Todo Está J*dido Resumen - Mark Manson

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

272 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Todo Está J*dido

Todo Está J*dido Resumen
Autoayuda & Motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 

También disponible en audiobook

Resumen

El autor de “El sutil arte de que te importe un c*rajo” nos trae otra gran obra. En este caso, un libro sobre la esperanza. Mark Manson cuestiona este concepto y pone a prueba lo que entendemos por felicidad y libertad. Nos reta a conectarnos con el mundo de una manera completamente nueva, ¿estás listo para el desafío?

La verdad incómoda

Manson comienza revelando la existencia de una “verdad incómoda” que nos interpela a todos: nada de lo que hagamos con nuestras vidas tiene importancia. Cualquier significado o propósito que nos imponemos no es más que una ilusión. No somos nada.

Necesitas que tu vida tenga un significado y sentir que eres importante para evitar enfrentarte a lo incomprensible de tu existencia. Y proyectas esa supuesta relevancia hacia el mundo que te rodea porque eso te da esperanza.

De acuerdo al libro, ese es básicamente nuestro objetivo principal: construir esperanza. Trabajas para aspirar a una vida mejor, vives de manera que tus seres queridos puedan sentirse orgullosos, intentas dar significado a todo lo que entiendes sobre ti y sobre el mundo.

Todo esto no es más que un grupo de discursos elaborados por tu psique para escapar de la verdad incómoda. Y todos tienen el mismo resultado: te dan la convicción de que existe un potencial crecimiento en el futuro y hay formas factibles de llegar hasta allí.

Según el autor, cuando las personas aseguran que necesitan encontrar su propósito en la vida, en realidad están en medio de una crisis y ya no saben qué es lo que importa. Muchos recurren a la religión, otros se dedican al trabajo, a sus familias o incluso a ellos mismos.

Si no tenemos la esperanza de un futuro mejor, morimos espiritualmente. Lo lamentable es que en el mundo actual, tan rico y desarrollado en comparación a casi toda la historia de la humanidad, existe una sensación irracional de desesperanza. Cuanto mejores son las cosas, más ansiosos y desesperados nos sentimos. A esto se lo conoce como “la paradoja del progreso”.

Por eso, Manson plantea que la esperanza debe estar en nuestra visión del futuro. Y, para construirla, necesitamos tres cosas: la sensación de control, creer en el valor de algo y contar con una comunidad.

El autocontrol es un espejismo

El primero de los elementos es el autocontrol. Lo necesitamos para generar esperanza en nuestras vidas. Debemos sentir que estamos avanzando.

Manson realiza una crítica hacia el mercado de la autoayuda. Sacando ventaja de nuestra necesidad de autocontrol se venden fórmulas extraordinarias, secretas e infalibles. Pero lo único que hacen es reforzar los mismos impulsos que llevan a las personas a sentirse inadecuadas.

Según sus palabras, “la única manera de mejorar realmente tu vida no es sentirte bien, sino aprender a que se te dé bien sentirte mal”.

Para el lamento de los gurús del desarrollo personal, Manson admite que necesitamos más que nuestra simple fuerza de voluntad para alcanzar el autocontrol.

Nuestras emociones juegan un papel fundamental en el proceso de toma de decisiones, derribando otro mito: la “suposición clásica”, que determina que debemos usar nuestra mente racional para dominar el cerebro emocional.

Aunque, como en todo, el objetivo es el equilibrio. No podemos reprimir totalmente nuestras emociones pero tampoco basar nuestra vida únicamente en satisfacerlas. Ambos escenarios llevan a la desesperanza.

Quien tiene el control de nuestra mente es la parte emocional, pero esta puede ser “guiada” por la racional. Debes trabajar para que funcionen en conjunto. Manson recomienda usar el cerebro racional para dar significado a los impulsos que lanza el emocional.

De esta manera, se puede alterar la manera en que el cerebro emocional reacciona a nuestros sentimientos. Un ejemplo claro es recordarle lo bien que se siente después de hacer ejercicio.

Las leyes de la emoción de Newton

En este apartado, Manson toma al Isaac Newton de un universo paralelo como el responsable de elaborar tres leyes de la emoción.

  • Primera Ley: por cada acción, existe una reacción emocional igual y opuesta.

El dolor provoca brechas morales. Por lo tanto, cuando nos sucede algo malo, sentimos que merecemos un resarcimiento. Lo mismo cuando alguien es demasiado generoso con nosotros. Nos sentimos en deuda. Nuestra tendencia psicológica natural es igualar estas brechas morales. Esta primera ley genera nuestro sentido de la moralidad, que es la base de toda la cultura humana.

  • Segunda Ley: nuestra autoestima es igual a la suma de nuestras emociones con el tiempo.

¿Qué pasa cuando las brechas morales se prolongan demasiado en el tiempo? Se normalizan. Si sufrimos un abuso físico constante, sobre todo durante la infancia, podemos llegar a creer que nos lo merecemos. Esto destruye nuestro autoestima.

Aunque, según Mason, sucede algo similar cuando nuestro autoestima es muy alto. Si te crees una persona genial, probablemente pienses que mereces un trato especial. El autor destaca que no importa si estás en un extremo o en el otro, eres un narcisista y crees que el mundo debería girar a tu alrededor.

Esto nos demuestra que tu autoestima depende del contexto.

  • Tercera Ley: tu identidad seguirá siendo tu identidad hasta que una nueva experiencia actúe en su contra.

Tu esencia como persona está formada por una serie de discursos basados en valores. Y cuanto más te aferres a esos valores, más impregnados en tu identidad quedarán.

La única manera de cambiarlos es teniendo experiencias contrarias a ellos que, naturalmente, te producirán dolor e incomodidad. No existe cambio real y crecimiento sin incomodidad. Necesitamos llorar a la persona que estamos dejando atrás.

La esperanza está jodida

En las páginas del libro, Manson se refiere a la esperanza como un concepto cercano al de propósito, algo que nos guía en la vida. Aunque existe un lado alternativo de ese concepto: ¿y si no se trata de una cura contra el mal? ¿Y si la esperanza no es más que otra manifestación de todo lo malo?

A pesar de haber llevado luz a los momentos más oscuros de la humanidad, la esperanza también estuvo presente en las revoluciones comunistas y los genocidios nazis. Intenciones inhumanas situadas bajo su aura.

Por lo tanto, la esperanza puede salvar vidas, pero también aniquilarlas.

Y lo peor: es necesaria para nuestra psicología. Genera el conflicto entre grupos con valores opuestos, enfrentamiento necesario para dar significado y propósito a las personas dentro de cada grupo.

Por lo tanto, lo que mantiene viva a la esperanza es el conflicto. La esperanza es destructiva y requiere que estemos en contra de algo.

Manson entonces rescata algunos pensamientos de Friedrich Nietzsche. El filósofo alemán creía que debemos mirar más allá de la esperanza, más allá de los valores y del bien y el mal.

Pensaba que no debemos querer ser diferentes ni pretender cambiar lo que nos rodea. En lugar de eso, necesitamos asumir nuestros defectos y nuestra realidad. Aceptar incondicionalmente toda vida y experiencia.

Debemos tener esperanza en el sufrimiento que acompaña a la libertad, en el dolor que conlleva la felicidad. No debemos desear nada más que la realidad.

Y que, entonces, debemos actuar a pesar de todo. Según Nietzsche, ese es nuestro deber y desafío: actuar sin esperanza. No esperar nada mejor y, por lo tanto, ser mejores.

Ya sabemos que todo está jodido. Y la esperanza es la causa y consecuencia de este desastre. Esto significa que no hay razón para no amarse a uno mismo y a los demás.

Durante los próximos capítulos, Manson intenta mostrarnos cómo funcionaría una vida sin esperanza.

