Roba como un Artista Resumen - Austin Kleon

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

479 lecturas ·  4.6 calificación promedio ·  38 calificaciones

Roba como un Artista

Roba como un Artista Resumen
Desarrollo Personal

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Steal Like An Artist - 10 Things Nobody Told You About Being Creative

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 8532528422, 978-8532528421

También disponible en audiobook

Resumen

Este libro es una guía para cualquier persona que quiera desarrollar su creatividad. Austin Kleon supone que, hoy en día, nadie tiene ideas 100% originales. Copiar a tus artistas favoritos e inspirarte en ellos para comenzar tus propios trabajos es genial y ventajoso. El punto es aprender a combinar ideas que ya existen, creando así una cosa "nueva". Entonces, ¡comienza a copiar!

1. Roba como un artista

Los artistas tienen una forma peculiar de observar el mundo que los rodea. En lugar de juzgar lo que está bien o mal, deciden si estas cosas son lo suficientemente valiosas para ser copiadas. Entienden que ningún trabajo es original. Cada arte está construido en base a un arte preexistente.

Lo que eres hoy es una mezcla de tus interacciones con la vida. La única razón por la que la gente llamará a algo “original” es porque no están familiarizados con el original. Deja de pelear tratando de crear ideas únicas para tu trabajo.

Un artista es un coleccionista, pero no vale la pena recopilar todas las ideas. A pesar de ser ladrones exitosos, los artistas son exigentes. No tomes prestadas todas las ideas que aparezcan frente a ti, algunas son valiosas, otras no valen tu tiempo. Tu tarea principal como artista es elegir las ideas que quieres imitar e ignorar las demás.

La mejor manera de mejorar tu arte es eligiendo un mentor en la industria. Estúdialo con cuidado. Cuando estés seguro de haber dominado lo que hace que su arte sea impresionante, encuentra a tres personas que tu artista ame y estudia todo sobre ellas también. Repite este proceso y haz de esto una rutina. Para cuando sientas que hayas ido lo suficientemente lejos, habrás ampliado tu repertorio de recursos y materiales artísticos.

2. No esperes saber quién eres para poner las cosas en marcha

Nada mata la creatividad tanto como la procrastinación. No esperes a saber quién eres antes de empezar a trabajar en tu arte. Sólo podemos descubrirnos a nosotros mismos cuando estamos inmersos en nuestro trabajo creativo.

Tener miedo de profundizar en el arte es natural. Es el síndrome del impostor, descrito como "la incapacidad de externalizar los logros". Te hace sentir que no entiendes lo que estás haciendo. ¡No dejes que te frene! La clave es no permitir que se interponga en tu camino.

Al principio, es posible que nadie note tu trabajo ni sepa lo que estás haciendo. Pero no dejes que esto te detenga. Actúa como si fueras el mejor artista del género, como si estuvieras trabajando en algo grandioso. Sigue trabajando y creyendo en ti hasta que veas la luz al final del túnel.

En algún momento, todo artista debe dejar de copiar a su héroe. De otra manera, su trabajo creativo comenzará a emular el trabajo de su ídolo. La emulación está construida a partir de la imitación. Comienza con la comprensión de que no podemos ser como nuestros héroes y que nuestro trabajo será diferente al de ellos.

Afortunadamente, esta diferencia no es un defecto. Somos sólo nosotros. La ampliación de tus pensamientos es la verdadera emulación, de la cual surge la creatividad.

3. Escribe el libro que quieres leer

¿Te has sentado durante horas preguntándote cómo escribir, pintar o componer? No estás solo. Muchos artistas jóvenes, especialmente escritores, sufren de la llamada "falta de ideas".

Desafortunadamente, hay malos consejos para los artistas que preguntan qué escribir: "¡Escribe sobre lo que sabes!". No escribas sobre lo que sabes, escribe sobre lo que te gusta. Escribe la historia que te gustaría leer. Puede parecer extraño, pero ¿no es esa la razón para crear una ficción?, ¿alejarnos de las realidades grotescas de nuestro mundo?

Piensa en tu película favorita, si tuviera una secuela, ¿cómo sería? Piensa en tus héroes creativos, si tuvieran que crear otra obra maestra, ¿qué temas trataría? Si todas las personas creativas que te inspiraron fueran a colaborar en un proyecto, ¿qué aspecto tendría?

4. Usa tus manos

Aléjate de tu computadora y escribe notas a mano en un cuaderno. Usa tus manos para crear algo. Debes recordar que tu notebook no produce ideas.

Aunque ciertamente ya no podemos vivir sin ellas, existe el peligro de confiar en las computadoras para que nos proporcionen todo. Roban nuestra auténtica sensación de ser creadores, nos alienan y nos alejan de nuestro proceso creativo. Sentarte frente a tu computadora no solo ahoga tu creatividad, sino también tu salud.

Si tienes suficiente espacio en tu taller, instala plataformas de trabajo analógicas y digitales. Llena tu estación de trabajo analógica con herramientas de trabajo como bolígrafos, marcadores, clips y cuadernos.

Cuando te aburras de trabajar en la computadora, trabaja en tu publicación analógica. Esboza tus ideas, coloca cosas en la pared, haz actividades que no involucren productos electrónicos. Te sorprenderás de la influencia que esto tiene en tu creatividad. Si sientes que estás empezando a perder energía, vuelve a tu estación de trabajo digital.

5. Los proyectos extras y los hobbies son importantes

Es muy difícil superar la procrastinación. A veces, te encuentras dedicándole tiempo a muchas otras cosas diferentes a lo que deberías estar haciendo.

En lugar de culparte, trata de que tus pasatiempos se vuelvan más productivos. Según el autor, su experiencia como artista y escritor de libros le ha enseñado que tener varios proyectos diferentes al mismo tiempo es algo bueno. 

Afirma que, cuando se siente cansado de centrarse en un proyecto, cambia a otro y, a veces, necesita tiempo libre de todos los proyectos. Toda persona creativa necesita descansar su cerebro y no pensar en nada. En ocasiones, evitar el trabajo es la mejor manera de reorientar la mente.

6. El secreto: haz un buen trabajo y compártelo

Uno de los mayores temores de los artistas es el miedo a permanecer desconocidos. No hay una píldora mágica que haga que todos se vuelvan fanáticos de tu trabajo. Las personas no te notarán al principio porque están demasiado ocupadas como para prestarte atención.

Aunque este temor es una preocupación genuina, no debes dejar que te afecte. Permanecer desconocido puede ser liberador. Esto te da libertad para cometer errores, experimentar y crear trabajos diferentes. Aprovecha lo desconocido mientras puedas. Hay una fórmula sencilla: produce grandes obras y compártelas.

Crear grandes obras requiere mucha práctica y persistencia. No te convertirás en un Beethoven después de unos pocos intentos de componer canciones. Practica y sé persistente.

Compartir tu trabajo es muy fácil en estos días. Sólo necesitas publicarlo en internet y promocionarlo. Obviamente, debes estar dispuesto a mostrar tu trabajo a otros y aprender la magia detrás del marketing online. Aprende cómo crear un sitio web y cómo promocionarlo utilizando las redes sociales y otras herramientas de internet.

Compartir tu trabajo te ayuda a conectarte con personas que tienen intereses similares a los tuyos. Estar online te motiva a trabajar duro, a crear más cosas para tus seguidores. Cuando publicas tu trabajo en internet, deseas que tu próximo proyecto sea mejor que el anterior.

7. La geografía ya no manda

Hace algunos años, si querías conocer gente creativa como tú, tenías que cambiar de ciudad y a veces incluso de país. Afortunadamente, este ya no es el caso. Internet ha abierto los límites geográficos del mundo y no tienes que moverte para conectarte con las personas que te interesan. Sólo necesitas un lugar tranquilo para trabajar y un dispositivo que se conecte a internet.

Sin embargo, dejar de lado la rutina puede brindarte mucha inspiración. Si puedes, sal de tu casa de vez en cuando y ve a trabajar a otro lugar. Tu cerebro tiene la costumbre de sentirse muy cómodo en entornos familiares. Para que funcione de la mejor manera, tendrás que pasar de un entorno confortable a uno diferente con otras personas y con una cultura distinta.

Viajar revitaliza tu cerebro. El lugar de destino es una cuestión de gusto y preferencia personal, aunque ir a un lugar con un clima horrible puede ayudarte mucho. El mal tiempo te permitirá pasar la mayor parte del día en el interior, trabajando en tus proyectos.

Encuentra un lugar que te recargue espiritual, social y físicamente. Lo mejor de mudarse en estos días es que tus amigos y colegas viven en un lugar donde siempre podrás encontrarlos: internet.

8. Sé amable (el mundo es un pañuelo)

Para sobrevivir y prosperar debes ser amable con tus amigos y dominar el arte de ignorar a tus enemigos. Si estás rodeado de personas que no están comprometidas, tú también actuarás de esa manera. Eso significa que debes ser selectivo con las personas con las que te conectas.

Relaciónate con personas que te inspiren y motiven y el cielo será el límite. Aprende de estas personas, ten curiosidad por ver lo que dicen y lo que están leyendo. Si descubres que eres la persona más talentosa de tu red, busca otro grupo con el cual relacionarte.

En tu viaje para establecer conexiones en internet encontrarás opiniones diferentes a las tuyas, algunas de ellas claramente incorrectas, pero no intentes corregirlas. La única forma plausible de demostrar que alguien está equivocado es crear un trabajo que tú consideres correcto.

Deja de buscar la validación de las personas. Una vez que hayas creado tu trabajo y lo hayas publicado, no te corresponde a ti determinar cómo reaccionará la gente ante él. Mientras hagas lo que amas, no debes preocuparte por lo que digan de ti.

9. Sé aburrido (es la única forma de trabajar)

El retrato en los medios de los artistas como personas despreocupadas y fiesteras está muy distorsionado. Si tratas de vivir de esa manera, morirás muy joven o pasarás el tiempo siendo muy improductivo. Ahorra energía para ser creativo. Ve al gimnasio, prepara una comida saludable, duerme bien para revitalizar tu cerebro, pasa tiempo con tu familia o lleva a pasear a tu perro.

Debes aprender cómo administrar adecuadamente tu dinero. No querrás estar preocupado todo el día por tus finanzas ya que esto puede envenenar tu creatividad. Sé disciplinado para vivir dentro de tus posibilidades. Cuida tu dinero y no compres cosas que no necesitas. 

Tu arte puede tardar un tiempo en darte suficiente dinero como para pagar tus cuentas. No renuncies a tu trabajo convencional hasta que esto sea posible. Un empleo formal no sólo mantiene tu estilo de vida mientras esperas a que tu arte sea reconocido, sino que también te da la oportunidad de conocer gente y hacer conexiones.

Lo peor que un trabajo formal puede hacerte es robarte tu tiempo, pero eso se ve recompensado en la medida en que te da una rutina. Tener un horario regular es mucho más productivo que tener mucho tiempo libre. Puedes programar tu trabajo creativo para cuando hayas salido de la oficina.

10. Creatividad también es restar

Actualmente vivimos en un mundo desbordado de información. La recibimos minutos después de despertar y momentos antes de dormir. Todos los días, durante todo el año.

Para sobrevivir a esta locura, es vital que seleccionemos los temas que queremos estudiar y los intereses que pretendemos cultivar. Así como los canales por los cuales vamos a recibir esa información y por parte de quién.

De la misma manera, necesitamos elegir los artistas, autores y personas en general donde vamos a buscar inspiración. Aunque es mejor si podemos renovarlos cada cierto tiempo.

Recuérdalo: a final, no somos más que la suma de cosas que vemos y las personas que admiramos.

Notas finales

Hoy en día se sobreestima cada vez más la originalidad. El saber cómo apropiarse de recetas que han funcionado para otros se ha convertido en una habilidad esencial para cualquiera que busque el éxito. Comprende el trabajo de quienes vinieron antes de ti, entiende cómo y por qué funcionó e incorpora las mejores ideas en tu vida cotidiana. 

Además, compartir tus ideas con otros también se ha convertido en una habilidad clave. Para tener éxito, lo importante es poder ser capaz de combinar ideas de todo el mundo sin perder tu identidad.

Consejo de 12min

Hablando de creatividad, ¿qué tal si lees nuestro microlibro “Creatividad, S.A.” de Edwin Catmull? ¡Estamos seguros de que no te arrepentirás!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Austin Kleon es un escritor e ilustrador, autor de varios best sellers sobre creatividad para The New York Times. Asimismo da charlas para empresas de la talla d... (Lea mas)