×
44% OFF

No dejes tus metas para 2022

¡Accede a nuevas ideas pagando menos que un café diario. ¡Suscríbete a 12min Premium y aprende más en menos tiempo!

1523 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Tribus: Necesitamos que TÚ nos lideres

Tribus: Necesitamos que TÚ nos lideres Resumen
Gestión de personas y liderazgo

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9781423374091

Editorial: Gestión 2000

También disponible en audiobook

Resumen

Una tribu necesita ser liderada. Pero los líderes que necesitamos son muy distintos a los que nos imaginamos. Los líderes del futuro son quienes generan cambio, movimiento, quienes no se aferran a las normas establecidas. Seth Godin nos cuenta qué podemos hacer para convertirnos en líderes exitosos. Tienes todo lo que necesitas, ¡anímate a ser el líder que la gente busca!

Tribus

Una tribu es un grupo de gente conectada entre sí, a un líder y a una idea. Un interés común y un modo de comunicarse es lo que un grupo necesita.

Los humanos necesitamos el sentido de la pertenencia. Y, de hecho, uno de los más poderosos mecanismos de supervivencia es formar parte de una tribu, pertenecer a un grupo de gente con ideas similares. Nos atraen los líderes y sus ideas y no podemos resistirnos al ansia de pertenencia y a la excitación de lo nuevo. 

Las tribus mejoran tu vida y te permiten liderarla.

Internet hizo que las tribus sean más grandes e importantes. Hay muchas más tribus, pequeñas, influyentes, horizontales, verticales, con las que trabajas, viajas, haces compras, que votan, discuten y luchan, etc.

Además, hay un montón de nuevos instrumentos que nos ayudan a liderar las tribus, como Facebook, Twitter, Meetup, Ning. Hoy hay miles de maneras de coordinar y conectar grupos de personas que no existían hace una generación.

Las nuevas tecnologías se han diseñado para conectar tribus y amplificar su trabajo. Si quieres liderar, puedes.

Liderazgo y creencia

Las tribus tienen que ver con la fe, con creer en una idea y en una comunidad. Crecen en el respeto y admiración hacia el líder y los otros miembros. 

Vivimos anclados a normas arcaicas, a industrias que rehúyen los cambios y luchan contra ellos. Sin embargo, el miedo que antes nos protegía en el trabajo es nuestro enemigo y se interpone en nuestro camino.

Quien pone en entredicho el statu quo puede marcar la diferencia. Los herejes son los nuevos líderes, quienes se ponen a la cabeza sus tribus y crean movimiento. 

Los herejes, problemáticos, agentes de cambio ya no son una piedrita en el zapato. Se han convertido en la clave del éxito. Las tribus están prosperando, pero faltan líderes: ¡te necesitamos! 

No es difícil liderar, ocurre que no hemos sido entrenados para ello. Pero ya dispones de las habilidades necesarias para marcar la diferencia.

Cambio

Hoy en día, la gente añora el cambio. Si quieres crecer, necesitas encontrar clientes que estén dispuestos a unirse y a creer en ti, a hacer donaciones o a apoyarte. El crecimiento llega con el cambio, con la luz y el ruido.

Un líder tiene que liderar una tribu apasionada por el cambio, darle impulso, inspirarla y conectarla a través de su idea. Las tribus nos dan esa posibilidad a todos nosotros. Solo la actitud y la habilidad son esenciales. 

El mercado necesita cambio y el cambio, liderazgo. El líder debe ser consciente de cómo funciona una organización porque solo así podrá cambiarla. El liderazgo siempre se las arregla para influir a los de arriba.

Mejorar una tribu

Hacen falta dos cosas para convertir un grupo en una tribu:

  • Un interés común
  • Un medio para comunicarse

La comunicación puede establecerse de cuatro maneras:

  • Del líder a la tribu
  • De la tribu al líder
  • De un miembro de la tribu a otro miembro de la tribu
  • De un miembro de la tribu a alguien que no pertenece a ella

Las conexiones tribales que se crean con liderazgo siempre crecen. Los contactos conducen a nuevos contactos y la tribu prospera, infunde valor, se extiende y las grandes ideas se difunden.

Las organizaciones inteligentes reúnen tribus, no multitudes, porque perduran en el tiempo y son más efectivas.

Las ideas que se difunden vencen y son excepcionales. La gente quiere novedades, estilo y grandes productos: ¡no seas aburrido!

Un auténtico fan es quien se preocupa profundamente por ti y por tu trabajo. Comprará tu producto o hará que un amigo te escuche. Son difíciles de encontrar, pero muy preciados. Con solo unos pocos puedes comenzar el cambio.

Las organizaciones que destruyen el statu quo vencen. Quienes estimulan sus organizaciones e inspiran el cambio de normas prosperan.

Los mercados, además, recompensan la innovación, lo fresco, la moda, lo excepcional y nuevo.

La influencia funciona como palanca. Con ella puedes cambiar el mundo. Hoy contamos con un poder que no teníamos antes. Una persona en la actualidad puede grabar un video que pueden ver millones de personas al mismo tiempo. Lo tienes todo, ¡anímate!

Miedo

El miedo paraliza, pero también se supera. Quienes cuestionan su propio miedo, triunfan. El miedo sigue allí, pero debes trazar un plan que lo haga obsoleto. Lo único que te impide el éxito es eso. Tienes las herramientas y la fuerza.

La esencia del liderazgo es ser consciente de tu miedo. No desaparecerá, pero esta conciencia es la clave para progresar.

El miedo al fracaso está sobrevalorado. A lo que en verdad la gente teme es a los reproches y las críticas. Debes comparar el mal sentimiento que te genere una crítica con los beneficios que obtendrás por hacer lo que merece la pena: ser excepcional, excitante, divertido.

Todo esto es genial para ti. El mal trago de una crítica se te pasará. Los beneficios, no.

¿Gloria o tribu?

Los grandes líderes se centran en la tribu, no esperan que les levanten estatuas. Los líderes son generosos, ayudan a la tribu a prosperar. 

Están al frente, son perseverantes, desafían los convencionalismos, hablan alto y claro: son valientes y reflejan su luz sobre la tribu. No buscan atención, pero la utilizan para unir a la tribu y reforzar los propósitos.

Antes de intentar expandir tu tribu por el mundo, es preciso que sea compacta. Que los miembros se comuniquen más y rápido, con entusiasmo y emoción, hace que la tribu prospere. Debemos interesarnos por dar solidez a una organización y difundir el mensaje de la tribu.

Un blog, por ejemplo, es una buena manera de hacerlo. Existen muchas herramientas para dar solidez a una tribu, pero nada podrá sustituir el duro trabajo y la generosidad procedentes del liderazgo.

Incomodidad

La escasez de líderes se debe a que pocos quieren tener la incomodidad de guiar a otros. Pero es la escasez la que le da valor al liderazgo.

Es incómodo ponerse al frente, proponer ideas que pueden fracasar, desafiar el statu quo, resistirse al deseo de “acomodarse”.

Los líderes deben vencer esta incomodidad, deben llenar los vacíos y generar movimiento. Tirar para adelante es valioso. Sin embargo, a veces quedarse atrás en vez de ponerse en frente de la tribu es lo que sirve. Como Jimmy Wales, que lidera Wikipedia sin incitar a nadie a hacer nada, solo facilitando que otros llenen el vacío.

El liderazgo implica elegir y negarse a no hacer nada. Tira adelante o quédate atrás, pero no te quedes inmóvil.

¿Cómo ser un mejor líder?

Los líderes son curiosos y los curiosos guían a las masas. Una vez que consigues la curiosidad, no te abandona nunca.

Además, necesitas motivar a la gente que haya elegido seguirte. No necesitas pluralidad ni mayoría, sino que tienes que escoger la tribu que liderarás. Tus actos atraen gente.

No debes pretender complacer a todo el mundo ya que las tribus son cada vez más voluntarias. No se obliga a nadie.

Los grandes líderes no rebajan la fuerza de su mensaje para que la tribu sea un poco más grande. Comprenden que una tribu motivada y conectada en medio de un movimiento es mucho más fuerte que lo que sería un grupo más numeroso de gente.

Ser más grandes no siempre es la respuesta, a veces mientras más pequeñas, mejor funcionan las tribus. Algunas tribus justamente prosperan porque son exclusivas y es difícil pertenecer a ellas.

Herejes

Todo el crecimiento a tu alcance existe cuando no “eres como los demás” y cuando atraes gente que no es “como los demás”.

Los herejes, a los que antes enviaban a la hoguera, hoy son líderes exitosos y los eligen. Lo que necesitas para ser un hereje es tener confianza. Pide disculpas después si es necesario, pero no pidas permiso.

Hay dos cosas que debes saber:

  1. Tenemos mucho poder que antes no teníamos.
  2. El único freno que tienes para convertirte en lo que quieres es la falta de fe.

Nuestra cultura se esfuerza por evitar el cambio. Pero debes desafiar esto. Podemos combatir el sistema preexistente. Los herejes están ganando, ¡úneteles!

El crecimiento y el éxito están ahora inextricablemente unidos a romper las viejas normas y establecer nuevas.

Los herejes no se acomodan, de lo contrario serían mediocres. El arte del liderazgo es el compromiso.

Tomar la iniciativa es realmente difícil. Los líderes ven algo que los demás están ignorando y lo atrapan. Provocan reacciones en los otros y generan el cambio. Los líderes no dejan que las cosas ocurran, las hacen.

Muchas organizaciones se desvían del camino para contratar gente que no se salga de los márgenes, que demuestre regularidad y conformismo. Y a esta gente la dirigen por medio del miedo. Pero, cuando contratas a gente increíble y les das libertad, pasan cosas increíbles.

Errores y tiempo

Estar dispuesto a equivocarse es el secreto. ¡No evites el error! El secreto nunca contado del éxito es el deseo de fallar en el camino para alcanzar una meta mayor.

No hay una manera fácil. Todo conlleva un riesgo, pero arriesgarse no es tan malo.

Por otro lado, nunca resulta obvio cuándo es el momento preciso para liderar. Hay un momento en el que necesitas ponerte en pie, tomar posiciones, difundir una idea, salvar un obstáculo y ser valiente.

Pero, de manera más frecuente de la que pensamos, el gran liderazgo sobreviene cuando la tribu menos se lo espera. Estos momentos, los no obvios, son los que cuentan. A veces, además, es oportuno irse, dejar la tribu, cuando no compartes los objetivos.

Elementos del liderazgo

Los líderes:

  1. cambian el statu quo;
  2. crean una cultura en torno a su objetivo e implican a otros en esa cultura;
  3. sienten una extraordinaria curiosidad por el mundo que están intentando cambiar;
  4. utilizan el carisma para atraer y motivar a sus seguidores;
  5. comunican su visión del futuro;
  6. se comprometen con una visión y toman decisiones basándose en ese compromiso;
  7. hacen que sus seguidores estén conectados entre sí.

Debemos seguir el secreto de Reagan: escuchar, valorar lo que oyes y tomar decisiones.

Escucha activa, eso es lo que busca la gente.

Por su parte, las tribus crecen cuando la gente recluta a otras personas. Así es como se difunden las ideas. La tribu no lo hace por ti, lo hacen los unos por los otros.

Reconocimiento e imaginación

No solo no deberías preocuparte por el reconocimiento, en realidad deberías “querer” que se reconozca a otra gente. Cuando más se difunda tu idea, mayor será el movimiento que iniciaste. Ese es tu auténtico objetivo. El reconocimiento no es la cuestión, el cambio sí lo es.

Los líderes crean cosas que no existían antes. Lo consiguen ofreciendo a la tribu la visión de algo que podría suceder y no ha sucedido. No puedes liderar sin imaginación.

No hay correlación entre dinero, poder o educación y éxito en el liderazgo. Esperar no vale la pena. Decir que sí, la vale.

Cada tribu es distinta. Cada líder es distinto. La auténtica naturaleza del liderazgo reside en que no hagas lo que ya se ha hecho. Puedes elegir entre liderar, o no. Puedes elegir entre tener fe, o no. Puedes elegir entre contribuir a la tribu, o no. Debes elegir.

Notas finales

Definitivamente necesitamos que nos lideres. Tienes todo lo que necesitas para generar el verdadero cambio, para hacer ruido, para producir movimiento. Solo falta que te animes a ser el líder que todas las organizaciones buscan.

La gente necesita seguir a alguien, ¿por qué no a ti? El éxito te espera. Decide ser generoso con las personas y escucharlas y te seguirán.

¿En verdad quieres seguir callado, cumpliendo las órdenes de tu jefe? ¿En verdad prefieres conformarte y acomodarte por no correr el riesgo?

De seguro que no.

Pues anímate a romper con lo establecido y a generar un verdadero cambio en el mundo con tu voz.

Consejo de 12min

¿Te has decidido a ser un verdadero líder? Entonces, “Las 21 leyes irrefutables del liderazgo”, de John C. Maxwell, te ayudarán a seguir ese camino.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.