Inteligencia Social para los Socialmente Incómodos Resumen - Agustín R. Ruiz

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

317 lecturas ·  3.8 calificación promedio ·  59 calificaciones

Inteligencia Social para los Socialmente Incómodos

Inteligencia Social para los Socialmente Incómodos Resumen
Estilo de Vida

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Inteligencia Social para los Socialmente Incómodos: Una Guía Práctica para Personas de Lectura Rápida, Círculos Sociales Dominantes, Como Tener Carisma Magnética y Dinámica Social

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: B07N155VW5

También disponible en audiobook

Resumen

La inteligencia emocional es un gran asunto que debe ser tratado por todos los que buscan el crecimiento personal y profesional. Pues, ¿quién no desea este crecimiento?

En Inteligencia emocional para los socialmente incómodos, el autor Agustín R. Ruiz nos enseña algunos ejercicios, en un manual práctico, para saber cómo ser más carismático para conseguir todo lo que deseas.

Se explican algunos de los conceptos más básicos para tener una mejor comunicación y relación con el mundo exterior, tanto en el mundo profesional como personal. En todos los campos de tu vida podrás tener mejores resultados al trabajar mejor la idea de la inteligencia emocional.

Las motivaciones y consecuencias de este trabajo también están muy bien explicadas en este libro de fundamental importancia para los que desean mejoras.

Aprende en los próximos 12 minutos todo sobre la inteligencia emocional, el carisma y muchas cosas más.

¿Qué es la inteligencia social?

Lo correcto es preguntar ¿qué no es la inteligencia social? Y ¿por qué?

Pues la inteligencia social es todo lo que sabemos sobre las relaciones interpersonales. Es como la percepción de las relaciones. Si hablamos de estas etiquetas como amigo, padre, madre, novia, primo, es todo una percepción.

Y ella nos sirve para comprender la realidad sobre las personas a nuestro alrededor. La inteligencia social es fundamental para que podamos ser más conscientes de quienes somos y quienes son las personas que queremos cerca de nosotros.

No es inteligente pensar sólo en la inteligencia como una característica técnica que debe ser aprendida en los libros de la escuela o la facultad. Pues, en ellos, poco aprendemos sobre como interiorizar comportamientos con inteligencia social y emocional.

¿Cómo la inteligencia social puede ayudarme?

La inteligencia social también puede ser conocida como las habilidades sociales. Cuando las aprendemos, son utilizadas como una virtud que puede aprenderse, desarrollarse y de la que podemos beneficiarnos.

Son como beneficios que van a cambiar nuestra vida en el trabajo y en todas las situaciones sociales.

Desempeñar las habilidades sociales nos hace establecer mejor nuestro centro de atención, saber cuál debe ser la principal preocupación en nuestra vida.

¿Necesito ser una estrella de Hollywood para tener un carisma que enamore?

Es importante tener en cuenta que no todas las estrellas de Hollywood tienen un gran carisma. Y también necesitamos comprender que podemos tener un gran carisma sin ser famosos o sin ser el centro de atención de multitud de personas.

Todos nosotros podemos aprender el carisma magnético. Basta con tener un mejor autoconocimiento para trabajar las habilidades de la manera adecuada y conseguir un mayor carisma.

La inteligencia emocional es lo mismo que la inteligencia social... ¿o no?

Los conceptos pueden ser un poco confusos la primera vez que los vemos. Pero son muy importantes para que después hagas los ejercicios de manera efectiva y consigas lo que quieres.

La inteligencia emocional es la capacidad de conocerse a uno mismo. Necesitas buscar las informaciones adecuadas para comprender quien eres en realidad. Aquí, puedes gestionar las propias emociones de manera que te conozcas a ti mismo, sin la inseguridad de buscar las respuestas adecuadas.

La inteligencia social es como un primo cercano de la inteligencia emocional. Es la especialidad de comprender las fortalezas de las demás personas para conocerlas y utilizar estas habilidades para el bien común o para el propio beneficio.

Si quieres potenciar tu carisma al máximo, necesitas combinar estas dos habilidades a tu favor.

La verdadera razón de por qué haces lo que haces

La mente trabaja como una máquina con muchos engranajes. Necesita ser accionada con una serie de sucesos. Sólo el 4% ocurre de manera consciente en nuestra mente.

Es muy importante comprender de facto cómo funciona el aprendizaje en el cerebro cuando se depara con nuevos aprendizajes.

Primero, la mente procesa pensamientos y después de la creación los pensamientos son asociados a una emoción. Ella genera el estímulo de una acción y este genera un resultado. Este genera un pensamiento que va a ser procesado y todo el ciclo sigue.

Los pensamientos son generados por asociaciones generadas en nuestra mente, que pueden provenir de experiencias pasadas y también de tu percepción de la realidad.

Dejar de hacer lo que no te favorece

Debes dejar de hacer acciones y tener cosas que no te hacen bien. No es fácil librarse de las cosas que no te favorecen.

Pensamos, a veces, que estamos obligados a hacer todo lo que nos aparece por delante. Pero no es así: podemos (y debemos) filtrar las cosas que son simplemente fáciles de olvidar, o que incluso nunca más aparecen delante de nosotros. Son estas pequeñas cosas las que son un problema para nuestro carisma.

Piensa en todo lo que te deja con poca confianza y busca buenas opciones de actitudes que te dejen mejor. Líbrate de aquello que no te favorece ¡ahora!

Diferencia entre carisma y empatía

Tenemos aquí dos palabras muchas veces utilizadas. Pero es necesario conocer su real significado para que no sean usadas de manera equivocada.

Carisma: el carácter propio que tenemos de manera natural y que atrae mucho a las personas. Podemos poner como ejemplo las características de ser muy alegre, fiestero y misterioso. Es todo lo que a la mayoría de las persona les gusta;

Empatía: este es el arte de comprender las emociones de los demás colocándose en su lugar, para que entiendas como están las otras personas. Si ofreces una ayuda para un problema ajeno, estás practicando la empatía.

Lo ideal es tener un conjunto de características entre el carisma y la empatía.

¿Qué puedo hacer para mejorar mi carisma y mi empatía?

Hay cosas que puedes hacer para que mejores al máximo tu carisma personal. Son pequeñas actitudes que puedes seguir todos los días, sin mucho esfuerzo. Aunque jamás debamos olvidarlas, no tendrás que hacer nada muy difícil durante los días en los que te preocupes de tu carisma y empatía, estas dos palabras son dichas muchas veces y la mayoría de las personas que las utilizan no las tienen bien definidas.

Tener actitudes positivas es lo principal. Sonreír, pensar en el próximo y charlar acerca de los asuntos que puedan estar incomodándoles te hará una persona mucho más empática.

Ejercicios prácticos diarios para ser el amo del carisma

Hay algunos ejercicios prácticos para realizar todos los días. Pero necesitas tener en cuenta que no debes apenas leerlos, sino practicarlos.

No se trata sólo de una lectura rápida, sino de un aprendizaje para cambiar tus días y ser lo más carismático posible.

Si muchas veces nos preocupamos en ir al gimnasio para ejercitar el cuerpo y también nos preocupamos en leer y estudiar para ejercitar la mente, también es necesario ejercitar el carisma.

Aumenta tu confianza al máximo

El primer ejercicio consiste en despreciar la idea común de usar todas las técnicas del mundo para parecer carismático sin antes haber desarrollado y mejorado tu confianza en ti mismo. Esta es una receta al fracaso.

Necesitas desarrollar todo tu carisma antes de querer ponerlo en práctica. La confianza en lo que haces es muy importante, sino no obtienes nada. Sin confianza no demostrarás congruencia en tus propias palabras.

Desarrollar y mejorar la autoestima y la autoconfianza no es automático, por eso los ejercicios son muy importantes.

Conoce a los demás y tendrás la mitad del partido ganado

Crea un comportamiento que ayude a comprender mejor a las personas que están a tu alrededor.

En una conversación con una persona, o un grupo de ellas, debes hacer preguntas sin comportarte como un detective o psicólogo, sino como alguien interesado en el otro.

Cuanta más información tengas sobre qué incomoda a las personas, más podrás ayudarlas.

Transfórmate en la solución y conquistarás corazones

Aquí, el ejercicio es proponerte como la solución a los problemas ajenos. No basta solamente con animar a los que pasan por malos momentos, sino que debes estar a su disposición para ayudarles en esos momentos.

Así, siempre te recordarán como la persona que es mucho más que palabras, alguien que busca soluciones conjuntas.

Haz que los demás noten tu confianza

Este ejercicio parece sencillo: diles NO cuando no quieras hacer algo; diles SÍ cuando quieras hacerlo.

Muchas personas están siempre de acuerdo con las decisiones de la mayoría, pero tú no: haz lo que quieras hacer y no hagas lo que no quieras.

De esta manera, tu confianza será visible y las personas tendrán una mejor visión de ti.

¿Cómo puedo poner en práctica mi empatía y mejorarla?

Basta con que sigas los ejercicios que te enseña el autor para que comprendas mejor las características buenas y malas de tu empatía.

Es una tarea de todos los días, que no va a caer del cielo como si fuera magia. Mira más a las personas a tu alrededor, piensa en algo más que en tu propia vida y notarás como llegan los resultados.

¿Cuándo veré los resultados que quiero?

No existe una única y sencilla respuesta. La verdad es que puedes pensar en un promedio de resultados con el pasar del tiempo. Para que los resultados lleguen con más velocidad tendrás que entender que esto depende de algunos factores:

- ¿Cómo eres de fuerte para comenzar a hacer los ejercicios?

- ¿Estás dispuesto a hacer ciertas cosas que quizás no te gusten mucho al principio?

- ¿Cómo eres de constante a la hora de continuar con los ejercicios?

- ¿Te rindes rápidamente ante una situación negativa?

No es fácil responder a todas estas cuestiones en poco tiempo, por lo tanto, lo mejor es pensar en buenos resultados a mediano y largo plazo.

Conclusión

Cuando el tiempo pase, te darás cuenta de que el carisma no se obtiene solo con desearlo. Necesitas trabajarlo, junto con la empatía que nos hace pensar en las otras personas.

Los ejercicios te ayudarán a desarrollar un carisma magnético y transformador, convirtiéndote en el amo de tus decisiones y de la atracción. Podrás notar cuanto es necesario comprender mejor al ser humano para que puedas alcanzar el éxito en tu vida profesional y personal.

Vas a notar una mejora en la manera de observar como las personas se comportan.

No te desanimes y ten siempre en mente que los ejercicios no dan resultados de la noche a la mañana. Ten siempre confianza en ti mismo y llegarás a dónde quieras. El carisma y la empatía son fundamentales para que destaques entre los demás. Y eso hará toda la diferencia.

Notas finales

Cuando se habla sobre la inteligencia emocional, muchas personas se preguntan de qué se trata. En Inteligencia emocional para los socialmente incómodos, Agustín R. Ruiz explica con detalle como funciona este aspecto tan importante para que tengamos paz interior y conquistemos más cosas en el campo profesional y también personal.

Todos nosotros tuvimos momentos en los que nos llamó la atención alguien por tener un carisma muy grande o incluso reconocimos una empatía que lleva a todos los que están cerca a acordarse siempre de esta persona en los buenos y malos momentos.

A lo largo de esa obra, se enseñan algunos ejercicios sencillos para que aprendamos un poco de cómo tratar mejor nuestra imagen exterior y también interior.

Ruiz muestra que no es bueno cuidar apenas de la parte profesional y de aquellas cualidades en las que pensamos cuando buscamos un puesto mejor en el trabajo, por ejemplo. Tenemos que tener en cuenta que el carisma está presente en todos nosotros y puede ser trabajado todos los días.

Una sonrisa y unas preguntas – sin ser como un detective o un periodista buscando más informaciones – pueden hacer mucha diferencia en la vida de las otras personas. Y también en la tuya. Cuidar de ti no es sólo hacer ejercicios para que el cuerpo esté al día. Cuidar del carisma también tiene una gran importancia.

Punta del 12min

Pon todos estos ejercicios en práctica y empieza a notar la diferencia en tu vida. Para complementar los resultados, lee también El poder del espejo y descubre más de ti mismo.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario: