El camino para la felicidad suprema Resumen - Deepak Chopra

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

463 lecturas ·  4.3 calificación promedio ·  31 calificaciones

El camino para la felicidad suprema

El camino para la felicidad suprema Resumen
Estilo de vida

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The Ultimate Happiness Prescription: 7 Keys to Joy and Enlightenment

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 978-8581221403

También disponible en audiobook

Resumen

En este microbook, Deepak Chopra, médico y autor traducido a 35 idiomas, defiende la importancia de la absoluta armonía entre mente, cuerpo y espíritu, apuntando siete llaves para la construcción de la felicidad plena e iluminada. ¿Te interesó? Entonces, ven a descubrir, en 12 minutos, cómo superar los condicionamientos y enseñarle a tu cerebro a sentir el mundo de una manera directa, sin las toxinas emocionales. ¡Buena lectura!

Primera llave: ten conciencia de tu cuerpo

Tu principal y más confiable guía para la felicidad es tu cuerpo. El cuerpo está diseñado para dar soporte a la mente, y, trabajando juntos, ellos crean el estado conocido como felicidad. Cuando estés tomado una decisión sobre actuar o no, pregúntale a tu cuerpo, "¿cómo te sientes al respecto?" Si tu cuerpo envía una señal de estrés físico o emocional, reconsidera la acción, en cambio, si tu cuerpo envía una señal de confort y entusiasmo, continúa. Juntos, cuerpo y mente forman un campo único. Es artificial separarlos como acostumbramos a hacerlo. Toda experiencia tiene un componente físico. Si tienes hambre, tu mente y tu estómago tienen hambre al mismo tiempo.

Si pasas por una experiencia espiritual increíble, tu corazón y las células de tu hígado comparten, también, esa experiencia. No tienes ni un único pensamiento, sensación o sentimiento sin que tu cuerpo responda. La primera clave para la felicidad nos dice que, estando atentos al cuerpo, nos conectamos al campo fundamental de infinitas posibilidades. ¿Por qué la mente y el cuerpo sentirían de forma separada cuando, de hecho, están juntos? Por la falta de conciencia. La conciencia tiene un poder enorme, crea sintonía con cada célula. La conciencia es el agente invisible, silencioso, que posibilita que tu cuerpo sepa lo que tu mente está pensando y, al mismo tiempo, le da un retorno del cuerpo para que la mente se sienta apoyada y comprendida.

En condiciones ideales, cuando vives la experiencia de ser amado, tu mente captará que eres amado, tus células se nutrirán de ese amor, y tu alma se exaltará porque habrás llegado lo suficientemente profundo a tu interior como para encontrar la fuente del amor. Siendo así, cuando tu cuerpo está en el estado natural, estás experimentando la felicidad. Cuando estás feliz sin esfuerzo recuperas la memoria de quién realmente eres. Tu conciencia está llena, porque, en todas las células, hay un estado de conocimiento, de contentamiento y una certeza de inmortalidad. En la India, esto se llama "la conciencia de la eterna felicidad". En ese estado del ser tu cuerpo se cura simplemente porque se conoce. ¿Qué conoce? Que los mayores atributos de lo divino - omnisciencia, omnipotencia y omnipresencia - son, en realidad, las cosas más simples de la vida. Para activar la primera llave en la vida diaria, prométete que harás lo siguiente:

Haré elecciones para maximizar la energía de mi cuerpo

Mi cuerpo es mi conexión con el suministro de la energía infinita del universo. Si estoy sintiendo la falta de energía de alguna manera, significa que estoy resistiéndome al flujo del suministro de esa energía infinita. Le preguntaré a mi cuerpo qué es lo que necesita y seguiré su consejo. El estado ideal es vivir esta levedad de modo que no me sienta limitado por mi cuerpo. Mi cuerpo y el universo son uno solo.

Antes de actuar con cualquier emoción, consultaré mi corazón

Mi corazón es una fiel guía cuando depósito mi confianza en él. Él me ayuda a vivir en estado de empatía, compasión y amor. El corazón es la sed de la inteligencia emocional. La inteligencia emocional me permite entrar en contacto con mi yo más profundo. Ella sustenta todas las relaciones, recordándome de que me vea a mí mismo en el otro.

La levedad de mi cuerpo es el indicador de mi felicidad

Si siento la opresión o el aburrimiento en mi cuerpo, pondré especial atención, pues estos sentimientos son señales de que estoy sufriendo de la inercia o la fuerza de la costumbre en lugar de experimentar el potencial de vigor y renovación de la vida que existe en cada momento. La mejor manera de recargar mi cuerpo es dándole lo que más necesita, sea sueño, descanso, comida nutritiva, alegría del movimiento o la comunicación con la naturaleza.

Segunda llave: encuentra la verdadera autoestima

La felicidad es algo natural en la vida porque es parte del yo. Cuando te conoces, accedes a la felicidad directamente de su fuente. Sin embargo, la mayoría de las personas se confunde con su autoimagen. Creamos nuestra autoimagen cuando nos identificamos con cosas externas a nosotros. Estas cosas pueden ser personas, acontecimientos y situaciones, así como objetos físicos. Las personas anhelan dinero, por ejemplo, creyendo que cuanto más logran, más felices serán. Aunque todos sabemos que el dinero no da la felicidad, la búsqueda por dinero nunca llega a su fin, porque nos identificamos fuertemente con la cantidad de dinero que ganamos, con cómo nuestro trabajo es bueno y con el tipo de cosas que tenemos. Dinero, estatus, posesiones y las opiniones de los demás tienen una poderosa influencia en lo que somos.

Un lado de la moneda es que ansiamos la aprobación, pues ella fortalece nuestra autoimagen. El otro lado es que tememos la desaprobación porque ella debilita nuestra autoimagen. Todo esto se conoce como identificación con el objeto, lo que significa que te identificas con los objetos externos. Lo opuesto de la identificación con el objeto es la identificación con el ser, lo que significa que te identificas con tu verdadero ser, una experiencia completamente interior. El verdadero ser tiene cinco cualidades, ninguna de las cuales es creada por cosas externas, acontecimientos u otras personas:

1. Tu ser verdadero está conectado a todo lo que existe;

2. No tiene límites;

3. Tiene creatividad infinita;

4. Es intrépido y está dispuesto a entrar en lo desconocido;

5. La intención de nivel del ser es poderosa y puede orquestar la sincronía, es decir, la perfecta armonización de las circunstancias externas que se sintonizan con tus intenciones.

Para activar la segunda llave en la vida diaria, prométete hacer lo siguiente:

Me observaré en situaciones difíciles, sin juzgarme

Simplemente me voy a observar hasta que no me sienta más presionado o afligido. Teniendo en cuenta que el ego es una versión reducida de mi verdadero yo que crea una sensación de tensión y contracción en el cuerpo. Generalmente esto se siente en el pecho, el corazón, el estómago, el plexo solar, los hombros, el cuello o la espalda. Cada vez que mi ego esté tratando de dominar la situación, sentiré molestias en uno de esos lugares. En este momento, es suficiente con estar consciente de que es él quien está creando la sensación. Al observar lo que el ego está haciendo, puedo distanciarme de una falsa sensación del yo.

Cuestionaré mi motivación en las elecciones que hago

La motivación del ego siempre tiene su origen en su vicio por poder, control, seguridad y aprobación. El yo verdadero siempre está motivado por el amor. Hoy voy a empezar a cambiar mi verdadero ser, siendo consciente de mis motivaciones y percibiendo cuánto es amor y cuánto es ego.

Recapitularé mi día cuando vaya a la cama por la noche.

Recordaré cada acontecimiento como un observador neutro. Haré esto durante cinco minutos, dejando que el día entero se proyecte como una película en mi mente. Mientras la miro, pediré para volverme consciente de cuándo estaba actuando como mi ego y cuándo estaba actuando como mi verdadero yo.

Tercera llave: desintoxica tu vida

Las raíces de la infelicidad generalmente son invisibles. Esto es especialmente verdadero cuando hablamos del condicionamiento que crea toxicidad en la vida de una persona. El condicionamiento más poderoso existe en un nivel sutil en la mente. Se inicia en el primer año de vida, en el momento en que el cerebro aprende a pensar, sentir y comportarse, a partir de las influencias del entorno familiar. El condicionamiento se convierte en una característica dominante en todos nosotros muy temprano, antes de empezar a caminar. Es en este momento que programamos patrones a largo plazo en el cerebro. Hasta hoy, continúas repitiendo programas que aprendiste cuando tenías dos o tres años.

Piensa en un niño pequeño paseando con sus padres. Él ve un caramelo y quiere uno. ¿Qué hacer? Lo más común es lo siguiente: en primer lugar el niño es amable, pidiéndoles con una voz seductora, a sus padres, que le compren un caramelo. Si la táctica no funciona, intenta lo opuesto y comienza a actuar de forma hostil. Lloriquea, grita y hace una escena. Si esto también falla, el siguiente paso es la terquedad y la indiferencia. Se niega a prestarles atención a sus padres, que, a su vez, quieren que deje de ser infeliz y de dificultar las cosas. Es un abordaje más sutil que ser seductor u hostil. Si falla la terquedad probablemente el paso siguiente sea sentirse víctima - pobre de mí, nadie me quiere lo suficiente como para comprarme un caramelo. Cuando los padres finalmente ceden, el niño queda condicionado, pensando que acabó de descubrir algo que "funciona".

El condicionamiento es la forma más sutil de toxicidad. No podemos alcanzar la verdadera felicidad sin librarnos de nuestros condicionamientos mentales. En nuestra sociedad, hay una ola de interés en llevar una vida más natural, libre de sustancias tóxicas. Cualquier tipo de purificación es beneficiosa. El secreto de la desintoxicación del cuerpo, sin embargo, está más en la mente que en cualquier otro lugar. Hay siete pasos para que liberes las toxinas a un nivel sutil:

  1. Asume la responsabilidad de tus reacciones en la actualidad: en primer lugar, deja de culpar y sentirte culpable. Librarte de tu actual infelicidad significa encontrar una manera creativa de alterar tus respuestas condicionadas, que tienen sus raíces en el pasado;
  2. Observa lo que estás sintiendo: el condicionamiento te entrena para que, repetidas veces, te sientas del mismo modo cada vez que te encuentras en la misma situación. Esto es frustrante porque, una vez que la vieja reacción aparece, te enredas en ella;
  3. Ponle nombre a tus sentimientos: sea cual sea el sentimiento que se encuentra en tu cuerpo, dale un nombre. Utiliza palabras simples: miedo, rabia, hostilidad, frustración, vergüenza, culpa, celos. No utilices palabras que impliquen un juicio como traicionado, decepcionado y herido - cualquier palabra que implique culpar a alguien;
  4. Expresa lo que estés sintiendo: cualquier emoción se vuelve más tóxica cuando se la reprime. Expresarla te conducirá a la liberación, que es purificante para el cuerpo y la mente
  5. Comparte lo que estás sintiendo: ahora amplía tu perspectiva particular, permitiendo que otros participen. Comparte tus sentimientos con alguien en quien confíes. Divide todo el proceso por el cual estás pasando;
  6. Libera el sentimiento tóxico a través de un ritual: inventa tu propia ceremonia que simbólicamente purificará tu vida de esa sustancia tóxica en particular. Estás invocando el poder milenario de símbolos que hacen parte de todas las culturas.
  7. Celebra la liberación y sigue adelante: ahora es el momento de honrar tu liberación por el contentamiento y la gratitud compartidos. Celebrarás un final y un comienzo. La ocasión no tiene que ser ostentosa. Estás dándote un regalo.

Estos siete pasos pueden aplicarse si estás tratando de cambiar una emoción, un hábito, un deseo o una relación tóxica, ya que tus últimos condicionamientos están en el corazón de todos ellos. Para activar la tercera llave en tu vida diaria, prométete hacer lo siguiente:

Le prestaré atención al proceso de los siete pasos siempre que una emoción tóxica surja

Comienzo asumiendo la responsabilidad por mis propias reacciones, y no culpando a otras personas. Cualquier reacción que me haga infeliz será mi responsabilidad. Encontraré el poder de cambiar, huyendo de mi viejo condicionamiento que me mantiene infeliz. Esta es la manera más poderosa de desintoxicación.

Antes de poner cualquier cosa en mi cuerpo, preguntaré si eso me está nutriendo o no

La nutrición puede venir en forma de un alimento beneficioso, pero también de emociones beneficiosas y todas las influencias de cura. No forzaré el cambio de ningún hábito. Si estoy añadiendo cualquier cosa tóxica a mi vida - ya sea en forma de sustancias, emociones o relaciones -, no lucharé contra mis impulsos. En su lugar, descubriré el cambio en la raíz del problema, que es el condicionamiento emocional.

Daré un paso para simplificar mi vida

Siempre que perciba que algo se ha vuelto demasiado complicado, veré que eso lleva sólo a más complicaciones. Mi objetivo es librarme de cosas superfluas que pesan en mí. En primer lugar, viene la simplicidad de espíritu, que no tiene nada que ver con las apariencias, y tiene todo que ver con la felicidad que acompaña a mi verdadero yo.

Cuarta llave: desiste de tener razón

La mayoría de las personas son atrapadas por una trampa, tratando de imponer sus puntos de vista al mundo. Cargan creencias sobre lo que es correcto e incorrecto y se aferran a estas creencias por años. "Tengo razón" es confortable, pero no es la verdadera felicidad. Las personas que te ofendieron nunca se disculparán y tus heridas o resentimientos desaparecerán. Las personas que juzgas se aislaran de ti. Nadie jamás fue feliz tan sólo probando que tenía razón. El único resultado es el conflicto y la confrontación, pues la necesidad de tener razón hace necesario, también, que alguien esté equivocado. No hay nada como una, y sólo una, perspectiva correcta. Correcto es lo que está de acuerdo con tu percepción. Ves el mundo como eres. Los otros también ven el mundo como ellos son. Esta revelación es liberadora porque, en primer lugar, te hace único. Al final de cuentas, te convierte en un co-creador con Dios. Cuando tu conciencia se expande, la realidad también lo hace. Un enorme potencial escondido es revelado.

Para probar este estado, no es posible trabajar en ello o intentar controlarlo. Te permites estar accesible. Observa lo que está pasando, te sueltas y esperas pacientemente y, cuando el impulso correcto asume el control, obedeces. Así es como se vive de forma espontánea. Pase lo que pase es lo correcto. Lo que necesites en un nivel más profundo te será dado automáticamente. Es posible existir en ese estado, aunque pocas personas lo hagan. En realidad, esa es la manera más natural de vivir. Sin embargo, si juzgas tu vida, si estás preso a tener razón, si insiste en colocar límites, entonces el misterio no te alcanzará. Vivir en armonía con el misterio lleva tiempo. Renunciar, como cualquier otra cosa, es un proceso, no un salto. A pesar de los altibajos, el camino siempre sigue adelante, y cada paso es un paso de amor. En última instancia, esta es la razón de las relaciones, llegamos a ser capaces de mirar a los ojos de alguien y compartir el conocimiento que el poder del amor nos dio a ambos.

Para activar la cuarta llave en tu vida diaria, prométete hacer lo siguiente:

Me sorprenderé cuando tenga ganas de tener razón

Cuando esto suceda, observaré el impulso y lo dejaré pasar. Al vigilar este comportamiento, inicio mi transformación. Cada recordatorio reforzará mi objetivo en la vida, que es ser feliz, y no tener razón.

Me abstendré de juzgar las cosas como ciertas o equivocadas, buenas o malas

Encontré la libertad en una perspectiva más amplia que conduce a soluciones creativas en lugar de juicios y acusaciones. Mi felicidad reside en la quietud tranquila que está más allá de todos los rótulos.

Cuando esté tentado a verme como víctima, recordaré que soy el creador de las circunstancias que veo

Me preguntaré: "¿qué estoy haciendo en este estado de conciencia en que estoy creando esto?" Sólo por hacer esta pregunta, cambiaré mi estado de víctima a creador.

Quinta llave: enfócate en el presente

Mientras que todos hemos oído que debemos vivir en el presente y no el pasado, hay una lección espiritual más profunda que se encuentra en estas palabras. Antes de que un pensamiento aparezca en tu mente, estás en un estado perenne, fuera del tiempo. Una vez que el pensamiento aparece trae consigo un deseo o la memoria de un suceso pasado, y, luego, vuelves a un estado de atemporalidad. Allí, no necesitas un motivo para ser feliz. Simplemente lo eres. La felicidad basada en motivos es, de hecho, otra forma de infelicidad. Sea cual sea el motivo de tu felicidad - una buena relación, una situación agradable o posesiones materiales -, ella puede ser retirada en cualquier momento. Por lo que tu felicidad es frágil y depende de cosas externas. La felicidad sin motivos es la felicidad real. A menudo nos referimos a ella como un estado de gracia. Esta es una felicidad que jamás podrá ser llevada.

Es importante no intentar, no hacer ningún esfuerzo. Cualquier cosa en la que coloques tu atención te traerá al momento presente, dándote la experiencia de la presencia. Cuando estás cerca de una persona iluminada, por ejemplo, puedes sentir que la divinidad viene de algo mucho más simple: se trata de estar presente. Estar presente es suficiente para garantizar la calma y un sentimiento sutil de seguridad, amor y satisfacción. A menudo perdemos esta experiencia en nuestra vida, porque entonces tenemos un sentimiento o una sensación y comenzamos a evaluarla o analizarla. Al hacer esto, el presente desaparece y lleva nuestra presencia con él. Estar presente y experimentar la presencia es lo mismo, y ninguno de los dos requiere esfuerzo. No puedes esforzarse por estar presente; simplemente lo estás. Durante la práctica de la atención plena, la calidad de la presencia alegre comienza a acompañarte todo el tiempo.

Si estás desatento, simplemente notar que estás desatento te traerá para el presente. El tipo de atención plena, del que nuestro autor habla, no tiene nada que ver con el vacío o con abandonar la escena. No requiere concentración ni intensidad. Es el estado más relajado y natural, pues nada es más relajado que tu "yo". Entras en él simplemente percibiendo cada desatención y dejándote ir. "Fácil viene fácil se va" en realidad tiene un significado espiritual. Lo que viene y va no es tu yo real. Tu yo real es el estado de gracia que existe más allá del tiempo. Para activar la quinta llave en la vida diaria, prométete lo siguiente:

Aceptaré el presente y no exigiré de él lo que fue o lo que podría haber sido

Lo que es me trae para el momento presente. Esto aleja la preocupación y la anticipación. Al enfocarme solamente en lo que está delante de mí, me sitúo en un nuevo ajuste mental que es mucho más relajante y tolerante. Permito que mi ser esté presente. De este modo, percibo la plenitud de la presencia divina.

Prestaré atención a mí cuando esté agitado o desatento

No soy la actividad incansable de la mente. No soy la historia que mi mente me cuenta todo el tiempo. No soy mis memorias ni mis sueños para el futuro. Soy el punto de equilibrio, ahora y siempre. En el momento que dejo de estar agitado, obtengo la atención plena. Ahora puedo prestar atención al momento presente y a la plenitud que contiene.

Separaré el momento presente de la situación actual

Toda situación surge y pasa. Las cosas cambian, pero permanecen. Si una situación estresante continúa, encontraré un lugar tranquilo para recomponerme. Si eso no es posible, prometo alejarme en la primera oportunidad. Este es el valor práctico de la atención plena: me recuerda que mi principal objetivo en la vida es estar presente con mi yo verdadero. Sólo entonces podré apreciar lo que es.

Sexta llave: ve el mundo en ti

Debes saber que el mundo exterior refleja tu realidad interior. No hay otra opción. Como hemos visto, vives en dos dominios al mismo tiempo, y el dominio no manifiesto, invisible, es el principal. Cualquier acción en el nivel más profundo de lo no manifiesto se transforma en un evento, una situación, un reto, una crisis o una oportunidad en el mundo exterior. Lo no manifiesto es el itinerario en el cual tu vida se desarrolla. Así que, naturalmente, te gustaría escribir un guión que incluya felicidad, alegría y amor. ¿Por qué es tan raro que la vida nos traiga estas cosas? Sin antes entender los niveles profundos de conciencia, no serás capaz de sacar ventaja de ellos. Varias condiciones deben ser aceptadas por ti como verdaderas:

  • La conciencia existe en todas partes;
  • Es infinitamente flexible;
  • La realidad cambia en los diferentes estados de conciencia.

Estamos acostumbrados a pensar que lo opuesto de estas afirmaciones es cierto. Limitamos la conciencia al cerebro, damos por cierto que el nivel de conciencia de una persona es fijo y creemos que la realidad es, esencialmente, la misma para todo el mundo. La ironía es que el universo, siendo una entidad consciente, refleja esas mismas creencias. Para verdaderamente unir tu mundo interior con el exterior necesitas un cambio en tu sistema de creencias.

Ahora puedes tomar medidas en un nivel superior, sabiendo que las consecuencias de tus acciones benefician a todos. Los beneficios pueden ser obvios o sutiles, inmediatos o no. No te cabe a ti manipular las cosas para que todos sean felices. Tu obligación sólo es ejecutar el desarrollo secuencial de la conciencia en sus niveles más altos: ser, sentir, pensar y hacer.

El Nuevo Testamento usa una expresión enigmática para esto: ser en el mundo, pero no ser del mundo. Ahora ya aclaramos lo que estas palabras quieren decir. Consideras irrelevante casi todo do lo que te rodea. Todavía participas de este mundo, pero estás arraigado a la realidad más profunda de la que brota. Vivir de tu fuente une los mundos interior y exterior. Trasciende ambos y le da a tus pensamientos la fuerza de la naturaleza.

Para activar la sexta llave en tu vida diaria, prométete hacer lo siguiente:

Aprenderé a entrar en el dominio del ser

Hoy estaré plenamente atento; meditaré; perfeccionaré la conexión con mi verdadero yo. Sólo al percibir al ser puro podré encontrar una fundación sólida para todo lo que siento, pienso y hago.

Recibiré todas las experiencias con la más alta conciencia

Me conectaré con mi ser, encontraré los pensamientos de amor más puros dentro de mí y dejaré que mi conciencia más profunda transmita la acción que debo tomar.

Si alguna vez reacciono con rabia, percibiré que estoy luchando contra mí mismo

Ofrecer resistencia es una respuesta creada por viejas heridas. Cuando abdico de esa rabia, me curo y coopero con el flujo del universo.

