Mindfulness Para Principiantes Resumen - Jessica Joly

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

260 lecturas ·  4.2 calificación promedio ·  25 calificaciones

Mindfulness Para Principiantes

Mindfulness Para Principiantes Resumen
Espiritualidad y mindfulness

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Mindfulness Para Principiantes - Aliviar el Estrés, Volver al Estado de Paz Interior y Felicidad

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN:  B07DX4N7C5

También disponible en audiobook

Resumen

Estamos siempre rodeados de estrés. Ya sea en el trabajo o en la vida, podemos ver cómo se agota nuestra energía y disminuye nuestro rendimiento en casa o en la oficina. En este libro, la autora intenta profundizar en los motivos que nos llevan a ese punto. Es importante que tomemos medidas para arreglar lo que nos impide trabajar bien. Tendrás 12 minutos para aprender cuáles son las mejores maneras de aliviar el estrés y conseguir la paz interior que tanto deseas. ¡Ve con calma!

¿Qué es la meditación?

El estrés y la tensión están presentes en todo el mundo. Ya sea en el trabajo o en tus relaciones personales, es imposible huir de él. Con el aumento de la tecnología moderna, el estilo de vida que llevamos se suma al estrés, pues en nuestros días sólo cuenta el ahora.

Las personas buscan diferentes maneras de relajarse para liberar el estrés. Vemos gimnasios llenos, lugares para practicar yoga en cada esquina… No todo funciona, perder peso y mejorar la condición física no es suficiente para aliviar el estrés. Ejercitar el cuerpo no es lo único que las personas buscan.

Trabajar la mente es lo más importante que buscamos y a veces no tenemos la capacidad de encontrarlo. La mente es la parte más importante del cuerpo.

Queremos liberar la mente de algunos procesos sistemáticos de pensamiento, de condicionamientos. Este es el principal objetivo de la meditación.

Nacemos para estar en paz con nosotros mismos. Al complicarnos nuestras vidas, empezamos a quejarnos, a tener preocupaciones que se convierten en nuestra segunda naturaleza. Entonces, perdemos la paz mental que teníamos.

La paz está dentro de nosotros, no fuera. La meditación permite que tus sentidos estén en paz y tranquilos. Estar en paz contigo mismo es lo más importante, y esta es justamente la función de la meditación, que trabaja como una terapia alternativa.

Con frecuencia, los médicos recomiendan a sus pacientes meditar para librarse de las preocupaciones.

Historia de la meditación

Meditación es una palabra que deriva del latín meditaria y puede ser traducida como “pensar, vivir o ejercitar la mente”.

El mundo oriental practica la meditación desde hace más de 5000 años, especialmente el hinduismo y el budismo. Se la considera un ejercicio espiritual. También es practicada por otras religiones, como la cristiana o la judía.

En el hinduismo, el objetivo de la meditación es lograr un estado de calma mental. En los Yoga Sutras, hay cinco estados mentales diferentes.

Es decir que la paz interior puede ser considerada como uno de los objetivos fundamentales de la meditación.

¿Qué es mindfulness?

Es común que la mente funcione como una máquina: 24 horas al día y siete días a la semana. El movimiento de pensamientos es constante, en nuestra mente siempre está revoloteando un pensamiento o un sentimiento, sin fin.

Por ello, la mente se cansa, se aburre y funciona lentamente. El objetivo del mindfulness consiste en darse cuenta de todo esto y hacer que los pensamientos negativos sean menos importantes.

Necesitas ponerte en una posición relajada y cómoda, como en las meditaciones tradiciones, para empezar a respirar de manera profunda; con los ojos cerrados, centrando los pensamientos para aliviar tu estado.

Al sentir cómo la respiración se calma, teniendo control sobre ella rítmicamente, tendrás la atención plena, concentrándote en tu propio cuerpo.

No necesitas un entrenamiento muy elaborado, aprendiendo a concentrarte en tu respiración serás automáticamente consciente de tu cuerpo y mente. Podrás practicar la meditación todos los días, cuando quieras.

Diferencias entre meditación y mindfulness

A continuación haremos una lista de los aspectos que diferencian estas dos prácticas.

Meditación

  • Necesitas sentarte con los ojos cerrados y enfocarte en un sólo objeto que te ayude a concentrar la mente.
  • Sólo tiene efecto después de practicarla por un periodo largo de tiempo.
  • Ayuda a concentrarse.
  • Debes practicarla durante 20 minutos o más por sesión.
  • Las técnicas de meditación varían y lleva tiempo evolucionar.
  • Puedes necesitar una grabación de audio para guiarte.
  • Activa el modo por defecto del cerebro.
  • Ayuda en la búsqueda del plan superior de la consciencia.
  • Puede ser ejercitada después de practicar la atención plena.
  • Te hace evolucionar como persona.
  • Trabaja a nivel subconsciente.

Mindfulness

  • Te ayuda a vivir en el presente todo el tiempo y no sólo por algunos minutos.
  • Practicarla es, en realidad, una parte de la meditación.
  • Te hace consciente de lo que te rodea.
  • Podrás ejercitarla durante todas las horas de vigilia.
  • Siendo consciente de la respiración y concentrándote en ella, podrás comenzar a practicar el mindfulness de inmediato y verás resultados positivos.
  • No necesitas audios.
  • Te ayuda a llevar una vida pacífica todos los días.
  • Te permite analizarte a ti mismo y aprender a concentrarte en el presente.
  • Es una transformación psicológica.

¿Cómo practicar el mindfulness?

Hay cuatro pasos para la práctica del mindfulness o atención plena: preparación, relajación, atención plena y quietud.

La preparación incluye todos los detalles sobre la postura, lugar y tiempo de meditación. Se trata de la actitud de cómo empezar a meditar. Debes mantener una postura perfecta mientras ejercitas la atención. Debe ser la mejor posición para ti.

Elige un lugar en tu casa donde puedas estar relajado. Puede ser un lugar cerrado o al aire libre. Los entornos tranquilos son esenciales. Debes esforzarte para crear un espacio donde te sientas seguro y tranquilo para meditar en paz, para que puedas irte, lejos del mundo exterior.

Podrás sanar, crecer y florecer como una persona positiva, tranquila y satisfecha. La respiración será el puente entre el cuerpo y la mente. Aquí está el principio básico de la atención.

Es mejor ser consciente de la respiración que controlarla, no necesitas alterarla. Simplemente observa la respiración y sé consciente de cómo inhalas y exhalas el aire.

Concéntrate en el lugar encima del labio superior y debajo de las fosas nasales, siente el aire frío entrando por ellas. Al exhalar, sentirás que el aire sale caliente. Este calor es generado por tu cuerpo, es energía.

El aire frío se convierte dentro de ti en aire caliente porque sirve para mover el cuerpo y ponerlo en forma. Al respirar, vas a sentir los músculos del estómago y del pecho contrayéndose y relajándose.

Escucha el ritmo de la respiración, conseguirás crecer y tendrás un profundo respeto y aprecio por la vida. Cuando los pensamientos se alejen, tráelos de vuelta y concéntrate en tu respiración. Esta es la consciencia plena, en todas sus etapas.

Beneficios del mindfulness

Puedes tener muchas sorpresas cuando practicas la atención plena. Algunas personas sienten un olor intenso y placentero, otras tienen una visión mejor de las cosas, sienten un significado diferente de la vida, de las cosas que viven.

A veces es una sensación interior difícil de ser explicada. Hay gente que es capaz de volver a la niñez y recuperar aspectos que habían olvidado con el paso del tiempo, otros, incluso, empiezan a sentir una gran alegría en pocas semanas.

Los que no practican el mindfulness no entienden los motivos de estas sensaciones, sólo su práctica te llevará a conocerte mejor.

Es normal que nunca hayas pensado en tu mente y en el proceso de pensamiento. La gran mayoría de las personas no piensa en sus propios pensamientos en medio de su rutina. Ejercitamos nuestros cuerpos y nos olvidamos de los ejercicios para la mente.

Sin embargo, la conexión entre cuerpo y mente es directa y no puede ser subestimada. Cuando la mente está bien, el cuerpo trabaja mejor.

La consciencia plena no se consigue de manera forzada. Debes ser consciente de tus pensamientos, empezando por la consciencia.

Es fundamental que percibas tus pensamientos sin juzgarlos, debes comportarte como un observador. Deja que emerjan en tu mente y acéptalos sin restricciones.

¿Cómo se toman las decisiones?

Es muy común tomar decisiones sin pensarlas. Simplemente las tomas, sin estudiar debidamente sus consecuencias. Por lo tanto, no todas serán correctas.

Muchas veces tomamos decisiones basadas en opiniones confusas y que no siguen una lógica, influenciadas por pensamientos previos o de otras personas. En esos momentos, no existe una conexión con el ser interior, no hacemos un análisis. El pensamiento genera las decisiones por sí mismo.

El mindfulness te lleva a concentrarte en un pensamiento específico, para que lo analices y practiques la mejor manera de actuar sobre él.

Esta práctica también puede ayudarnos a completar proyectos de manera efectiva y a tiempo.

Nuestra mente proviene del mono, y por ello nuestra naturaleza nos impide en gran medida concentrarnos. Vamos de un árbol a otro, de un pensamiento a otro.

De la misma manera, si no piensas con consciencia, los pensamientos pasan sin que formes ninguna conclusión concreta sobre ellos. Puedes concentrarte en un sólo trabajo para ser más productivo. Sin distracciones para los sentidos, tendrás mejores resultados.

La diferencia entre tus pensamientos y tu “yo”

Es necesario que examines tus emociones, pues cambian todo el tiempo. Hay momentos en los que estás feliz y otros en los que estás triste.

La mente sube y baja las emociones continuamente. Cuando sientes una emoción, el cuerpo reacciona a ella. Por ejemplo, el pecho se contrae y aprietas los puños cuando te enojas.

Un paso para comprender tus emociones es notar cómo reaccionas frente a ellas. Ve cómo estás, analízate y lograrás entenderlas mejor. No son un problema en sí mismas, pero saber cómo lidiar con ellas es lo mejor que puedes hacer.

¿Realmente te conoces a ti mismo? ¿Eres consciente de tu verdadero yo? Necesitas contestar estas preguntas, pues cada uno de nosotros merece una vida de realización que no sucederá sin el autoconocimiento total.

¿Eres tu cuerpo? Míralo, piensa en él como algo permanente. Ahora intenta recordar que está creciendo y pudriéndose todo el tiempo. Cambiará mucho y empeorará con el pasar del tiempo y la llegada de la vejez.

Al meditar sobre tu cuerpo, verás que no eres sólo eso. El cuerpo es sólo carne y hueso. Los que practican el mindfulness no lo sienten al principio, pero es necesario pensar en ello. Eres tu mente, no tu cuerpo.

Notas finales

Jessica Joly nos enseña la importancia de conocernos a nosotros mismos. Para ello, debemos dedicar un tiempo a reflexionar, meditar y enfocar nuestra atención en nuestro interior. En esta sociedad tan estresante, nos preocupamos demasiado en ejercitar el cuerpo y nos olvidamos de hacer ejercicios para la mente.

Con este libro podrás aprender a diferenciar entre la sencilla meditación y la consciencia plena. Suceden muchas cosas dentro y fuera de nosotros. Pensar y meditar debe formar parte de nuestra rutina.

Consejo de 12min

Para complementar los estudios acerca de tu mente, lee “Vivir adentro”, de Arnau Vendrell, y realiza un gran viaje hasta tu interior.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario: