¿Cómo fracasar en casi todo... y tener éxito? Resumen - Scott Adams

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

807 lecturas ·  4.5 calificación promedio ·  70 calificaciones

¿Cómo fracasar en casi todo... y tener éxito?

¿Cómo fracasar en casi todo... y tener éxito? Resumen
Autoayuda y motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: How to Fail at Almost Everything and Still Win Big: Kind of the Story of My Life

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 8567871700, 978-8567871707

También disponible en audiobook

Resumen

El autor de este libro, Scott Adams, probablemente tuvo más fracasos que cualquier persona que ya conociste. Entonces, ¿cómo logró salir de ese ciclo de experiencias negativas y convertirse en el creador de Dilbert, uno de los cómics más famosos del mundo? En este libro comparte su historia y explica cómo sus experiencias pasadas de fracaso lo ayudaron a alcanzar el éxito. La sabiduría común dice que necesitamos tener objetivos y metas para ser exitosos. Pero eso no es verdad. Muchas veces fallamos incluso después de seguir todos los procedimientos. ¿Entonces alcanzamos de verdad el éxito? ¡Descúbrelo leyendo este libro!

Olvídate de los objetivos y metas, utiliza en su lugar “sistemas”

Hay varios problemas en la lógica que dicen que necesitas definir objetivos para lograr el éxito. Primero, cuando definimos objetivos, tenemos expectativas muy altas y por eso pueden ser difíciles de alcanzar. Esto significa que trabajar por ese objetivo será probablemente una tarea desagradable, que, hasta que esa meta no sea alcanzada, vas a sentirte fracasado. Piensa en tus resoluciones de año nuevo. ¿Te ataste a alguna de ellas? Si, como la mayoría de la gente, no has mantenido tu resolución, no es una sorpresa. Lo más probable es que hayas definido tareas irreales.

Segundo, los objetivos deben tener un punto final. ¿Entonces, qué sucede cuando los alcanzas? Puedes definir otro objetivo, pero volverás a sentirse inadecuado. De esta manera, los objetivos producen un ciclo en que la mayor parte del tiempo es negativo e insatisfactorio, porque los objetivos son irreales. ¿Por qué no adoptar un enfoque menos específico, más amplio y continuo? Esto significa, utilizar un pensamiento basado en sistemas. Los sistemas consisten en una idea simple que se puede aplicar en tu vida diaria con el propósito de mejorar tu situación a largo plazo. Digamos que deseas ampliar tu pequeño negocio. Un sistema podría ser utilizado para aprovechar cada oportunidad de networking, para que encuentres regularmente potenciales inversores. Te sentirás bien al ganar contactos, y más motivado sabiendo que ese sistema va a mejorar tus posibilidades de éxito.

Cuando Adams decidió crear un producto deseable que fuese de fácil reproducción, había percibido un sistema general. Cada vez que una nueva idea fallaba, no veía la situación como una derrota individual. En vez de eso, era capaz de ver los beneficios de cada "derrota": nuevos conocimientos, insights, contactos, y la eliminación de malas ideas. Siempre se sentía positivo sobre su trabajo, ya que estaba aplicando sistemas que fueron diseñados como un plan a largo plazo eficiente, orientándolo hacia una mejor posición. Lo que hace valioso al enfoque de sistemas, es el efecto que tiene sobre tu percepción del fracaso y tu postura general. Sentirás que estás en un camino positivo, simplemente siguiendo tu sistema.

En un sistema aprendes con los fracasos

Cuando algo no sale de la manera que lo planificaste es natural que te sientas decepcionado, e incluso que dudes de tus propias habilidades. Pero esa mentalidad viene de un enfoque liderado por objetivos. No alcanzaste tu meta, no conseguiste el trabajo, entonces fracasaste. Es una conclusión simple. Pero como ya hemos visto, fracasos individuales se pueden ver de una manera diferente cuando se utiliza el enfoque de los sistemas. Dentro del contexto de un sistema personal, el fracaso tiene nuevos atributos. Se convierte en una clave y una característica necesaria. El proceso del fracaso es parte de un sistema exitoso que se ocupa de la orientación, para que tú tengas una mayor probabilidad de encontrar el éxito a largo plazo.