La fórmula de la humanidad

Manson cita la obra de Immanuel Kant. En concreto, su “fórmula de la humanidad”. El pensador defendía la idea de que la consciencia humana es el único elemento singular y escaso en el universo.

Creía que nuestro deber moral fundamental era la preservación y el crecimiento de la consciencia, por lo que escribió la mencionada fórmula: “actúa de tal forma que utilices a la humanidad, ya sea en tu propia persona o en la persona del otro, siempre como un fin en sí misma, nunca como un medio”.

Lo particular de la fórmula era que no se apoyaba en la esperanza. Lo único que le importaba era que se proteja nuestra capacidad de razonar.

El autor deduce entonces que, como la esperanza no tiene lugar, no debemos tener la esperanza de una vida mejor, sino simplemente, ser una vida mejor.

Manson opina que la automejora se centra más en cultivar el amor propio y el autocuidado y no la felicidad.

Incluso va un paso más allá: dice que el mundo se cambia alcanzando la madurez y la dignidad de cada individuo en el presente, sin importar la religión, el modelo de Estado o el sistema de valores vigentes.

El dolor es la constante universal

Sí, esa frase lo define todo. No existe la felicidad plena, ni tampoco la infelicidad constante. Según Manson, lo único que mantenemos es un estado de dolor.

No importa cuánto puedas mejorar tu vida, siempre podrás estar un poco mejor. Y el dolor intenso también se normaliza con el tiempo.

Por eso la esperanza y la búsqueda de la felicidad son contraproducentes y perpetuas: da igual lo que consigamos, nuestra mente ajustará sus expectativas para exigir más.

Vivir bien, por lo tanto, no significa evitar el sufrimiento, sino sufrir por las razones adecuadas. Sobre todo porque, cuando enfrentamos el caos, nuestra mente aprende cosas nuevas. Si escapamos del dolor, en cambio, nos volvemos más sensibles y frágiles.

Esto puede aplicarse a todo lo que hagas y todo lo que seas en la vida. Relaciones, salud, desempeño laboral, estabilidad emocional y demás. Si alguno de estos aspectos es frágil, se debe a que has elegido evitar el dolor.

Manson recomienda la meditación como una práctica para mejorar nuestra antifragilidad -concepto descrito por el autor Nassim Taleb-. Es decir, para ganar control sobre nosotros mismos y otorgar más principios a nuestros valores.

Entonces, el autor interpreta la búsqueda de la felicidad como la evitación del crecimiento, la madurez y la virtud. Y considera al dolor fundamental para la vida adulta y para determinar el valor real de las cosas. Lo llama “la fuente de todo valor”.

Manson nos dice que, si tomamos una actitud activa y buscamos el dolor, podemos elegir cuál dolor traer a nuestras vidas. Esta elección le da significado a nuestro padecer y, por lo tanto, le da significado a nuestra vida.

Elegir nuestros compromisos también nos permite experimentar la verdadera libertad. Siempre seremos capaces de elegir a qué renunciar. Un mayor compromiso en las relaciones, por ejemplo, lleva a una mayor intimidad.

Notas finales

Para terminar, Mark Manson nos recuerda que debemos tratar a la gente no sólo como un medio, sino también como un fin. Debemos incentivar la antifragilidad en todas las personas y crear herramientas que ayuden a facilitar el trabajo en conjunto entre nuestros cerebros racional y emocional.

Concluye aclarando que no tiene esperanza para dar, pero que tampoco nadie más te la puede ofrecer. Todos deberíamos aprender a vivir sin ella. En lugar de esperar algo mejor, seamos algo mejor. Más compasivos, resilientes, humildes. Seamos mejores humanos.

Consejo de 12’

¡Nada mejor que leer el otro éxito de Manson! Encuentra “El sutil arte de que te importe un c*rajo” ahora en nuestra app y entiende cómo aceptar tus limitaciones puede mejorar tu vida.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Mark Manson es un autor de autoayuda y blogger americano. Estudió en la Universidad de Boston y ha alcanzado la fama como escritor con una serie de libros que van contr... (Lea mas)