¡El próximo anõ llegó!

¡Aprovecha el 44% de descuento en 12min Premium!

293 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Siete reglas de oro para vivir en pareja

Siete reglas de oro para vivir en pareja Resumen
Sexo y relaciones

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9780307739704

También disponible en audiobook

Resumen

En este libro, el profesor John M. Gottman ayuda a las parejas a responder las cuestiones que durante tanto tiempo se han planteado. ¿Por qué a veces el matrimonio es tan difícil? ¿Por qué algunas relaciones funcionan y en otras se percibe una tensión latente? ¿Cómo evitar que un matrimonio naufrague? ¿Y cómo rescatar un matrimonio del naufragio?

Con años de respaldo científico gracias a su laboratorio del amor, el profesor puede responder estas preguntas con precisión. Estas predicciones no se basan en su intuición o en nociones preconcebidas, sino en los datos reunidos durante años de estudio. Conoce esta interesante visión sobre el manejo de los conflictos de pareja.

La verdad sobre los matrimonios felices

Al principio, el lector se verá tentado a dudar de las aseveraciones de este libro, y esto será completamente normal, no es fácil aceptar de primera mano, que se puede hacer un matrimonio a prueba de divorcios.

En este microlibro empezaremos por aprender qué es lo que hace que un matrimonio funcione. Los sentimientos y pensamientos negativos que tiene una pareja, no deben ahogar los positivos, porque la dinámica que tienen se los impide.

Gottman llama “matrimonio emocionalmente inteligente” a aquel que sabe comprender y respetar al compañero y a su relación. Por lo tanto, tiene más probabilidades de ser feliz.

Vivir las consecuencias de una relación infeliz puede llegar a ser abrumador, pero gracias a investigaciones innovadoras y descubrimientos revolucionarios —como los de Lois Verbrugge y James House, ambos de la Universidad de Michigan—, sabemos que la infelicidad en una pareja puede provocar problemas de salud de todo tipo, incluso acortar la esperanza de vida.

El método del profesor

Actualmente, Gottman y sus colegas siguen a 700 parejas en siete estudios distintos. Observan recién casados, parejas veteranas, matrimonios que acaban de tener su primer hijo, o con hijos recién nacidos, en edad preescolar o adolescentes.

Parte del estudio consiste en entrevistar a las parejas sobre temas como la historia de su matrimonio, su filosofía personal sobre el mismo y los puntos de vista sobre el matrimonio de sus padres.

Se les ha filmado con el objetivo de observar sus interacciones cotidianas, y para obtener una lectura psicológica de su estado de tensión o de relajación, medir su ritmo cardíaco, presión sanguínea, sudoración o función inmunológica.

En todos los casos se permitió que las parejas vieran las grabaciones con el fin de que expresaran su propio punto de vista sobre lo que pensaban o sentían al verlas. Se prosiguió al contacto con estas al menos una vez al año para dar seguimiento.

Han sido los resultados de estas investigaciones los que le han permitido al profesor desarrollar sus siete principios, que junto con su esposa, la Doctora en Psicología Clínica Julie Gottman, ha logrado predecir con tanta precisión el futuro de una pareja.

El programa del profesor Gottman se basa en una sencilla verdad: los matrimonios felices están basados en una profunda amistad. Si bien esto no eliminará conflictos y peleas, sí evitará el desgaste de la relación y generará un fuerte sentido de trascendencia.

Cómo predecir el divorcio

Primera señal: el planteamiento violento. Esto se aprecia por el modo en el que se plantean las discusiones. Cuando las parejas se tornan despreciativas con críticas y sarcasmos y sus palabras están cargadas de negatividad, la conversación ha sufrido un giro hacia un planteamiento violento.

Segunda señal: también conocida como “Los cuatro jinetes”, son los siguientes.

  • Las críticas: palabras negativas sobre el carácter o personalidad de la pareja.
  • El desprecio: el sarcasmo, el escepticismo, los insultos, poner los ojos en blanco, la burla y el humor hostil, son formas de desprecio.
  • La actitud defensiva: se trata de un modo de culpar a la pareja.
  • Actitud evasiva: esta señal puede aparecer como respuesta a los anteriores “jinetes”.

Tercera señal: sentirse abrumado. Por lo general, esto es resultado de la aparición de los anteriores elementos en nuestra relación de pareja.

Cuarta señal: el lenguaje del cuerpo. Las parejas que se estresan mutuamente de manera constante, que se sienten abrumadas con frecuencia por los cónyuges, tienden a provocar distanciamiento y esto, a su vez, evitará que con el tiempo se sientan conectados.

Quinta señal: intentos fallidos de desagravio. Se refiere a los intentos de una pareja por mitigar la tensión durante una discusión (una bandera blanca verbal). El problema radica cuando alguno o los dos cónyuges no percibe estos intentos, entonces se entra en un ciclo vicioso entre los cuatro jinetes y los intentos de desagravio fallidos, hasta que al final uno de los dos pone distancia.

Sexta señal: llegado cierto punto en la relación, esta se encontrará tan viciada por los puntos anteriores que el presente y su futuro estarán en riesgo, al igual que su pasado.

La percepción de la pareja cambiará completamente y olvidarán o distorsionarán los buenos momentos que los unieron. Cuando una pareja llega al punto de reescribir su historia, el fracaso es casi inevitable.

Existen cuatro etapas finales que señalan la muerte de una relación:

  1. Exagerar la gravedad de los problemas.
  2. Percibir inútil la comunicación.
  3. Llevar vidas separadas.
  4. El sentimiento de soledad.

Todo esto es la señal de una separación emocional. Es por esto que la base del método del profesor está en fortalecer la amistad existente en todo matrimonio.

Principios I, II y III

¿Qué es y cómo hacer nuestro mapa del amor?

El “mapa del amor” consiste en conocer íntimamente a nuestra pareja. Es esa parte de la mente donde almacenamos toda la información relevante sobre la vida de nuestra pareja. 

Mientras más conocimiento tengamos, estaremos mejor preparados para enfrentar los momentos difíciles con nuestra pareja y los cambios que sufriremos en la vida juntos.

Conocer mejor a tu compañero o compañera y compartir el mundo interior con él o ella, es un reto que durará toda tu vida pero que te dará grandes alegrías.

Cultivar el cariño y la admiración

Al pasar el tiempo, mantener el respeto y admiración por tu pareja es un gran antídoto contra uno de los puntos que anteriormente vimos: el desprecio. Si respetas a tu pareja, es menos probable que muestres disgusto hacia ella cuando discutes.

Acercarse al otro

Es importante reconocer los pequeños momentos de intimidad que se presentan en la cotidianeidad, los rituales de pareja, los detalles involuntarios. En fin, todo eso que nos acerca de manera casi invisible al otro. Saber hasta qué punto estamos conectados, puede ser beneficioso.

Es importante ayudarse a soportar las tensiones que no son provocadas por el matrimonio. Esto es tan fácil como “hablar al final del día de cómo le ha ido a cada uno”. Las parejas que tienden a hacer esta clase de acciones suelen ser más estables al enfrentarse a las crisis.

Parte de acercarse a la pareja requiere que uno pueda ceder algo de poder en la relación y alejarse de los pensamientos que generen una sensación de incomprensión, indignación o victimización.

Hay que recordar que es natural cometer el error de pensar que la distancia y la soledad son culpa exclusiva de tu pareja. En realidad, no es culpa de nadie. Para salir de este error, se necesita admitir que los dos toman parte en la creación del problema.

Principios IV, V, VI y VII

Según los estudios de Gottman, los matrimonios más felices son los que dejan que su pareja los influya y aquellos que comparten el poder en la relación. El punto aquí no es subyugar las opiniones de uno de los cónyuges, sino respetar y honrar los pensamientos y sentimientos de cada uno.

Es fácil reaccionar con los cuatro jinetes para eclipsar al cónyuge y hacer desaparecer su punto de vista, pero esto solo provocará inestabilidad en nuestra relación. Claro que no nos hará inmunes a peleas y pequeñas escaramuzas, pero sí evitará que estas se salgan de control, pues al final reinará un ambiente de respeto.

Las dos clases de conflictos matrimoniales

  1. Problemas insolubles: son aquellos eternos problemas de la relación que aparecen una y otra vez sin importar el paso del tiempo. Son el codo de tenista de una pareja. Si el vínculo es estable, la probabilidad de que la pareja tome con humor o ligereza estos problemas es muy alta. Sin embargo, si no lo es, estos pueden terminar asfixiando y matando la relación, pues en vez de tratarlos con eficacia terminarán estancados.
  2. Problemas solubles: estos son menos dolorosos e intensos, porque al discutir sobre un problema soluble nos concentramos solo en un dilema o una situación particular. No existe un conflicto subyacente que intensifique la disputa.

Procura quejarte sin echar la culpa a tu pareja ni desacreditar su personalidad o su carácter.

Emplea frases que empiecen con “yo” en lugar de “tú”. Las frases en primera persona son menos críticas y provocan menos actitudes defensivas.

En lugar de acusar o culpar, describe simplemente lo que ves y no esperes que tu pareja te lea el pensamiento. Sé amable y agradecido.

No te reprimas, no acumules temas que te causen ira para dejarlos salir todos de un solo momento.

Cinco pasos para resolver los problemas solubles

  1. Suavizar el planteamiento de la discusión.
  2. Aprender a ofrecer y recibir intentos de desagravio.
  3. Tranquilizarte tú mismo y a tu pareja.
  4. Llegar a un compromiso.
  5. Ser tolerante con los defectos del otro.

Salir del estancamiento

Cuando uno está estancado, parece imposible contemplar el conflicto, pero lo cierto es que se puede pasar del estancamiento al diálogo. El primer paso será comprender su causa, tanto si es algo trascendental como trivial.

El estancamiento puede ser el producto de esperanzas, aspiraciones y deseos que forman parte de la identidad personal y dan propósito y sentido a la vida.

Estas causas, ya sean prácticas o muy profundas, quedan ocultas por la rutina y pueden generar un conflicto en la pareja si son ignoradas o no se respetan y se comparten con otras personas.

Crear un sentido de trascendencia

Lo anterior no basta para evitar que un matrimonio fracase, es por eso que el último punto del profesor Gottman es la trascendencia.

La trascendencia o “cultura de la pareja”, es la estructura que solidifica y permite que nos abramos camino ante los problemas irresolubles de la pareja, de modo que podamos vivir con ellos.

Es lo que evita que la pareja se estanque. Una herramienta que permite que se pueda hablar de manera sincera y con respeto sobre las convicciones personales de los cónyuges.

Mientras más valores profundos puedan compartir, más rica y gratificante será la relación. Con esto fortalecerán también la amistad, aunque en muchos aspectos podrán tener necesidades distintas y encontrar la forma de ofrecerse apoyo mutuo.

Una buena forma de crear esta trascendencia es fomentar rituales familiares, o valorar los que ya se tengan. Estos pueden ser una cita semanal para tomar café, leer el diario juntos en la mañana, entre otros.

La trascendencia también se puede encontrar en la siguiente reflexión: ¿qué papel quieren representar en su vida juntos? El matrimonio será más profundo si sus expectativas son similares. Por ejemplo, sus ideas sobre el trabajo y la importancia que conceden a sus empleos, pueden hacer más profunda su conexión.

Esto no significa que deban coincidir en todo, pero cuanto más comenten sus ideas sobre sus funciones en la vida, más probable es que lleguen a un consenso de modo natural.

Notas finales

A través de las páginas de este libro hemos aprendido que el primer paso para rescatar cualquier relación es estar dispuestos a hacer pequeños cambios, a retomar la amistad y los buenos momentos que nos unieron a esa persona, y a no permitir que la negatividad y los vicios sean un impedimento para dar el paso hacia el cambio. 

Mediante el respeto, el cariño, la paciencia y el buen humor, podremos sacar adelante nuestra relación. Las siete reglas son una forma de cambiar nuestra perspectiva con respecto a viejas ideas y conceptos, así como de optar por hábitos más saludables como la paciencia, el respeto y la mutua comprensión.

Consejo de 12min

En “Las 5 trampas del amor”, Iñaki Piñuel y Zabala aborda el cambio de las relaciones afectivas a lo largo del tiempo y cuáles son las claves para mantener un amor sano y funcional. ¡Toma lápiz y papel!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Es profesor de psicología en la Universidad de Washington y codirector del Seattle Marital and Family Institute. Ha publicado más de cien artíc... (Lea mas)

Es redactora de la revista Parents. Ha sido directora de la revista Health, autora del libro “Normas educativas pa... (Lea mas)