El fracaso puede ser beneficioso en algunos aspectos porque te enseña algunas cosas. Adquieres conocimientos que no tenías antes, tal vez una nueva habilidad o un nuevo contacto que puede serte útil. Lo más importante es que has cambiado tu percepción sobre el fracaso dentro del enfoque de los sistemas, porque eso es lo que te dará el incentivo que necesitas para ser energizado. Y cuando estás energizado, tu funcionamiento es mejor en todas las áreas. Cuando Adams no consiguió un empleo después de una entrevista para un cargo para el cual no tenía experiencia, aprendió que ser automáticamente favorable era un factor importante para el éxito. Él percibió que no consiguió el empleo porque otra persona se encajó mejor en las especificaciones, entonces buscó entrevistas en trabajos en los cuales sus habilidades eran más aplicables. Y ese se convirtió en uno de los sistemas de Adams.

Dilbert (un personaje de los cómics) fue el resultado de la búsqueda de una combinación de habilidades, que le dieron una ventaja inmediata sobre los demás. Un poco de conocimiento del mundo corporativo, habilidades de diseño, y una escrita satírica. Su fracaso inicial de no haber conseguido el empleo, le permitió trabajar para alcanzar su éxito. Lo que una persona puede ver como fracaso a corto plazo, debes verlo como una oportunidad de aprendizaje, una herramienta y una parte necesaria de tu sistema. A largo plazo, este sistema te ayudará a alcanzar una posición superior para alcanzar el éxito. Enfrentando el fracaso de esta manera, te sentirás mucho mejor, en relación a tus conquistas, y como resultado, te sentirás motivado para intentar tus nuevos emprendimientos.

La pasión no siempre lleva al éxito

Hay una idea equivocada, muy común, de que seguir tu pasión te llevará al éxito. Pregúntale a cualquier persona exitosa en su área - del deporte a los negocios - cómo llegó hasta allí, y es probable que, esa persona, cite la pasión como una de sus razones. Sin embargo, esta historia común esconde una verdad dura. Puedes estar increíblemente enamorado de tu proyecto o idea, y, aún así, puede fracasar. Y es probable que tu entusiasmo por ese proyecto desaparezca también.

El éxito normalmente induce a la pasión, pero la pasión no es necesariamente igual al éxito. Adams estaba enamorado de la idea cuando empezó una alianza para abrir un restaurante. Con la popularidad inicial del restaurante, su pasión aumentó y abrió un segundo negocio. Pero cuando la empresa empezó a declinar, sus niveles de entusiasmo cayeron, y sus ganancias sufrieron. Entonces tuvo que cerrar ambos restaurantes.

Compara esta experiencia con el comienzo de Adams cuando creó su personaje Dilbert. Este proceso es lo que él describe como "uno de sus muchos esquemas para hacerse rico". Aunque Adams siempre se interesó por el dibujo, sólo se convirtió en un apasionado por su personaje después de que Dilbert empezó a alcanzar popularidad. Cuando Dilbert empezó a ganar fuerza, la pasión de Adam por los cómics también se hizo más fuerte, lo que hizo que la producción de su diseño creciera.

Es probable que seas más apasionado por las cosas que mejor haces. Por lo tanto, debes intentar cosas nuevas (y fracasar) hasta que descubras algo que puedes hacer bien. El mismo concepto se aplica a las nuevas ideas. Continúa intentando hasta que desarrolles una que sea bien recibida. Entonces vas a ganar una energía vital increíble, de saber que tu esfuerzo está produciendo resultados. Estos son los factores iniciales necesarios para alcanzar el éxito. Y es probable que, como resultado, tu pasión aumente - aumentando entonces tus niveles de energía y productividad.

Necesitas encontrar algo que funcione. Sea una única habilidad fuerte, una combinación de habilidades, o una idea que tenga una recepción positiva. No importa si estás enamorado de la idea al principio o no, necesitas sentirte energizado por esas habilidades o ideas. La pasión casi siempre surge con el éxito, pero lo contrario no siempre es así.

Desarrolla habilidades diferentes

Debido al concepto popular de éxito, no es de sorprender que muchas personas crean que necesitas tener un talento extraordinario para alcanzar grandes cosas. Lo que necesitas es trabajar con una pasión única hasta alcanzar tu objetivo. Los medios de comunicación destacan estas historias: el chico improbable que se esforzó para convertirse en un atleta y ganó una medalla de oro olímpica; el fundador de una startup que se enfocó en crear productos nutricionales, hasta que un día lanzó una marca famosa de smoothies. Independiente de eso, estas historias esconden la realidad. Estar atado a una habilidad particular no va, necesariamente, a dar resultados. Lógicamente, cuando aumentas tu número de habilidades, aumentas tus posibilidades de alcanzar el éxito a largo plazo.

Adquirir varias habilidades te ayuda a trabajar como un sistema, para orientarte hacia una posición mejor. De esta forma, cuando una oportunidad surja estarás listo para aprovecharla. No necesitarás ser excelente en cada habilidad que aprendas. Tan sólo aumentar tus habilidades para tener algún conocimiento, eso te ayudará a ganar activos. Un buen ejemplo es cuando solicitamos un empleo. Si consigues llenar más requisitos, mayores serán tus posibilidades. Puedes ser un excelente investigador y escritor, y tener pasión por las obras sociales, pero si no sabes nada acerca de los procesos de marketing, es probable que no consigas buenas oportunidades. Entonces vale la pena aceptar una oportunidad para adquirir habilidades y conocimientos adicionales. Y cuanto más te involucres en el proceso de aprendizaje, más fácil será para ti entender temas parecidos.

Además, creer en ese proceso significa que te sentirás más motivado para aprender, y vas a estar más cerca del éxito. Y, por supuesto, el fracaso es parte de ese proceso. Fracasando, siempre aprenderás con tus errores, que es una parte de tu sistema al tomar decisiones sobre qué habilidades y conocimientos querrás elegir. En vez de enfocarte persistentemente en una habilidad, aprovecha cualquier oportunidad para aumentar tu base de habilidades, no importa lo desinteresado que puedas estar al principio. Una variedad de habilidades a un nivel medio puede parecer mucho más impresionante que una única habilidad excepcional. Esto, además, aumenta tus opciones. Cuanto más oportunidades estén disponibles, mayores posibilidades de descubrir lo que funciona para ti.

Descubre qué te da energía e invierte tu tiempo en eso

La energía es un orden vital para estar motivado y maximizar la eficiencia en todo lo que haces. Aumentar tu energía debe ser parte de tu sistema. Puede parecer obvio, pero es probable que existan ciertas cosas que no hayas considerado antes para mejorar tu energía (y por lo tanto, tu actitud general sobre las cosas que haces). Una manera de aumentar tu energía personal es establecer una actividad que puedas hacer en tu vida y que puedas mejorar a través de la práctica. Puede ser un juego, un deporte, un hobby. No importa qué, siempre y cuando puedas mejorar con el tiempo y aprovechar ese sentimiento de satisfacción y éxito. Este sentimiento positivo no sólo aumenta tu energía, sino que se convierte en un hábito. Saber que eres capaz de alcanzar algo es muy motivador. Y eso puede mejorar tu humor, para que te sientas mejor sobre tus habilidades en general. En consecuencia, querrás aprovechar esta sensación de éxito en otras áreas de tu vida.

Entonces encuentra algo que quieras hacer y que puedas mejorar con el tiempo. Este proceso te hará acostumbrarte con los beneficios de mejorar tu rendimiento en algo, y también te dará una noción de cuánto tiempo tienes que trabajar para ver buenos resultados. Estas lecciones serán muy útiles cuando se apliquen a un contexto de trabajo. El sentimiento energizado que vas a ganar al saber que eres capaz de mejorar en cualquier actividad, va a aumentar tu confianza y hacerte querer siempre más. Cada vez más intentarás cosas diferentes. Esto sólo tiene que ayudar a tu sistema a adquirir habilidades y conocimientos futuros, y también a mejorar tus posibilidades. El sentimiento de progreso en un área es muy beneficioso y te hará sentir muy bien.

Imagina tu futuro con optimismo

Cómo te sientes sobre tu dirección tiene un gran impacto en tu capacidad de rendimiento y en tu motivación. Desafortunadamente, si te sientes negativo sobre tus posibilidades actuales o sobre tu carrera, tu motivación puede sufrir. Los beneficios de ser optimista pueden parecer auto-explicativos, pero si el optimismo no es algo que viene naturalmente a ti, considera, por lo menos, cómo trabajar para hacerlo llegar. La forma en que percibes tu situación tiene mucha relación con dónde te ves en el futuro. Si puedes ver un futuro positivo, te sentirás más energizado y estarás más motivado en tus logros actuales. Puedes asegurarte de ver tu futuro de esta manera si utilizas tu imaginación para crear una visión de éxito de tu trabajo.

No importa si las cosas no suceden de la forma que esperabas. Lo que es importante es que utilizaste esta visión para aumentar tus niveles de energía e intentar algo diferente, aprendiendo cosas nuevas en el proceso. Adams utiliza esta estrategia para cada nuevo proyecto que lanza. Es perfectamente consciente de las posibilidades de fracaso, pero su visión para el potencial de cada proyecto, asegura que tiene suficiente energía y motivación para intentar hacer que las cosas funcionen. Esto garantiza mejorar las habilidades y ganar nuevos conocimientos en esa experiencia. De esta manera, el fracaso pasa a ser irrelevante.

El uso de la imaginación, en Adams, pasa a ser parte de un sistema eficiente para mejorar las probabilidades de alcanzar una mejor posición cuando las oportunidades de éxito surgen. En vez de dejar que tu situación externa afecte tu mentalidad, intenta contornear la situación para que tu mentalidad consiga dirigir tu posición en la realidad. Necesitas imaginar un futuro positivo que sea más definido, con más humor y suficiente energía al volverse presente. Estarás más motivado y más propenso a ver tus proyectos. De esta forma, aprenderás, aumentarás tus habilidades y, también, harás algunos contactos útiles.

Notas Finales

Siguiendo algunos pasos lógicos y prácticos, y cambiando tu manera de percibir el éxito y el fracaso, puedes crear un modelo más eficiente para controlar tus probabilidades de éxito. Adoptando la estrategia basada en sistemas, cambiarás la percepción de tu progreso general. En lugar de sentirte decepcionado por no haber alcanzado tu objetivo, siente que estás trabajando para mejorar tu posición a largo plazo. Los sistemas requieren que veas el fracaso como una valiosa oportunidad de aprendizaje. El fracaso puede ser inevitable, pero también puede ser útil.

Consejo de 12min

¿Qué tal tambíen escuchar nuestro microlibro: Padre Rico, Padre Pobre? Esté libro vá a cambiar sus concepciones sobre el diñero. 

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Autor y dibujante americano, creador de "Dilbert" - un personaje de tiras diarias inspirado en el tiempo en que Steve trabajó en la empresa de telefonía Pacific Bell. En el caso de que se trate de una película de ficción o de ficción, la película se estrenará en el mes de mayo. Su historieta también ganó un dibujo animado de dos temporadas en el canal Fox Kids. Adams trabajó en estrecha colaboración con ingenieros de telecomunicaciones en el Banco Nacional de Crocker en San Francisco entre 1979 y 1986. Al unirse a la organización, entró en un programa de entrenamiento de gestión después de ser mantenido... (Lea mas)