance de todo el mundo a través de “El Club de las 5 de la mañana”. Aprenderás las rutinas que han hecho posible el éxito de famosos emprendedores, directores generales de empresas de renombre, ídolos del deporte y estrellas de la música.

El libro nos propone un amplio abanico de métodos, recursos y técnicas prácticas de gran impacto. Todo, presentado a través de una historia de dos personas que conocen a un excéntrico millonario, quien se convertirá en su mentor. ¿Estás listo?

Inicio del viaje

El libro comienza presentando a una emprendedora y un artista. Ambos asistieron a un evento impartido por un Guía motivacional reconocido mundialmente, donde se conocieron. Ella dirigía su propia empresa de tecnología, pero estaba atravesando un momento pésimo. Sufría amenazas de sus inversores, que querían echarla de la compañía. Él era un pintor talentoso pero frustrado. Había perdido su motivación y se autosaboteaba constantemente.

Juntos, conocieron a un supuesto indigente que también asistió al evento. Conversando sobre los temas que  habían visto, descubrieron que el sintecho era en realidad un magnate extravagante disfrazado. Se trataba de un experto en todos los métodos abordados por el Guía en ese evento.

Después de una conversación intensa entre los tres, el millonario se reveló como tal y explicó que su fortuna se debía a las técnicas que aprendió como discípulo del Guía. Acabó invitando a sus dos colegas a su casa en las playas de Mauricio, una isla africana. Su objetivo era enseñarles todo lo que sabía para que ellos también pudieran cambiar su vida por completo.

El método revolucionario se llamaba “El Club de las 5 de la mañana”. Una rutina productiva para comenzar el día con energía y aumentar la productividad, mejorar la salud y alcanzar un estado de gracia que se ve muy poco. Durante la charla, el millonario repitió varias veces una frase como un mantra: “¡Controla tus mañanas! ¡Impulsa tu vida!” A pesar de parecer el código de una secta, la emprendedora y el artista iban a comprobar que no estaba mintiendo.

Desconfiados pero conscientes de que necesitaban un cambio en sus vidas, la dupla de recientes conocidos aceptó la invitación del hombre rico. Tomaron un vuelo hacia Mauricio el día siguiente. Su nuevo amigo, llamado Stone Riley, se hizo cargo de todos los gastos ya que obtenía beneficios de numerosas empresas exitosas alrededor del mundo.

Ya en la isla africana, recibieron una lista con cinco reglas. Esta es una versión reducida de las mismas:

  • Regla 1: la adicción a la distracción es la muerte de la producción creativa. Los que escriben la historia dedican una hora a sí mismos antes del amanecer y se preparan para un día de primera.
  • Regla 2: las pequeñas mejoras diarias conllevan resultados asombrosos.
  • Regla 3: todo cambio es duro al principio, desordenado a la mitad y precioso al final.
  • Regla 4: cuando empieces a vivir con esta rutina, la mayoría te dirá que estás loco. Recuerda que el precio de la grandeza es ser etiquetado de extravagante.
  • Regla 5: cuando tengas ganas de rendirte, continúa. El triunfo ama a los implacables.

En Mauricio se reencontraron con una figura que no esperaban: el Guía, protagonista del evento al que asistieron, mentor de Riley en el pasado y uno de sus mejores amigos en la actualidad.

Entre otras cosas, conversaron sobre el poder real y el poder ficticio. Este último puede venir del dinero, las posesiones materiales o de un puesto importante en una empresa. Cuestiones efímeras que nuestra cultura nos dicta que debemos perseguir.

El poder real, en cambio, se expresa cuando nos vinculamos con nuestros dones y llevamos a la práctica nuestros talentos. Cuando somos capaces de dirigir nuestros días en lugar de seguir la corriente, aprovechando las virtudes de la productividad, el autocontrol, la empatía y la honestidad.

Esto no quiere decir que aspirar a una vida con mayores comodidades esté mal, les aclaró el Guía, pero sí que ningún aspecto externo debe definir nuestra identidad y valor como personas.

La rutina de los constructores del mundo

Al día siguiente, por fin, volvieron a ver a Stone Riley. Se encontraron en la playa a las cinco de la mañana. Con él, la emprendedora y el artista comenzaron su entrenamiento.

Uno de los primeros métodos que el millonario les enseñó fue “La fórmula del éxito en 3 pasos”. El primer paso es el del aprendizaje y el crecimiento, que se consiguen ampliando nuestra percepción. La mayoría de las personas ven el mundo de forma superficial, eligen hacer lo necesario para vivir y poco más. Tienen un modo tímido o perezoso de actuar.

La clave es hacer lo contrario. Ser detallista, dedicarse al 100% en cada trabajo que emprendemos. Esto refleja el respeto que tenemos por nosotros mismos. “Cuanto más ves, más puedes materializar; y cuanto más sabes, más puedes conseguir”.

El segundo paso tiene que ver con la implementación y la mejor toma de decisiones. Esto tiene como consecuencia directa el tercer paso: mejores resultados, que conllevan mayores ingresos y reconocimiento.

En resumen, si mejoras tu consciencia diaria, podrás tomar mejores decisiones, y con mejores decisiones obtendrás mejores resultados regularmente.

Lo interesante es que esta regla va más allá del ámbito profesional. Puede extenderse a nuestras actitudes, comportamientos y actividades diarias. ¡Aunque no debes olvidar el equilibrio! Expresa tus talentos siguiendo estas reglas y gestiona tu tiempo para mantener una vida social saludable, sin olvidar tus relaciones personales.

Luego, el millonario les enseñó otro modelo de aprendizaje: “Los 4 enfoques de los triunfadores”. Cada uno con su desarrollo y características individuales. Esta lección tuvo un rol fundamental en el camino de la emprendedora y el artista. Veamos cada enfoque:

  • Enfoque 1: capitalización de coeficiente intelectual. Las personas no se hacen legendarias por su talento natural, sino por su capacidad de materializarlo y capitalizarlo al máximo.

Alcanzar la excelencia es una decisión, un proceso que lleva toda la vida. Debemos creernos capaces de lograr nuestros objetivos y confiar en nuestras habilidades. Evita el papel de víctima y hazte responsable de tus actos.

Ten en cuenta que la mediocridad es un hábito. Y el mundo que nos rodea, donde vemos que esta mentalidad vulgar se esparce como un virus, no nos hace ningún favor.

Pero cuando nos detenemos a pensar que la posibilidad de hacer algo significativo con nuestra vida está a nuestro alcance hoy, nuestra percepción cambia y se amplía. En este proceso trata de reescribir tu historia.

  • Enfoque 2: liberarse de las distracciones. Una droga muy vigente en la actualidad es llenar horas valiosas con actividades sin sentido. Pero estar ocupado no es ser productivo.

La tecnología fomenta esta adicción todos los días, por eso debemos saber combatirla. Úsala de un modo inteligente y reducido. Busca lo simple. Concéntrate en pocos proyectos, cultiva la intimidad con pocas amistades, lee un número limitado de libros. No gestiones tu tiempo, gestiona tu concentración.

Es normal que, cuando más te acerques a tus objetivos, tu autosabotaje sea mayor. Porque el miedo al fracaso también habrá aumentado. La neurociencia explica este proceso.

Nuestro cerebro tiene un rasgo primitivo, llamado “sesgo de negatividad”, que busca protegernos del peligro. Al percibir que estamos incursionando en nuevos caminos y escapando de la comodidad conocida, esta parte del cerebro libera cortisol, la hormona del estrés y el miedo.

Ese temor nos lleva a adoptar distracciones para sentirnos mejor, por lo menos por un momento. Ahí es cuando debe prevalecer el predominio de la corteza prefrontal de nuestro cerebro, responsable del pensamiento complejo.

  • Enfoque 3: práctica del virtuosismo personal. De las 5:00 a las 6:00 de la mañana, debemos dedicarnos a mejorar “Los 4 imperios interiores”. Estos son la disposición mental, emocional, física y espiritual.

La disposición mental consiste en, literalmente, predisponer a nuestra mente a “inspirarse” teniendo pensamientos optimistas. La teoría dice que los pensamientos forman la realidad, por lo que mejorar la disposición mental tiene un impacto en nuestra vida.

Aunque llegar a ese equilibrio mental sin paz emocional no sirve de mucho. La disposición emocional determina nuestra vida afectiva. Si estamos atados al pasado y guardamos tristeza o rencor, no conseguiremos avanzar. Encara un proceso de sanación -la ayuda profesional puede ser muy útil-, reconstruye tus emociones, perdona e incorpora la práctica de la gratitud a tu rutina.

El siguiente paso es trabajar tu disposición física. Sí, concretamente, hacer ejercicio cada mañana. Con esta práctica simple mejorarás tu salud, disminuirá tu estrés y tus días mejorarán notablemente.

Por último, deberás mejorar tu disposición espiritual. Aquí no estamos hablando de religión. Todos tenemos espíritu y alma. Dedica un tiempo a recuperar el ánimo, la convicción y la compasión por ti mismo. Medita. Contempla cómo sería tu mejor versión. Así, alimentarás tu espíritu y elevarás el estado de tu alma.

  • Enfoque 4: acumulación de días. Interpreta cada día como una vida en miniatura. En general, estamos tan enfocados en perseguir el futuro que nos olvidamos de -paradójicamente- estar presentes en el presente. Olvidamos el valor que tiene cada día.

Debes adueñarte de tus días. Con pequeños hábitos diarios, conseguirás resultados impresionantes a largo plazo.

En este punto del relato la intimidad entre el artista y la emprendedora había aumentado. La intensidad de la experiencia que estaban viviendo los unió como pareja.

Después de estas lecciones, el millonario sorprendió a sus aprendices con una nueva aventura: irían a Agra, en la India, a visitar el Taj Mahal.

Ya en el continente asiático, los aspirantes al Club estudiaron “El ciclo de los hábitos constantes”. Para incorporar un hábito, debe existir un detonante -tener un despertador junto a la cama que suene a las 5:00-, un ritual -levantarse rápido de la cama-, una recompensa -dormir una siesta durante la tarde- y repetir todo el proceso.

Además, los hábitos pasan por tres fases. Un primer período de destrucción, donde se reemplazan los patrones de tu mente antiguos por otros nuevos; una segunda fase de implementación, en la que se forman las vías neuronales, aquí es normal sentir el deseo de rendirse; y una última etapa, mucho más amena, de integración. Se estima que el proceso tiene una duración de 66 días, con 22 días asignados a cada fase.

El millonario agregó tres consejos fundamentales para incorporar hábitos con éxito: no lo hagas solo, enséñaselos a otros para reforzarlos en ti mismo y, cuando sientas deseos de abandonar, continúa.

Por otro lado, Riley les aclaró algo importante: nunca es tarde para aprender. La ciencia comprobó que nuestro cerebro puede continuar creciendo durante toda la vida a través de un fenómeno llamado “neuroplasticidad”. O sea, es muy parecido a un músculo que debes ejercitar, por ejemplo, adoptando hábitos que mejoren tus días.

Para la siguiente fase de aprendizaje, la pieza clave de sus estudios, el núcleo de su nueva rutina de vida, el millonario llevó a sus discípulos a Roma. Ahora la enseñanza vital era “La fórmula 20/20/20” que explicaba cómo debe componerse esa hora mágica entre las 5:00 y las 6:00 de la mañana.

Dicha hora se divide en tres fases de veinte minutos. La primera consiste en movimiento. Un breve ejercicio intenso que te haga sudar. Puede ser pedalear en una bicicleta fija, practicar sentadillas, saltar con una cuerda, etc.

La segunda se relaciona con la reflexión, que reforzará tu autoconciencia y reducirá tu estrés. Meditar en silencio, contemplar cómo está tu vida, en quién te quieres convertir y pensar en qué quieres que suceda durante el día son algunas buenas ideas. También puedes intentar escribir un diario íntimo.

Los últimos veinte minutos deben dedicarse al crecimiento personal. Leer un libro, escuchar un podcast o un audiolibro. Estudiar un curso online. Todas estas son alternativas válidas. La idea es que desarrolles un hábito de formación y aprendizaje constantes.

Mantener una vida exitosa

Aún en Roma, los nuevos miembros del Club de las 5 de la mañana aprendieron las técnicas y métodos necesarios para mantener la nueva vida que habían elegido para sí mismos.

Al mismo tiempo, la pareja le anunció a su mentor que estaban comprometidos e iban a casarse en pocas semanas. Su amigo millonario, conmovido, decidió pagar todos los gastos de la ceremonia.

Luego de retomar las lecciones, el futuro matrimonio aprendió que el sueño es fundamental. Las últimas horas antes de ir a dormir también deben contar con una cierta estructura. Importa tanto la duración como la calidad de nuestro sueño. Lo recomendable son cinco ciclos de sueño de noventa minutos. O sea, dormir durante siete horas y media.

Según el ritual del millonario, la última comida del día se realiza a las 19:00, al mismo tiempo que se apagan todos los dispositivos. De 20:00 a 21:00 es momento de conversar con los seres queridos, leer, meditar y/o tomar un baño. A las 21:00 se prepara el cuarto para dormir, dejando la ropa lista para el ejercicio del día siguiente. También se puede practicar la gratitud. Finalmente, el período de descanso comienza a las 22:00.

Demostrando una vez más su inmensa generosidad, Stone Riley llevó a la pareja y a todos sus amigos y familiares a São Paulo para celebrar su boda. Allí, la emprendedora sufrió un intento de asesinato cuando estaba con sus familiares y amigos. Sus inversores querían borrarla del mapa.

Consiguió superar sus miedos, se enfrentó a los delincuentes y acabó salvando a su prometido de una muerte segura. Sorprendido por su crecimiento, Riley compró las acciones de los inversores y protegió legalmente a la emprendedora para que no tuviera que preocuparse más por su vida. Así, ella entendió que después de una tragedia viene el triunfo.

Casi llegando al final de su odisea, la pareja aprendió la importancia de equilibrar el alto rendimiento en el trabajo con momentos de renovación profunda. De esta manera se protegen los cinco activos de genialidad: concentración mental, energía física, fuerza de voluntad, talento original y tiempo diario.

En esos momentos alejados del trabajo es cuando debes conectarte con la naturaleza, divertirte, encontrar la realización personal en las cosas pequeñas. Rodéate de personas que te hagan bien, persigue tus objetivos de vida y visita lugares que te hagan sentir vivo.

Por último, el millonario presentó “El círculo heroico humano”, compuesto por siete virtudes comunes entre las personas capaces de cambiar el mundo: valentía, perdón, integridad, comprensión, sinceridad, cortesía y humildad. Virtudes a las que todos podemos y debemos aspirar.

Algunos meses después de concluir el entrenamiento, Stone Riley, quien llevaba mucho tiempo enfermo, falleció. El epílogo aborda la historia cinco años después de su muerte.

La emprendedora consiguió ampliar su empresa a escala internacional y dejó de preocuparse por la fama o el dinero. Mientras que el artista se convirtió en un pintor reconocido mundialmente. Juntos, tuvieron un niño al que llamaron Stone.

El Guía, por su parte, continuaba viviendo -ahora en Tokio- y viajando para compartir sus enseñanzas con el mundo. Su vida seguía representando una de sus frases más icónicas: “liderar es inspirar a los demás a través de nuestra forma de vivir”.

Notas finales

Los métodos expuestos en este microbook por Robin Sharma te permitirán alcanzar grandes resultados al mismo tiempo que podrás aumenta tu felicidad y vitalidad. Ejercicio por las mañanas, meditación y aprendizaje constante son algunas de las claves de esta grandiosa filosofía de vida.

Es increíble cómo el hecho de levantarse más temprano de lo normal e incorporar una rutina disciplinada puede tener tanto impacto. Pero es real. Aplica cada método del modo que creas mejor. Cinco días a la semana, siete días. Es tu decisión.

No será un camino fácil, pero sí valdrá completamente la pena. Puede que sientas ganas de rendirte, pero no te culpes. Cada uno hace las cosas lo mejor que puede, basándose en el nivel de conciencia en el que se encuentra y el grado de control que tiene sobre sí mismo. 

Recuerda que se trata de un proceso para escapar de la mediocridad y convertirte en tu mejor versión. Y esta es la mejor manera de mejorar el mundo.

Podrás regresar a este resumen cada vez que lo necesites y aplicar cada método hasta que los conviertas en hábitos diarios. Lograrás concentrarte en lo que realmente importa, renovarte y crecer como persona. Y recuerda: ¡Controla tus mañanas! ¡Impulsa tu vida!

Tip de 12’

“El Monje que vendió su Ferrari” es el primer éxito revolucionario de Robin Sharma. Una fábula espiritual con grandes enseñanzas sobre la vida y los negocios. ¡Accede al microbook ahora en nuestra app!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Robin Sharma es un escritor canadiense y un orador motivacional conocido por su serie de libros The Monk Who Sold His Ferrari. Sharma trabajó como... (Lea mas)