Reinicia Resumen - David Heinemeier Hansson

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

193 lecturas ·  4.2 calificación promedio ·  43 calificaciones

Reinicia

Reinicia Resumen
Startups y emprendimiento

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Rework

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0307463745

Resumen

Cuando la mayoría de las personas piensan en montar un negocio, reciben los consejos tradicionales: monta un plan de negocios, analiza el mercado, estudia la competencia, busca inversiones. En “Rework”, Jason Fried, fundador de Basecamp (curiosidad: Basecamp también es la creadora de Ruby on Rails, el framework de programación que usamos para desarrollar 12’) desafía la sabiduría convencional.

“Rework” trae un abordaje simple, práctico y rápido para que seas exitoso en los negocios. La realidad es que, actualmente, necesitas mucho menos de lo que crees para realizar tu sueño de emprender. Todos los consejos tradicionales terminaron volviéndose obsoletos y si no comienzas un negocio por alguno de los motivos anteriores, es solo una excusa para no emprender.

La única cosa que realmente necesitas hacer es parar de hablar y poner las manos en la masa. ¿Quieres montar un negocio? ¿En tecnología? Si tu respuesta es “si”, este libro es fantástico para ti y no te lo puedes perder. ¿Vamos?

Ignora al mundo y a la sabiduría convencional

Montar una empresa es un desafío y eso lo sabes. El secreto es comenzar pequeño y ser rápido. Eso hará que tengas que desafiar la sabiduría convencional, al final, la mayoría de las personas te dirán que comenzar algo nuevo es una locura y que es mejor que las cosas continúen como están.

Las personas en el mundo real están siempre llenas de pesimismo y muchas veces no están listas para los cambios. No hagas del hecho de que el mundo no esté de acuerdo contigo para no comenzar. También escucharás que debes aprender de tus errores y de los errores de otras personas. No creas en eso.

Una investigación de Harvard probó que el éxito atrae más éxito. Para los emprendedores que ya han fallado antes, en su segunda empresa, tuvieron la misma tasa de fallas que emprendedores principiantes. Por eso es importante no tener miedo e invertir en algo que crees. También no necesitas seguir el consejo de hacer un plan de negocios. Planear y adivinar tienden a tener el mismo resultado práctico. Necesitarás poner las manos en la masa si quieres comenzar de forma adecuada.

No te vuelvas un workaholic

Si comienzas pequeño, necesitarás de menos tiempo y recursos de lo que imaginas. El primer paso es definir cuánto realmente quieres invertir trabajando en tu idea y la respuesta es nunca invertir más. Ni de tu tiempo ni de tus recursos. Un error muy común es inundarse de deudas en tarjetas de crédito y poner semanas interminables de esfuerzo en una nueva empresa.

Además de eso, buscar inversiones externas también puede ser un problema, ya que diluyes tu participación en el negocio y gastarás mucho tiempo corriendo detrás de los inversores. Necesitas dar pequeños y constantes pasos. No te vuelvas en un workaholic, cuando trabajas demasiado, te vuelves menos efectivo.

El workaholic no es un héroe y nunca salvan el día. El verdadero héroe es quien encuentra la forma más rápida y fácil de hacer las cosas y llega temprano a casa. Sin embargo, tampoco puedes dejarte llevar por la idea de que, por trabajar mucho, no tienes tiempo de intentar algo nuevo. Cuando realmente quieres hacer algo, logras crear el tiempo, independiente de tus compromisos.

Llegando a la idea adecuada

La mayoría de las veces, para comenzar una empresa, todo lo que necesitas es una computadora y una idea y todos tus esfuerzos deben estar canalizados para la idea central, el motivo por el cual tu negocio funcionará. La idea central de Amazon no es solo los libros en sí, sino también el transporte rápido, precios accesibles y una gran selección, cosas por las cuales las personas siempre querrán pagar.

Si tienes una idea central fuerte, manos a la obra, es de hora de comenzar. Cuando la empresa de Jason lanzó su primer producto, no tenían ni un software para cobrar a los clientes. Sintiendo el éxito inicial del producto, tuvieron 30 días para poner al aire el sistema de cobro.

Haz lo que te gusta

Para tener éxito, necesitas tener la dedicación que tu empresa necesita. Y como necesitará mucho de ti, es necesario que hagas algo que realmente te gusta y en lo que creas. La administración de una empresa debe estar basada en el compromiso y en la pasión y eso atrae seguidores y clientes felices.

Y si montaste una empresa y quieres atraer personas con objetivos similares, uno de los mejores consejos de Jason es posicionarse como un enemigo de un competidor ya establecido.

Si las personas no están contentas con una empresa por algún motivo, posiciónate como la antítesis de aquella empresa y estas personas querrán hacer negocios contigo. Ser la alternativo al enemigo crea un posicionamiento fuerte y se apoya en lo que las personas ya conocen y no les gusta. Sin embargo, es importante posicionarse como una alternativa a la competencia, pero nunca dejar que ellos dicten lo que tu empresa necesita hacer. Enfócate en lo que estás haciendo y está funcionando e ignora todo el resto.

Para hacer un buen trabajo, necesitas sentir que estás haciendo la diferencia. No esperes que alguien haga el cambio que esperas. Haz lo mismo. Y si decidiste hacer algo, haz algo que realmente importe.

¿Por qué crecer?

Cuando comienzas un negocio, muchas veces sufres presión para hacerlo crecer rápidamente. Pero, para cada negocio existe un tamaño ideal, no importa si es de 5, 50 o 500 colaboradores. Haz algo con lo cual te sientas bien y crezca despacio. Además de eso, si creces rápido y necesitas reducir de tamaño después, la moral y la confianza de tu equipo en el negocio se sacuden. A las grandes empresas les gustaría ser ágiles como las pequeñas y no hay nada de malo ser una empresa pequeña. Si tu negocio es lucrativo y sustentable, deberías enorgullecerte.

Crea un producto que te gustaría usar

Si tienes éxito, las personas intentarán copiarte. Por eso, necesitas crear algo único, imposible de ser copiado, basado en aquello que solo sabes. Jason Fried cita el ejemplo de Zappos. La empresa vende zapatos y existen otros millones de empresas que hacen lo mismo. Sin embargo, tu cultura es tan centrada en el cliente que eso se torna imposible de copiar la manera de ser de Zappos y los consumidores saben eso.

La mejor forma de hacer eso es crear algo que te gustaría usar y que resuelva un problema que tienes. Cuando haces algo que necesitas, sabes si la calidad y la velocidad están bien. No necesitas preguntar a otros si aquello está realmente bueno. Muchas empresas entregan productos malos, estandarizados y que no sorprenden a los clientes.

Para tener éxito, necesitas crear un producto que es incluso mejor de lo que es anunciado. Un producto único, simple, que sea fácil de usar y que atrape al usuario. Otro punto interesante es que si tu producto es “único”, no necesitas preocuparte por evitar compartir tus conocimientos. Por el contrario, las grandes empresas tienden a intentar a mantener todo en secreto. Así, el simple hecho de “compartir conocimiento” puede ser un diferencia que influencia directamente la elección del cliente.

Comienza un negocio, no una startup

Todas las empresas son gobernadas por la misma idea. Llegan los ingresos, salen los gastos y para continuar rodando necesitas tener dinero en la caja, es decir, ganancias. Por eso es necesario que planees tus ganancias desde el primer día. Nunca dejes esta decisión para después. Muchas startups comienzan sin una idea de cómo ganar dinero y terminan muriendo en la playa.

Otro punto importante donde un negocio es diferente de una startup es no construir un negocio solo para venderlo y ganar dinero rápido. Necesitas del compromiso y no de una estrategia de salida para hacer un negocio real. Si tienes algo bueno, continúa ejecutándolo. ¿Por qué venderlo?

Haz medio producto excelente y no un producto completo débil

Cuando tengas problemas con tu producto, considera recortar los recursos. Si quieres hacer algo grande, necesitas dejar de lado todo lo que no sea excelente. Si tu competencia ofrece más funcionalidades, no intentes copiarlo, ofrece menos recursos y enfócate en tener un producto más simple y más fácil de usar.

Mantener tu producto o servicio simple no es fácil y cuando tengas millones de clientes, todo el tiempo aparecerán nuevas ideas de funcionalidades. Nunca deben ser aceptadas de inmediato, siempre es necesario entender si éstas realmente contribuyen a la creación de un producto mejor, sin perder la simplicidad.

De inmediato, di “no” incluso a las ideas que parecen buenas. Si la funcionalidad es verdaderamente importante, los pedidos de implementación llegarán con tanta frecuencia de tus clientes, que eventualmente tendrás que crearla.

Toma decisiones y sé un curador

Para progresar, es necesario ser rápido y decidido. Necesitas sustituir el “vamos a pensar sobre eso” por un “vamos a hacer”. Es importante esforzarse constantemente a tomar decisiones y nunca aguardar por la solución perfecta.

Los proyectos largos y las decisiones diferidas desmotivan tu equipo y causan incomodidad en los clientes. Mientras más tiempo te demores para crear algo, es menos probable que realmente sea lanzado.

Haz pequeños progresos constantes. En tu empresa, eres un curador y tienes que elegir lo que entra y lo que se queda por fuera. Lo más importante, a pesar de no ser instintivo, es lo que queda por fuera. Por eso, es importante enfocarte en lo esencial. Nunca tengas miedo de cortar. Siempre puedes agregar cosas en el futuro, en caso sea necesario.

Enfócate en lo que no cambia

No seas una empresa en búsqueda de la próxima gran moda. Tu negocio debe ser construido alrededor de cosas que nunca cambian y debes invertir en ellas. Cuando te enfocas en lo definitivo, en las cosas que no cambian, nunca sales de modo. Por eso, nunca debes apegarte a tus herramientas, tecnologías, trucos, oficinas llenas muebles lujosos. Enfócate en lo que importa para atraer clientes y tener lucros. No eres una empresa.

Haz marketing a tu manera. Debes ser auténtico en tu marketing y nunca emular las grandes empresas. Las empresas pequeñas que intentan parecer grandes a toda costa terminan pareciendo chistes y no son tomadas en serio. No hay problema en parecer pequeño, por eso debes hablar con tus clientes como hablas con tus amigos.

Comunícate de manera franca, directa y evita las expresiones que el mercado usa. Además de eso, la publicidad tradicional es una manera mucho más cara de conectarse con los clientes. Construye una audiencia compartiendo contenidos útiles y relevantes para tus clientes. Crea una comunidad de personas que se interesan genuinamente por ti y los negocios irán bien.

Crea un ambiente de comunicación honesta y transparente

Para tener éxito, necesitas funcionarios que sean capaces de administrarse a sí mismos. Este tipo de profesional solo tiene éxito en ambientes de trabajo donde existe confianza, responsabilidad y autonomía. Evalúa siempre si tu empresa es directa en la comunicación. No puede ser prolijo o irrelevante sino comunicarse claramente siempre.

No fomentes una cultura de exceso de reuniones, donde las personas solo traen problemas. Crea un ambiente donde las personas traigan soluciones reales a los problemas y las críticas y retroalimentaciones son totalmente transparentes.

Necesitas una comunicación franca y honesta dentro de tu equipo para que las ideas malas sean criticadas cuando deben ser. Además de eso, existen ciertas palabras que deben ser evitadas en el trabajo en equipo. Cosas como: “No puedo hablar ahora”, “Necesito eso para mañana” o “¡Eso es fácil!”. Palabras como “no puedo”, “necesito” y “fácil” destruyen rápidamente cualquier esperanza de una discusión fructífera. Además de eso, nunca pidas algo “lo más rápido posible”.

Las reuniones e interrupciones son tóxicas

La interrupción constante y un alto volumen de reuniones son altamente perjudicial al éxito de un negocio. Reducen tu velocidad y te impiden crecer. Por eso, es necesario que luches contra ellas todo el tiempo. Crea tus momentos de trabajo, donde no puedes ser interrumpido.

Crea tus momentos de trabajo, donde no puedes ser interrumpido. Una reunión no es sinónimo de colaboración. Cuando 5 personas se reúnen por 1 hora, desperdicias 5 horas de productividad. Si tienes reuniones, define tus reglas, duración y agenda de antemano. Invita siempre al menor número de personas, comienza por el problema específico y enfócate en él. Siempre finaliza las reuniones con una solución y una decisión.

Contrata personas cuando sea absolutamente necesario

Cuando contratas a alguien, debe ser solo para resolver un problema puntual que está causando a tu empresa un inmenso inconveniente. Mantener a tu equipo reducido por el mayor tiempo posible le forzará a adoptar prácticas de economía de tiempo y aumentar su eficiencia.

Por otro lado, la contratación de personas innecesarias, sin importar cuán sean competentes, solo llevará a la frustración y a la creación de trabajo artificial para mantenerla ocupadas. Cuando llega la hora de traer nuevos talentos al equipo, puedes y debes buscar un talento, pero un buen consejo de Jason Fried es abrirse a la posibilidad de trabajo remoto.

Si estás dispuesto a contratar funcionarios de cualquier lugar del mundo, siempre serás capaz de encontrar más personas capaces que las de tu ciudad. Casi todos pueden trabajar online hoy en día, por lo tanto, la ubicación de tus funcionarios ya no importa tanto como antes.

Otro punto importante es cuando vas a contratar, es ignorar la sabiduría tradicional. Los curriculums, el análisis de notas académicas y la experiencia acostumbran a ser súper estimados. Confía en tus instintos y concéntrate en lo que el candidato es capaz de aprender y en sus conquistas anteriores.

La inspiración no dura para siempre

Todos tenemos ideas y vendrán para siempre, pero tu inspiración es una energía infinita. Si estás inspirado un viernes, sumérgete en la productividad y haz que suceda. Logras mucho más en poco tiempo cuando estás inspirado, entonces si la inspiración aparece, úsala y ponla en acción.

Notas finales

Iniciar y gerenciar una empresa es mucho más fácil hoy que en el pasado. Para construir un negocio exitoso, debes inyectar tu propia singularidad en tu producto y abrazar los beneficios de ser pequeño. Construye un excelente ambiente de trabajo, enfatizando la confianza, independencia y enfoque.

Consejos de 12’: ¿Quieres saber más sobre startups? ¡Mira nuestro microbook "Lean Startup"!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

David Heinemeier Hansson es un programador danés y creador de la popular estructura de desarrollo web Ruby on Rails y del Wiki Instiki. También es socio de la empresa de desarrollo de software Basecamp Hansson co-escribió Agile Web Development con Rails con Dave Thomas en 2005 como parte de la serie The Facets of Ruby. También co-escribió Getting Real, Razer y Remote con... (Lea mas)

Jason Fried es un escritor, bloguero y fundador de Basecamp, una empresa que crea software de gestión de proyectos para pequeñas empresas. Es el co-fundador y presidente de 37signals, una empresa privada de Chicago que se ha comprometido a construir las mejores herramientas basadas en la web posibles con el menor número de recursos necesarios.... (Lea mas)