Recuperar La Ilusión Resumen - María Jesús Alava

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

34 lecturas ·  3.0 calificación promedio ·  1 calificaciones

Recuperar La Ilusión

Recuperar La Ilusión Resumen
Psicología

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Recuperar la ilusión: el libro práctico de la inutilidad del sufrimiento

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 

Resumen

No podemos vivir sin ilusiones. Son ellas las que nos hacen reaccionar en los momentos difíciles.

Las ilusiones nos permiten recuperar la esperanza, y además nos ayudan cuando estamos cansados, apáticos, desilusionados. Las ilusiones nos proporcionan la fuerza necesaria en los momentos en los que necesitamos volver a creer en nosotros mismos. 

María Jesús Álava Reyes nos habla sobre ellas en Recuperar la ilusión: el libro práctico de la inutilidad del sufrimiento.

Con él, aprenderás la mejor manera de tener ilusión para usarla como un recurso valioso que te permitirá desarrollar actitudes más fructíferas. La ilusión será tu mejor compañía, fiel e ideal en los momentos más difíciles de tu vida. 

La ilusión será la protagonista de los próximos 12 minutos de tu vida.

El camino de la felicidad

Aunque algunas personas no lo crean, la felicidad existe. La buena noticia es que no está reservada solo a las personas que tienen mucho dinero, ya que la felicidad no puede comprarse. Solo hay que saber encontrarla. 

La felicidad y como encontrarla es un tema que genera muchas teorías, libros y discusiones. Es, de hecho, un tema apasionante.

Es una de las mayores preocupaciones de la humanidad. La pregunta de si existe o no la felicidad tiene innumerables respuestas según las motivaciones de cada persona.

Es posible creer que solo las personas que tienen poco ánimo no creen en la felicidad, pero ¿cuántas veces nos hemos enfadado porque un amigo, nuestra pareja o un pariente no han hecho algo por nosotros que pensamos que era necesario? En estas ocasiones, nos sentimos infelices, ¿no?

A veces tenemos un mal día y pensamos que nada está bien, nos sentimos desanimados. 

Esto es algo muy peligroso, es como si renunciáramos a dirigir nuestra vida. Si cedemos a las otras personas la llave de nuestra felicidad, también lo hacemos con nuestro sufrimiento.

Necesitamos tomar las riendas de la vida y de la felicidad. Se trata de un derecho del que no puedes abdicar, y si lo haces, nunca te arrepentirás lo suficiente. 

Muchas personas creen que la felicidad depende de la pareja, de un amigo, de los parientes o de otras personas. No se dan cuenta de todo lo bueno que tienen alrededor, ya sean persona u otras cosas que llenan su corazón. 

Las personas que piensa que la felicidad depende de los demás, llegan a aislarse y dejan de relacionarse con otras personas. Crean una obsesión por la felicidad, pero su realización depende de otros.

En ocasiones, llegan al extremo de exigir presencias asfixiantes y no dejan relaciones malsanas. 

El camino de la felicidad está en cada uno de nosotros, no depende de nadie. Solo necesitamos descubrirlo.

¿Qué actitudes nos alejan de la felicidad?

Si no somos conscientes de como debemos enfrentar los problemas, actuamos de forma automática como si solo existiese una manera de enfrentarlos.

El éxito o el fracaso de nuestras acciones está directamente relacionado con las actitudes que tomamos mientras vivimos.

No se trata de engañarnos o negar la realidad, la clave para conseguir el éxito pasa por convencernos de que somos capaces de superar cualquiera dificultad. 

Si hay un problema y asumimos su existencia, necesitamos preguntarnos como vamos a resolverlo. Si nos negamos a admitir su existencia, va a crecer mucho más de lo que imaginas, tendrá mucha más importancia de lo que pensaste al principio.

El optimismo como fuente de la felicidad

En todos los lugares por los que pasamos podemos encontrar personas optimistas y pesimistas. 

Si necesitas elegir con qué tipo de persona deseas convivir, casi siempre escogerás la primera opción. Las personas optimistas están más contentas, se sienten más satisfechas y son más relajadas. Todos queremos a este tipo de personas a nuestro lado.

Solemos alejarnos de las personas pesimistas, qué solo ven problemas incluso en los buenos momentos. 

Escoger las actitudes optimistas nos permite seguir un camino más sencillo que proporciona soluciones a nuestros problemas.

El pesimismo es como un círculo vicioso, del cual no conseguimos salir. 

Cómo dejar el pesimismo

Si conoces a alguien pesimista o te identificas con esta condición, debes saber que se trata de algo que puede cambiarse.

Esta característica está enraizada en el carácter de las personas, pero es posible superarla con actitud. Son tres los pasos que deben seguirse: convencerse o convencer a la persona pesimista de que es posible lograr abandonar el pesimismo; asumir que los cambios son importantes para ver la vida de forma diferente; y practicar la visión optimista y feliz de la vida. 

Cómo vencer la inseguridad y el sufrimiento ante situaciones difíciles

Los miedos ante lo desconocido suelen aparecer, es algo natural en la vida. 

Al enfrentar la incertidumbre de no saber si con determinada acción conseguiremos el éxito o el fracaso podemos quedarnos paralizados.

Pero el miedo nunca nos ayuda y la única actitud sensata que podemos tomar es enfrentarnos a las situaciones. En muchos casos, el miedo puede traernos consecuencias dramáticas, lo mejor es vencerlo.

Enfrentar el miedo con decisión y coraje nos permite olvidarnos de las quejas y las excusas que malgastan energía. El miedo puede paralizar las iniciativas y para lograr vencerlo, necesitamos cambiar la frase "es imposible" por frases como:

- puedo conseguirlo;

- voy a intentarlo;

- sé que trabajo bien;

- soy capaz de aprender;

- siempre he sido un buen profesional;

- si lo intento con perseverancia, como siempre he hecho, alcanzaré mi meta.

La práctica del diálogo socrático

Al reconocer los pensamientos que nos perturban, el diálogo socrático puede servirnos para dudar de todos los miedos.

Funciona como una conversación interior, en la cual nuestros pensamientos funcionan como hipótesis sobre la realidad. Verificar las hipótesis de la manera debida cuando tengamos un rato de tranquilidad, por ejemplo después de una reunión o conversación, servirá como desencadenante.

Pregúntate a ti mismo:

- ¿qué pruebas tengo? (de que mi actual pensamiento es verdad);

- ¿qué ley lo dice?

- ¿no hay otras posibilidades? 

- ¿qué gano pensando de esta manera?

- ¿qué ganaría pensando de otra forma?

- ¿qué es lo peor que podría suceder?

Las fases del diálogo socrático

Primero, es fundamental que recordemos nuestras reacciones emocionales como resultados de las interpretaciones y valoraciones que sentimos o nos provocan determinadas situaciones.

Después, hay que entender que a veces las interpretaciones no son las únicas o mejores posibles. Si nos sentimos mal, no son verdaderas. Tampoco son inmutables.

Por último, necesitas distinguir entre información sensorial y valoración.

Los refuerzos

Podemos decir que el refuerzo positivo es algo agradable en sí mismo. Un premio, un autorrefuerzo que nos damos a nosotros mismos por un éxito, las ganancias profesionales etc. son refuerzos positivos que nos ayudan a seguir adelante.

Un refuerzo negativo es algo más difícil de entender, pues consiste en la liberación de algo desagradable. Pude hacer que al principio nos sintamos bien, pero a la larga tiene una consecuencia negativa.

Los dos suceden todo el tiempo en nuestras vidas, y lo más importante es comprender que encontrar ambos forma parte de la vida.

Cómo aprender a visualizar en positivo

Esta no es una técnica complicada y tiene el poder de darte fuerzas en muchas situaciones. 

La visualización positiva consiste en cerrar los ojos e imaginar que, aunque haya dificultades, llegar a la meta y resolver el problema es posible.

Para que la motivación tenga un refuerzo, es necesario concentrarte en la expresión de satisfacción que deja el rostro iluminado cuando se alcanzan los objetivos.

La visualización positiva es una técnica usada con éxito en el mundo deportivo y trae muchas ventajas si se la emplea en la vida cotidiana.

El humor: uno de los pilares de la inteligencia emocional

El sentido del humor es fundamental para recuperar la ilusión.

Muchas personas creen que es extraño la insistencia de los psicólogos en el desarrollo y fomento del humor. 

Hay gente que ve el día a día como algo complicado y piensa que es mejor que haya menos humor y más pundonor. Pero después de muchos estudios psicológicos, la autora dice que el humor es necesario y crucial en la vida de las personas.

El humor ayuda a superar las dificultades y a encontrar soluciones. El humor activa la área creativa de las personas, trayendo el equilibrio necesario para superar los obstáculos y tener la seguridad de que podemos resolver cualquier problema que aparezca.

Contra la adversidad: resiliencia

Aunque esta palabra parezca una palabra de moda, aunque mucha gente piense que es un nuevo concepto, resiliencia es una antigua e importante idea.

Se refiere a la capacidad de desarrollarnos para enfrentarnos a las adversidades.

La resiliencia nos permite encajar, resistir y superar todo lo malo que intente derribarnos. 

En los tiempos que vivimos, las adversidades pueden venir de muchos lugares, desde los problemas en el trabajo hasta los desentendimientos en casa.

Si tienes resiliencia, sabrás que cuando te enfrentes a un problema lo vencerás.

Crisis: ¿una oportunidad para crecer?

La palabra crisis significa oportunidad en algunos idiomas orientales. En este sentido debemos entender las crisis como oportunidades para el cambio y crecimiento personal. 

Cuando analizamos una crisis a corto plazo, no podemos verla como una catástrofe, a largo plazo podemos comprender que es un regalo de la vida para que podamos trabajar mejor nuestras dificultades, convirtiéndolas en cualidades. 

Cuando nos encontramos en situación incómoda en el trabajo, por ejemplo, salimos de la zona de confort y necesitamos readaptarnos para seguir obteniendo buenos resultados en el futuro. 

Es verdad: la crisis es una oportunidad de crecimiento, si lo ves así, sabrás mejorar.

La inteligencia emocional nos permite dejar de sufrir 

Debemos trabajar la inteligencia emocional, pues es un conjunto de competencias que nos permite:

- mantener bajo control nuestras emociones, incluso en situaciones de conflicto, estrés, tensión o ansiedad;

- conseguir relacionarnos adecuadamente con otras personas, creando un buen ambiente;

- sentirnos seguros cuando tenemos que tomar decisiones, aunque sean de alto riesgo;

- ser más creativos a la hora de solucionar problemas, pues la confianza y la competencia favorecen la creatividad;

- disponer de recursos para negociar con éxito, desmontando tácticas manipuladoras de otras personas;

- resolver de manera adecuada las situaciones de conflicto, para que se conviertan en oportunidades de mejora;

- motivarnos a nosotros mismos y a las personas alrededor;

- actuar de manera proactiva, anticipándonos a las situaciones;

- ser eficaces en la gestión del tiempo;

- lograr una mejor conciliación entre la vida profesional y familiar.

Cómo podemos recuperar la confianza perdida

Si a veces nos sentimos con poca confianza para continuar nuestro camino, podemos seguir algunos pasos fáciles para recuperarla. Estos son:

Trabajar el control de las emociones negativas, para superar el miedo, la ansiedad y la angustia;

Reforzar constantemente los pequeños avances, felicitándonos por ellos;

Facilitar habilidades de comunicación, relación y resolución de problemas;

Fortalecer la seguridad y elevar la autoestima;

Tomar decisiones solo cuando se hayan alcanzado los objetivos anteriores. 

Notas finales

Nadie puede tener una buena vida sin ilusiones, sueños e imaginación. 

María Jesús Álava Reyes en su libro fundamental Recuperar la ilusión: el libro práctico de la inutilidad del sufrimiento nos muestra los pasos para volver a tener la ilusión en nuestras mentes. Nos enseña la mejor manera de luchar para alcanzar nuestros objetivos y concentrarnos en ellos para que se hagan realidad.

En su libro queda claro que concentrarnos en el sufrimiento y en las derrotas, sin buscar soluciones, es algo inútil que no nos ayuda a avanzar.

La hora de la ilusión es ahora, y ella te ayudará a seguir adelante. 

Punta del 12min

Para que recuperes la ilusión, también es necesaria la motivación, sobre la que puedes leer un poco más en el microbook 365 días de motivación. Este libro te servirá de incentivo todos los días del año. 

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

María Jesús Álava Reyes es una psicóloga española que ha dedicado más de 30 años de su vida a la investigación en el ámbito clínico, educativo y del trabajo.... (Lea mas)