Barriga de Trigo Resumen - William Davis

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

180 lecturas ·  4.5 calificación promedio ·  61 calificaciones

Barriga de Trigo

Barriga de Trigo Resumen
Salud & Dieta

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Wheat Belly: Lose the Wheat, Lose the Weight, and Find Your Path Back to Health

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 1609614798

También disponible en audiobook

Resumen

El trigo es uno de los alimentos más consumidos en el mundo de hoy. Sea en el pan, aquel cereal, o incluso en las recetas de tu abuela, el trigo es un ingrediente esencial de nuestra cocina. En “Barriga de Trigo”, William Davis defiende que, debido a esa omnipresencia del trigo, muchas personas han enfrentado diversos problemas de salud, incluyendo el aumento en los índices de obesidad.

El trigo, por mucho tiempo, fue considerado un alimento saludable, pero se descubrió que en realidad es muy dañino para la salud, incluyendo el trigo integral. Este microbook te explica y te enseña cómo reducir el consumo de trigo para mejorar tu salud y perder peso. Los argumentos son basados en una investigación cuidadosa, que justifica la disminución del consumo del trigo y te enseña a tomar decisiones saludables para mejorar tu salud y longevidad. ¡Aprende a alimentarte de la forma correcta y para de consumir trigo! ¡12’ te enseña cómo!

Lo que comes te puede enfermar

¿Con qué frecuencia comes trigo? El trigo tiene una buena reputación y es considerado saludable por mucha gente. Desafortunadamente, esa no es la realidad, además de, probablemente, ser la razón por la cual estás enfermo o infeliz.

Observa tu desayuno - el cereal y la tostada que comes en la mañana están hechas principalmente de trigo. El trigo ha sido asociado a diversas enfermedades graves y condiciones de salud complicadas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades renales, edemas en las piernas, enfermedades hepáticas no alcohólicas, problemas auto-inmunes y diversos tipos de cáncer, incluyendo los de colon, mama, próstata y páncreas.

¿Estás sorprendido? ¡Hay más! El consumo de trigo es también una causa conocida de autismo, esquizofrenia, Alzheimer, ADHD, demencia y bipolaridad. Si no estás seguro sobre cómo te sientes en relación al consumo de trigo, respóndete: ¿Te sientes constantemente cansado, sufres de cambios de humor repentinos, tienes problemas para concentrarte o dormir o te sientes deprimido? La razón puede ser el consumo de trigo. ¿Tu cabello se ha debilitado o quebrado fácilmente? ¿Tienes caspa? ¿Tienes espinillas o úlceras en la piel? Si la respuesta es sí, la causa de todo eso es el trigo. El consumo de trigo puede ser también la razón por la cual tienes una vejiga irritada y sufres de reflujo, del síndrome de intestino irritado, de asma, ojos resecos y jaquecas. Además de todo eso, el trigo es adictivo.

Solo un pequeño grupo de alimentos, además de las bebidas alcohólicas, puede crear un estado temporal de bienestar y el trigo es uno de ellos. Puede alterar tu comportamiento y causar síntomas de abstinencia en las personas que intentan vivir sin él. Ahora sabes de dónde vienen esas ganas de comer pan, pasta y otras comidas que contienen trigo.

Considera eliminar el trigo de tu dieta

Eliminar todas las formas de trigo de tu dieta te va a ayudar a librarte de los problemas que te enferman. Puedes hacer eso siguiendo 3 pasos: primero, remueve todos los productos con trigo en tu dieta. Pan, pastas, pizza, tortas, galletas, postres, sopas enlatadas y salsas listas, así como los alimentos con trigo que son supuestamente saludables. Todos deben ser completamente removidos de tu cocina y de tu dieta.

En segundo lugar, aumenta el tamaño de la porción de los alimentos saludables para compensar el déficit calórico creado por la eliminación del trigo. En la mayoría de las personas, remover el trigo de la dieta crea un déficit de 300 a 400 calorías por día. Para alcanzar un estado de salud y bienestar ideal, es importante que compenses ese déficit con alimentos saludables como ensaladas frescas y vegetales, granos o carnes magras. La idea es aumentar las porciones lo suficiente como para cubrir las 300 o 400 calorías.

El tercer paso es eliminar la comida hecha con ingredientes de trigo como el centeno, la cebada y algunos tipos de avena. Eso puede parecer un proceso simple de eliminación de gluten y puedes estar tentado a usar alternativas sin gluten para esos ingredientes. Sin embargo, debes saber que el almidón contenido en los productos sin gluten imita el gluten del trigo y activa la respuesta de la glucosa en la sangre.

La mayoría de los alimentos libres de gluten están hechos de almidón de arroz, de papa, de tapioca o de maíz, que causan un aumento en el nivel de azúcar en la sangre, así como el gluten del trigo. Eso provoca una producción aumentada de insulina, llevando a un aumento de peso, diabetes, dificultades de aprendizaje y otros problemas físicos y mentales.

Come frutas y vegetales siempre

Empieza con lo más simple - frutas frescas y vegetales. Los vegetales pueden ser consumidos en cantidades ilimitadas siempre que garantices que no serán cocidos en grasas o aceites malos. Sin embargo, aléjate de las papas y de los vegetales enlatados de todos los tipos. Las papas son ricas en almidón y activan la misma respuesta en la sangre que los alimentos sin gluten. Los vegetales enlatados poseen muchos conservantes, especialmente el Bisfenol A (BPA), que no es saludable y ha sido asociado a problemas cardíacos, desórdenes endocrinos, cáncer y desarrollo neural inadecuado en los fetos.

Las frutas necesitan ser escogidas con sabiduría. Opta por las frutas menos dulces, como las naranjas, y las manzanas. Puedes ocasionalmente comer frutas más dulces, como mangos y bananas. Pero ten cuidado con la cantidad de frutas que comes. La fruta contiene glucosa y fructosa, que pueden contribuir con el aumento de peso, diabetes y otros problemas relacionados. Dos porciones son permitidas en un periodo de 24 horas.

Las semillas y nueces crudas son otros tipos de alimentos buenos que pueden ser consumidos en cantidades ilimitadas. Puedes incluir semillas de calabaza, linaza, girasol, chía, ajonjolí y otras semillas crudas en tu dieta. Puedes incluir nueces crudas como las almendras, avellanas, merey y pistacho.

Los aceites saludables también son muy buenos para aprovecharlos en cantidades ilimitadas. Deben ser aceites a base de plantas como el de coco, de oliva y de aguacate. La mantequilla de cacao es también un buen aceite a base de plantas. Los condimentos que no son dulces, como el perejil y la mostaza, junto con condimentos naturales, pueden ser usados también. Puedes comer cuantas carnes y huevos quieras. Sin embargo, asegúrate de que las aves fueron criadas con grama natural y no con granos. Debes comer pollo y pavo de origen orgánico. Los peces, puerco y carnes rojas también pueden ser consumidos en cantidades ilimitadas, así como los quesos. En relación a las bebidas, puedes beber agua, té, café, agua de coco, leche de coco o de almendras y vino tinto. Evita la leche y endulzar las bebidas con azúcar.

Qué no comer es tan importante como qué comer

Además de los alimentos hechos de trigo, los alimentos hechos de harina de arroz y papas tampoco deben ser ingeridos. Los alimentos como pretzels y cereales deben salir del menú, incluso si son integrales. Es una buena idea eliminar los alimentos procesados en general. Comida rápida, comidas fritas y carnes curadas están incluidos en esta categoría de alimentos procesados y deben ser evitados siempre que sea posible.

Todas las salsas para ensalada listas - incluso los que tienen poca grasa, pocas grasas trans, aceites hidrogenados y sirope de fructosa - también deben ser eliminados de la dieta. Lácteos sin queso y otros productos relacionados pueden ser consumidos, mientras estén limitados a una porción por día y sin azúcar. Los alimentos a base de soja como el tofu y el miso entran en esta categoría.

No debes incluir la harina de arroz en tu dieta, pero puedes aprovechar el arroz blanco o integral con frijoles, arvejas y legumbres. Además de eso, puedes comer el chocolate medio amargo sin sentirte culpable, mientras lo consumas con moderación. Opta por los chocolates con 70% de cacao o más y no comas más de 40 gramos por día.

El gran problema del trigo

El trigo no es más lo que solía ser. El grano de cereal, que es la mayor fuente de consumo de gluten, fue fuertemente alterado en las últimas décadas. El grano de trigo moderno es en realidad un híbrido genéticamente modificado del grano integral saludable original. El trigo híbrido tipo Dwarf representa el 99% del trigo cultivado hoy en el mundo, y estos granos nunca fueron probados en humanos o animales. Este trigo que comemos hoy fue diseñado por científicos para ser más resistente a pestes, hongos y diferentes condiciones de cultivo, como las sequías. Eso permitió mayor productividad en las cosechas, pero por otro lado, también reestructuró la proteína natural del trigo, el gluten. Esa reestructuración es la razón principal por la cual el trigo no es más saludable. El trigo moderno se volvió el alimento más destructivo que forma parte de nuestro día a día. Más del 5% de las proteínas contenidas en el trigo híbrido son únicas. Esas proteínas no son encontradas en otros granos y fueron creadas a través de alteraciones genéticas, y hacen que el trigo sea tóxico y peligroso.

El trigo moderno es también una fuente enorme de carbohidratos. Los carbohidratos son convertidos en glucosa, que entra al torrente sanguíneo y aumenta los niveles de insulina. La insulina es la hormona que permite que las células absorban la glucosa en la sangre y la usen como fuente de energía. Controla la reserva de grasa de tu cuerpo regulando la conversión de glucosa en grasa. ¿Quieres que tu cuerpo acumule menos grasa? Come menos trigo. Con el consumo reducido de trigo, los niveles de glucosa en la sangre disminuyen, la producción de insulina disminuye, así como la conversión y almacenamiento de grasa.

Además de eso, los carbohidratos presentes en el trigo causan más daño que los presentes en otros alimentos como las papas. El almidón de trigo posee una estructura llamada amilopectina-A, que convierte ese almidón en azúcar de forma muy eficaz. ¿Qué crees que hace más daño en términos del nivel de azúcar en la sangre: pan integral o azúcar refinado? La respuesta correcta es, desafortunadamente, el pan integral. Dos rebanadas aumentarán el nivel de azúcar mucho más que 2 cucharadas de sopa de azúcar puro. En el mejor de los casos, el aumento será el mismo, pero nunca se tiene demasiado cuidado al hablar de trigo.

Además de eso, con una dieta sin trigo puedes librarte de las espinillas, arrugas, cauchos, barriga y la distracción. La respuesta de la insulina activada por el consumo de trigo causa inflamación en los folículos de la piel, llevando a la aparición de espinillas y envejecimiento precoz. El trigo causa también exceso de depósito de grasa visceral. Y el gluten en el trigo causa confusión mental y te deja distraído. Diciéndole “no” al trigo, mejora tu concentración y energía. Como resultado, tu coordinación y desempeño también mejoran. También retardas el proceso de envejecimiento de la piel, eliminando la inflamación.

Entiende cómo tu cuerpo responde al consumo de trigo

Los productos con trigo son la mayor causa de aumento de las tasas de diabetes y obesidad en los Estados Unidos. Pero los efectos nocivos no paran ahí. La respuesta de la insulina, que es activada durante la ingesta de trigo, aumenta la acumulación de grasa en los órganos viscerales. Los depósitos de grasa visceral aumentan la respuesta inflamatoria del cuerpo, lo que aumenta el riesgo de condiciones agudas como presión alta, diabetes, artritis, demencia y cáncer de colon.

Otra razón por la cual el trigo es tan malo para ti es que su efecto sobre la respuesta de la insulina es casi permanente. El trigo lleva tu cuerpo a un ciclo interminable de producción creciente, acumulación y resistencia. Como mencionamos antes, el trigo aumenta la grasa visceral. La grasa evita que ciertos tejidos y órganos - principalmente tus músculos e hígado - respondan activamente a la insulina. Esa resistencia activa el páncreas, el órgano que produce la insulina, aumentando más la producción de insulina. Esa insulina en exceso aumenta también la acumulación de la grasa en los órganos viscerales. Este ciclo continúa, llevando a diversas complicaciones de salud y la resistencia a la insulina también lleva a la diabetes. Además de eso, niveles altos de insulina hacen que el cuerpo active las señales de hambre y acabas comiendo más trigo.

El gluten del trigo puede causar enfermedades

La proteína del trigo puede hacer que tu cuerpo ataque sus propios órganos. Esta es una de las propiedades exclusivas del trigo ya discutidas. La proteína del trigo permite que componentes indigestos fluyan en tu torrente sanguíneo, dejando el intestino poroso y facilitando la entrada de partículas en la sangre. ¿El resultado? Tu sangre identifica los componentes como elementos extraños y ataca los órganos saludables en un intento de librarse de los componentes.

