Un paso por delante de Wall Street - Reseña crítica - Peter Lynch
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

628 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Un paso por delante de Wall Street - reseña crítica

Un paso por delante de Wall Street Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Inversiones y finanzas y Carrera y negocios

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: One Up On Wall Street

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9788423417131

Editorial: Planeta

Reseña crítica

En este clásico de las finanzas, con más de un millón de ejemplares vendidos en todo el mundo, el mítico inversor Peter Lynch describe su método para alcanzar el éxito financiero. 

Este libro fue escrito para dar ánimos e información básica al inversor particular. Lynch ofrece consejos fáciles de inversión a partir de la revisión del estado financiero de una empresa y nos enseña a descubrir lo que realmente cuentan a la hora de tomar la decisión de invertir. ¿Estás listo para cambiar tu vida?

Internet

Hay tres formas de invertir en internet sin comulgar con extravagantes esperanzas de capitalización bursátil.

La primera estrategia es que hoy en día uno puede buscar empresas que no funcionen vía internet pero que se beneficien indirectamente del tráfico en internet (la paquetería es un ejemplo obvio); o uno puede invertir en fabricantes de conmutadores y otros artilugios que mantienen el tráfico en funcionamiento.

La segunda estrategia son los “experimentos sin riesgo”. Se trata de negocios relacionados con internet integrados en empresas no relacionadas con internet, es decir, con beneficios reales y un precio razonable por acción.

Si la operación de internet cumple con su promesa, la inversión podría resultar muy positiva (esa parte de la empresa podría “independizarse” y realizar su propia emisión de acciones). O bien, si el proyecto de internet no sale tan bien, el hecho de que sea un apéndice de la línea habitual de funcionamiento de la empresa protege a los inversores de posibles pérdidas.

La tercera consiste en buscar un beneficio tangencial, donde un negocio de “ladrillo y mortero” a la vieja usanza saca provecho del uso de internet para recortar costes, acelerar las operaciones, aumentar su eficiencia y por lo tanto su rentabilidad. Una generación atrás se instalaron escáneres en los supermercados.

Gracias a internet el coste de comprar y vender acciones se ha reducido drásticamente para el pequeño inversor, en la línea de la reducción que experimentaron los inversores institucionales en 1975. La negociación online ha obligado a las agencias de bolsa tradicionales a reducir sus comisiones y tarifas de transacción, dando continuidad a una tendencia que se inició hace dos décadas con el bróker de descuento.

Nunca inviertas en una empresa antes de hacer los deberes e investigar sus perspectivas de beneficios, su situación financiera, su posición frente a la competencia, sus planes de expansión, etcétera.

Prepararse para invertir

Antes de pensar siquiera en comprar acciones, es preciso que usted tome algunas decisiones básicas sobre el mercado, sobre su grado de confianza en las empresas del país, sobre su necesidad de invertir en acciones y sobre lo que espera obtener de ellas, sobre si es usted un inversor a corto o a largo plazo, y sobre cómo reaccionará ante caídas fuertes e inesperadas de los precios.

Es bueno que defina sus objetivos y clarifique sus actitudes (¿creo realmente que las acciones tienen más riesgo que los bonos?) antes de empezar, pues una persona indecisa y sin convicción es una víctima potencial del mercado, la clase de persona que abandona toda esperanza y buen sentido en el peor momento y vende a pérdida. 

Lo que distingue al inversor de éxito del perdedor crónico es tanto la preparación personal como el conocimiento y el trabajo de investigación.

Usted puede encontrar estupendas oportunidades en el vecindario o en su lugar de trabajo, meses o incluso años antes de que la noticia llegue hasta los analistas y hasta los gestores de fondos a quienes aconsejan.

Pero tal vez usted no debería meterse nunca en bolsa, pues exige convicción y no tiene piedad con los que carecen de ella.

Invertir en bonos, en el mercado monetario o en certificados de depósito bancario son formas distintas de invertir en deuda, por la que se paga un determinado interés. No hay nada malo en recibir un interés, sobre todo si es compuesto.

Como muchos inversores contrariados han tenido ocasión de descubrir, muchos bonos corporativos o municipales son amortizables mucho antes, lo que significa que los deudores los recompran en el momento exacto en que les resulta más ventajoso hacerlo. Los bonistas no tienen más margen de maniobra que los propietarios de un inmueble ante una expropiación. 

Desde una perspectiva histórica, es innegable que las acciones son una inversión más rentable que la deuda. A pesar de todos los crashes, depresiones, guerras, recesiones, de las diez presidencias y de los numerosos cambios de longitud de las faldas, las acciones en general han dado un rendimiento quince veces superior al de los bonos corporativos.

Con la posible excepción de los bonos a muy corto plazo y los fondos de inversión en bonos, los bonos también tienen su riesgo. En este caso, una subida de los tipos de interés le obligará a elegir entre dos opciones poco halagüeñas: soportar los bajos rendimientos hasta el vencimiento de los bonos, o venderlos con un descuento sustancial sobre el valor nominal.

Si usted tiene auténtica aversión al riesgo, lo mejor para usted es el mercado monetario o el banco. En cualquier otro sitio encontrará riesgo.

Antes de comprar

Antes de invertir hay que responder a tres preguntas personales:

  • ¿Soy propietario de una casa? Usted debería considerar la posibilidad de comprarse una casa, pues una casa es después de todo una buena inversión que más o menos todo el mundo está capacitado para hacer. Habrá excepciones, como casas construidas sobre un sumidero o casas en barrios de moda cuyo precio puede caer en picado, pero en 99 casos de cada 100, una casa le hará ganar dinero.
  • ¿Necesito el dinero? Es recomendable examinar las finanzas familiares antes de comprar acciones. Por ejemplo, si deberá pagar la universidad de su hijo dentro de dos o tres años, no ponga ese dinero en acciones. Tal vez usted sea una persona mayor que debe vivir de unos ingresos fijos, o una persona joven que no soporta trabajar y quiere vivir de unos ingresos fijos de la herencia familiar. En ambos casos, manténgase alejado de la bolsa. Invierta sólo lo que pueda permitirse perder sin que esa pérdida tenga un impacto sobre su vida cotidiana en un futuro próximo.
  • ¿Poseo las cualidades personales que llevan al éxito en bolsa? La lista de cualidades debería incluir la paciencia, la autoconfianza, el sentido común, la tolerancia al dolor, la apertura de mente, el distanciamiento, la persistencia, la humildad, la flexibilidad, la disposición a realizar investigaciones independientes, idéntica disposición a admitir errores, y la capacidad de ignorar el pánico a su alrededor. También es importante ser capaz de tomar decisiones en ausencia de información completa o perfecta. Las cosas casi nunca están claras en Wall Street, y cuando lo están, es demasiado tarde para aprovecharse de ello.

No sobrevalore la competencia o la sabiduría de los profesionales. Aproveche lo que ya sabe. Busque oportunidades que no han sido aún descubiertas o certificadas por Wall Street. Ignore las fluctuaciones a corto plazo. 

Es inútil tratar de predecir la evolución de la economía, pero es inútil tratar de predecir la dirección que tomará la bolsa a corto plazo. El rendimiento a largo plazo de las acciones es relativamente predecible y muy superior al rendimiento a largo plazo de los bonos.

En qué invertir

Invierta en cosas que conozca. Lo que se debe buscar es una situación donde el valor de los activos por acción de una empresa supere su precio por acción. 

Invertir sin investigar es como jugar al stud poker sin mirar en ningún momento las cartas. Si usted se está planteando comprar una acción pensando en un producto específico de la empresa, lo primero que debe tratar de saber es: ¿Qué impacto puede tener el éxito del producto sobre los resultados de la empresa?

El tamaño de una empresa tiene mucho que ver con lo que pueden dar de sí sus acciones. Salvo circunstancias especiales, las grandes empresas no registran grandes cambios en bolsa. En algunos mercados rinden bien, pero los grandes movimientos se dan con empresas más pequeñas.

No compre acciones de un gigante como Coca-Cola esperando cuadruplicar su dinero en dos años. Si compra Coca-Cola al precio adecuado, es posible que triplique su dinero en seis años, pero no le tocará el premio gordo en dos.

Una empresa tiene cinco formas básicas de incrementar sus beneficios: reducir los costes; subir los precios; expandirse hacia nuevos mercados; vender más productos en los mismos mercados; y revitalizar, cerrar o deshacerse de otro modo de una operación no rentable. Estos son los factores que usted deberá investigar.

Consejos finales

Ten en cuenta cada uno de estos consejos sobre los diferentes tipos de empresas y sabrás dónde invertir.

Empresas de bajo crecimiento:

  • Dado que se adquieren por los dividendos que generan (¿por qué otra razón iba a tenerlas alguien en cartera?) Debe averiguarse si tales dividendos se han pagado siempre, y si se incrementan de forma habitual.
  • Siempre que sea posible, averiguar qué porcentaje de los beneficios se paga en forma de dividendos. Si se trata de un porcentaje bajo significa que la empresa cuenta con un colchón para los tiempos difíciles. Puede ganar menos dinero y mantener el pago de dividendos. En caso de que el porcentaje sea elevado, los dividendos tienen un riesgo mayor.

 Empresas estables:

  • Estamos hablando de grandes compañías que es improbable que vayan a quedar fuera del mercado. El elemento clave es el precio, y el PER (Ratio Precio Beneficio, señala el número de veces que el beneficio por acción está contenido en el precio de mercado) indicará si se está pagando demasiado por ellas. 
  • Comprobar la tasa de crecimiento a largo plazo de la compañía, y si se ha mantenido constante en los últimos años. 
  • Si tiene pensado conservar el valor indefinidamente, compruebe cómo se ha comportado la empresa en anteriores etapas de recesión y caídas de bolsa.

Empresas cíclicas

  • Deben observarse de cerca los inventarios y la relación entre oferta y demanda. Hay que prestar atención a las nuevas entradas en el mercado, ya que pueden ser peligrosas. 
  • Anticipar una reducción del PER en algún momento a partir de la recuperación del negocio, cuando los inversores empiezan a prever el final del ciclo y se obtienen los máximos beneficios.
  • Si conoce la empresa está en una situación de ventaja a la hora de prever los ciclos. Cuanto más dura sea la caída en el sector automovilístico, mejor es también la recuperación.

 Empresas de alto crecimiento 

  • Investigar si el producto que supuestamente enriquecerá a la compañía representa la mayor parte de su negocio. 
  • Conocer la tasa de incremento de los beneficios de los últimos años. Las mejores según el autor son las que se sitúan entre el 20 y el 25 por ciento. 
  • Saber si la compañía ha repetido su éxito en más de un pueblo o ciudad, como prueba de que la expansión será viable. 
  • Comprobar si la empresa sigue teniendo espacio para crecer. 
  • Ver si las acciones se venden con un PER igual o próximo a su índice de crecimiento. 
  • Comprobar si la expansión está en fase de aceleración. En el caso de empresas como Sensormatic Electronics, cuyas ventas son principalmente de una sola vez, al contrario que las hojas de afeitar, que los clientes se ven obligados a comprar repetidamente, una reducción del crecimiento puede tener consecuencias devastadoras. 
  • Ver si hay pocas instituciones que tengan el valor en cartera y si apenas un puñado de analistas ha oído hablar de él. Esto constituye una ventaja añadida muy importante con los valores de alto crecimiento. 

Empresas recuperables 

  • La cuestión más importante aquí es: ¿puede sobrevivir la empresa al asalto de sus acreedores? ¿Cuánto efectivo tiene? ¿Cuánta deuda? ¿Cuál es la estructura de su deuda y cuánto tiempo puede operar en números rojos sin quebrar mientras resuelve sus problemas?
  • En caso de quiebra, ¿qué va a quedar para los accionistas? 
  • ¿Cómo se supone que se llevará a cabo el proceso de recuperación de la empresa? ¿Se ha quitado de encima sus divisiones no rentables? Este hecho puede ser clave para las ganancias.

Notas finales

Si usted no logra convencerse de que “cuando pierdo un 25 por ciento, compro” y desterrar para siempre la fatal idea de que “cuando pierdo un 25 por ciento, vendo”, nunca logrará unas ganancias decentes en la bolsa.

A lo largo del próximo mes, año o trienio, el mercado caerá bruscamente en algún momento. Las caídas del mercado son grandes oportunidades para comprar acciones de las empresas que a usted le gusten. 

Obtener grandes resultados es una cuestión de años, no de meses. A menudo los precios de las acciones se mueven en sentido opuesto al de los fundamentales de las empresas, pero a largo plazo se impone el sentido y la sostenibilidad de los beneficios. 

Las empresas estables con alta participación institucional y una gran cobertura por parte de Wall Street, con rendimientos superiores al mercado y precios excesivamente altos, se dirigen al estancamiento o a la devaluación. 

Comprar una empresa con perspectivas mediocres sólo porque sus acciones están baratas es una estrategia perdedora. Vender una excelente empresa de alto crecimiento porque da la impresión de que sus acciones están algo sobrevaloradas es una estrategia perdedora. 

Una cuidadosa poda y rotación de las inversiones en función de los fundamentales de las empresas puede mejorar sus resultados. Cuando las cotizaciones no se ajustan a la realidad y existen mejores alternativas, es mejor vender y pasar a otra cosa. Cuando le salgan buenas cartas aumente la apuesta, y viceversa. 

Si no está seguro de poder ganar al mercado, compre fondos de inversión y ahórrese un montón de trabajo y dinero. Mantenga la mente abierta a nuevas ideas y anímese de una vez por todas a crecer económicamente.

Consejo de 12min

En el microlibro basado en “El pequeño libro para invertir con sentido común”, John C. Bogle pone en tus manos una guía de bolsillo para invertir siguiendo la filosofía de Warren Buffett. Invertir se basa en el sentido común, y ser propietario de una cartera diversificada de acciones y mantenerla a largo plazo es el juego del ganador.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Nacido en 1944, dirigió el Fidelity Magellan Fund entre 1977 y 1990, que bajo su liderazgo fue uno de los fondos de inversión más exitosos de todos los tiempos. En la actualidad, Peter Lynch es vicepresidente de Fidelity Management & Research Company y un destacado filántropo especialmente a... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros