TED Talks - Reseña crítica - Chris Anderson
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

645 lecturas ·  4 calificación promedio ·  47 calificaciones

TED Talks - reseña crítica

TED Talks Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Estilo de vida

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: TED Talks: The Official TED Guide to Public Speaking

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0544634497

Editorial: Nicholas Brealey Publishing

Reseña crítica

En este best-seller del New York Times, Chris Anderson, fundador de TED, uno de los mayores eventos de tendencias y tecnología del mundo, explica cómo volverse un mejor presentador y vender de forma más eficiente tu idea. Esta es una lectura obligatoria si quieres aprender cómo hablar en público y conquistar a la audiencia. El autor comparte 5 técnicas para hacer una presentación exitosa: la conexión, la narración, la explicación, la persuasión y la revelación. Él también explica las cuestiones relacionadas con la ropa, efectos visuales y cómo lidiar con los nervios y la ansiedad. Si quieres aprender a cómo hacer presentaciones, dar conferencias o discursos exitosos, ¡ven que 12’ te enseña!

Sé tú mismo

El primer paso para volverse un mejor presentador es relativamente obvio: sé tú mismo. Si eres un científico, sé un científico. Si eres un médico, sé un médico. No puedes dejar de ser quien eres si deseas comunicarte de forma auténtica. Las presentaciones sinceras funcionan tan bien como las conferencias de los grandes animadores de platea.

Para la mayoría de la gente, es mucho mejor una presentación que más se parece con una conversación franca. Si sabes cómo conversar con un grupo de amigos, entonces sabes lo suficiente como para hablar en público.

La oratoria es la habilidad de dar discursos públicos interesantes. Es una habilidad que puede ser aprendida y desarrollada, y de acuerdo con Anderson, es una de las habilidades más importantes para el futuro próximo. Sin embargo, para muchas personas, la simple idea de hablar en público causa escalofríos. Muchas personas prefieren hacer cualquier cosa a hablar para una multitud, pero las oportunidades creadas al hablar en público hacen que valga la pena superar ese miedo. Eleanor Roosevelt y Warren Buffet son ejemplos de personas que vencieron sus miedos de hablar en público para compartir sus ideas con el mundo. Muchos ejecutivos y líderes usaron la oportunidad de hablar en público para hacer crecer sus negocios e inspirar a las nuevas generaciones con innovación y progreso. Estas personas fueron ellas mismas y usaron sus voces y palabras para hablar sobre las cosas por las que estaban apasionadas. Eventualmente, sus mensajes llegaron a las masas.

La cosa más importante sobre una conferencia es tener un mensaje claro y hacer que tus oyentes lo entiendan. Este mensaje es tu idea. Si tienes una idea, tienes algo útil de qué hablar. Una idea puede ser cualquier cosa que puede cambiar la manera en que las personas ven el mundo. Recuerda que eres una persona única y que tus experiencias de vida son únicas. Por lo tanto, solo puedes compartir tu idea con otros.

Tener una idea es suficiente para empezar. Tu conocimiento puede expandirse mientras te preparas. Esfuérzate para usar un lenguaje que tu público entienda. Comienza hablando de cosas que tienen en común y evoluciona a partir de ahí.

Debes tener en mente algunas cuestiones clave. Nunca uses tus palabras como un discurso de ventas. Construye una reputación como alguien generoso y no como alguien que busca solo autopromocionarse. Estás ahí para darle algo a tu público y no para recibir algo de ellos. Tener la atención de un público por cualquier duración de tiempo es un regalo, y en el caso de TED, tu idea tiene que ser promovida en solo 18 minutos. Prepárate para que cada palabra que uses tenga un significado para tu público. Recuerda que los detalles de la empresa son más importantes para ti que para los demás. Enfócate solo en la información que la gente realmente quiere oír. También es importante tener cuidado de no imitar a otros conferencistas famosos; eso casi nunca funciona. Sé tú mismo y evita trucos en tu discurso. El público va a inspirarse con tu pasión y conocimiento. Evita los clichés, discursos excesivamente carismáticos y recuerda: ¡sé tú mismo!

Tu línea de tiempo

Existe una expresión útil usada para analizar las obras de teatro, películas y romances que también se aplica a las conferencias y discursos. Es la línea de tiempo, el tema que une a cada elemento de una narración. Todo discurso debe tener una.

La línea de tiempo es una parte esencial de una buena conferencia. Es la conexión de todo tu discurso e irá a unir cada parte hablada. Para comenzar, intenta visualizar tu línea de tiempo en 15 palabras o menos. Ese resumen corto va a guiarte en tu conferencia y garantizar la cohesión entre cada aspecto de la misma. Para mantener tu conferencia interesante, trabaja para que tu línea de tiempo lo sea.

Cuando crees tu línea de tiempo, ten la seguridad de que conoces bien a tu público. Con solo 18 minutos para hablar, vas a querer tener la seguridad de que lo que vas a decir tiene algo que ver con tus oyentes. En este momento necesitas mostrarle a tu público por qué tu línea de tiempo es importante, entonces ilustra cada punto con ejemplos reales, historias y hechos. Todo lo que quieras mostrar necesita estar relacionado en tu línea de tiempo. Al final, hablar poco, pero con significado, tiene más impacto.

Una vez que desarrolles tu línea de tiempo, la estructura de tu conferencia debe ser creada. Existen muchas opciones para crear una. Un método simple es seguir con una introducción, conceptos principales, implicaciones principales y la conclusión. Otro estilo que puedes seguir es responder una serie de preguntas como “¿qué? ¿y ahora?”. Evita pensar en tu conferencia como si fuese sobre un problema, más bien piensa en ella como si fuese una solución. Es mucho más fácil llamar la atención del público enfocando la conferencia en un intento para resolver un problema intrigante, en vez de pedirle que resuelva el problema.

Practica tu conferencia con oyentes con perfiles parecidos a los de tu público. Siempre habla como si existiese apenas una persona escuchando.

Comienza por la conexión

Tu primer trabajo como conferencista es construir un lazo de confianza con las personas, para que estén dispuestas a ofrecerte acceso completo a sus mentes por algunos minutos.

Desde el inicio, necesitas conectarte con tu audiencia. La mejor manera de comenzar es haciendo contacto visual, seguido de una sonrisa sincera. Sé caluroso, realista, tú mismo. Aunque cada miembro del público tenga una herramienta de distracción en sus manos - el celular -, tu habilidad de conectarte con el público va a ayudarte a mantener su atención en ti. Antes de empezar la conferencia, concéntrate en cómo estás entusiasmado por compartir tu pasión.

La vulnerabilidad también es una muy buena herramienta de conexión. Admitir tus errores e inseguridades puede involucrar a tu público en un nivel personal. Anderson alerta que la vulnerabilidad no debe exceder los límites aceptables. Sé sincero y debes saber cuándo parar.

Las risas pueden unir una sala llena de personas. El público que ríe contigo va a gustar de ti rápidamente. Y si les gustas, serán mucho más propensos a tomarte en serio en todo lo que les digas. Sin embargo, si el humor no es tu punto fuerte, tal vez sea mejor enfocarte solo en lo que sabes hacer bien.

Tu ego puede interferir con tu habilidad de conectarte con tus oyentes. Deja tu ego de lado. Usa la auto-depreciación con cuidado, para atraer a tu audiencia. Si no estás seguro de si tu ego está interfiriendo en tu discurso, intenta presentarte para alguien de tu confianza y pide feedbacks honestos.

Contar historias es también una excelente herramienta para conectarte con tu audiencia. Debes estar seguro de que estás contando una historia auténtica - evita copiar el estilo o la historia de otra gente. Finalmente, evita hablar sobre política a cualquier costo. La política genera divisiones y tú quieres a tu audiencia unida y atenta.

Involúcralos con una narrativa

No es sorpresa que los mejores conferencistas cuentan historias. A diferencia de las explicaciones retadoras y los argumentos complejos, todo el mundo se identifica con las historias. Poseen una estructura lineal simple, haciendo que cualquier persona pueda seguirla. Dejas que el conferencista te lleve a una jornada, paso a paso.

Contar historias es un arte antiguo con valores contemporáneos. Para contar una buena historia, crea un personaje que genere empatía en tu público. Construye una tensión usando retos o conflictos. Ten cuidado de no perderte en los detalles, pero da los detalles suficientes para hacer la historia interesante. Termina tu historia con una buena conclusión. Ten cuidado de no contar historias personales que no representan nada para tu público. La historia necesita conectarse a tu línea de tiempo y tiene que ser verdadera. Una parábola es otra forma de historia con lecciones valiosas. En ese caso, no necesita ser verdadera. Tu valor está en explicar o aclarar el concepto de la parábola para tu público.

Aclara con una buena explicación

Si el centro de tu conferencia está en explicar una nueva y poderosa idea, es útil preguntarse, ¿Qué crees que la audiencia ya sabe? ¿Cuál será tu tema? ¿Cuáles son los conceptos necesarios para desarrollar tu explicación? ¿Y cuáles metáforas y ejemplos vas a usar para revelar estos conceptos?

Explicar alguna cuestión compleja de forma simple para que tu audiencia comprenda, es una habilidad importante. Existen algunos elementos clave para lograrlo. Haz que tu público tenga curiosidad e introduce un concepto a la vez, comenzando desde lo más básico. Usa las metáforas como una herramienta para facilitar el entendimiento. Los ejemplos también son una excelente salida para explicar conceptos difíciles.

El proceso es siempre el mismo: empieza por lo que la audiencia ya sabe y construye el resto, parte por parte. Recuerda lo que se siente no entender alguna cosa. Puede ser así que tu público se siente ahora. Recibe todos los feedbacks que puedas de amigos y otras personas cercanas. Hazles preguntas específicas: ¿Tiene sentido? ¿Fue confuso? Cada frase debe estar ligada a la anterior. Así, llevarás al oyente a una jornada de conocimiento. Asegúrate de que no estás usando palabras difíciles, que tu público no entiende. Cuando hayas dominado el proceso, mejora el entusiasmo de tu conferencia. Tu público se va a entusiasmar contigo.

Convéncelos a través de la persuasión

Persuasión significa convencer a tu público de que la manera en la que ven al mundo no es la ideal. Y eso significa explicar las partes que no están funcionando y desarrollar algo mejor. Cuando eso funciona, es emocionante tanto para el conferencista como para el público.

Persuasión es la habilidad de mostrar a alguien un nuevo punto de vista, una nueva idea o una nueva creencia. Es una herramienta poderosa y un conferencista exitoso necesita dominarla. Muchas veces la persuasión involucra pasos lógicos para llegar a la conclusión deseada. Otro enfoque es mostrar que seguir el camino opuesto no es lógico. Las TED Talks también funcionan como ‘historias de detectives‘. Empiezan con un gran misterio y cada solución es analizada paso a paso hasta que la respuesta quede clara.

Puedes incluir muchas estrategias en tu discurso persuasivo. El humor es una excelente herramienta para inducir al público. Puedes también agregar una anécdota o una historia personal mostrando por qué la historia es tan importante para ti. Dar ejemplos vívidos pueden apoyar tus conclusiones y la validación de otras personas muestra que otros especialistas también apoyan tu punto de vista.

La razón es la mejor manera de construir sabiduría a largo plazo. Un argumento robusto, incluso si no es aceptado inmediatamente por todos, va a ser aceptado gradualmente por otros, hasta que sea imposible impedirles que estén en desacuerdo contigo. Cuando usas la persuasión de forma eficaz, ayudas a tu público a aceptar una nueva y mejor visión del mundo, y creas un impacto duradero.