El gluten del trigo es la principal causa de enfermedad celíaca, que es también conocida como enteropatía sensible al gluten. El gluten, un tipo de proteína encontrada en el trigo y en otros granos, es otra proteína que activa la respuesta del falso anticuerpo. En personas con la enfermedad celíaca, el sistema inmune forma anticuerpos contra el gluten, que atacan el revestimiento del intestino, llevándolo a la inflamación. Las vellosidades, estructuras del intestino, son dañadas y no logran absorber más los nutrientes de los alimentos. Eso lleva a la desnutrición. La enfermedad celíaca aumenta el riesgo de tener otras enfermedades, como la osteoporosis, convulsiones, cáncer, infertilidad, abortos, etc.

Aún hay más. El trigo, plantado como un grano, produce subproductos que son ácidos. Eso desequilibra el pH de tu cuerpo y reduce tu longevidad.

Piensa de nuevo tu alimentación

Considera que es un proceso de sustitución y no de eliminación. No vas a eliminar el cereal del desayuno. Solo vas a sustituir un cereal malo por algo más saludable. ¿Qué tal comer semilla de lino como cereal con leche de almendra o de coco? Sin azúcar, claro. ¿O entonces, qué tal una taza de frutas con leche sin lactosa?

La leche común contiene lactosa, y debe ser evitada por poseer mucha grasa saturada. La grasa saturada está directamente asociada al aumento de peso, diabetes y problemas cardíacos. Además de eso, la leche con lactosa es conocida por causar diversos problemas digestivos. Cerca de 75% de la población tiene algún nivel de resistencia a la lactosa. La lactosa agrava el síndrome del intestino irritable y causa alergias. Entonces, cambia la lactosa por una leche saludable y sin azúcar.

Además de eso, puedes usar trucos para engañar a tu paladar, como agregar aceites saludables en tu cereal de semillas de lino, para garantizar que el hambre no te incomode por un tiempo. Los aceites saludables te dejan satisfecho si son consumidos fríos. Entonces, agrega aceite de oliva en tus huevos al desayunar, después de que estén listos. Si sospechas que eres adicto al trigo y estás preocupado en removerlo totalmente de tu dieta, relájate. No será tan difícil como piensas. Para empezar, puedes simplemente cortar en un 50% el consumo de trigo en cada comida. Haz eso por una semana mientras agregas el consumo de aceites saludables.

Cuando te hayas adaptado, reduce el consumo aún más o intenta cortarlo por completo. Puedes dejar el consumo de aceites saludables como está y aumentar las porciones de alimentos saludables. Puedes también consumir un número ilimitado de nueces y semillas. Y para satisfacer tus deseos de trigo, puedes hacer tu propia versión de comidas sin trigo. Como las galletas, torta de café, brownies y lo que más desees.

Notas finales

El trigo es tradicionalmente un alimento de primera necesidad en la dieta del ser humano. Sin embargo, cambió de manera significativa en las últimas décadas y la gente necesita entender que el consumo de trigo es una decisión alimentaria potencialmente fatal en el día de hoy. El consumo de trigo aumenta los niveles de glucosa en la sangre, activando una respuesta rápida de la insulina.

Altas cantidades de insulina causan aumento en el depósito de grasas viscerales, lo que genera inflamaciones. La inflamación causa cáncer, diabetes, hipertensión y otras enfermedades graves, tanto físicas como mentales. Además de eso, el consumo de trigo lleva a la adicción, confusión mental, linfoma intestinal y otras complicaciones. Algunas de esas pueden causar daños permanentes y hasta la muerte.

Eliminar el trigo te protege de esas condiciones ya mencionadas, y además de eso genera otros innúmeros beneficios, como la reducción de peso, más energía y una mejor disposición. Puede también llevar a huesos y cabellos más fuertes o a una piel más saludable, libre de espinillas. Si no logras eliminar completamente el trigo, disminuye su consumo gradualmente introduciendo porciones cada vez más grandes de alimentos saludables.

Consejo de 12’: ¿Quieres estar en forma? ¿Alimentarte y ejercitarte mejor? ¡Revisa nuestra categoría de microlibros sobre salud y bienestar! Claro, si no encuentras lo que estás buscando sugiere nuevos títulos para nuestro equipo. Basta enviar un email para [email protected]

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

William R. Davis es un cardiólogo americano basado en Milwaukee y autor de libros de salud conocidos po... (Lea mas)