¡El próximo anõ llegó!

¡Aprovecha el 44% de descuento en 12min Premium!

94 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Escuelas creativas

Escuelas creativas Resumen
Parentalidad

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9781494504007

También disponible en audiobook

Resumen

Los sistemas educativos establecidos ya no funcionan. ¿Quieres descubrir cuáles son las nuevas herramientas y métodos que están revolucionando la educación? Aquí encontrarás nuevas formas de explotar al máximo las capacidades individuales de los niños, y nuevos métodos de enseñanza para que los alumnos ya no sean marginados de un sistema estricto que ya no funciona.

Normalización

Los gobiernos tienen como una de sus principales prioridades la educación por motivos económicos, sociales, culturales y personales.

Sin embargo, para aumentar los niveles académicos y preparar a los alumnos para el mundo laboral, se apuesta por la normalización. Esta consiste en estandarizar el plan de estudios, la enseñanza y la evaluación al máximo posible, mientras que los exámenes se utilizan para fomentar la competencia entre alumnos, profesores y escuelas.

Pero el movimiento de normalización no va nada bien.

El bajo nivel académico se debe en muchos casos a deficiencias en las escuelas, en la calidad educativa y en los métodos de enseñanza que, solo por mencionar algunas consecuencias, generan desempleo juvenil, anulación de la creatividad, marginación de estudiantes y hasta suicidios debido a la presión y la ansiedad.

Debemos generar reformas en los sistemas educativos para mejorar la calidad de la enseñanza, tener un plan de estudios amplio y equilibrado y aplicar sistemas de evaluación informativos y comprensivos.

Necesitamos un cambio radical, ya que las personas no son iguales y tampoco lo son sus capacidades. Saber esto es la clave para entender por qué está fracasando el sistema.

Superar la educación de masas

Con la Revolución Industrial, se hicieron necesarios sistemas educativos de masas que lograron que personas analfabetas tuvieran acceso a la educación.

Pero la educación de masas tuvo, justamente, fines industriales, y se creó con el propósito de moldear a los alumnos para que reunieran determinados requisitos. Esto genera varias problemáticas, dado que no todas las personas son iguales y cada niño aprende a su ritmo.

Los sistemas educativos emergentes de la revolución industrial fueron útiles para su tiempo, pero ya no funcionan. Hoy, tanto alumnos como profesores se hallan en un entorno que inhibe su desarrollo.

Según el autor, los cuatro principios que la educación orgánica debería cumplir son:

  1. Económico: capacitar a los alumnos para convertirse en personas responsables e independientes económicamente.
  2. Cultural: capacitar a los alumnos para comprender y valorar su propia cultura y respetar todas las demás.
  3. Social: capacitar a los jóvenes para convertirse en ciudadanos activos y compasivos.
  4. Personal: capacitar a los jóvenes para relacionarse con su mundo interior, además de hacerlo con el mundo que los rodea.

Hoy, gracias a los programas de educación alternativa, los alumnos descubren que son inteligentes y confían en sus capacidades. Esto demuestra que ellos no están incapacitados, solo están marginados y aislados por un sistema en el que no encajan. Es por ello que debemos acabar con el viejo sistema educativo.

Cambiar las escuelas

Los programas centrados en planes de estudio normalizados y en exámenes de alto riesgo imponen restricciones a la flexibilidad de los sistemas educativos. Sin embargo, disponemos de un margen de maniobra e innovación.

El modelo de cada escuela comprende costumbres que se ponen en práctica a diario. Pero muchos de estos hábitos son más voluntarios que obligatorios. Por ello, todas las escuelas tienen la posibilidad de cambiar su sistema educativo.

Muchas escuelas han utilizado este margen de maniobra para innovar dentro del sistema y han obtenido resultados inspiradores. El lugar que ocupas en el sistema es el mejor lugar para comenzar a cambiar el modelo de enseñanza.

Si modificas la experiencia educativa de las personas con las que trabajas, serás parte de un proceso de cambio más amplio y complejo de la educación en su conjunto.

La base de la educación es la relación entre profesor y alumno.

El desafío radica en crear y mantener estas experiencias dentro de las escuelas, y la labor primordial consiste en generar las condiciones óptimas para el desarrollo de la relación entre alumnos y profesores.

Personalización

Los estudios académicos son importantes, pero hace falta mucho más para lograr la educación que los alumnos necesitan. La inteligencia humana es mucho más abarcativa.

Nuestras escuelas se han centrado en el aspecto puramente académico. Nuestros sistemas educativos actuales no reflejan la gran diversidad de talentos que poseen los alumnos.

El problema no es la incapacidad de los alumnos, sino la metodología que se les impone.

En el ámbito de la educación, lo que se necesita con mayor urgencia es la PERSONALIZACIÓN. Es decir, necesitamos:

  1. Reconocer que la inteligencia es diversa y polifacética.
  2. Capacitar a los alumnos para desarrollar sus intereses y cualidades personales.
  3. Adaptar el horario al ritmo de aprendizaje de cada alumno.
  4. Evaluar a los alumnos con métodos que estimulen su progreso y su rendimiento personal.

Para llevar a cabo esta personalización, debemos flexibilizar el plan de estudios de modo que todos tengan oportunidades para desarrollar sus intereses y cualidades personales.

Debemos aspirar a individualizar el proceso de educación, a conceder espacio y tiempo a los alumnos para que descubran sus intereses y talentos.

El arte de enseñar

La educación reglada consta de tres elementos principales: plan de estudios, enseñanza y evaluación. La educación normalizada se centra en el primero y el último.

Allí reside el error: la clave para transformar la educación se encuentra en la calidad de la enseñanza. Para mejorar la educación, los profesores deben crear condiciones óptimas para el aprendizaje.

El modelo tradicional se centra en enseñar información mediante la instrucción directa; la enseñanza progresista se basa en aprender a través de la exploración y la expresión personal.

El arte de enseñar radica precisamente en equilibrar los dos enfoques.

Para alcanzar este equilibrio, los buenos profesores desempeñan cuatro funciones principales:

  1. Motivan a sus alumnos.
  2. Facilitan el aprendizaje.
  3. Tienen expectativas con respecto a ellos.
  4. Los capacitan para creer en sí mismos.

Los buenos profesores saben que no basta solo con conocer su disciplina: su cometido no es enseñar materias, sino que sus alumnos las aprendan. Para ello, necesitan motivarlos, inspirarlos y entusiasmarlos creando condiciones en las que ellos quieran aprender. 

Plan de estudios

Para que los alumnos tengan éxito en la vida, las escuelas deberían facilitarles ocho competencias fundamentales y los planes de estudio deberían partir de ellas.

Estas son:

  1. Curiosidad: capacidad de hacer preguntas y de explorar.
  2. Creatividad: capacidad de generar nuevas ideas y ponerlas en práctica.
  3. Crítica: capacidad de analizar información, elaborar argumentos y juicios.
  4. Comunicación: capacidad de expresar pensamientos y sentimientos con claridad y confianza.
  5. Colaboración: capacidad de colaborar constructivamente.
  6. Compasión: capacidad de ponerse en el lugar de otras personas y actuar en consecuencia.
  7. Calma: capacidad de conectar con la vida emocional interior y desarrollar un sentido de armonía y equilibrio.
  8. Civismo: capacidad de implicarse constructivamente en la sociedad y participar en los procesos que la sustentan.

Los alumnos que acaban la escuela sintiéndose seguros en estas ocho áreas estarán bien preparados para enfrentarse a los inevitables desafíos que les depara la vida.

Un plan de estudios equilibrado debería 1) conceder la misma importancia y recursos a todas las disciplinas; 2) ser dinámico y diverso; y 3) combinar programas académicos y técnico-profesionales. Si existe el equilibrio adecuado, las escuelas podrán centrarse en las cualidades e intereses personales de los alumnos como individuos.

Exámenes

Los exámenes normalizados de alto riesgo constituyen el elemento en la educación que más reacciones emocionales conlleva.

Se han convertido en una obsesión. Al depender tanto de los exámenes, se crea una presión generalizada por enseñar únicamente las materias en las que los alumnos son evaluados.

Por lo general, este método de evaluación impide introducir matices o profundizar en las respuestas. Los exámenes tienen poca consideración de los factores contextuales que pueden afectar al rendimiento del alumno, son limitados y marginan a quienes no alcanzan los niveles estipulados.

Al evaluar a los alumnos, se debe tener en cuenta que no se pueden exigir los mismos conocimientos y destrezas a todos, y que estos exámenes disminuyen la oportunidad de enseñar a los niños a utilizar su creatividad.

Uno de los problemas principales de los sistemas de evaluación que utilizan letras y notas es que suelen ser poco descriptivos y muy comparativos. Además, una letra o un número no puede expresar las complejidades del trabajo del alumno.

La evaluación es parte integral de la enseñanza y del aprendizaje, pero no la finalidad de la educación. Bien planteadas, las evaluaciones deberían fomentar el aprendizaje y el rendimiento escolar.

Dirigir

Las grandes escuelas cuentan con directores que ejercen el liderato con pasión y visión de futuro, y que aportan ideas y experiencia.

Los grandes líderes saben cómo despertar motivación y ambición en el espíritu humano. Pueden infundir esperanza, insuflar determinación y orientar.

El papel del gestor es asegurarse de que existen sistemas y recursos para que la visión de futuro se lleve a cabo.

En las escuelas, los grandes directores saben que su cometido principal es crear un sentido de comunidad entre los alumnos, los profesores, los padres y el resto del personal.

Las grandes escuelas son constantemente creativas en su forma de relacionarse con las comunidades de las que forman parte.

Los directivos, entre otras cosas, deben ofrecer una mejor y más personalizada atención a sus alumnos y a la comunidad escolar, dirigir en colaboración, crear una visión de futuro común y ofrecer alternativas para separar o agrupar a los alumnos en función de sus capacidades académicas particulares.

Para potenciar el aprendizaje, las escuelas deben fomentar tanto la comunidad como la individualidad y ofrecer oportunidades para que todos formen parte de ellas.

El principal papel de un director no es mandar y controlar, sino estimular de forma creativa el ambiente.

Hogar

Los padres y familiares ejercen una gran influencia sobre el rendimiento escolar de los niños. Cuando estos, junto con las escuelas, colaboran adecuadamente, todos salen muy beneficiados en múltiples aspectos.

Las familias complementan lo que ofrecen las instituciones educativas y pueden aportar mucho para que se genere el cambio que la educación necesita.

Los padres desempeñan un papel fundamental a la hora de ayudar a las escuelas a conocer mejor las cualidades y capacidades únicas de sus hijos.

La implicación de los padres en la educación de sus hijos guarda una relación directa con la motivación y el rendimiento.

Cuando las escuelas mantienen buenas relaciones con las familias y se interesan por sus ideas e inquietudes sobre la educación de sus hijos, suelen crear entornos de aprendizaje mejores y más eficaces.

Las escuelas deben dar lugar y hacer accesible la colaboración de los padres. Se deben abrir canales de comunicación y se debe dar la bienvenida a las familias dentro de las instituciones.

Cambiar

Los cambios que se necesitan en las escuelas comenzarán antes si están respaldados por las políticas de ámbito local y nacional. Los responsables de esto son quienes establecen los términos y condiciones prácticas a los que deben atenerse las escuelas.

De igual forma que los profesores y directores escolares deben crear las condiciones necesarias para que sus alumnos y comunidades se desarrollen, la función de los responsables de la política educativa es generar condiciones similares para las redes de escuelas y comunidades a las que sirven.

La calidad de la educación no siempre depende de la cantidad de dinero que se invierte en ella, es necesaria una buena gestión de los recursos.

La formulación de políticas es un proceso colectivo y también complicado, pero los verdaderos agentes del cambio saben que un individuo apasionado puede modificar el proceso y cambiar el mundo.

Existen muchos obstáculos para el tipo de cambio del que estamos hablando, pero es posible si se trabaja en conjunto. Para lograr el cambio se necesita:

  • Visión
  • Competencias
  • Incentivos
  • Recursos
  • Plan de acción

Como dijo Gandhi, “si queremos cambiar el mundo, debemos ser el cambio que queremos ver”.

Notas finales

El mundo ha cambiado mucho, pero aún seguimos aplicando la educación de masas de la Revolución Industrial. Claramente, este tipo de educación, que va de la mano con la normalización y los exámenes estandarizados, ya no da resultados en el mundo actual.

Necesitamos cambios radicales para que los niños puedan explotar sus potencialidades y para que ningún niño quede excluido de un sistema en el que no encaja. 

La revolución se está dando, pero se necesita la colaboración de las familias, de las instituciones y de los responsables políticos para renovar el sistema educativo. 

Consejo de 12min

¿Te gustaron las propuestas de Ken Robinson y Lou Aronica? Entonces “El elemento: Descubrir tu pasión lo cambia todo” te encantará.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Editor y escritor estadounidense con extensa trayectoria, principalmente en los géneros de ciencia ficción y no ficción. En el año 2011... (Lea mas)

Fue un exitoso escritor, conferenciante, asesor internacional y un experto mundial en el desarrollo del potencial humano y en asuntos relacionados con la creatividad, la enseñanza y la innovación.... (Lea mas)