13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen - Reseña crítica - Amy Morin
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

4184 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen - reseña crítica

13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Autoayuda y motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 13 Things Mentally Strong People Don't Do: Take Back Your Power, Embrace Change, Face Your Fears, and Train Your Brain for Happiness and Success

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9786073143219

Editorial: Aguilar

Reseña crítica

Aprende con Amy Morin a recuperar tu poder, aceptar el cambio, enfrentar tus miedos y entrenar a tu cerebro para alcanzar la plenitud, la felicidad y el éxito. Analiza las 13 cosas que las personas con fortaleza mental no hacen. ¡Es momento de tomar el control!

No se autocompadecen y no regalan su poder

No es fácil lidiar con situaciones dolorosas, como la pérdida y el luto, requiere mucha fortaleza mental. Para desarrollar dicha fortaleza, debes perfeccionar la habilidad para regular tus emociones, administrar tus pensamientos y comportarte de manera positiva a pesar de las circunstancias.

En su obra, Amy Morin nos muestra las 13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen, y que los ayudan a superar cualquier suceso difícil en sus vidas.

La primera de ellas es la autocompasión; como decía John Gardner, citado por Morin: “La autocompasión es el narcótico no farmacéutico más destructivo: es adictiva, da placer momentáneo y separa a la víctima de la realidad”.

¿Por qué nos autocompadecemos? Porque al exagerar lo malo de tu situación justificas que no haces nada para mejorarlo.

Cuando caes en la autocompasión, vivir la vida se complica por las siguientes razones:

  • Es una pérdida de tiempo: sentir pena por ti requiere mucha energía mental y no genera un cambio en tu vida, porque solo ocupas el tiempo en autocompadecerte.
  • Te lleva a más emociones negativas.
  • Los sentimientos de autocompasión pueden llevarte a una vida miserable.
  • Evita que enfrentes otras emociones.
  • Provoca que ignores lo bueno de la vida al enfrascarte en lo malo.
  • Interfiere con tus relaciones, porque nadie quiere estar cerca de alguien que se victimiza todo el tiempo.

Una forma de luchar contra la autocompasión es comportarte de una manera en la que sea difícil autocompadecerte, como pasar el tiempo haciendo cosas divertidas o celebrar los regalos que te da la vida. También puedes sustituir los pensamientos que fomentan la autocompasión.

No regales tu poder

Una persona mentalmente fuerte no regala su poder. Dice “no” a las cosas que no quiere hacer y que significarían solamente satisfacer a los demás. Si no haces un esfuerzo por satisfacerte a ti, el resto de las personas, bien intencionadas o no, te seguirán quitando tu esencia y tus cosas.

Cuando alguien regala su poder, depende de otros para regular sus sentimientos, deja que los demás definan su autoestima, se vuelve víctima de tus circunstancias, es sensible a las críticas, pierde de vista sus objetivos y arruina sus relaciones.

Antes de reaccionar ante una situación donde pierdes tu poder, decide cómo quieres comportarte, sé consciente de ti mismo. Respira profundo, retírate de la situación y haz algo para distraerte.

Conservar tu poder se trata de evaluar los comentarios y las críticas para determinar si tienen validez. Aunque a veces la retroalimentación puede abrirte los ojos a cómo te perciben los demás para hacer un cambio positivo, otras veces, la crítica es un reflejo del crítico.

No evitan el cambio y no se concentran en lo que no pueden controlar

Cambiar es un proceso difícil. Nuestros sentimientos y emociones a menudo nos previenen de crear una transformación en nuestras vidas, incluso cuando es para mejor. Mucha gente huye del cambio porque piensa que es demasiado arriesgado o incómodo.

Evitar el cambio trae consigo problemas:

  • Estar atrapado en la rutina.
  • No aprender cosas nuevas.
  • La vida no mejora.
  • No te retarás para ser mejor.
  • Otras personas te sobrepasarán.
  • Entre más tiempo se espera, más difícil será.

Si no sabes cómo dar el paso inicial, puedes identificar los pros y los contras de cambiar. Una excelente práctica es evitar pensamientos negativos hacia el cambio.

Crea un plan exitoso para el cambio, proponte las metas que buscas lograr en los próximos años, establece cambios concretos para alcanzar dichas metas, anticipa los obstáculos y monitorea tu progreso. El cambio te hará más fuerte.

Olvídate de lo que no puedes controlar

Por más que lo deseemos, no podemos mantener todo bajo control. Cuando sueltas los detalles que no puedes controlar, puedes usar esa energía para dedicársela a cosas que sí pueden servirte para lograr hazañas increíbles.

El deseo de controlar todo puede venir de una creencia errónea de que, si lo intentamos con todas las ganas, las cosas resultarán como queremos.

El problema de gastar tu energía en cosas que no puedes controlar es que:

  1. Incrementa la ansiedad y, al fracasar en controlarlo todo, aumentarás aun más tu ansiedad.
  2. Gastas tiempo y energía.
  3. Dañas tus relaciones por ser un controlador excesivo.
  4. Juzgas a los demás de forma injusta.
  5. Te culpas de todo si algo falla.

Recuerda que hay cosas que no puedes controlar. Puedes dar una buena fiesta, pero no garantizar que la gente se divierta. Puedes rogarle a tu pareja que actúe diferente, pero no la puedes forzar. Puedes tener la mejor actitud del mundo, y ni aun así evitar un diagnóstico de enfermedad terminal.

No se preocupan por complacer a los demás y no temen al riesgo

Decía Lao Tzu: “Preocúpate por lo que otros piensen de ti y siempre serás un prisionero”. La conducta de querer siempre complacer a los demás proviene del miedo a la soledad, a no ser querido. “Si no te hago feliz, no vas a quererme”.

Curiosamente, es la misma complacencia que es capaz de dañar las relaciones. La persona complaciente termina convirtiéndose en un títere que solo busca agradar, al punto de perder su personalidad para acoplarse a la del resto.

Según Amy Morin, preocuparse por complacer a los demás es una pérdida de tiempo y te hace manipulable. Soltar la faceta de complaciente es procesar el hecho de que es normal que las otras personas se molesten y se decepcionen. Y que, además, no puedes agradar a todos.

Cuando dejes de buscar complacer a otros, tu confianza crecerá, tendrás más tiempo para dedicarla a tus objetivos, estarás menos estresado, tus relaciones serán saludables y aumentará tu fuerza de voluntad.

No temas arriesgarte

Una persona con fortaleza mental no le teme al riesgo. Sabe que arriesgarse también le permite vivir nuevas experiencias, aprender cosas; en fin, vivir en plenitud.

Las personas que no poseen esta fortaleza tienden a ver el peor resultado al tomar riesgos, incluso resultados donde prevalece la emoción sobre la lógica.

La lógica nos ayuda a conocer la posibilidad de que el riesgo sea positivo o negativo. Es una excelente herramienta en nuestra mente que nos permite conocer el impacto que podrían tener las potenciales consecuencias de nuestras acciones.

El problema de no tomar riesgos es que limitarás tu vida al miedo. Las cosas extraordinarias suceden cuando tomas riesgos calculados.

Para romper con este miedo, calcula los riesgos y reduce tus miedos, equilibra tu lado emocional con el lógico. Arriesgarse de forma medida te hará más fuerte.

No viven en el pasado y no repiten los mismos errores

La culpa, el dolor, la vergüenza y la ira son algunos de los sentimientos que pueden mantenerte estancado en el pasado. Las personas mentalmente fuertes son capaces de recordar su pasado sin quedarse prendidas a él.

El miedo a seguir adelante es lo que muchas veces hace que las personas prefieran seguir en el pasado.

El problema con lo anterior, además de que no avanzas, es que tampoco te permites vivir el presente. Muchas veces, el pasado no actúa como un recuerdo tormentoso, o como una distracción para un presente incómodo.

Vivir con la mente en tiempos anteriores suele traer los siguientes problemas:

  • Te pierdes del presente.
  • Te hace estar mal preparado para el futuro.
  • Interfiere con tu toma de decisiones.
  • No resuelve nada.
  • Lleva a la depresión.
  • Puede influir negativamente en tu salud.

Puedes programar tu forma de pensar para soltar el pasado. Toma tiempo para meditar sobre eventos pasados y evaluarlos. Establece metas para el futuro, enfócate en las lecciones que aprendiste, piensa en hechos y no en emociones. En pocas palabras, reconcíliate con tu pasado.

No repitas los mismos errores

En la misma línea que aferrarse al pasado está no cometer los mismos errores. Autoevaluarse es una característica importante en las personas con fortaleza, quienes lo hacen no solo para ver con crítica sus comportamientos y acciones, sino para aprender de ellos y no volver a reincidir en errores.

No aprender de nuestros errores puede alejarnos de cumplir nuestras metas. Analiza qué estás haciendo mal y corta de raíz los patrones destructivos. Crea un plan donde reemplaces tu conducta errónea por una saludable e identifica las señales de alerta que te indican que vas por el mismo camino que antes.

No les duele el éxito ajeno y no se rinden ante un fracaso

Resentir el éxito de los demás viene de pensar o creer que nosotros no somos capaces de hacer lo mismo, de que otras personas son mejores o de que, sencillamente, la vida ha sido mejor con ellos.

El resentimiento envenena el alma, y tiene origen en una inseguridad muy profunda. Al envidiar del éxito de los demás:

  • Nunca podrás concentrarte en tu camino al éxito.
  • Jamás estarás contento con lo que tienes.
  • Ignorarás tus talentos y habilidades.
  • Abandonarás tus valores.
  • Dañarás relaciones.

Es necesario que frenes tus celos y cambies tus circunstancias. Cambia el dolor y la envidia por una mayor autoestima. No te compares con los demás, deja de enfatizar tus debilidades y no trates de determinar qué es justo y qué no.

Enfócate en la cooperación y no en la competencia.

No tengas miedo al fracaso

El fracaso proviene del miedo a fallar, a decepcionar a otras personas o a nosotros mismos. En ocasiones, creemos que no somos lo suficientemente capaces o fuertes para superar momentos o circunstancias difíciles.

El problema es que, al no actuar por miedo a fracasar, estamos caminando por voluntad propia hacia el fracaso. Darse por vencido es el fracaso.

Para luchar contra este miedo, cambia tus creencias sobre el fracaso. No pienses que fallar es inaceptable o que no podrás hacer algo bien porqué has fallado el primer intento. Recuerda que:

  • Es común que fallar sea parte del camino al éxito.
  • Puedes manejar el fracaso.
  • Puedes aprender de tus errores.
  • Errar es el reflejo de que estás en un reto y puedes escoger intentarlo de nuevo.
  • Tienes el poder para superar el fracaso si así lo decides.

No temen a la soledad y no esperan nada del mundo

Dedicarte unos minutos a solas con tus pensamientos puede ser una experiencia poderosa, capaz de ayudarte a conseguir tus metas. Es de personas fuertes tomar tiempo de sus ocupaciones para dedicárselo al crecimiento personal.

Aunque la soledad tiene muchas cosas positivas, la mayoría de las personas la evita. ¿Por qué? Porque en ocasiones el silencio da la oportunidad a que los pensamientos más negativos y los problemas sin resolver afloren.

El problema de temer a la soledad es que hace que el individuo se pierda de varios beneficios asombrosos y evita que se resuelvan temas delicados.

Algunas de las ventajas de estar solo son:

  • Aumenta la productividad.
  • Incrementa la empatía.
  • Se enciende la creatividad.
  • Es bueno para la salud mental.
  • Ofrece una recarga de baterías o restauración personal.

Practica tolerar el silencio pensando en tus metas, poniendo atención a tus sentimientos, y escribiendo un diario.

Otra de las cosas que las personas fuertes no hacen es sentir que el mundo les debe algo. No esperan cosas de la nada, ni que los problemas se resuelvan por sí solos. Tú tampoco deberías, porque si no controlamos todo, ¿por qué deberíamos creer que la vida nos dará cosas buenas solo porque sí? Lo bueno hay que buscarlo, arriesgarse.

No esperan resultados inmediatos

Aunque vivimos en un mundo acelerado, no podemos obtener todo lo que queremos de forma instantánea. Las personas con fortaleza mental no esperan resultados inmediatos, no solo porque saben que son poco probables, sino por la cantidad de efectos negativos que traen:

  • Las personas se sienten tentadas a tomar atajos.
  • No se preparan para el futuro.
  • Sacan conclusiones equivocadas al tener expectativas poco realistas.
  • La impaciencia lleva a desilusiones.

Lo ideal para confrontar esta situación es comprometerte a largo plazo, creando expectativas realistas y trabajando paso a paso para lograrlo.

El progreso no siempre es evidente y muchas veces esto resulta desesperante, pero la perseverancia y un ritmo constante de trabajo llevan al éxito.

Notas finales

A veces, los seres humanos se encuentran atrapados en una encrucijada y, con una mente predispuesta a evitar los problemas en vez de confrontarlos, los comportamientos autodestructivos son comunes.

Cuando se llega a ese punto, es necesario recuperar el poder, aceptar el cambio, enfrentar el miedo y entrenar el cerebro para superar los obstáculos y ser una mejor persona.

Este libro nos brinda una perspectiva de los obstáculos que la misma mente humana pone en juego para evitar el avance, la superación y el disfrute de una vida plena.

Consejo de 12min

Para continuar con tu desarrollo personal, te recomendamos escuchar “Grit: El poder de la pasión y la perseverancia”, de Angela Duckworth.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Trabajadora social clínica, instructora de psicología universitaria y psicoterapeuta. Con su libro "13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen" logró consagrarse como una de las... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros