Tú puedes sanar tu vida - Reseña crítica - Louise Hay
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

1994 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Tú puedes sanar tu vida - reseña crítica

Tú puedes sanar tu vida Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Autoayuda y motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9780937611012

Editorial: Books 4 Pocket

Reseña crítica

¿Te sientes insatisfecho con tu estilo de vida, tu trabajo o tus relaciones? Pues tú eres quien elige tus experiencias y comportamientos. ¿Cómo? A partir de tus pensamientos. Tu futuro está en tus manos y lo que piensas moldea cada instante de tu vida. ¡Anímate a cambiar tus pensamientos para tener un cuerpo, una mente y un espíritu más sanos!

Amor y pensamientos

Lo que creemos sobre nosotros se convierte en nuestra verdad. Somos responsables de lo que nos ocurre en la vida.

A través de lo que pensamos, pronunciamos y sentimos, creamos nuestro futuro y nuestras experiencias. Pero luego entregamos nuestro poder y dirigimos la culpa por nuestras frustraciones a otra persona.

Nadie tiene un verdadero poder sobre nosotros. “Cuando creamos paz y armonía y equilibramos nuestra mente, lo encontramos en nuestra vida”.

Nuestro subconsciente acepta lo que nosotros optamos por creer. No tenemos límites acerca de lo que podemos pensar, y lo que tú creas y pienses acerca de ti mismo se convertirá en realidad.

Si tú crees que la vida es solitaria y que nadie te aprecia, eso es lo que encontrarás en tu mundo. Pero, si te aferras a la creencia de que el mundo te aprecia y que eres digno de valor, se convertirá en una realidad también.

Casi todos tenemos ideas tontas acerca de quiénes somos y de cómo se debe vivir la vida. ¿Te suenan las siguientes frases: “Los hombres no lloran” o “las mujeres no pueden manejar dinero”? Si estás leyendo esto es porque quieres realizar un cambio positivo en tu vida.

Aprendemos a cómo debemos sentirnos acerca de nosotros mismos y cómo vivir la vida, de acuerdo a las relaciones que nos rodean cuando somos pequeños. Si creciste rodeado de personas culposas, asustadas o desdichadas, entonces aprendiste muchas cosas negativas acerca de ti mismo y de tu mundo.

Cuando las personas crecen, tienden a recrear el ambiente emocional del que vienen y del que aprendieron de pequeños. Es lo que conocemos como “hogar” y no está ni bien ni mal. Además, tienden a reproducir sus relaciones personales, como las que tuvieron con su madre o padre.

Pero si esa recreación no es positiva, no debes culpar a tus padres. Pues los padres no pueden enseñar lo que no saben. Si ellos no sabían cómo amarse a sí mismos, tampoco te lo podrían haber enseñado.

Debes observar tus pensamientos. Tu punto de poder se encuentra en este momento y tus pensamientos están formando las experiencias de tu futuro. ¿Son positivos o negativos? ¿Quieres que el pensamiento que estás teniendo cree tu futuro?

Debes enfrentarte a tus pensamientos, pues estos pueden ser modificados. Los pensamientos producen sentimientos. Si tienes ideas negativas, como “Soy una mala persona” o “Me odio”, cámbialas y cambiará tu forma de sentirte.

Si bien no podemos cambiar el pasado, sí podemos cambiar la forma en la que pensamos acerca de nuestro pasado.

Para liberarnos del pasado, debemos estar dispuestos a perdonar, incluso a nosotros mismos. La mera predisposición a perdonar ya inicia el proceso de curación.

Lo más importante es amarnos a nosotros mismos, así todo funcionará bien: la salud mejorará, se atraerá más dinero y las relaciones serán más satisfactorias. 

¿Cuál es el problema?

La palabra “debería” es muy nociva, pues implica que estuvimos equivocados o que vamos a equivocarnos. No necesitamos más culpa, sino más libertad de opción. Debemos reemplazar esa palabra por “podría”.

Seguramente, te has censurado o criticado durante años por algo que deberías haber hecho pero que no querías hacer. Reflexiona sobre qué elementos en tu lista de “debería” puedes eliminar con una sensación de alivio.

Todos esos “debería” son cosas que complacen al otro, no a nosotros mismos, y las terminamos haciendo por miedo o porque consideramos que no somos suficientemente buenos. Debemos cambiar esos patrones de pensamiento para liberarnos.

Amarnos a nosotros mismos es milagroso y debe estar primero en nuestra lista. Mírate en el espejo y dile a ese reflejo: “Te amo y te acepto tal como eres”. Por lo general, la falta de amor a nosotros mismos es el problema de fondo de cualquier otro problema más superficial.

La solución siempre reside en la “dieta de los pensamientos negativos”. Cuando podemos visualizar el problema de fondo, podemos eliminar todo lo que es un obstáculo en el camino de amarnos, y uno de esos obstáculos es la crítica hacia nosotros mismos.

Debemos siempre comenzar por eliminar la causa de todos nuestros males: ¡no amarse a uno mismo!

Tenemos que revisar nuestro pasado y observar de dónde vienen las convicciones que nos han manipulado toda la vida. Hacer un aseo mental, y eliminar las falsas creencias y convicciones que nos limitan.

Recoge todos los mensajes negativos que has recolectado desde la niñez, que pueden venir de maestros o padres, por ejemplo, y sácalos de tu vida.

Para aceptar tu propia responsabilidad, debes dejar de culpar a los demás.

Existen muchas maneras de pensar y lo que decidamos pensar se convertirá en nuestra verdad. Una vez más, pregúntate cuáles son los pensamientos que sostienes para crear la realidad en la que vives.

Estar dispuesto al cambio es la primera acción en el proceso de curación. Repite “Estoy dispuesto a cambiar” con frecuencia y hazlo parte de tu patrón de pensamiento.

Muchas personas presentan resistencia al cambio, pero debemos darnos el tiempo para aprender y resolver el problema que hemos creado con nuestros pensamientos. Tarde o temprano, debemos aceptar nuestra responsabilidad y el hecho de que el poder para transformar nuestras vidas reside en nosotros.

Un ejercicio útil es mirarse al espejo y decir: “Ahora comprendo que yo mismo creé esta situación y ahora estoy dispuesto a liberar el patrón en mi conciencia que es responsable de esta condición”. Repítelo de forma sentida y con ganas.

No necesitamos saber cómo cambiar, estar dispuestos resulta suficiente: tu subconsciente resolverá la forma de hacerlo.

El uso de tu mente es un hábito y los hábitos siempre pueden cambiarse. “Tu mente es una herramienta que puedes usar de cualquier manera que desees”. Tú controlas tu pensamiento actual.

La autora nos propone aprender a pensar con afirmaciones positivas, de lo contrario generaremos en nuestra mente lo que no queremos para nuestra vida. Estas afirmaciones deben ser en tiempo presente: el pasado y el futuro están fuera de nuestro alcance.

Debes nutrir tu cuerpo, mente y espíritu a la vez.

Sin una de ellas, estarás incompleto. Para el cuerpo, busca un ejercicio que te atraiga; para la mente, explora técnicas de imaginación, la meditación, o técnicas psicológicas como la Gestalt; para el espíritu, la práctica del perdón y el amor es una buena opción, acércate a grupos espirituales o a alguna iglesia.

Existen muchísimas opciones, busca la que sea mejor para ti.

Para que todo esto funcione, se requiere práctica. Y la práctica debe comenzar desde que abres los ojos por la mañana. ¿Qué es lo primero que piensas o dices? Asegúrate de que sea algo positivo y no una queja.

Poner las ideas en práctica

Relaciones

Todo en la vida son relaciones: relaciones con objetos, personas, estados del clima, medios de transporte, etc. Todo esto refleja la relación que tienes contigo mismo, la cual ha sido influenciada por las relaciones que tuviste durante la infancia.

Las formas en la que los adultos de nuestra niñez reaccionaban ante distintas cosas, a menudo, son las formas que empleamos nosotros como adultos, tanto positivas como negativas.

¿Las palabras que utilizas para regañarte o criticarte son las mismas que utilizaban tus padres contigo? Si nunca te han alabado, seguramente tú no puedes hacerlo contigo mismo.

De nuevo: no culpes a tus padres, ellos también son víctimas de otras víctimas.

Sandra Ray sostiene que “cada una de las relaciones importantes que tenemos es un reflejo de la relación que tuvimos con uno de nuestros padres”, “en tanto no aclaremos esa primera relación, no tendremos la libertad de crear exactamente lo que deseamos en las relaciones”.

Nuestras relaciones son reflejos de nosotros mismos. Todo aquello que no te agrada del otro, probablemente sean las cosas que tú haces o quisieras hacer.

Trabajo

Si tienes problemas con tu puesto de trabajo, no te gusta o no te sientes cómodo, empieza por bendecirlo con amor. Estás allí por tus patrones de pensamiento.

“Si ‘ellos’ no te están tratando como te gustaría que te trataran, entonces hay un patrón en tu conciencia que está atrayendo este comportamiento”.

Analiza tu empleo, bendice todo con amor y crea afirmaciones positivas en tu mente, tales como “mi jefe me trata con respeto y simpatía”.

Por otro lado, si quieres abandonar tu empleo, empieza por afirmar que abandonas tu empleo con amor para la siguiente persona, quien estará feliz de conseguir el empleo que tú dejas.

Éxito

¿Qué es el fracaso? ¿Es algo que no resultó como esperabas? Seguramente, al momento de “fracasar”, omitiste un paso o tuviste una creencia que te decía que en verdad no lo merecías.

“Si al principio no alcanzas el éxito, inténtalo otra vez”. Debes reconocer tu error e intentar alcanzar tu objetivo de distinta manera para aprender a hacerlo de modo correcto.

En el proceso de intentarlo siempre se aprende. Y aprender implica cometer errores. Si piensas que eres un fracaso, debes crear un patrón de “éxito” ya mismo. 

Prosperidad

“La verdadera prosperidad comienza con sentirte bien contigo mismo”. No significa tener dinero, sino que es un estado de ánimo en el que tienes la libertad de hacer lo que deseas cuando lo deseas.

La prosperidad es una expresión externa de lo que tienes en la mente.

El cuerpo

Según Louise Hay, nosotros somos quienes creamos las enfermedades de nuestro cuerpo. En el cuerpo se manifiestan todos nuestros pensamientos internos y nuestras creencias.

El cuerpo nos habla y debemos tomarnos el tiempo necesario para escucharlo. Cada palabra que pronuncias o pensamiento que tienes repercute en cada una de tus células.

La forma en la que piensas y hablas producen salud o enfermedad, dependiendo de cuáles sean.

Existen formas de pensamiento que producen problemas en el cuerpo. Estos no son 100% equivalentes para todo el mundo, pero son una referencia para iniciar la búsqueda de la causa de una enfermedad.

Por ejemplo, los oídos representan nuestra capacidad de escuchar. Cuando hay problemas con ellos, puede significar que hay algo que no quieres escuchar. Si tienes dolor de oídos, puede significar que lo que escuchas te genera ira.

Los ojos son otro ejemplo. Representan la capacidad de ver y, si sucede algo con ellos, seguramente significa que hay algo que no queremos ver.

Según la autora, los dolores de cabeza suceden cuando nos invalidamos. Ella defiende la idea de que, cuando los padeces, puedes perdonarte y el dolor se diluirá.

Cada dolor, condición o enfermedad que tengamos en algún lugar del cuerpo está asociado a un pensamiento o convicción negativa. Estas cosas no “ocurren”, sino que son la forma en la que reaccionamos a determinadas cosas en la vida.

Cada uno es responsable de sus experiencias. Debes preguntarte seriamente cuáles son las creencias y pensamientos que tienes que cambiar para tener salud corporal y mental.

“¡La enfermedad puede curarse si estamos dispuestos a cambiar la forma en que pensamos, creemos y actuamos!”, afirma Hay.

Notas finales

Cada experiencia de nuestra vida está definida por nuestros pensamientos. La autora nos propone hacernos responsables de cada uno de ellos y dejar de culpar a los demás por lo que nos sucede.

La clave consiste en amarnos a nosotros mismos, en aceptarnos, en curar nuestro pasado y en vivir el presente con pensamientos positivos.

Todos crecimos rodeados de una estructura que no elegimos. Se nos han impuesto pensamientos y convicciones que posiblemente manipulan nuestro comportamiento a diario. Pero es momento de dejar de culpar al universo y poner manos a la obra para cambiar esos comportamientos y formas de pensar que nos hacen infelices.

El ejercicio más importante es cambiar todos los pensamientos negativos por pensamientos positivos. Si nuestros pensamientos positivos son recurrentes, se convierten en una verdad para nosotros.

Consejo de 12min

Todo lo que nos sucede es controlado por nuestra mente. En “Deja de ser tú”, de Joe Dispenza, encontrarás cómo lograr un nuevo estado mental para mejorar tu vida.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Fue una prestigiosa escritora y oradora estadounidense, siendo una de las referentes del movimiento del Nuevo Pensamiento y pionera en los libros de autoayuda. En su juventud... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros