Una Vida de Abundancia Resumen - Agustin V. Startari

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

427 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Una Vida de Abundancia

Una Vida de Abundancia Resumen
Espiritualidad & Mindfulness

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Una vida de abundancia: la mente exitosa

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 

También disponible en audiobook

Resumen

El tiempo de conseguir todo lo que deseas ha llegado. No vas a posponerlo más, tampoco pondrás más excusas. La serie de reflexiones propuestas por Agustín Startari te harán pensar mucho más sobre lo que es una persona y una vida con verdadero éxito. Verás las características que permiten alcanzar la satisfacción duradera además de cómo ponerlas en práctica por medio de una mente que trabaja las conquistas de manera natural y continua. ¡Los éxitos están más cerca de lo que crees!

Mentes atareadas y agotadas 

Es difícil lograr ver en qué cosas invertimos nuestras energías. La respuesta que da Agustín Startari es sencilla: gastamos toda nuestra energía en la manera en la que elegimos vivir nuestra vida.

A veces pensamos que no elegimos vivir la vida que tenemos, sino que fuimos arrastrados a vivirla sin elección alguna. Como si despertáramos y nos preguntáramos cómo llegamos a la situación actual.

Pasamos a preguntarnos acerca de las deudas que nos rodean y las cosas que no necesitamos, pero igual compramos. Usamos una gran cantidad de tiempo en cosas que nos desgastan sin necesidad.

Según el autor al mirar a los recursos que tenemos y compararlos con las generaciones anteriores, veremos que tenemos muchos más que nuestros padres o abuelos.

Mira: las vacaciones, los viajes, los regalos, el auto o la casa actualmente son mucho más accesibles que antes.

Por eso podemos tener en cuenta que para ser felices no necesitamos solamente tener más y más.

Esta mentalidad nos lleva a trabajar mucho más, dejándonos atareados y agotados todo el tiempo. Nunca estamos satisfechos y no podemos pensar en el día que estaremos contentos con todo, ya que esto es como una misión casi imposible.

La simplicidad puede ser una ventaja muy grande cuando comprendemos mejor todo lo que nos rodea. Es un buen camino para seguir porque nos trae muchas más realizaciones de lo que imaginamos.

Llenando lo que ya tiene esencia 

Hay muchas cosas en el mundo, aunque no pensemos qué lugar ocupa el espacio en todo esto. Así reflexiona el escritor.

Estamos llenando el vacío todo el tiempo con cosas materiales, tales como casas, autos, edificios, restaurantes y mucho más. Estas cosas ya están allí, sólo hacemos que la materia se transforme en algo distinto.

Si pudiéramos quitar todo lo material del universo, muchos afirman que no quedaría nada en el planeta. Pero no es así. Lo que queda es el espacio vacío.

El vacío es algo que la física moderna estudia. No es correcto que pensemos que el mundo es un espacio con cosas dentro alejado de nosotros. Estamos en él. Es el alimento más abundante del universo.

Todo el tiempo intentamos llenar el espacio vacío del mundo. Todo el tiempo intentamos llenar el espacio vacío dentro de nosotros.

Cuando conseguimos hacerlo con satisfacción, comprendemos qué es nuestra esencia. Es algo difícil de explicar, pero cuando lo sientes sabes de qué se trata.

La esencia es el intento de llenar el vacío dentro de nosotros. Y si aún no sabes cómo puedes llenar este vacío, necesitas descubrirlo ahora.

Sentirse satisfecho: el reto de la carencia 

Cuando miramos la manera en que vivimos, tanto individual como colectivamente, podemos ver la insatisfacción como algo normal.

Es como un motor encendido en nuestra vida y dentro de nosotros de forma continua. Lo que tenemos no llega a completarnos, no es suficiente.

Startari agrega que es un pensamiento arraigado dentro de nosotros que nos hace saber mejor quiénes somos cuando lo comprendemos.

La sensación de que falta algo sin saber lo que es ocurre todo el tiempo y es fundamental, pues la inquietud nos llevará hacia adelante.

Todo el tiempo buscamos la satisfacción interna en nuestras vidas. Y es normal que así sea.

Efecto sonajero

Podemos sentir el efecto "sonajero" en todos los estados de ánimo cuando estamos ansiosos.

No es una sensación clara, es como un malestar de que algo no está bien del todo. 

El autor explica que el efecto sonajero es algo semejante a lo que ocurre cuando los niños lloran y los padres buscan soluciones para calmarlos, distrayéndolos mediante un sonajero. 

Con el mismo efecto los jóvenes usan la televisión o los videojuegos, incluso las drogas y el alcohol. Mientras que en otros casos usan las redes sociales.

También sucede con los adultos. Ese efecto surge con el prestigio, la profesión y el consumo de bienes que marcan prestigio y éxito.

El efecto sonajero es una distracción, como todas las otras que conocemos. No importa lo que sea, puede ser el eje de nuestra vida en determinados momentos. 

Si no analizamos todo lo que ocurre en nuestro interior y no profundizamos los motivos de nuestros descontentos, las distracciones nos harán estar repitiendo este efecto todo el tiempo como un ciclo sin final.

Lo ideal es identificar cuáles son los sonajeros que afectan a tu vida y analizar cuánto tiempo te quitan.

El aferramiento a la permanencia 

Aquí tenemos un concepto budista sobre las cosas como presente. Las cosas siempre han sido de la manera que son.

Es como una premisa básica del ser humano, sostiene Startari. El movimiento de la mente insatisfecha, cuando es detectado, nos ayuda a atacar ese aferramiento.

Si nos enfocamos en lo negativo o en las cosas que faltan, estamos en el movimiento de la mente insatisfecha. Al escuchar las quejas mentales fortalecemos la insatisfacción, ya que nos concentramos en las cosas que no funcionan como queremos.

Para detectar cuándo estamos teniendo en cuenta sólo lo negativo, necesitamos mirar más dentro de nosotros que hacia afuera.

Habitar el momento sólo es posible cuando somos conscientes. Mirar alrededor nos hace estar donde estamos, por lo que es la tarea principal que necesitamos realizar.

Saborea el momento presente y verás que tu capacidad de estar más satisfecho aumenta. Cambia el hábito de concentrarte en las cosas malas, y mira todo lo bueno, cuenta el autor.

Cultiva la capacidad de reconocer todo lo que tienes, sin darle atención a lo que te falta. Este es un pensamiento positivo.

Pues, si tenemos esa mirada, está en nuestra vida. Si la no tenemos, aún no existe, no es nuestra. 

Esto es tener libertad: saber dónde debemos colocar nuestra concentración, cultivándonos a nosotros mismos. Habitando el momento presente, reconocemos que estamos vivos.

Cuando vivimos el momento presente, la capacidad de análisis crece.

El Dharma para vivir desde la abundancia

Todo lo que no nos produce satisfacción o gozo debe ser abandonado o, por lo menos, debemos intentar cambiar el enfoque.

Startari comenta que en los días que hacemos cosas que no nos gustan, generamos mucho sufrimiento dentro de nosotros mismos y a las personas que están alrededor.

El Dharma es una palabra del idioma sanscrito que hace referencia a que debemos entender el propósito en la vida como significado. Es una ley según la cual nos hemos manifestado en forma física para cumplir el propósito que queremos.

Se trata del primer paso para que podamos vivir en abundancia y podamos cumplir nuestros propósitos. Según esta ley, cada uno de nosotros tiene un talento único y una única manera de expresarlo.

Somos irrepetibles y únicos en nuestros talentos. Nadie puede hacer tus principales habilidades tan bien como tú.

Y tus necesidades nunca serán iguales a las de otras personas, pues eres un ser humano individual, único e irrepetible.

La ley del Dharma tiene tres componentes:

  1. Cada uno de nosotros está aquí para descubrir su verdadero yo superior, su yo espiritual.
  2. La expresión del talento único nos hace mucho más valiosos de lo que pensamos.
  3. El servicio a la humanidad debe ser el propósito de todo lo que hacemos, pues de otra manera no tendremos éxitos colectivos.

Al combinar la capacidad de expresar el talento único con el servicio a la humanidad, aplicamos la ley del Dharma en todas sus enseñanzas.

Lo ideal es realizar el propósito interno como primera actitud, para que estemos conectados con el ser que está dentro de nosotros. Después, estando al servicio de los demás, podremos disfrutar mucho más la vida con abundancia y felicidad.

Enfrentando los hábitos mentales 

El reto de la carencia es como un estado mental cultivado desde dentro. Según Startari no se resuelve con la adquisición de objetos, elogios o gratificaciones externas.

Es común que se piense que estas dificultades pueden eliminarse con los bienes materiales. Para realizar una higiene mental y un cambio de actitud, necesitamos comenzar a observarnos para saber de qué manera vamos a cuidarnos.

Cuando nos encontramos fantaseando sobre la compra de algo como si fuese fundamental en nuestra vida, como si fuese una solución para este o aquel problema, visualizamos un principio propio de los niños de cuatro o cinco años. Resulta que sólo ellos logran disfrutar al cien por cien el momento cuando reciben un regalo, por ejemplo.

Cuando detectamos un pensamiento que trae resultados negativos, la meditación es una buena salida para que volvamos a mirarnos con más atención, para conseguir priorizar habitar el presente y dejar que el futuro sea construido día a día.

Para generar la capacidad de estar satisfechos, sin concentrarnos en la insatisfacción y carencia, debemos reconocer cuando miramos hacia donde no debemos.

Recuerda lo que tienes y tendrás más facilidad para conquistar las cosas que no tienes.

La felicidad y la carencia 

Startari narra que muchas personas suelen decir que sus vidas son buenas, pero que no son felices.

El éxito de la vida profesional, económica y material no nos garantiza que dejemos de ser personas frustradas, tristes o con carencia e insatisfacciones.

Es muy difícil conocer a alguien que diga que tiene una vida excelente, reconoce el autor.

La madurez emocional como sociedad e individuo no está a la par de nuestro desarrollo material. Esto es un gran problema para nosotros, pues el mundo está poblado de muchas cosas materiales.

Sin embargo nuestra vida emocional es decisiva para decidir si tenemos una vida feliz o no.

Hay muchos que piensan que el fracaso está siempre relacionado con problemas financieros, pero la ambición no proviene de estar satisfecho con lo que uno tiene. Es necesario tener algo más que eso, de una manera que no se puede medir.

Nos sentimos carentes e incompletos porque sentimos que fuimos completos en algún aspecto de la vida. Sentimos en alguna instancia que no necesitábamos nada para ser felices. Pero la felicidad no depende de sólo una cosa, de una situación única.

En estos momentos, debemos parar y reflexionar acerca de nosotros, nuestra historia, lo que conquistamos anteriormente y las grandes luchas que ganamos.

Los momentos de desánimo son comunes a lo largo de la vida, pero debemos desarrollar nuestras habilidades para alcanzar nuestros éxitos.

La abundancia va más allá del dinero, de los bienes materiales. La abundancia está dentro de ti, remarca el autor.

Notas finales

“Una vida de abundancia” es una gran clase de Agustín V. Startari sobre cómo las mayores riquezas están dentro del interior de cada uno de nosotros.

Los que no son capaces de vivir en el presente no pueden tener en cuenta todo lo que conquistaron en la vida. Además ponen toda su atención de forma equivocada en sueños materiales como casas, coches o mucho dinero, como si estas fueran cosas muy necesarias para alcanzar la felicidad.

La técnica budista de la ley del Dharma nos hace cambiar la manera en que mirarnos todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Descubrir nuestro interior es fundamental para disfrutar de una verdadera vida de abundancia, sin actuar como esclavos del dinero o de los bienes materiales. Esta es la única manera de vivir con plenitud.

Consejo de 12min

Anímate a leer  “Los secretos de la mente millonaria”, de T. Harv Eker. Este libro cambió la manera que pensábamos sobre el dinero, ten por seguro que vale la pena

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Agustín V. Startari es un autor uruguayo nacido en 1982. En su repertorio se encuentran libros de historia como Creación de un Imperio, Propaganda Nacional-Socialista y Evangelización e... (Lea mas)