Concluye con una revelación

La revelación es una acción que le presenta al público una nueva idea. Una presentación puede estar basada en la revelación de una sucesión de imágenes y momentos. Esas imágenes deben sorprender al público. Como siempre, debes usar tu línea de tiempo con todas las imágenes. Es la que une las figuras. Sé cuidadoso para no usar imágenes o lenguaje muy difícil de entender para el público.

Dale a tu público un lugar en tu jornada, para que comprendan lo que fue inspirador para ti en las imágenes. Parte de una presentación exitosa es explicar cómo fue el proceso para obtener las imágenes.

Tu presentación puede ser presentada como una demostración. Algunas de las TED Talks más memorables involucran demostraciones magníficas. Es ahí que puedes aprovechar un poco del espectáculo. Construye un clímax en el que tu demostración es revelada con gloria al final. La mayoría de las demostraciones puede seguir una estructura que comienza con una pequeña muestra y entonces da la información que el público va a necesitar para entender aquella demostración. Finalmente, el presentador concluye explicando cómo aquella demostración puede impactar la vida de la audiencia.

Compartir un sueño es un excelente ejemplo de revelación. El discurso de Martin Luther King llamado “Yo tengo un sueño” sigue inspirando a muchos oyentes hasta el día de hoy. Usar tu pasión y tu lenguaje para desarrollar una visión de tu sueño puede llevar a tu público a tomar una actitud y simpatizar con tu causa. Estos conferencistas comparten una imagen de cómo podría ser el mundo y eso es una oportunidad emocionante para revelar un futuro mejor.

Cuando compartas tu sueño, cerciórate de pintar una figura osada del futuro alternativo que deseas, de una manera que lleve a otras personas a desear ese futuro. Sé claro con el motivo por el cual tu sueño es valioso. Comparte pensamientos que se enfoquen en los valores humanos y no solo en tecnologías innovadoras. Si eres invitado para una jornada con un soñador inspirado, esa invitación no puede ser rechazada.

Usa los efectos visuales con cautela

La creación de una audiencia atenta es crucial y no puede ser menospreciada. Sigue un proceso de preparación cuidadoso para garantizar que aproveches todas las oportunidades de llamar la atención en tu conferencia. Los efectos visuales no son necesarios y deben ser usados con cautela. Muchas grandes presentaciones fueron dadas sin ningún efecto visual. Durante esas presentaciones, la conexión entre el presentador y el público es suficiente para pasar el mensaje, y las diapositivas algunas veces pueden interferir con esa conexión. Recuerda: es mejor no tener diapositivas que diapositivas malas.

Sin embargo, los buenos elementos visuales muchas veces son capaces de revelar y explicar tu idea. Los buenos elementos visuales son excelentes herramientas para tu conferencia, cuando son bien hechos. Algunas veces, los elementos visuales muestran cosas que pueden ser difíciles de explicar. Un gran presentador va a preparar al público y entonces permitir que la diapositiva haga una gran revelación. Si existen muchos conceptos, puedes conectarlos usando una diapositiva para cada idea. Eso puede ser mucho más eficaz que solo una diapositiva compleja que necesita de mucha explicación. Prueba tus diapositivas para estar seguro de que están conectadas y de que no interfieren con la atención de tu público.

Escoge tus diapositivas con cuidado. Una diapositiva que repita lo que estás diciendo o que prevee lo que vas a decir enseguida genera una presentación desordenada. El propósito de cualquier efecto visual es mostrar lo que no puedes compartir con palabras. Recuerda también que no necesitas agregar diálogos para acompañar cada efecto visual. Muchas diapositivas no necesitan de narraciones o explicaciones.

Cuando uses un software para presentaciones, evita los modelos listos. Usa fondos negros para las fotos y ocupa toda la pantalla. Maximiza la resolución y prueba ver la diapositiva a distancia. Usa solo una fuente con un tamaño mínimo de 24 puntos. Puedes hacer énfasis en alguna información variando el tamaño de la fuente. Mantén la simplicidad y usa el contraste para mejorar la diapositiva. Evita puntos, trazos, subrayados e itálicos. Deja un tiempo entre cada click para que la audiencia absorba lo que estás mostrando. Mantén los créditos de las fotos lo más simples posible, y si todas las fotos poseen solo una fuente, puedes colocar eso al final de las diapositivas.

Mantén los videos cortos - lo ideal es que sean de menos de 30 segundos. Los clips son buenos para explicar cosas que no pueden ser explicadas con imágenes.

Evita usar efectos de transición entre las diapositivas, a menos que sean cortes instantáneos. Cerciórate de cargar contigo un respaldo de tu presentación en un pendrive y un respaldo separado de tu video. Envía tu presentación con todo rotulado. Usa solo imágenes, videos y músicas con las licencias de derechos autorales revisadas.

Practica tu presentación. Muéstrasela a gente fuera de tu campo de especialidad para garantizar que tu presentación es accesible para tu público objetivo. Haz una prueba técnica para garantizar que todos los aspectos de tu presentación están funcionando correctamente y sin fallas. Verifica también si logras dar tu presentación dentro del límite de tiempo.

Puede ser apropiado contratar especialistas para ayudarte en la preparación de la presentación. Encuentra un diseñador gráfico respetable y trabaja con él. Escucha consejos, pero confía en tus instintos para tomar las decisiones finales. Puedes encontrar la ayuda perfecta a un costo razonable. Al editar tu presentación, nombra cada versión, empezando con el número de la versión y sus iniciales. Nombra la última versión como ‘FINAL’ para evitar cualquier confusión.

Con experiencia, vas a descubrir cuál es el método de preparación de guión más apropiado. Recuerda, es importante que el presentador esté cómodo y con confianza, que haga la presentación de la mejor manera posible, permitiéndole enfocarse en sus pasiones. Puedes escribir toda la presentación, o puedes preferir desarrollar una estructura que te permita hablar lo que quieras en el momento. Independientemente de tu decisión, asegúrate de que tu método optimiza tu tiempo disponible.

Si escoges memorizar tu guión, practica lo suficiente para que seas capaz de hablarlo de manera auténtica y no memorizada. Puedes cargar anotaciones para recordar algunas partes, pero mantén el máximo de contacto visual posible con tu público. Si practicas bastante, serás capaz de hacer tu discurso fácilmente. Puedes intentar grabar tu conversación y escucharla después. Mira por ti mismo cómo haces la presentación cada vez que practiques.

Algunas personas pueden dar la presentación sin ningún guión. Esa no es una presentación sin preparación. Una preparación intensa debe ser hecha. La estructura y la línea de tiempo son planeadas con anticipación y la presentación es practicada innúmeras veces. Para no perderte en el camino, puedes usar índices o tarjetas de guía, dejándolos al lado de la botella de agua.

Las TED Talks más exitosas fueron resultado de ensayos interminables. Tu objetivo debe ser practicar en muchos lugares, muchas veces, y tener feedback de una gran variedad de personas. Si ensayas el tiempo suficiente, puedes simplemente aprender la mejor forma de hablar. Una de las mejores cosas sobre el ensayo intensivo es que la presentación pasa a desarrollarse naturalmente.

Después de ensayar, verifica que tienes la atención del público, que mantuviste contacto visual, creaste una nueva idea, te sentiste satisfecho, diste suficientes ejemplos, usaste un tono de voz agradable, tuviste un buen humor, mostraste efectos visuales útiles, evitaste distracciones o actitudes irritantes, terminaste en el tiempo previsto y mantuviste la presentación interesante. Si grabas los ensayos, puedes tener feedbacks valiosos mientras los ves. Y siempre termina dentro del tiempo permitido.

