1 hábito para cambiarte la vida - Reseña crítica - Mel Robbins
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

251 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

1 hábito para cambiarte la vida - reseña crítica

1 hábito para cambiarte la vida Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Autoayuda y motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9789501204537

Editorial: Libros Cúpula

Reseña crítica

Mel Robbins, la autora bestseller de “El poder de los 5 segundos” aporta en este libro las claves para mejorar la relación más importante del mundo: la que tenemos con nosotros mismos. Solo tienes que repetir a diario un único hábito: chocar los cinco contigo mismo. 

El hábito de chocar los cinco es una herramienta sencilla pero increíblemente poderosa que cambia tu actitud, tu mentalidad y tu comportamiento. Prepárate para reír y aprender mientras tomas medidas para aumentar tu confianza y felicidad.

¡Descubre el poder transformador de un pequeño gesto diario!

Sé tu propio animador

Párate un momento y piénsalo bien. ¿Acaso te ayuda que te vayas criticando? ¿Y si pudieras darle la vuelta a la tortilla y aprender a animarte para seguir adelante cada día, cada semana, cada año de tu vida, paso a paso, mientras te acercas a tus objetivos y a tus sueños? Imagínate que fueras tu mayor animador, fan y motivador. 

Si nos sentimos tan bien cuando nos quieren, nos motivan y nos felicitan, si esto nos ayuda a seguir persiguiendo nuestros objetivos, ¿por qué no nos lo aplicamos a nosotros mismos?

Piensa en lo bueno que eres apoyando y felicitando a los demás. Animando a tus equipos favoritos, siguiendo lo que hacen tus actores, músicos e influencers preferidos.

También lo haces muy bien cuando apoyas y animas a las personas a las que quieres en tu propia vida: a tu pareja, hijos, amigos, familiares y compañeros de trabajo.

Pero cuando te tienes que animar y aplaudir a ti, no solo te quedas corto, sino que haces justo lo contrario. Te tiras por los suelos. Te miras al espejo y te desacreditas. Te hundes a ti mismo y pones en duda tus propios objetivos y sueños. Mueves cielo y tierra por los demás pero nunca por ti.

Ahora te toca darte el aplauso que te mereces y que necesitas. Saber lo que vales, confiar en ti, quererte: para conseguirlo, primero tienes que construir en tu interior el valor, el amor y la confianza.

Se trata de entender y mejorar la relación más importante del mundo: la relación contigo.

Si quieres formar parte de algo grande en la vida o si simplemente quieres ser más feliz tienes que despertarte y empezar a tratarte mejor de lo que te has estado tratando hasta ahora.

Si quieres recibir más felicitaciones, validación, amor, aceptación y optimismo, tienes que practicar y ofrecértelos tú mismo.

En cuanto dejas de tratarte mal por cómo te sientes, empiezas a sentirte mejor al instante. Si aprendes a animarte, aplaudirte y apoyarte en lo bueno y en lo malo, simplemente dejarás de batallar y tu vida empezará a fluir en la dirección que tiene que ir. 

Choca los cinco contigo mismo

¿Te imaginas poder despertarte cada mañana recibiendo la energía de chocar las manos con alguien que te anima para que sigas corriendo en tu vida cotidiana?

Empieza cada día chocándotela en el espejo. Es un hábito que deberías aprender, entender y practicar cada día. Chocártela es mucho más que una simple acción: es una actitud frente a la vida, una mentalidad, una filosofía, una estrategia que te reprograma los patrones subconscientes.

Párate en frente del espejo y chócate los cinco a ti mismo. Es una vida asociando esta simple acción a algo bueno, es imposible que algo salga mal, pruebalo. Piénsalo bien, no hay nada peor que un choque de manos blando o que no consigue que toda la mano entre en contacto. 

Para dar un buen choque de manos te tienes que concentrar en la acción y la intención. Tienes que estar totalmente presente en el momento. Y lo mismo pasa cuando te la chocas a ti mismo.

Los investigadores concluyeron que chocar los cinco con alguien es una celebración compartida. Levantar la mano con una sonrisa de oreja a oreja son dos signos reconocibles al instante del orgullo genuino y de dar ánimos. 

Chocar los cinco significa que estás celebrando con la otra persona. Le estás transmitiendo tu energía. Y esto dista mucho del hecho de dar elogios verbales pasivos. Cuando te chocan la mano te están diciendo que te ven y te afirman como persona. No por tus habilidades, por tu esfuerzo o por tus notas. 

La validación del hábito de chocarte la mano es fundamental porque pienses lo que pienses, si lo piensas una y otra vez, se convierte en tu creencia subconsciente por defecto.

El hábito de chocarte la mano no consiste en elogios falsos o en forzar pensamientos positivos.

No puedes obtener una nueva vida solo pensando. Ni tampoco puedes obtenerla deseándolo. Tendrás que poner en práctica algunos hábitos nuevos. Si quieres que tu vida sea distinta, tienes que empezar a actuar de forma distinta y tomar decisiones distintas. Aunque tener pensamientos positivos te puede mejorar el ánimo, conozco a muchas personas que siguen atascadas por mucho que intenten inculcar la positividad en sus vidas.

Sé amable contigo

Cuando se estudian todos los elementos que podríamos cambiar para que tengan un impacto significativo en nuestra calidad de vida, el cambio más importante de todos es hacer que cojamos el hábito de ser amables con nosotros mismos.

Tiene el poder de cambiarte la vida por completo y, sin embargo, la autoaceptación es lo que practicamos con menor frecuencia. Bebemos un batido de kale, vamos al gimnasio, nos levantamos temprano, reducimos la ingesta de gluten y meditamos y nos martirizamos todo el rato porque aún no estamos haciendo lo suficiente o no lo estamos haciendo bien.

A nadie le han enseñado cómo se hace. Todos hemos crecido con madres que se critican en el espejo y que se sienten culpables por tomarse tiempo para ellas y padres que no expresan sus emociones y miden lo que valen según lo que ganan o cómo alcanzan el éxito fuera de casa. Nuestros padres eran duros con ellos mismos, así que, luego, fueron duros con nosotros.

Ha llegado el momento de romper este ciclo generacional. Ser duro contigo no solo te hace sentir fatal sino que además los estudios demuestran que cuando eres estricto contigo consigues el impacto opuesto de lo que quieres conseguir.

No puedes cambiar lo que ha pasado, pero puedes decidir lo que pasa a continuación. Aquí es donde yace tu verdadero poder.

Chocarte la mano no cambiará nada de lo que ha pasado o de los retos a los que te estás enfrentando ahora mismo. Te cambia a ti. Si aún no estás convencido, no importa: hazlo igual, cada mañana. Tendrá un impacto en tu productividad y en tu actitud de todo el día y te enseña a priorizar tus necesidades desde el momento en el que te levantas.

Hay tres motivos por los que debes dejar de mortificarte y aprender a quererte y empoderarte. 

  1. Si te centras en lo malo, nunca cambiarás. Con esta actitud, cualquier cambio que estés intentando hacer será un recordatorio de que tienes que «corregir» algo y esto hará que todo te parezca más difícil.
  2. Odiar tu cuerpo, tu pasado u odiarte a ti no te motivará. Los estudios demuestran que mortificarnos hace que nos cueste más estar motivados.
  3. Cuanto más lo repitas, más palpables te resultarán las pruebas de ello. La relación contigo te puede liberar o te puede atrapar.

La lucha es contra el odio que te tienes. No puedes cambiar si te encuentras en una posición de odio. Tienes que empezar desde el amor. Y con esto es con lo que te ayuda el hábito de chocar los cinco. Te enseña a verte, hablarte y tratarte con amor y amabilidad.

No tienes que cambiar nada para merecer el amor y la aceptación que necesitas. Solo tienes que empezar a otorgarte validación personal.

Elige quién quieres ser

Puede que no sepas que tienes tres necesidades emocionales principales: que te vean, que te escuchen y que te quieran por el ser único que eres. Cuando no se satisfacen esas necesidades emocionales no solo te sientes abandonado sino que sientes que no te quieren, te sientes invisible y no te sientes realizado.

El primer paso es pillar el pensamiento antiguo que te hunde. Si no sabes lo que es, aquí tienes una pista: es alguna versión del No soy lo suficientemente ___________. Puedes rellenar el hueco con lo que quieras. 

Las peores cosas que hayas hecho, que hayas presenciado o que hayas sobrevivido son tu mejor maestro. Deja de torturarte por lo que pasó y empieza a aprender las lecciones que se hallan en medio de cada error que hayas cometido. Es sencillo pero no es fácil, y si yo puedo hacerlo, tú también.

La parte más difícil es cambiar tu centro de atención del pasado que odias hacia el futuro que quieres crear.

La vida te da otra oportunidad cada mañana cuando te despiertas, te miras al espejo y decides quién serás hoy. Puedes elegir. Puedes cambiar. No puedes retroceder en el tiempo pero puedes utilizar el tiempo que tienes para tomar las riendas, cambiar tu comportamiento y crear un nuevo capítulo del que estés orgulloso.

Cuando crees que la has liado con todo, empiezas a odiarte. Cuando te odias, inevitablemente haces cosas que odias. Tus pensamientos crean una espiral negativa. Cuando te quieres, inevitablemente haces cosas que te gustan.

Desbloquea tu mente y transforma tu vida

En tu cerebro hay un Sistema de Activación Reticular, o RAS por sus siglas en inglés. La autora lo denomina “filtro” porque las experiencias negativas tienden a atascarse en el RAS, pero técnicamente es una red viva de neuronas que está colocada como una redecilla de pelo en tu cerebro. 

Cuando tu RAS está abarrotado de pensamientos, creencias y experiencias del pasado, te quedas atascado en el pasado. Por eso repites los mismos errores, tienes los mismos pensamientos negativos y vives con eco en la mente. El hábito de chocarte la mano es como si cogieras el pulgar y el índice para sacar del filtro todo lo malo que se ha acumulado. 

Hay expertos que califican el RAS como “el segurata de tu mente” o “el portero”. Tu RAS tiene una labor fundamental: decide (filtra) la información que llega a tu mente consciente y la información que se queda fuera. Cada día, tu RAS tiene que controlar 34 gigas de información. 

Tienes que ser consciente de la enorme labor que tiene tu RAS y por qué necesita que le ayudes para que él te pueda ayudar a ti. En realidad necesita más que tu ayuda, necesita un abrazo porque ha estado haciendo horas extra y ha estado filtrando el mundo entre toda tu basura antigua.

Puedes enseñarle a tu mente que encuentre las cosas que quieres ver, cosas que te hacen crecer y te apoyan, que te hacen sentir más feliz y orgulloso, cosas que te llevarán a alcanzar tus sueños. Ahora mismo, tu RAS cree que quieres ver el mismo mundo que veías cuando ibas al colegio ¡porque no has cambiado tu opinión sobre ti desde entonces!

Toma el control

A partir de mañana, encuentra algo con forma de corazón en el mundo que te rodea. Cuando lo encuentres, para y míralo. Hazle una foto. Saborea el momento durante unos instantes.

Este ejercicio no solo te hace abrir los ojos ante el poder de tu RAS y lo rápido que nos cambia la mente cuando le decimos lo que queremos ver, sino que te demuestra que hay una manera distinta de ver el mundo que te rodea. Y esto significa que hay una manera distinta de verte a ti y de ver el sitio que ocupas en el mundo.

Los pensamientos negativos aparecen siempre como setas. No puedes evitar que pase, pero puedes interrumpirlos. He aquí cómo hacerlo: utiliza la versión verbal de chocarte la mano para aplastar los pensamientos negativos.

Tú eliges lo que piensas. Esto significa que también eliges lo que no piensas. En cuanto te venga un pensamiento negativo a la cabeza interrúmpelo con cinco poderosas palabras que redirigen tu RAS: “No lo voy a pensar”.

Afirma tu nueva creencia. Y luego pasa a la acción. Haz algo que demuestre que tu creencia es cierta, tanto si esto es chocarte la mano en el espejo, u otra acción que le demuestre a tu cerebro que “para mí es importante sentirme así”. 

Libérate de la culpa. Si piensas desde la culpa, no te hace bien, en cambio si piensas desde el amor, ves el mundo lleno de posibilidades en vez de sacrificios.

Cuando te disculpas, transmites que te sientes mal contigo. Dices que has hecho algo malo por necesitar ayuda o apoyo. Nueva perspectiva: si has hecho algo malo, dilo. Pero hacer lo que es mejor para ti no es algo malo. Cuando das las gracias, aplaudes a otra persona por haberte venido a ayudar. También aceptas que te mereces que te apoyen y te aplaudan.

Notas finales

La procrastinación y el perfeccionismo son los dos mayores asesinos de sueños. No son un aplauso; energéticamente son un no rotundo. Estrangulan lentamente tus ambiciones, las matan hasta que un día te despiertas decepcionado y amargado al darte cuenta de que “ni siquiera empecé”. Para empezar, vamos a dejar algo claro: no eres un procrastinador, ni eres perfeccionista ni le das demasiadas vueltas a todo. Simplemente tienes miedo.

Hasta ahora has tenido por costumbre negarte tus sueños. Abandona esa costumbre y date cuenta de que tu sueño está más cerca de lo que piensas.

Creencia restrictiva actual: ahora no es el momento de cumplir mis sueños. Dale la vuelta: Si me esfuerzo, puedo hacer mi sueño realidad.

Ponte una fecha límite. Una fecha límite significa que vas en serio. Una de las cosas más positivas del hábito de chocarte la mano es que te dice «Vamos». Del plan, ¡ahora mismo! Te devuelve al terreno de juego. Cuando te miras en el espejo y te comprometes a cumplir una fecha límite, empieza el partido.

Por último, toma una libreta y toma nota. Cada día empieza a entrenar tu RAS para que busque pruebas, señales y sinergias que te confirmen que trabajar en este proyecto es lo que tienes que estar haciendo. Conviértelo en un juego y anota todas las pruebas de que tus sueños están vivos y te envían señales.

El cambio siempre empieza con algo pequeño, como despertarse cada día y chocarse la mano en el espejo. Cuando cambias la manera como te ves y te tratas, se te abre un mundo de posibilidades nuevas para tu yo futuro. Empieza con el hecho de que te felicites y priorices tus necesidades y esto crea un efecto dominó en todos los aspectos de tu vida. ¿Estás listo?

Consejo de 12min

En el microlibro basado en “Cómo salir del pozo”, de Andrés Oppenheimer, donde comparte novedosas estrategias para combatir la infelicidad en los países y las empresas. Un libro inspirador que transformará todo lo que siempre creímos sobre la felicidad.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros