Inquebrantable Resumen - Cesar A. Bejarano Rojas

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

41 lecturas ·  5.0 calificación promedio ·  2 calificaciones

Inquebrantable

Inquebrantable Resumen
Autoayuda y motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Inquebrantable: Cómo levantarse una y otra vez después de fracasar – paso a paso

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 

Resumen

Existen algunas frases que escuchamos muchas veces a lo largo de nuestras vidas. 

Pensamos que nuestros objetivos son imposibles porque no los hemos intentado antes. Creemos que vamos a fracasar, pensamos que los resultados son algo que solo vendrán en el futuro.

Estamos llenos de paradigmas sin cuestionarlos, pero hacemos que sean reales. Repetimos una cadena muchas veces y no comprendemos las razones de por qué no llegamos al éxito.

Para cambiar esta situación Cesar A. Bejarano Rojas ha escrito Inquebrantable: Cómo levantarse una y otra vez después de fracasar - paso a paso, te mostraremos sus enseñanzas en los próximos 12 minutos.

Cambiando o contestando a algunas frases comunes

Existen algunas preguntas que repetimos muchas veces y que pueden ser contestadas con algunas respuestas importantes, son preguntas que pueden hacernos cambiar la manera de pensar. Están presentes cuando hablamos de elecciones profesionales y personales.

Los que intentan cambiar la manera de vivir suelen oírlas aunque a veces no las contestan de la manera más adecuada. Las preguntas o frases y sus respuestas más adecuadas que nos permiten cambiar la manera de pensar y salirnos de modelos previos, son las siguientes:

Esto es imposible: ¿Según quién?

Esto ya lo han intentado antes: Pues seré yo quien lo haga realidad.

Créeme cuando te digo que fracasarás: No hay mejor maestro que el fracaso.

9 de cada 10 negocios fracasan: Pues seré ese 10.

Es mejor optar por algo seguro: La vida está llena de riesgos. Eso es precisamente lo que la hace interesante. El que no arriesga no gana.

Estudia, haz un máster, trabaja, algún día obtendrás tu pensión y podrás vivir: ¿Cuántos años gastaré con eso?

No se puede cambiar el sistema, hay que adaptarse: Las personas más grandes son las que han desafiado el sistema.

Nadie nunca lo ha hecho, ¿qué te hace pensar que tú puedes?: Precisamente eso, es mi turno.

Termina la carrera, un título es necesario: Para mí, no. No todos tomamos el mismo camino.

Organízate, ten una familia y un trabajo estable, y luego podrás tener vacaciones: Si piensas tener vacaciones es porque no te gusta lo que haces.

La vida no puede ser tan fácil: Cada quien se la complica a su modo, solo los inteligentes la hacen simple.

Hay que sudar para ganar el pan de cada día: En la era industrial. Ahora, pongo al pan a trabajar para mí.

Ellos son ellos y tú eres tú: Nada puede ser más motivador que eso.

¿Qué te hace pensar que eres tan especial?: Las ganas de hacerlo, de intentarlo, de arriesgar. Si es necesario que fracase, lo haré y aprenderá del fracaso.

Ya se le pasará pronto esta rebeldía: Espera sentado.

Encuentra aquello que te apasiona

Al aprender que nada se hace mejor que aquello que se ama, obtienes otra visión de la vida que te hará valorar las cosas de otra manera. 

A veces, odiamos pasar ocho o más horas en el lugar en el que trabajamos y no sabemos qué hacer para mejorarlo. Si decidimos cambiar, damos un gran paso rumbo al éxito.

El tiempo de encontrar todo lo que nos apasiona es ahora: nunca es demasiado tarde. La sociedad nos enseña reglas para ser felices. Pero el mayor problema es que estas reglas no funcionan, sino hacen justamente lo contrario. 

Los días actuales hacen crecer nuestra infelicidad y disminuir nuestra productividad. Además, de nada sirve pensar en un cambio si no sabemos a dónde ir. 

Algunos pasos importantes son fundamentales para encontrar lo que te apasiona.

Date tiempo

Cuando decimos que hay que darse un tiempo, no nos referimos a tener los ojos cerrados esperando que venga una iluminación de ideas.

Debemos estar preparados para cuando llegue algo que cambie nuestros objetivos futuros. 

No debes frustrarte si todavía no has descubierto la carrera ideal para ti o si estás en un empleo que odias. Las mejores cosas toman tiempo, pero es necesario parar y pensar, analizar nuestra vida e intentar comprender qué es mejor para nosotros. 

Prueba 

Debes proba hobbies, lecturas y charlas con otras personas. Ve a eventos relacionados con tus actividades y experimenta tus gustos.

Si hacemos algo relacionado con nuestros gustos, la tendencia es que llegaremos a conocer lo que nos apasiona durante el tiempo que dedicamos a investigar qué nos mueve. 

Sigue tus instintos

No siempre tendrás que seguir el camino más obvio que aparezca delante de ti. Si no te gusta lo que haces, no te gusta.

La satisfacción es una busca constante, de todos los días y existe. El mundo es extenso, gigantesco, existen muchas opciones para llegar a nuestro mejor camino. 

Todos los días debes tener confianza en ti mismo y escuchar la voz que te dice que debes seguir.

La mente está trabajando todo el tiempo, aunque no la demos la debida atención, aunque estemos durmiendo. 

Oye tus instintos, compréndelo y actúa de la mejor manera. 

Instrúyete

El conocimiento lo es todo. Es la base de las mejores decisiones que tomamos, incluso las que no son conscientes. 

Leer, aprender otro idioma, asistir a eventos, comprender nuevas cosas es fundamental. 

La capacidad de aprender es algo que no tiene fin y debe ser trabajada por todos los que desean realizar un verdadero cambio.

Tomando aire y lanzándose al vacío: ¡vamos a por ello!

Si quieres alcanzar algo que nunca has tenido, debes hacer algo que nunca hiciste. 

Las cosas empiezan cuando decidimos dar un paso adelante. El riesgo es natural, debemos salir de nuestra zona de confort, aunque no sea fácil.

Desde hace millones de años el cerebro es capaz de ahorrar energía en cuestiones de supervivencia. Lo mejor es tomar algunos riesgos, aunque no sean estrictamente necesarios, para salir de la inercia. 

Haz cosas diferentes, toma riesgos. Todo esto consume energía, pero es fundamental. 

Toma un riesgo cada día, por pequeño que sea

Si tienes problemas para empezar a tomar riesgos, nada mejor que proponerte tomar un riesgo pequeño al día. 

Algo que te asuste, como hablar con un chico o una chica, tomar otro camino a casa... Pequeños cambios que deben ser encarados como riesgos del día a día.

Con el pasar del tiempo, no te dará miedo tomar riesgos mayores y verás que puedes superar desafíos todos los días.

Crea un hábito

Es común oír que un hábito demora 21 días para formarse. 

Cuando empiezas a tomar riesgos cotidianos, debes tener en cuenta que estos necesitan ser diarios en tu vida. No se puede postergarlos, jamás.

Si lo haces, encontrarás excusas para todo y nunca saldrás del mismo lugar donde estás. Los grandes cambios en el mundo fueron realizados por personas ambiciosas, no necesariamente en términos económicos.

Toma un riesgo cada día, no lo olvides y obtendrás cambios todos los días, la mejora va a ser cada vez más visible.

Sal de tu zona de confort 

Al ver que tus hábitos son poco productivos, verás la necesidad mayor de asumir algunos riesgos.

Como dijimos, los riesgos necesitan ser diarios. Salir de tu zona de confort significa ir más allá de tus sueños y conquistar el futuro.

Hacer planes para tomar acciones hace que tu mente cambie la manera de percibir el mundo. 

Las emociones y todo lo que conquistas hará que tu vida sea mejor que antes. Pasarás a mirar el futuro de una manera más positiva y productiva.

Los riesgos se convierten en realidad, los objetivos se acercan a ti. La vida cambia. 

Cuantos más riesgos tomas, más sabor les tomas 

Los que leen este libro quieren algo más, obtener algo más de la vida. Intentar, arriesgar. Saber cómo levantarte de nuevo, a pesar de los fracasos, es un factor fundamental para disfrutar mejor de los éxitos. 

Pues, si el fracaso está directamente ligado al riesgo, es necesario tener en cuenta que él es una posibilidad. No debes tener miedo ni dejar que te intimide la posibilidad de que el fracaso ocurra.

Puede venir de situaciones profesionales y personales: desde perder un empleo hasta el fin de un noviazgo.

Los mayores riesgos llevan a los mayores objetivos, las victorias son mejores, mayores, más grandes de lo que piensas.

Instinto

Las emociones y nuestro inconsciente nos hacen tomar las decisiones, aunque no todas sean racionales. 

Hay algo intuitivo en los procesos inconscientes, impulsos que nos llevan a actuar. Si tenemos una base racional, las creencias personales nos hacen seguir caminos que las personas alrededor pueden no comprender. 

Lo que sientes es el instinto que conocemos. Él nos guía y dice para qué lado ir, para donde seguir, qué hacer.

A veces, no existe una racionalidad que nos lleva a la mejor decisión posible. Es necesario tener la mejor actitud de una manera que pocos consiguen comprender. 

Toma consciencia de tus emociones

Nada es más importante que tomar consciencia de tus emociones. Comprender lo que sientes es fundamental. Comprendernos como seres de emociones, cómo las personas que somos, es algo que puede diferenciarnos de los que nos rodean.

La neurociencia, psicología y economía conductual nos enseñan mucho de nosotros mismos. Si no nos comprendemos, no sabemos a dónde ir, qué hacer.

Y nuestros instintos están guiados por las emociones. 

Rodéate de personas que toman y asumen riesgos

Si estás rodeado de personas que no asumen riesgos, verás que incluso las amistades estarán dentro de la zona de confort.

Si te rodeas de personas que toman riesgos, serás incentivado a seguir su mismo camino y esto te dará buenos resultados. 

Busca aquellos que no se conforman, que actúan. Si las personas a tu alrededor solo hablan y no hacen nada, jamás saldrás de dónde estás.

Los que te rodean te influyen.

Viendo todo desde otra perspectiva

Es necesario cambiar la forma de ver el fracaso y de tomar riesgos. Como todo en la vida, esto se consigue poco a poco. 

Después de empezar con pequeños riesgos, debes tener en cuenta que tendrás pequeños fracasos, del mismo tamaño del riesgo tomado.

Es necesario repasar en la mente la idea de que todo es un aprendizaje, este es un buen ejercicio. 

Ver todo desde otra perspectiva te exige visualizar y comprender los posibles caminos que vas a tomar, desde los éxitos hasta los fracasos. 

Leer y ver de manera diferente las cosas que pasan también es fundamental. 

Hablar y escuchar de una manera diferente también te exige comprender y analizar los caminos de la mejor manera posible. 

Cómo manejar el fracaso 

El fracaso es uno de los momentos que todos queremos evitar, pero no lo conseguiremos siempre.

A veces, no hiciste nada equivocado para llegar al fracaso: es cómo una cuestión del destino, cosas que simplemente ocurren.

El fracaso va a ocurrir y la manera como lo tratamos es lo que hará la diferencia en nuestro camino hacia nuestros objetivos. 

Podemos intentar evitar el fracaso, pero va a aparecer. Ten eso en mente. 

Volviéndolo a intentar

La perseverancia es la madre de todos los logros. Cómo dijo Albert Einstein: “la vida es como montar en bicicleta, si quieres mantener el equilibrio no puedes parar”.

Y así es: si has fracasado, inténtalo otra vez. Persevera, lucha, no tengas miedo.

¡Sé inquebrantable!

Notas finales

A veces, estamos poco animados a seguir con nuestras vidas debido a los fracasos que insisten en aparecer delante de nosotros. 

Cesar A. Bejarano Rojas en Inquebrantable: Cómo levantarse una y otra vez después de fracasar - paso a paso nos enseña qué hacer para alcanzar el éxito, incluso después de las grandes caídas que la vida insiste en provocarnos. 

Es necesario saber que los cambios son necesarios y cuál es la manera correcta de actuar cuando fracasamos. Es fundamental comprender que siempre podemos aprender, incluso de los malos momentos.

Perder es parte de la vida, seguir no es para todo el mundo. 

Punta del 12min

En ¡Déjate de tonterías!, aprenderás un poco más sobre lo que no debes pensar cuando te diriges rumbo a tus objetivos. Este libro te permitirá estar más cerca del éxito.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

La curiosidad de César A. Bejarano Rojas lo ha llevado a interiorizarse en temas tan diversos como la psicología, la neurociencia, la economía conductual y el storytelling. Abandonó la universidad,... (Lea mas)