Sin Miedo al Deber - Reseña crítica - Miguel Isaac Khoury Siman
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

646 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Sin Miedo al Deber - reseña crítica

Sin Miedo al Deber Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Inversiones y finanzas

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Sin Miedo al Deber

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: ‎9798474561424

Editorial: OEM

Reseña crítica

Este libro no es para todos. Este libro es para esas personas con sueños de triunfar como empresarios; para aquellos con una visión de líderes que no se quedan a medias por miedo a salirse de su zona de confort; para esas mujeres y hombres con deseos de volar alto y de ser dueños de su tiempo. Es, también, para todas aquellas personas que están dispuestas a sacrificar varios años de su vida construyendo, antes de empezar a disfrutar del triunfo.

Sin miedo al deber es un libro extraordinariamente fascinante y sencillo de leer, que puede llegar a ser una verdadera fuente de inspiración para estudiantes, emprendedores, visionarios de todas las edades, o para cualquier persona que esté en busca de las bases que lo ayuden a cultivar una mente emprendedora. ¿Vamos?

La solvencia moral del Empresario

Como empresarios, debemos trabajar para tener una solvencia moral antes que la económica, porque la primera es la que siempre nos va a abrir las puertas en cualquier institución para acreditarnos con algún financiamiento.

Por eso, es importantísimo cuidar nuestra solvencia moral, nuestro prestigio como empresarios. Debemos pagar siempre todas y cada una de nuestras deudas, de manera que otros digan: “Él siempre paga. A veces tarde, pero es seguro”. Esto último se debe a que, en algunas ocasiones, los planes no salen como se esperaba y hay “baches” de liquidez, pero al final siempre se debe de cumplir.

“Sin miedo al deber” visualiza el papel del empresario en la sociedad como un generador de empleos que tiene una enorme responsabilidad social, ya que, con el pago de sus impuestos, derechos y contribuciones a la Hacienda Pública, el gobierno puede llevar a cabo programas sociales y de infraestructura que permiten el desarrollo del país. 

De allí que es importante que los gobernantes sean conscientes de que todos los empresarios y emprendedores jóvenes son la semilla del progreso para las futuras generaciones.

Si vas a ser empresario, piensa desde hoy como tal; si quieres ser millonario, piensa hoy como uno de ellos. Las cosas llegan, no sabes cómo, pero cuando las imaginas y trabajas para que pasen, pasan. Si puedes imaginarlo, puedes crearlo.

Tienes que saber muy claramente qué es el éxito para ti, porque puede ser diferente para cada persona. 

Guarda un archivo en tu computadora con todo lo que te imaginaste: qué vas a tener, cómo y con quién vas a estar, y cada año revísalo, no lo modifiques, haz notas de lo que ya no es tan importante para ti y de lo que se volvió importante que quieras incluir, pero no borres el archivo original. 

Te darás cuenta de que, por haberte enfocado en tus pensamientos, pudiste llegar hasta donde querías.

La oportunidad de arriesgar

Si no tenemos miedo al dinero, no tendremos miedo a perderlo, no tendremos miedo a pedir prestado con un proyecto bien estudiado y sabiendo que podremos pagar; si no tenemos miedo a perder lo poco que tenemos; si nos enfocamos y trabajamos con sentido de responsabilidad y ahorro, seguramente ganaremos mucho más de lo que hubiésemos podido perder.

Una de las principales características de un empresario es que asume riesgos. Nadie puede llamarse empresario si no ha asumido riesgos, los cuales obviamente, deben ser medidos y estudiados para triunfar. 

Por eso, invertir es arriesgar, pero arriesgar siempre representa una oportunidad que, ciertamente, nos puede sacar de nuestra zona de confort, poner a prueba nuestro talento y nuestro tesón, pero también, nos puede llevar a aprender y a hacer crecer nuestro patrimonio. Si alguna vez fracasamos, seguro aprenderemos qué hicimos mal y la próxima vez lo haremos bien y triunfaremos.

Si te arriesgas, siempre ganas. Y quizá no logres específicamente aquello por lo que te arriesgaste, pero seguro obtendrás cosas valiosas e importantes: satisfacción, experiencia, aprendizaje, orgullo, valor, y las ganas de intentarlo de nuevo.

La vida, para vivirla al máximo -porque sólo hay una-, requiere que estés dispuesto a perder la seguridad de lo que tienes para ir tras el encuentro de lo que quieres.

La gente exitosa no llega a la cima solo por asumir riesgos, llega ahí porque los riesgos que asumieron los tomaron de manera consciente e inteligente. No se arriesgaron sólo por el hecho de hacerlo, lo hicieron porque tenía sentido de negocio, sentido de éxito.

Trabajaron y midieron los riesgos y tomaron los que tenían capacidad de asumir; riesgos cuyos beneficios eran mucho mayores que las posibles consecuencias negativas si algo no salía bien.

El mayor riesgo que asumen los miedosos es no atreverse y, al paso de los años, siempre piensan: “¿Por qué no lo hice cuando pude?” Así que viven frustrados, siempre cargando el mayor riesgo de todos que es: “vivir sin haber vivido”. 

Quizá, lo que te ha detenido hasta ahora no es un obstáculo allá afuera, sino un reto a vencer dentro de ti. El reto de atreverte, de arriesgarte, de estar dispuesto a soltar la seguridad de lo que tienes, por la construcción de lo que quieres. Arriesgarte no es opcional. Las opciones están en cómo y cuándo hacerlo.

Claves para ser un empresario exitoso

El empresario nunca debe olvidar que, si él creció, sus colaboradores también deben hacerlo. Es bueno que ellos tengan en la empresa la oportunidad de mejorar en sus puestos, de seguir preparándose para asumir roles cada vez más importantes dentro de la organización.

Algunas características de los empresarios exitosos son: 

  • Capacidad de detectar oportunidades: un empresario debe tener un buen ojo para ver oportunidades donde otros no la ven, y para esto debe estar siempre bien informado sobre los cambios de tendencias que hay a su alrededor. 
  • Capacidad de innovar o crear: siempre debe tener la curiosidad y la capacidad para crear nuevos productos o servicios para llenar de manera oportuna y eficiente las necesidades de los mercados o de los consumidores, pero para esto, nunca se debe sentir temor para hacer las cosas diferentes. Como dijo Steve Jobs: “Si están tan locos para pensar que pueden cambiar el mundo, seguro lo podrán hacer”. 
  • Capacidad de luchar contra el entorno: todos los empresarios se enfrentan, constantemente, a cambios en el entorno que significan retos, por lo que deben ser flexibles para adaptarse, rápidamente, a cualquier vicisitud. Por supuesto que necesitan energía, esfuerzo, conocimientos y trabajo para poder convertir una amenaza en oportunidad. 
  • Capacidad de adaptación a los cambios: siempre habrá cambios, todo es dinámico, pero si se toman de manera adecuada, es posible hacer que estos cambios sean buenos para la organización. 
  • Capacidad de dirección según los principios básicos de administración: los empresarios exitosos llevan consigo la capacidad de manejar la empresa de acuerdo con los principios básicos de la organización que Henry Fayol, en su libro Administración general e industrial, describió: planeación, organización, supervisión y control. 
  • Capacidad para tomar riesgos: calculados, y medibles.

Cinco secretos para triunfar en los negocios

  1. Presta atención a los detalles: las oportunidades siempre pasan frente a la gente y sólo algunos las pueden ver. Un grupo menor de personas la pueden tomar y sólo unos cuantos le dan el seguimiento necesario para que esa oportunidad pueda ser aprovechada y rinda frutos.
  2. Escoge a los mejores colaboradores: una vez que encuentres a los talentos que te acompañarán en tu viaje, no los dejes ir; de nada te sirve tener el mejor avión del mundo si no tienes a la gente que lo sepa siquiera taxear o estacionar. Si quieres volar alto, lo más importante es la gente que te ayudará a pilotear.
  3. No pierdas el enfoque: tu enfoque como emprendedor, si tú no te dedicas a causas sociales, es justamente ese: “hacer dinero“, y lo decimos así porque en México, el término que se usa es “ganar dinero”, pero esta expresión es incorrecta; siempre que uno gana, otro pierde y aquí no es el caso, por eso utilizaremos el término: “hacer dinero”. Mientras haces dinero, cumples tu misión de empresario al generar empleos, pagar impuestos y ayudar a la sociedad. Las actividades necesarias en una empresa, que no son directamente generadoras de la riqueza, pueden ser incluso mejor realizadas por cualquier colaborador que tú mismo. 
  4. Sigue tu instinto: es muy fácil dudar de nosotros mismos, pero normalmente cuando algo sale mal, siempre decimos: “pensé que debía hacerlo de la otra forma”; pero, entonces, ¿por qué no lo hicimos de la otra manera si lo habíamos pensado? Porque no seguimos nuestras corazonadas. Lo más difícil de conseguir y ni siquiera se puede comprar es el sentido común y éste es el menos común de los sentidos. Si tú tienes sentido común, debes utilizarlo y creer en ti y en tu instinto. Si estás tratando de triunfar, si estás asumiendo riesgos para convertirte en un triunfador, te aseguro que tienes un instinto de empresario en tu sangre y tienes que confiar en él.
  5. La sencillez y la honradez: por muy alto que llegues, nunca debes perder la sencillez, un valor admirable que, además, te catapulta a seguir avanzando en tus metas, porque cuando eres sencillo logras la empatía de tus colaboradores, proveedores y clientes, ellos se vuelven tus mejores promotores y te ayudan a continuar tu camino.

Para que la relación con tus clientes crezca, mantente en contacto con ellos, llámales de vez en cuando sólo para saludar, no sólo les llames cuando quieres venderles o arreglar algún problema. No dejes de ser amable, detallista y cumplidor con ellos, los convertirás en aliados, no solo en clientes.

Las empresas y sus colaboradores no están libres de cometer errores, y éstos son oportunidades para aprender y mejorar. Lo que no se vale es repetir el mismo error una y otra vez. Si todos los días comentemos un error diferente y aprendemos de éste, en un año habremos aprendido 365 cosas que afectan a nuestro negocio, y si no los repetimos tendremos, al cabo del mismo año, 365 cosas menos en qué equivocarnos.

Esto nos lo han dicho muchas veces nuestros padres. Si quieres ser empresario, tienes que parecerlo. Muchos psicólogos dicen que bastan sólo 7 segundos para causar una buena o mala impresión, ya que nuestro cerebro está diseñado para llegar a una conclusión rápida con muy poca información. De igual manera, sólo bastan 30 segundos de una comunicación oral o corporal para poder formarse una imagen de otra persona. También se ha comprobado que, con tan solo escuchar su voz, se forma un juicio.

Las características que definen a un líder

Éstas son las características que definen a un líder: 

  • Optimismo. Es la capacidad de poder transmitir energía positiva, confianza y ganas de actuar a su equipo. Éste es un atributo importante en los líderes más destacados. 
  • Determinación. Las personas que no pierden el foco en sus objetivos, y tienen la motivación y seguridad para lograrlos, llegan más lejos. No salirse del plan predeterminado y ejecutar una ruta establecida hasta el final, sin distraerse, es un talento que no muchas personas tienen. 
  • Honestidad. La transparencia en el actuar es muy necesaria para que la gente que te sigue, confíe en ti. La honestidad y la sinceridad son turbinas que generan un ambiente de confianza en el que tu equipo trabajará mejor. 
  • Inspiración. Los grandes líderes del mundo son genuinos, se presentan tal cual son y con esto inspiran a otras personas. A los líderes les gusta compartir su visión sobre cómo construir una mejor empresa, una sociedad o un mundo mejor. 
  • Seguridad. Un buen líder confía en sí mismo. Aun cuando vea que las cosas no van a salir bien, tiene que mostrarse confiado en que los resultados serán positivos. Si tú crees eso, de verdad, y logras transmitir tu seguridad a los demás, la gente te seguirá.
  • Empatía. Una de las cualidades más útiles en un buen líder es la capacidad de conectar con otras personas, la capacidad de ponerse en los zapatos del otro. Los líderes que son empáticos, que entienden lo que siente cada miembro de su equipo y que se preocupan por ellos, siempre tendrán seguidores leales. 
  • Responsabilidad. Un líder no echa la culpa a los demás de las fallas, encara los errores y busca la manera de resolverlos. Éste es un rasgo muy importante en un líder. 
  • Humildad. Un líder no es el que logra un éxito, sino que dice que su equipo lo consiguió. Un líder no dice que el logro fue por su talento, habla de la buena suerte que tuvo al conseguirlo. Un líder no reprende a sus subordinados, los capacita y los encausa. 

Si tienes más de 5 de estos atributos, enhorabuena, tienes todos los rasgos necesarios para ser un gran líder.

Líder Nivel 5: En el más alto nivel de liderazgo se combina la humildad personal y la voluntad profesional. Un verdadero líder deja atrás su ego para trabajar con y para el equipo al que pertenece y así lograr trascender en conjunto; sabe que es más importante el éxito del equipo que las medallas personales que pueda obtener.

Deudas buenas y deudas malas

Deber no es malo, lo malo es no pagar. El crédito es una herramienta que nos puede ayudar a crecer más rápido, pero también nos puede generar grandes dolores de cabeza.

Para perder el miedo al deber, necesitamos primero aprender a hacerlo. Necesitamos conocer los tipos de créditos que existen, así como los plazos y las tasas a las que podemos adquirir una deuda; pero, sobre todo, necesitamos saber de dónde viene la fuente de repago o, mejor dicho, cómo vamos a cumplir con la obligación adquirida.

Las deudas buenas son las que te darán un beneficio o satisfacción en el futuro. Algunos ejemplos de deudas buenas pueden ser los siguientes: 

  • Líneas de crédito revolventes para tu empresa: este crédito puede ser bueno si lo utilizas para la compra de algún inmueble que te dé alguna rentabilidad o seguridad, como un local comercial, un consultorio o una bodega, ya sea para recibir alguna renta o para tu negocio.
  • Crédito refaccionario: se utiliza para construir, reparar o mantener algún inmueble, o bien, para comprar maquinaria o refacciones. Este tipo de crédito es muy usado en el sector industrial, agrícola y ganadero.
  • Crédito de avío: un crédito de avío, prácticamente, es un crédito de capital para capital de trabajo y se puede usar para adquisición de materias primas, materiales y gastos indirectos de explotación, o bien, para cualquier necesidad de capital de trabajo, como pago de nóminas, electricidad, etcétera.
  • Crédito para la construcción.
  • Crédito hipotecario para negocios.

La mayor parte de las veces que tomamos créditos de consumo son “deudas malas” porque no favorecen el crecimiento de nuestra empresa o patrimonio. Éstas son deudas para vivir mejor hoy: tarjetas de crédito, tarjetas departamentales, auto a crédito, vacaciones a crédito, crédito personal.

Notas finales

Primero, tienes que tener claro que las deudas buenas, generalmente no te darán una mejor vida hoy y que deben ser usadas para generar riqueza para el futuro. Y por el contrario que las deudas malas te harán sentir bien ahora pero no te servirán para generar riqueza.

Segundo, tienes que tener claro que tu historial crediticio es importante y que debes cuidarlo siempre.

Tercero, debes tener bien claro el tiempo en el que podrás pagar las deudas adquiridas y cuáles serán tus fuentes de repago. Los negocios muchas veces quiebran no por que no sean buenos negocios sino por que se acaba la liquidez y esto no te puede pasar, por lo que tienes que planear bien qué plazo necesitas antes de aceptar un crédito, nunca debes tomar un crédito por la prisa de hacerlo si no estás seguro de poderlo pagar en tiempo y forma. 

Cuarto, es importante negociar la tasa más baja al banco o la institución de crédito, muchas veces en los primeros créditos de una empresa caemos en la tentación de aceptar tasas altas, por la necesidad del dinero, pero a los acreedores incluso les gusta que les pelees una mejor tasa, porque es un indicio de que te preocupas por poder pagar. 

Quinto, una vez que obtengas la línea crédito que necesitas para generar riqueza dentro de tu empresa te recomendamos que comiences a buscar nuevas líneas de crédito aun sin necesitarlas, una línea de crédito no te cuesta hasta que usas el dinero, sin embargo si te sale una oportunidad de crecer o tomar algún descuento de algún proveedor, estarás listo para usar dicha línea.

Consejo de 12min

Descubre las claves del éxito en la vida y las ventas con el microlibro basado en "Véndele a la mente, no a la gente" de Jürgen Klaric. Este enfoque basado en el neuromarketing ofrece técnicas probadas que te guiarán hacia el triunfo. Una lectura esencial para aplicar estrategias efectivas en el mundo de las ventas y alcanzar el éxito de manera práctica.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Es Director General y Presidente del Consejo de Administración de la cadena de Hospitales MAC y empresario mexicano comprometido a me... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros