El Poder de los Callados Resumen - Susan Cain

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

437 lecturas ·  4.4 calificación promedio ·  96 calificaciones

El Poder de los Callados

El Poder de los Callados Resumen
Psicología

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Quiet Power - The Power of Introverts in a World That Can't Stop Talking

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9780141029191

También disponible en audiobook

Resumen

Si prefieres escuchar que hablar, no te gusta ser el centro de atención y prefieres trabajar solo a trabajar en grupos, probablemente eres introvertido. Por lo menos un tercio de las personas lo es. En este libro, la autora Susan Cain presenta diversas estrategias e ideas para que los introvertidos se destaquen en un mundo creado para extrovertidos. Con frases inspiradoras, ella explica los retos y las ventajas de ser un introvertido, da consejos cruciales sobre cómo comportarse en determinadas situaciones y sobre cómo criar hijos introvertidos. Usando el resultado de diversas investigaciones sobre el asunto, la autora busca ayudar a los introvertidos a entender por qué ellos observan el mundo de forma diferente. Si eres un introvertido o conoces a alguien así, este microbook te va a ayudar a extraer lo mejor de las situaciones sociales y profesionales y en tus relaciones. ¡Ven, que 12’ te muestra cómo!

La relación de los introvertidos con el mundo

Susan Cain empieza su libro con un golpe silencioso - presentando todas las conquistas y logros alcanzados por los introvertidos. En términos generales, los introvertidos son personas que prefieren pensar a hablar. Ellos necesitan pasar tiempo solos, no buscan relaciones sociales y normalmente se sienten culpables por su naturaleza menos sociable. Es verdad que nuestra sociedad occidental es muy pro-extrovertidos. Incentivamos a las personas a hablar, hacer que su voz sea escuchada, y a marcar su lugar en la historia. Mientras tanto, los introvertidos tienen garantizados sus lugares en la historia de forma silenciosa. Gente como Eleanor Roosevelt, Al Gore, Warren Buffet, Gandhi e Rosa Parks, lograron grandes cosas por ser introvertidos.

Incluso como adultos, muchos introvertidos aún se sienten lastimados y avergonzados por haber tenido una infancia quieta. Se sienten como si estuviesen equivocados por ser introvertidos. Cain hace un trabajo excelente demostrando que los introvertidos tienen su espacio en el mundo y no tienen nada de qué avergonzarse.

Generalmente los “introvertidos” prefieren menos estímulos exteriores - ruido, interacciones, experiencias nuevas, expectativas sociales - y los “extrovertidos” son llevados a experimentar el máximo de estímulos posibles.Mientras los extrovertidos profundizan en problemas y tareas, los introvertidos son más lentos, investigando la situación y las expectativas antes de involucrarse. La mayoría de los extrovertidos prefiere conversar, la mayoría de los introvertidos son excelentes oyentes. Los introvertidos prefieren pequeños círculos sociales de amigos cercanos y evitan conflictos y conversaciones innecesarias.

Sin embargo, es incorrecto relacionar la introversión con la timidez. La timidez es el miedo a la desaprobación social o humillación, mientras que la introversión es la preferencia por ambientes que no son superestimulantes. Una persona puede ser tímida e introvertida al mismo tiempo, pero no siempre las 2 características estarán juntas. Las categorías de introversión y extroversión no poseen límites bien definidos. Puedes tener tratos de ambas y puedes responder de forma diferente a diferentes situaciones. Todas las definiciones son útiles, pero el foco de Cain es cómo los estudios sobre estos tipos de personalidad pueden ayudar a tener una vida más productiva, independientemente de tus características.

La preferencia por los extrovertidos

Los especialistas en comportamiento infantil de los años 20 se preocupaban en ayudar a los niños a desarrollar “personalidades vencedoras”. Los psicólogos, asistentes sociales y médicos se enfocaron en los niños con “personalidades desajustadas” - particularmente los niños tímidos. “La timidez puede llevar a resultados terribles”, alertaban, “desde el alcoholismo al suicidio”, mientras que una personalidad extrovertida tendría éxito financiero y social.

Al comienzo del siglo 20, los especialistas cambiaron la manera en que observaban las personalidades. Un gran ejemplo de eso fue Dale Carnegie, quien transformó la visión de las expectativas sociales con sus presentaciones y libros, sobre cómo poseer una personalidad vencedora y cómo volverse una persona extrovertida exitosa. Artículos de periódico, propaganda e incluso campañas gubernamentales fueron creadas para ayudar a desarrollar una ‘personalidad saludable’- volverse alguien seguro de sí mismo, articulado e involucrado socialmente. Los niños quietos eran marcados como ‘tímidos’. En los años 50, uno de los remedios más vendidos en las farmacias prometía resolver el problema de la ‘ansiedad generada por el hecho de no encajar en los patrones sociales’.

Incluso antes de eso, los griegos adoraban a los grandes oradores, los romanos amaban sus vidas sociales, y los americanos siempre le hablaban al público de libertad. Las fachadas reservadas de la aristocracia europea ya no eran la tendencia.

Hoy en día, el libro de Carnegie todavía es un best-seller en las organizaciones y grupos de ayuda en todos lados promueven formas de hablar y ser escuchado. La personalidad extrovertida parece ser lo que todos buscan. El éxito de Tony Robbins es el mejor ejemplo de cómo una personalidad extrovertida logra ganar dinero. “Debemos ser vibrantes y confiados, no debemos parecer dudosos, debemos sonreír para que nuestros interlocutores nos sonrían”. Ser extrovertido está asociado al éxito y a la felicidad. Durante décadas, la Harvard Business School construyó su éxito encima de la imagen de su CEO confiado y extrovertido. Sin embargo, la extroversión no es todo lo que pensamos que es.

Existen innumerables CEOs introvertidos y exitosos. Bill Gates es el mejor ejemplo. Tenemos la tendencia de sobreestimar cuán extrovertido un líder necesita ser. Muchos líderes introvertidos construyeron empresas Fortune 500, escuchando, practicando la humildad y tomando decisiones cuidadosas. Los CEOs introvertidos hablan mucho menos que sus colegas extrovertidos, pero cuando hablan, la gente escucha. Son conocidos por construir grandes compañías, y no grandes egos. Los introvertidos son las mejores personas para liderizar trabajadores creativos e innovadores. Porque prefieren escuchar a los demás y por su falta de interés en dominar situaciones sociales, los introvertidos son más propensos a escuchar e implementar sugerencias. Los líderes introvertidos buscan lo mejor de sus empleados. La excepción sucede en situaciones en las que los empleados son más pasivos. En esos casos, los líderes extrovertidos se dan mejor.

Rosa parks era introvertida. Ella no buscaba situaciones sociales conturbadas ni se involucraba en protestas o demostraciones ruidosas. En vez de eso, un tranquilo ‘no’ cuando le pidieron que desocupara su lugar en un autobús fue un paso importante para el movimiento de los derechos civiles. Parks no sé juntó a Martin Luther King Jr. durante sus manifestaciones, pero ella estaba en el fondo, luchando por sus derechos silenciosamente. Su fuerza quieta de introvertida tuvo gran impacto en el mundo a su alrededor.

Estos actos de gran impacto humanitario de los introvertidos son menos notados de lo que deberían ser, pero ser extrovertido todavía es algo reverenciado en todas las áreas, desde ventas hasta el desarrollo personal.

Para un introvertido, su tiempo a solas es crucial

Steve Wozniak, el constructor del prototipo de la computadora de Apple, hizo la mayor parte de su trabajo en su cubículo en Hewlett-Packard. Llegaba a las 6:30 am, y solo, leía revistas de ingeniería, estudiaba los manuales de los chips y preparaba los diseños en su cabeza. Después del trabajo, llegaba a su casa, hacía una comida rápida y volvía a la mesa para trabajar toda la noche. Él describe ese período de noches quietas y solitarias como ”el mejor momento de su vida”.

Muchos introvertidos son genios creativos. Sean escritores, científicos, ingenieros o artistas, los introvertidos produjeron algunos de los trabajos más espectaculares del mundo. Los introvertidos aman trabajar solos y esa ‘soledad’ puede ser un catalizador para la innovación. Muchas empresas son construidas de manera que ignoran los beneficios alcanzados con la soledad. El groupthink - el proceso en el que un grupo sigue las ideas de los líderes extrovertidos sin cuestionarlas - es un proceso de trabajo en grupo y los introvertidos no lidian bien con eso. Desde escuelas hasta corporaciones, los trabajos en grupos siempre ocurren. Existen beneficios en el trabajo en equipo, como aprender a trabajar y comunicarse con los demás, pero los estudiantes y adultos que se dan bien en este tipo de trabajo son todos extrovertidos. Cuando tienen la oportunidad de trabajar independientemente, los introvertidos tienen la tendencia a mostrar su liderazgo, con brillo e innovación.

La transformación de las oficinas - de salas y cubiculos por ambientes de trabajo abiertos - no ha sido positiva para los introvertidos. El ruido, las interrupciones y la falta de espacio individual hace que sean forzados a trabajar con estímulos constantes, y eso no les permite destacarse. Ese concepto de ‘todos trabajando juntos’ no es apoyado por los estudios al respecto. En realidad, la manera más exitosa de desarrollar habilidades es el estudio individual y la práctica. Cuando una persona es responsable de desarrollar sus propias habilidades logra enfocarse mejor en sus debilidades y practicar para mejorar sus cualidades.

Los adultos exitosos como Steve Wozniak, Madeleine L’Engle, y Charles Darwin pasaron innúmeras horas de su infancia en meditación solitaria. Estudios recientes apoyan esta idea de que la soledad aumenta la creatividad y la innovación. En ambientes corporativos, los trabajadores se dan mejor cuando poseen su propio espacio, privacidad de los ambientes físicos y libertad sin interrupciones.

Las oficinas con concepto abierto ignoran estos hechos. Las interrupciones constantes - incluyendo ruidos de oficina - perjudican la productividad y aumentan los errores. Los introvertidos lo saben intuitivamente. Ellos esperan trabajar en ambientes con privacidad y les gusta enfocarse en sus tareas sin ser interrumpidos.

Los estudios muestran que el groupthink no solo silencia a los opositores, sino que también impide que las personas cambien de idea. El secreto es tener grupos más pequeños y líderes que los escuchen a todos. Las reuniones pueden ser más productivas cuando todos los participantes entregan sus ideas escritas antes de empezar. Las colaboraciones virtuales parecen dar mejores resultados que los grandes grupos de colaboración que funcionan personalmente.

La solución ideal de trabajo para muchos sería poseer áreas abiertas para la interacción y la colaboración y espacios privados individuales, donde los funcionarios pueden encontrar aislamiento y menos estímulos cuando fuese necesario.

Los introvertidos ven el mundo de una forma diferente

Existe un debate constante de donde emerge la siguiente pregunta: ¿la introversión y extroversión son características genéticas o modeladas por las circunstancias de la vida? En realidad ambas situaciones están involucradas y tanto nuestra genética como el ambiente moldean nuestras tendencias. La validación de Cain de las tendencias introvertidas es muy bienvenida en nuestra sociedad tan enfocada en los extrovertidos.

Los introvertidos son diferentes. Experimentan estímulos de forma diferente, desean tipos diferentes de interacción social y piensan cosas diferentes; también crecen en circunstancias diferentes. Todas esas diferencias juntas hacen que los introvertidos traigan dones diferentes al mundo. El mundo necesita de los introvertidos y los introvertidos necesitan moldear sus mundos para encajarse en él.

Encontrando un equilibrio

Cuando entiendes que la introversión y la extroversión son preferencias por ciertos niveles de estimulación, puedes intentar situarte en ambientes favorables a tu propia personalidad conscientemente - que sean equilibrados, no tan aburridos y no tan agitados. Puedes organizar tu vida en niveles óptimos de estímulo, los que llamamos “sweet spots”, lo que hará que te sientas más energético y vivo que nunca.

Este “sweet spot” trata de la forma en la que encuentras el equilibrio correcto para tu tipo de personalidad. Por ejemplo, vivir en una casa que posee pequeños escondrijos para los introvertidos y que posee también espacios abiertos y grandes para los extrovertidos. Este es un último ejemplo de cómo ambas personalidades pueden coexistir de forma satisfactoria.

Para los introvertidos hay un nivel óptimo de estimulación. Un contexto social exigente en el ambiente de trabajo (como por ejemplo hablar en público), puede ser balanceada con ambientes tranquilos y quietos, antes y después de la actividad - incluso si el ambiente es un baño. Es posible practicar también la desensibilización, que consiste en exponerse a los miedos en pequeñas dosis. Con el tiempo el estímulo se hace menor y aprovechas más la actividad - o por lo menos se hace menos estresante.

Además de la introversión, existe una clasificación para personas que son altamente sensibles. Son personas que usan la información a su alrededor de forma más intensa que la mayoría. Normalmente sienten las emociones más fuertemente que los demás - reaccionando emocionalmente a la música, al arte y a la naturaleza. A las personas altamente sensibles normalmente no les importan las conversaciones sin sentido pero están muy atentos a los cambios de humor de los demás y a los estímulos ambientales.

El proceso de pensamiento de estas personas es muy complejo, y algunas veces desarrollan empatías excesivas por los demás. Eleanor Roosevelt es un excelente ejemplo de una persona altamente sensible. Le importaba profundamente la gente a su alrededor pero no le gustaban los requisitos sociales superficiales de su posición. Ella se hizo conocida como la mujer que asumió las responsabilidades de Franklin Roosevelt. Con el tiempo, ella aceptó la vida pública y eso le dio la oportunidad de cambiar las cosas para mejor. Se hizo conocida por la frase: “creo que las personas tímidas siempre serán tímidas pero ellas aprenden a lidiar con eso”.

Los introvertidos deben encontrar un sentido en sus actitudes

Los introvertidos necesitan confiar en su intuición y compartir sus ideas de forma poderosa. Eso no significa que deban imitar a los extrovertidos. Las ideas pueden ser compartidas discretamente, comunicadas con textos, desarrolladas en presentaciones bien producidas y pueden ser utilizadas por aliados. El truco para los introvertidos es honrar su propio estilo y no permitir que sea devorado por las normas actuales.

Los extrovertidos tienen la tendencia de responder mejor a las recompensas externas. Por eso, los extrovertidos prefieren los premios inmediatos, mientras que los introvertidos aún están analizando la situación. Como el sistema de recompensas es menos atractivo para los introvertidos, ellos prefieren prestar más atención a sus pensamientos. Es por eso que los extrovertidos necesitan aprender a escuchar a los introvertidos en las decisiones de grupo. Los introvertidos traen un equilibrio valioso a las discusiones cuando tienen el chance de hablar. Los introvertidos son orientados a inspeccionar y los extrovertidos orientados a responder.

No existe una diferencia de coeficiente intelectual entre introvertido y extrovertido promedio, pero la forma en que observan al mundo y cómo responden a él son muy diferentes. Tener la contribución de ambos va a garantizar que los pros y contras fueron evaluados por los introvertidos y que las acciones fueron tomadas por los extrovertidos.

Lo ideal es que los introvertidos busquen razones más profundas para sus actitudes. Einstein, un introvertido clásico, descubrió eso en su trabajo - persiguió de manera apasionada los problemas hasta que encontró las respuestas.

El poder silencioso

Existe una idea diseminada en la cultura occidental de que los negociadores, abogados, políticos y cualquiera que tenga poder debe tener una personalidad extrovertida y ser capaz de perseguir sus objetivos de forma agresiva. Lo que los investigadores descubrieron es que existe otra manera de alcanzar el éxito sin el daño que puede ser causado por el comportamiento agresivo. El ‘poder silencioso’ es utilizado hábilmente por algunos introvertidos. Este poder involucra el proceso de: hacer preguntas, entender a tu oponente, y seguir tu camino con calma. Gandhi es probablemente el mejor ejemplo del uso de este poder.

Algunas veces él estaba enfurecido con las injusticias que sufría, pero en vez de reaccionar, él negociaba pacientemente, logrando eventualmente lo que quería. La pasividad de Gandhi no era de ninguna forma una debilidad. Le permitía mantenerse enfocado en su objetivo y le impedía gastar energía en conflictos innecesarios. Gandhi creía que esa pasividad era una de sus mejores cualidades. Y ella nació de su timidez.

Esta habilidad de persistir silenciosamente en una tarea contribuye también al éxito de los estudiantes asiáticos y su futuro éxito en los ambientes profesionales. Una persona que ejerce esa habilidad escucha cuidadosamente, planea detalladamente con grandes investigaciones y se prepara para las situaciones que van a involucrar interacciones interpersonales.

Comportándose como un extrovertido

En algunos momentos, los introvertidos necesitan comportarse como extrovertidos, principalmente cuando las razones son personales. Sin embargo, tener que fingir por el bien de un trabajo o de una relación puede ser exhaustivo y desalentador. Es importante equilibrar estas actividades extrovertidas con tiempos de tranquilidad y aislamiento.

En algunos momentos, nadie más que tú sabe que tú no eres el tipo de persona que está fingiendo ser. Muchos introvertidos exitosos aprendieron a adaptarse a esos momentos de extroversión. Aquellos que se dan mejor en eso poseen una habilidad innata de auto monitorearse o tienen la habilidad de modificar su comportamiento a las demandas sociales de una situación.

Cain hace énfasis en que, a pesar de que existen momentos en que finges para lograr un objetivo, hacer eso todo el tiempo puede ser muy improductivo para cualquier introvertido. Para identificar tus pasiones, puedes preguntarte qué amabas hacer cuando eras niño, qué tipo de trabajo normalmente prefieres y qué envidias. Aunque la envidia pueda parecer una cuestión poco común para encontrar tus pasiones, normalmente envidias a aquellos que tienen lo que tú quieres. Luego, buscar las cosas que envidias te puede ayudar a descubrir qué es lo que realmente quieres.

Un nicho restaurador es ‘el lugar que al que vas para volver a ser tú mismo’. Este lugar será prácticamente el opuesto para introvertidos y extrovertidos, pero encontrarlos es una excelente estrategia para aprovechar la vida.

Relacionándose con un introvertido

Como son diferentes, los introvertidos y extrovertidos normalmente se sienten atraídos unos a los otros. Las relaciones resultantes pueden ser muy retadoras, ya que cada uno de ellos busca cosas diferentes. Mientras los introvertidos quieren una noche quieta en la casa con un libro y un cónyuge silencioso, los extrovertidos quieren hacer una fiesta o ir a una. Es importante aprender a entender al otro, cómo cada persona se comunica y responder a diferentes estilos de comunicación y comprometerse.

Los introvertidos pueden necesitar trabajar en su comunicación, y los extrovertidos pueden necesitar disminuir un poco su ritmo. Los introvertidos pueden aprender a discutir un poco también, dejando que tu pareja sepa cuando las cosas no están bien.

Cuando se comprometan, van a necesitar que ambos se entreguen un poco y busquen soluciones que le den chance a ambas personalidades de aprovechar las situaciones.

Criando hijos introvertidos

Cain recomienda un enfoque gentil y equilibrado para criar hijos introvertidos. Está claro que la introversión es un trazo de la personalidad y que posee sus ventajas y desventajas. Los niños introvertidos necesitan ser respetados y valorados por lo que son - muchas veces quietos e introspectivos. De la misma forma necesitan ser alentados a tomar algunos riesgos sociales.

Dejar que sean introducidos gradualmente a nuevas situaciones y respetar sus límites los ayudará a tener más confianza sin que se sientan forzados a ser quienes no son. Enséñales usando ejemplos de habilidades sociales apropiadas, dándoles la oportunidad de hacer nuevos amigos en grupos pequeños.

Asegúrate de que esos encuentros sociales sean agradables, selecciona niños que no sean agresivos y grupos que sean más amigables. Nunca fuerces las amistades entre los niños. Practica antes de responder a situaciones sociales como fiestas de cumpleaños o celebraciones. Los niños introvertidos apreciarán las introducciones gentiles a nuevos ambientes. Antes de empezar el colegio, llévalos de tour a la escuela y encuéntrate con alguno de los adultos que tendrán contacto con él diariamente. Llévalos al baño, la biblioteca y a las oficinas de la escuela. Ayúdalos a proyectar un lenguaje corporal que retrate confianza, aún cuando no se sientan así. Sonríe, ten una postura firme y haz contacto visual. A los niños que están luchando con eso, llévalos a un pediatra para apoyo futuro y mejores instrucciones.

La escuela puede ser un ambiente difícil para los introvertidos. Como adultos ellos tendrán muchas elecciones sobre sus ambientes, pero no tendrán tantas como niños en la escuela. Cuando sea posible, busca una escuela más pequeña que equilibre el trabajo en grupo con el individual. Los niños aprenden mejor cuando están en un ambiente en el que se sienten seguros.

La introversión no es un problema que necesita ser arreglado. Es un trazo de la personalidad que exige adaptaciones y entrenamiento. Los padres necesitan entender que no hay problemas en tener un niño quieto que prefiere interacciones individuales a actividades en grupo.

Si tu hijo tiene un interés específico o un talento, aliéntalo, aunque no sea algo muy aceptado o valioso. La confianza en sí mismo crecerá a medida que explora sus intereses y pasiones. Déjalo saber que todo está bien en gastar su tiempo pensando antes de hablar aún cuando nadie lo haga. Enséñale la importancia de eso y discute con él cómo puede compartir su visión y sus ideas innovadoras con los demás.

Lo más importante es no preocuparte si tu hijo no es ‘popular’. Los niños introvertidos desarrollan 1 o 2 amistades sólidas y no una enorme cantidad de amigos casuales.

Notas finales

Las personas quietas son introvertidas por naturaleza. Se toman su tiempo para entender la vida y muchas veces son lentas para hablar y no se dan bien en ambientes ruidosos y llenos de gente. La manera en como llevan su vida trae equilibrio y diversidad al mundo extrovertido, y sus contribuciones son muy valiosas e importantes. Sé orgulloso si eres introvertido - ¡perteneces a un grupo de personas excelentes que hicieron historia! Busca lo mejor de tu naturaleza siguiendo tus instintos al escuchar, pensar y preguntar. Usa las oportunidades de los nichos restauradores, para que puedas equilibrar entre los retos extrovertidos y tus preferencias introvertidas.

Recuerda que las relaciones entre extrovertidos e introvertidos son retadoras y demandan trabajo y compromiso.

Se resalta todavía que la autora recomienda un enfoque equilibrado para criar hijos introvertidos; al mismo tiempo que deben ser valorados por su personalidad más introspectiva, deben ser también introducidos a nuevas situaciones sociales.

Consejo de 12’: si te gustó este microbook, ¿qué tal ver el TEDx de Steve Wozniak, uno de los introvertidos más famosos de la actualidad?

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Susan Horowitz Cain es una escritora y conferencista norteamer... (Lea mas)