Séptima llave: vive para la iluminación

Sentirse pleno significa ir más allá de las experiencias del día a día. En un nivel profundo, los seres humanos siempre buscaron el éxtasis, una sensación de euforia, alegría, paz y amor. El vicio en las drogas y el alcohol es una evidencia de la avidez y el anhelo de nuestra sociedad por el éxtasis real. La felicidad de la vida cotidiana nos da sólo una pequeña muestra, postergando día a día un viaje que busca una mayor plenitud. Muchas personas han experimentado accidentalmente la felicidad más intensa, comúnmente llamada de experiencia de pico. Estas experiencias pueden haber ocurrido en momentos íntimos con la naturaleza, la danza y la música, diversiones o el sexo. Lo que define una experiencia de pico no es su intensidad, sino su significado - sentimos que una realidad mucho mayor, más libre y más amplia nos ha sido revelada. Todos los que tuvieron una experiencia pico buscan vivirla de nuevo.

Muchas personas se decepcionan, porque un momento de mayor conciencia no es lo mismo que alcanzar una conciencia mayor. Lo que se necesita es un camino de transformación guiado por una visión de las posibilidades que la primera experiencia inspira. ¿Cómo sabrás si estás haciendo progresos en el camino? Remitiéndote diariamente a los siguientes indicadores:

  • Tu vida fluye con espontaneidad sin esfuerzos;
  • El amor se está convirtiendo en tu factor de motivación;
  • Estás descubriendo fuentes secretas de creatividad e imaginación;
  • Estás aceptando una orientación más grande en tu vida;
  • Tus opciones te benefician a ti y a todos a tu alrededor.

Sin embargo, es posible reducir todos estos indicadores a uno: estás expandiendo la experiencia de la felicidad dondequiera que vas. Para activar la séptima llave en tu vida cotidiana, prométete hacer lo siguiente:

Recordaré que la alegría es mi estado de energía original

Ella es mi fuente. Puedo regresar a ella en cualquier momento que desee. Lo que se necesita es un cambio de atención que se aparte de los deseos del ego para los deseos profundos en mí, lo que es encontrar mi yo verdadero.

Voy a ver mis pensamientos, mi cuerpo y mi entorno como un proceso único

Este proceso ocurre en la conciencia. No hay divisiones en la realidad. Sentirnos aislados, inútiles o solitarios pueden ser indicios de que perdimos el contacto con el proceso. Cuando soy parte de la corriente de la vida, todas las cosas son diferentes aspectos de una misma cosa: el desarrollo de mi ser.

Mantendré viva mi visión de vida

Se trata de una jornada que parte de la conciencia despierta y tiene como destino la conciencia del alma, donde la conciencia plena nunca será perdida. En este punto comienza la vida real, porque mi camino me llevará a la conciencia cósmica, la conciencia divina y en última instancia, a la conciencia única. Cada vez que esté distraído con el mundo exterior y sus demandas constantes, recordaré mi visión y me mantendré en mi camino. La iluminación es mi destino. Cuando llegue, estaré finalmente en casa.

Notas Finales

La verdad fundamental parece innegable: mi felicidad puede curar a otra persona de la misma manera que me cura a mí, por lo tanto, la contribución más importante que puedo hacer a la cura de nuestro planeta es ser feliz. Al esparcir esa felicidad dondequiera que vaya creo una respuesta curativa. Es crucial para entender que no es necesario hacer nada especial - no es necesario que te enfoques en acciones de gentileza, sin embargo, si son expresiones espontáneas de tu felicidad, es algo maravilloso. No es diciendo ni haciendo que creamos el cambio más profundo a nuestro alrededor. Como Ralph Waldo Emerson dijo una vez: "Lo que eres grita tan alto que no puedo oír lo que dices.". Cuanto más intenso es el estado de felicidad mayor es el efecto de cura. Así que levántate y comienza ahora mismo la misión más importante de tu vida: ¡ser feliz!

Consejo de 12min

Lee “El hombre en busca de sentido" y acompaña la historia de Viktor Frankl. Su experiencia en la búsqueda del sentido de la vida, en un campo de concentración nazi, cambió su punto de vista sobre el mundo y las personas.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Médico, escritor y conferencista indio famoso en Estados Unidos por ser el portavoz del Ayurveda. Sus obras abarcan temáticas sobre espiritualidad y el poder de la mente en la curación méd... (Lea mas)