Empezar y terminar tu presentación de una forma memorable puede ser retador. Anderson recomienda que te saltes todos los halagos y agradecimientos. En vez de eso, cautiva a tu audiencia en el segundo que entras a la tarima con una determinación sorprendente, una cuestión intrigante, una historia corta, una imagen increíble. Existen 4 maneras de cautivar al público inmediatamente: usa una declaración dramática, aprovecha la curiosidad del público, muestra una imagen convincente y ofréceles una muestra de tu presentación sin entregar todo. Estas cosas harán que tu audiencia espere por las próximas palabras. En cada caso, cerciórate de que ofreces una línea de tiempo clara que puede ser seguida durante la presentación.

Cuando termines tu presentación, evita cerrar sin impacto, haciendo cosas como reclamar que el tiempo fue poco o incluso pedir donaciones para una campaña. En vez de eso, puedes llamar a tu público a tomar una actitud, hacer un compromiso personal con sus próximos pasos, inspira con tu visión o trata de conectar tu cierre con el inicio de tu presentación.

Cómo vestirse y lidiar con la ansiedad

TED recomienda que te vistas con ropa casual, un poco más formal que tu público. Colores fuertes quedan bien en las cámaras, pero evita cualquier cosa brillante, ya que puede generar reflejos. Define tu cintura con un cinturón, para colocar la batería del micrófono en él. Ensaya utilizando tu ropa, para que sepas que te sientes cómodo y con confianza con ella.

Además de la ropa, la ansiedad es un reto para muchos conferencistas. Mantén tu foco en el propósito de tu discurso mientras te preparas para subir a la tarima. Practica lo más que puedas para crear coraje. Respira profundamente, mantente hidratado, come algo de proteínas, y recuerda que está bien sentirse vulnerable - tu público va a entender. Cuando estés en la tarima, busca rostros familiares. Ten un plan para cuando olvides tu discurso y enfócate en la importancia de compartir tu conocimiento con tu público.

La mayoría de las TED Talks evitan usar un púlpito. Si lo necesitas, puedes usar uno pequeño y discreto. Mantén el mínimo de anotaciones posible. Un backup de tu discurso puede ser colocado en una silla con un vaso de agua. Tus diapositivas pueden ser tus pistas para progresar en tu presentación. Si usas tarjetas con anotaciones, mantenlas juntas con clips para que no se caigan. Algunos presentadores usan monitores para ayudarlos en las presentaciones, pero no deben sustituir a una excelente preparación y el contacto visual con el público. Es importante que definas tu forma de presentar, te prepares con anticipación y que practiques lo más que puedas, usando exactamente las mismas herramientas que usarás en la tarima.

Una buena presentación da voz a la perspectiva humana. Quieres cautivar e inspirar a tu público, hablar con significado, enfatizar las palabras importantes y las frases. Existe una TED Talk sobre cómo hablar con la gente para que te escuchen. Tu tono de voz es una herramienta importante a ser utilizada. Mantén una pose confiada y permite que tus manos y brazos le den énfasis a tus palabras cuando sea apropiado. Descubre lo que te funciona y practica innúmeras veces.

Tu discurso puede usar también otros recursos además de las palabras, diapositivas o videos. Puedes usar aderezos dramáticos, pantallas panorámicas, podcasts en vivo, entrevistas ilustradas, banda sonora musical, nuevos formatos de debates, entre otros. Independientemente de lo que vayas a usar, ¡practica antes!

La evolución de TED

Chris Anderson dice lo siguiente: “Quiero convencerte de una cosa: Sea cual sea la importancia de la habilidad de hablar en público hoy, será más importante todavía en el futuro”.

Hablar en público está volviéndose cada vez más importante. Es una habilidad que te permite presentar tus ideas y pasiones a otras personas. Los orígenes de TED cubrían tópicos como convergencias entre tecnología, entretenimiento y design. El formato fue desarrollado para incluir presentaciones cortas, una gran variedad de asuntos y crear un entusiasmo general sobre la oportunidad de aprender con un grupo, reflejando la realidad de que todo conocimiento está conectado a una gran red. TED ofrecía algo para el mundo y creció. Ahora TED ofrece compartimiento de informaciones en casi todas las áreas de la experiencia humana, de aprendizaje y de innovación. Le da a cada miembro del público una ventaja informacional que lleva a un mayor entendimiento del mundo moderno.

La próxima gran era es la del conocimiento. Vas a tener oportunidades de desarrollar mejor tus pensamientos mientras las máquinas aumentan su participación en el mundo. Tendrás acceso a grandes innovaciones, creatividad y a una mayor conexión con otras personas. Poseer más conocimiento de cómo funciona el mundo, de lo que el ser humano es capaz de hacer y de cuánto podemos aprender los unos de los otros, trae beneficios a todos. Escuchar y conversar hacen parte de ese crecimiento y aprendizaje. Lo que necesitas saber es cómo tu trabajo se conecta con el resto. Si logras entender eso, vas a expandir tu visión del mundo.

TED evolucionó de una conferencia a una comunidad que comparte, identificando y esparciendo ideas. El streaming online llevó a TED a un crecimiento exponencial y posibilitó el alcance a un público global. Las presentaciones están evolucionando cada vez más a medida que los presentadores escuchan y aprenden unos con otros. La motivación en volverse un video viral inspiró un mayor nivel de preparación y de innovación en las presentaciones. Los eventos TEDx están ocurriendo ahora en diversas ciudades por todo el mundo. Los clubes TED-Ed pueden ser accedidos por profesores para dar al público estudiante las habilidades para prepararse para sus propias TED Talks. Puedes utilizar también el OpenTED para subir tu propia presentación al estilo TED en una sesión especial del sitio.

Tu objetivo de compartir ideas con el público te llevará a una mayor felicidad y a la satisfacción de saber que tienes alguna cosa importante para compartir con el mundo. Mientras compartes, estás contribuyendo con un ambiente en el que la información y la colaboración generan grandes innovaciones, grandes ideas y conexiones más personales. Como seres humanos, necesitamos conversar los unos con los otros y compartir nuestras experiencias.

Notas finales

Hablar en público es una habilidad esencial que puede ser dominada, llevando a numerosas oportunidades para compartir tus pasiones e ideas con otras personas. Desarrolla de manera cuidadosa tu idea, para que tu presentación siga una línea de tiempo, manteniendo conectado todo lo que compartes. Usa herramientas para conectar, involucrar y persuadir a tu audiencia. Planea los detalles de cada parte de tu presentación para que suceda de forma natural y leve, y expone tu línea de tiempo usando tu apariencia, voz, imágenes y demostraciones de forma apropiada.

Practica con diversas personas e incorpora el feedback que recibas de ellas en una presentación memorable.

Consejo de 12’: ¿Quieres saber más sobre cómo presentarse en público y cómo vender mejor tus ideas? ¿Revisa nuestro microbook de "Pitch Anything" (o "vende cualquiercosa")!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Chris Anderson es el dueño del TED, una organización sin ánimo de lucro que ofrece conferencias basadas en ideas y realiza una conferencia anual en Vancouver, Canadá. Después del internado en Bath, Inglaterra, pasó a la Universidad de Oxford, formándose en 1978 con un diploma en filosofía, política y economía. Chris entonces actuó como periodista, trabajando en periódicos y radio, incluyendo dos años produciendo un servicio mundial de noticias en las Islas Seychelles. De vuelta al Reino Unido en 1984, Chris fue cautivado por la revolución de la computadora personal y se convirtió en un editor en una de las primeras revistas de ordenadores del Reino Unido. En 1994, Chris se mudó a Estados Unidos, donde construyó a Imagine Media, editora de la revista Business 2.0 y creadora del popular sitio de usuarios... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros