Eres Más Fuerte de lo que Piensas Resumen - Leslie Parrott

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

331 lecturas ·  4.4 calificación promedio ·  97 calificaciones

Eres Más Fuerte de lo que Piensas

Eres Más Fuerte de lo que Piensas Resumen
Autoayuda & Motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 8526311387, 978-8526311381

También disponible en audiobook

Resumen

Sólo empezamos a vivir plenamente cuando reunimos fuerza para superar lo que nos causa miedo. Puede ser cualquier cosa: comenzar una nueva carrera, escribir un libro, volver a estudiar o buscar una relación. Puede ser cualquier cosa que nos lleve a un lugar donde nuestros sueños se vuelven reales. En realidad, la aventura de vivir comienza cuando saltamos sobre el gran abismo de lo que nos está deteniendo. La mayoría de nosotros caminamos en punta de pies al borde del precipicio y vislumbramos lo que es posible en el otro lado. Y en los próximos 12 minutos, Les Parrott saca las vendas de nuestros ojos para que podamos ver con más claridad la fuerza interna que tenemos.

Esperando que tu vida empiece

¿Cuán satisfecho estás con tu vida en este momento? Si eres como la mayoría de las personas, es probable que te sienta bien, sin embargo vas a estar más contento, mucho más satisfecho con quién eres como persona y con la vida que estás llevando, en algún punto de este trayecto. Es probable que te sientas inseguro, tal vez incluso, inquieto. ¿Cierto? ¿Tienes miedo de terminar tus días esperando el futuro? Tal vez la aventura de tu vida haya sido puesta en “modo de espera” por causa de algo que está más allá de tu control. Tal vez fuiste alcanzado por un golpe y estás tratando de sobrevivir al dolor o al sufrimiento. Vida en modo de espera.

Venciendo el miedo

La verdadera aventura de la vida sólo comienza cuando reunimos fuerza para hacer lo que tenemos miedo. Puede ser cualquier cosa que nos lleve a un lugar donde nuestros sueños se vuelven reales. En realidad, la aventura de vivir comienza cuando saltamos sobre el gran abismo de lo que nos está deteniendo. La mayoría de nosotros caminamos en puntas de pie al borde del precipicio y vislumbramos lo que es posible en el otro lado. Podemos incluso entusiasmarnos con lo que vemos, hasta que miramos hacia abajo y decidimos retroceder. ¿Qué nos impide dar ese salto? Miedo de lo que podría no suceder, ¿verdad? Vemos el salto como demasiado grande, al menos por ahora. Creemos que podemos no alcanzar el otro lado y las consecuencias podrían ser terribles. Pero no desistimos de la idea. Decidimos que vamos a retomarla un día. Sea cual sea nuestra lógica, aplazamos el gran salto.

Piensa de modo simple

Puede parecer paradójico, pero es cierto. Y el mismo principio se aplica a todos nosotros. Podemos hacer la vida más complicada de lo que necesita ser. Podemos oscurecer nuestra mente con el exceso de pensamiento y análisis. Y cuando lo hacemos, perdemos la fuerza y la claridad que necesitamos para hacer la próxima jugada. Es por eso que la primera de las actitudes a ser tomadas es la de pensar de modo más simple sobre todo lo que nos rodea. Limpia tu mente y des-complica.

¿Estás pensando de más?

Casi todo puede provocar el exceso de pensamiento. Quedas dándole vueltas a estas situaciones, buscando explicaciones para la actitud de otras personas, eligiendo escenas, reviviendo los acontecimientos en tu mente e inventando finales alternativos. Puede parecerte que estás obteniendo una comprensión valiosa al analizar todos los detalles, pero no es verdad. El exceso de pensamiento no es tu amigo; te deja tenso, lo mantiene preso en tu mente e inmoviliza tus motivaciones. Así, la pregunta continúa: ¿estás pensando demasiado? Si eres como la mayoría de las personas, probablemente estás.

¿Tienes el don sagrado?

La intuición tiene una reputación extraña. Las personas aptas para tomar decisiones saben que pueden depender de la intuición, pero al mismo tiempo pueden sentirse incómodas confiando en una fuente de poder que parece impensada o tal vez etérea. La intuición es casi siempre inexplicable. En realidad, los expertos dicen que la intuición reconoce cosas sólo que no sabemos cómo las reconoce. Por motivos curiosos, somos llevados a ciertas conjeturas y no a otras en nuestra percepción. Aunque parezca emerger de una fuerza interna oculta, en realidad tienen su origen en una percepción de algo externo, tal como una expresión facial, un tono de voz, una inconsistencia visual tan transitoria que ni siquiera somos conscientes de haber notado. Aunque mucha gente lo desprecie mirar hacia ese don esencial.

Si el diablo está en los detalles Dios está en la situación como un todo

Un estudio reciente con más de 20 mil cristianos entre 15 y 88 años de edad, descubrió que el exceso de actividades es el mayor desafío que enfrentamos para sintonizarnos con Dios. El sesenta por ciento dijo que "con frecuencia" o "siempre" es verdad que "el exceso de actividades de la vida obstaculiza el desarrollo de su relación con Dios". Y cuando pastores respondieron a esa pregunta, el resultado pasó al 65%. Pues es en la misma palabra divina que está la respuesta para la solución de ese impasse: "Tranquilízate y sabed que yo soy Dios". Incluso los incrédulos deberían observar ese mandamiento y tranquilizar sus mentes.

Esperanza

Todos necesitamos esperanza porque todos nos sentimos ansiosos a veces. Todos luchamos y sufrimos de vez en cuando. Todos deseamos algo mejor. Todos tenemos sueños no realizados. Y todos estamos en dirección a un futuro sobre el que no tenemos control. La vida es incierta para todos. De una manera u otra, todos deseamos esperanza. Y es precisamente por eso que podemos encontrar poder en "no mirar los muros". No tenemos que ser prisioneros reclusos para entenderlo. Cada uno de nosotros construye muros mentales que nos debilitan. Es la esperanza nos permite mirar por encima de cada uno de ellos.

El poder de las expectativas positivas

Es difícil rebatir que las expectativas ejercen una influencia poderosa en los resultados de aprendizaje. El punto principal es que nuestras expectativas causan un impacto en nuestra realidad y crean, como resultado, profecías que se auto-realizan. Si quieres pruebas de que tus expectativas personales importan, no necesitas mirar más allá de lo que llamamos efecto placebo, que definitivamente nos muestra que nuestras expectativas en relación a nosotros mismos contienen poder desenfrenado. Varias investigaciones médicas demuestran que lo que pensamos comanda el cerebro para producir cambios incontestables en la química del cuerpo, preparando el terreno para dolor intenso o para una recuperación más rápida. Así, está dentro de la lógica que lo que declaramos en nuestro cerebro puede causar un impacto en otras áreas de nuestra vida también. Si nuestras expectativas influyen nuestro bienestar físico imagina, entonces, el impacto en nuestra salud emocional.

¿Qué esperas?

Es probable que conozcas a alguien que tenía expectativas positivas de perder peso pero no tenía éxito. También debes conocer a alguien que tenía expectativas positivas acerca de una planificación financiera que no funcionó. Probablemente conoces a alguien que desde hace años tiene la esperanza de encontrar "la persona correcta"... y todavía está esperando. Expectativas positivas, aunque tienen un poder innegable, no son tan directas como estamos tentados a creer. Después de todo, la frase "Espera lo inesperado" ¿no es verdadera? ¿No es cierto que pasaremos por momentos que nos encontraran desprevenidos? ¡Claro que sí! Hasta los que creen más fervorosamente en el "secreto" concordarán. ¿Entonces es posible que la esperanza y las expectativas positivas no sean todo lo que nos gustaría que fuesen?

La verdad por detrás de la falsa esperanza

Falsa esperanza es la herramienta perfecta de la decepción. Las decisiones de año nuevo son un ejemplo obvio. Decidimos mantener la calma, iniciar un negocio, ahorrar dinero, escribir un libro, perder peso, superar un vicio o aprender un comportamiento más sano. Alrededor del 45% de nosotros cumplimos. ¿Por qué fallamos en mantenerlas? Los expertos señalan que las expectativas irreales producen falsa esperanza. Fantaseamos que los cambios van a suceder, aunque nuestra historia contenga repetidos fracasos. Nuestro fracaso comienza con sentimientos exagerados de control y exceso de confianza en nuestra habilidad para cambiar nuestro comportamiento de manera exitosa. Con frecuencia empezamos con un objetivo idealista y esperamos resultados radicales y rápidos. Cuando el nuevo comportamiento se muestra más difícil de lo que esperábamos, y cuando los resultados aparecen mucho más lentamente de lo que anhelábamos, generalmente, abandonamos nuestros intentos de cambiar.

Grandes expectativas

Una disposición de expectativas positivas es un bien valioso. Crear objetivos y esperar resultados deseados es esencial para avanzar y contribuir en esta vida. Las personas optimistas que se aferran a la esperanza alcanzan más, ayudan más y se divierten más que las personas que no tienen esa actitud. Cuanto más profundas son nuestras esperanzas, más satisfactoria y significativa es nuestra vida. La realización de una esperanza superficial simplemente revela cuan insípida era esa esperanza. Efímera y tenue como vapor.

Volviendo realidad

Si tus sueños fueron destruidos por una expectativa rota, necesitas el poder de tu mente para levantarte y proseguir. No puedes hacer esto sin aprovechar al máximo la fuerza que encontrarás en tu mente. Y si tus sueños se han pospuesto sin motivo específico, necesitas el poder de tu mente para recargar las energías de tu vida con claridad y un propósito profundo. Este es el punto de partida para obtener fuerza renovada de tu sueño inactivo.

¿Estás usando el poder de tu mente?

Una pequeña evaluación puede ser como mirarte en el espejo. Esto aumenta tu auto-conocimiento y puede ayudarte a personalizar la información que has leído en los dos capítulos anteriores. Sigue estas actitudes que siempre van a hacer más eficaces el poder de tu mente:

  • Sé específico;
  • Limpia tu mente;
  • Respira mejor;
  • Resuelve las pendencias;
  • Contrapón tus muros con ventanas;
  • Alimenta tu fe;
  • Haz un inventario de tu esperanza;
  • Mantén el foco en la situación como un todo.

El poder de tu corazón

Cada día, un músculo de aproximadamente 300 gramos se contrae miles de veces y rara vez pierde el ritmo. Después de todo, no hay perdón para un error del sistema cardiovascular, comandado por el corazón. A lo largo de la vida, las dos bombas de alta capacidad en el corazón golpean 2,5 mil millones de veces y bombean más de 200 millones de litros de sangre, sin parar para descansar. El corazón es mucho más que el comandante del sistema circulatorio. Actualmente, pocas personas ven el corazón sólo como una estación de bombeo de sangre. Los científicos saben que es un órgano emocional y que tiene relación con el "cerebro emocional". Algunos investigadores se están preguntando si el corazón, además de ser emocional, podría ser también un órgano de inteligencia que funciona en armonía con el cerebro. La inteligencia sin participación del corazón puede ser peligrosa. Corremos el riesgo de no “tener corazón" o de tener un corazón de piedra.

¿Estás arriba de promedio, no es verdad?

Debido a nuestras inclinaciones culturales hacia la auto-admiración desenfrenada, puedes ser tentado a creer que admitir tu debilidad es un llamado a la humillación o sumisión. Y estarías correcto. Pero antes de que consideres eso como una cachetada a tu autoestima, considera qué significa ser sumiso. Si estás pensando que no eres como las otras personas, piensa de nuevo. Ninguno de nosotros está exento de engañarse a sí mismo. Las posibilidades de una ilusión que te haga pensar que estás mejor que todo el mundo siempre son grandes.

La conciencia cura

El autoconocimiento nos da la capacidad de encarar y aceptar lo que tenemos tendencia a negar. Cuando examinamos nuestra propia vida y nos volvemos más atentos a lo que sucede en nuestro corazón, todo queda más claro. El autoconocimiento nos ayuda a alinearnos con la vida que queremos vivir. El autoconocimiento equilibra nuestro mundo interior. Nuestras emociones son un ejemplo fácil. Nuestros corazones abatidos se vuelven más leves articulamos nuestras emociones.

Una investigación revela que las personas expuestas a accidentes terribles, a menudo corrigen escenas perturbadoras en su memoria, pero si tienen ayuda para identificar sus propios sentimientos acerca de haber testimoniado un accidente, si se vuelven más conscientes de su terreno emocional, su aflicción se disipa más rápidamente. Otro estudio se enfocó en personas que fueron despedidas y estaban irritadas, con razón. Los investigadores pidieron que la mitad de ese grupo escribiera un diario durante cinco días, pasando sólo 30 minutos registrando sus sentimientos más profundos. ¿Hizo alguna diferencia? Las personas que mantuvieron el diario encontraron nuevos empleos más rápido que los demás. Su auto-conocimiento elevado alivió su ira, disminuyó el estrés y las capacitó para llegar a ser productivas más rápidamente.

Nuestra debilidad profunda más profunda

El orgullo “sano”, la agradable sensación de ser reconocido por nuestro trabajo, es muy diferente del orgullo “nocivo”, que hincha nuestro ego. Éste está lleno de arrogancia y presunción, lo que el autor llama de nuestra “más profunda debilidad”. ¿Por qué? Porque nos conduce a un corazón con mal carácter. No tenemos que ser egocéntricos para sufrir de orgullo nocivo, éste último, tiene una forma de infiltrarse en las grietas de nuestra vida cuando estamos inclinados a evitarlo de modo consciente. De forma irónica, nuestros propios esfuerzos para ser humildes pueden tener rastros de una tendencia a menospreciar a aquellos que, según nuestra forma de ver, no son humildes.

Dos tipos de humildad

La verdadera humildad está fundamentada en un sentido de dignidad y valor propio. En otras palabras, busca un inventario preciso tanto de las fuerzas y de las debilidades. Cuando recibe un elogio, no lo desvía anulándose y portándose con exagerada modestia. Este es el enfoque de la falsa humildad, que se edifica en la auto-desvalorización. La falsa humildad, de forma grosera, rechaza de inmediato los propios dones, talentos y realizaciones. "Oh, no tuve nada que ver con eso", dice la falsa humildad en respuesta al elogio de alguien después de un trabajo difícil. La autoevaluación de la falsa humildad es tan inútil y distorsionada como la del orgullo. Mientras el orgullo asume la posición de superioridad, la falsa humildad asume la posición de inferioridad. Ambos son irreales, y ninguno es sano. El objetivo es tener un corazón verdaderamente humilde que reconozca los atributos positivos así como las imperfecciones. Es un corazón que ilumina los cantos oscuros y no esconde sus carencias.

La soledad sabotea la fuerza

Por supuesto, sentirse solo no es lo mismo que estar solo. Que eso quede claro. El primero nos roba nuestras fuerzas, mientras que el segundo las multiplica. Cuando nos sentimos solos, alimentamos nuestra desesperación e inseguridad. Cuando elegimos estar solitarios por un tiempo, alimentamos nuestra mente y nuestro espíritu. Cuando nos sentimos solos, quedamos vacíos e insatisfechos. Cuando elegimos estar solos, nuestra soledad trae satisfacción e inspiración. Por lo tanto, nunca confundas sentirte solo con estar solo. Los dos tienen efectos opuestos en el espectro emocional.

Nada nos debilita más que nuestros secretos

Somos aspirados por nuestros secretos. Lo que escondemos en nuestro interior va sacando nuestras energías de forma imperceptible, hasta tomarnos de una sola vez. Y el reconocimiento exige transparencia, las mejores conexiones quieren de nosotros la verdad sobre quiénes somos. Los secretos en nada nos ayudan.

Ser conocido requiere honestidad

Es una práctica común. Por alguna razón, a veces escondemos nuestros verdaderos sentimientos de aquellos que están más cerca de nosotros. Los sentimientos pueden estar relacionados con nuestro sentido de valor propio después de una mala decisión en los negocios o nuestros temores después de un diagnóstico médico hecho meses atrás. Y cuando escondemos nuestros sentimientos, cerramos la puerta para conexiones potenciales. No podemos hacer nada más que sentirnos solos cuando escondemos nuestros sentimientos en un compartimento.

Vacíate y ten coraje

Rendirse suele ser entendido como desistir. El símbolo universal es una bandera blanca erguida sobre la cabeza y acentuada con un ánimo abatido por la derrota, por lo tanto, si desconfías de la idea de que hay fuerza en rendirse, es comprensible. Pero atente a la idea de que la mano abierta puede contener el secreto para el poder más sorprendente que hayas conocido. Vacíate ti mismo, libérate de un peso en tu alma e infunde en tu espíritu un poder que nunca viste antes.

Nueva vida

A menudo nos obsesionamos por el deseo de que nuestra vida siga el camino que queremos. Desistir de ese deseo, rendirse, significa entregar nuestra vida. Podemos pasar semanas, a veces años, en perpetua preocupación porque algo no sucedió como deseábamos. Nos enojamos y hacemos alboroto por cosas mínimas. Pero cuando nos vaciamos de esa necesidad compulsiva de hacer todo de nuestra manera algo casi sobrenatural ocurre en el fondo de nuestra alma: encontramos nuestra verdadera vida. Cuando mantenemos nuestros deseos libres, un gran peso es liberado, y una nueva felicidad es encontrada. Es lo que el filósofo y emperador romano Marco Aurelio quería decir con estas palabras: "Vivir feliz es un poder íntimo del alma". Cuando nos desapegamos de nuestro egoísmo, no nos limitamos a definir nuestra felicidad como simplemente lograr lo que queremos. Vaciarnos del peso de siempre lo resuelve todo, libera nuestra alma.

Notas Finales

¿Cuántas veces repetimos una serie de actitudes que nos hacen sentirnos más débiles, incapaces de superar los desafíos diarios de la vida moderna? Las preocupaciones se agigantan en nuestra mente y parece que todo va a explotar de una hora a otra, sin solución. Les Parrott nos hace parar y respirar un poco. Miramos alrededor con actitudes simples, vaciamos nuestras mentes de las falsas preocupaciones y tenemos más claridad para resolver lo que nos parece que está mal. Este es el camino correcto para solucionar lo que no está bien.

Consejo de 12’: el microbook “El Ciclo del Auto-sabotaje” te mostrará, de forma complementaria, cómo a veces luchamos contra nosotros mismos.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

# 1 New York Times best-seller autores, Les y Leslie. Un equipo de marido y mujer, que no sólo comparten el mismo nombre, sino la misma pasión por ayudar a otros a construir relaciones saludables. En 1991, los Parrotts fundó el Centro para el Desarrollo de relaciones en el campus de Seattle Pacific University - un programa innovador dedicado a enseñar los principios de buena relación.Married en 1984, los Parrotts traer ejemplos de la vida real a su plataforma de hablar. Su formación profesional - Leslie como terapeuta conyugal y familiar, y Les como psicólogo clínico - garantiza una presentación que está aterrizada, perspicaz y corte-edge.The Parrotts son del New York Times # 1 Best Selling Autores. Sus libros incluyen el galardonado salvar su boda antes de que comience, el amor de hablar, relaciones... (Lea mas)