Rafa: Mi historia - Reseña crítica - Rafael Nadal
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

1110 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Rafa: Mi historia - reseña crítica

Rafa: Mi historia Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Deportes y Biografías y memorias

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 

Editorial: Indicios

Reseña crítica

Si buscas un ejemplo de dedicación en el deporte, es difícil que encuentres un nombre más adecuado que Rafael Nadal. El tenista manacorense, actual número dos del mundo en el Ranking ATP, escribe sobre su infancia y los exigentes entrenamientos con su tío Toni, nos cuenta en detalle la final de Wimbledon en 2008 contra Roger Federer y expone su modo de ver la vida y el tenis. ¡Toma tu raqueta y sal a la pista! El partido está a punto de comenzar.

El silencio de la Centre Court

El relato de Nadal nos sitúa en 2008, durante la final de Wimbledon, uno de los cuatro Grand Slams del circuito ATP. El duelo enfrentaba al español con Roger Federer, ganador de los cinco torneos anteriores. Era la tercera final consecutiva entre ambos.

Con esa premisa, el tenista narra el partido, set por set. En medio de los puntos, introduce historias de sus comienzos como deportista en su Manacor natal, en las Islas Baleares. Presenta al gran sostén que tuvo durante su carrera: su familia, con especial mención para sus padres y su tío Toni, quien también fue su entrenador personal.

El ritual previo al partido de la final fue el mismo de siempre. Cenar pasta con aceite de oliva y sal, algo de pescado y un vaso de agua. Tomar una ducha de agua helada. Escuchar música con auriculares mientras colocaba cinta adhesiva en las empuñaduras de las seis raquetas que usa por partido.

Rafa admite convertirse en otra persona durante los juegos. Entra en un espacio distinto en el que su fuerza y resistencia aumentan. Hace lo posible por transformarse en una máquina del tenis.

De hecho, Nadal se describe como una persona tranquila, torpe e incluso insegura. Le cuesta tomar decisiones fuera de la cancha. Es dentro de ella cuando se convierte en un animal obsesionado con el triunfo.

Esta final era un partido de gran importancia para ambos tenistas. Federer estaba a punto de quebrar un récord al ganar seis ediciones consecutivas de Wimbledon. Rafa quería romper la racha de dos finales perdidas ante el mismo rival en el torneo inglés.

El dúo dinámico

“La familia inmediata, la familia extensa y el equipo profesional forman tres círculos concéntricos alrededor de mí”. Así considera Nadal a sus seres queridos. Pero uno de ellos ha sido quizás el más influyente en su carrera deportiva: su tío Toni.

Rafa comenzó a jugar al tenis con apenas cuatro años, con Toni como entrenador, en el club de su ciudad. Formó parte de un grupo con otros niños hasta cumplir 13. En ese momento, el entrenamiento comenzó a ser individual.

Toni ejerció una docencia inflexible y severa sobre su sobrino. Usaba un lenguaje duro, asustándolo con sus gritos. Al mismo tiempo, lo animó a pensar por sí mismo dentro de la pista.

Con apenas ocho años, ganó el campeonato de Baleares en la categoría sub 12. Fue la primera gran demostración de sus habilidades contra chicos cuatro años mayores que él. 

Tres años después, ganó el campeonato nacional sub 12. En su relato, reconoce que el entrenamiento intensivo de su tío le permitió hacerse con esos títulos. Toni, al igual que el resto de su familia, se encargaba de que la fama no se le subiera a la cabeza.

Con 14 años, ganó el Les Petits As en Francia, el torneo juvenil más importante del mundo. Meses más tarde, ganó el Nike Junior Tour International en Sudáfrica. Al día siguiente de volver a Manacor, tras un viaje de 14 horas en avión, Toni lo obligó a entrenar en el horario de siempre. Años después, Rafa valora esos gestos que le mantuvieron los pies en la tierra.

Ya habiendo cumplido los 16, y a pesar de que su madre lo matriculó en un curso a distancia como preparativo para la universidad, decidió abandonar los estudios formales y dedicar su vida completamente al tenis.

De vuelta en Wimbledon, el narrador recordó algunos puntos de los primeros dos sets contra Federer. Ganó ambos, por 6-4 y 6-4. Estaba apenas a uno más de hacerse con el trofeo del Grand Slam.

Miedo a ganar

Lejos de desprestigiar a su acérrimo rival, Nadal menciona que la competencia a lo largo de los años con Federer ha beneficiado a ambos y al tenis en general. Su disputa atrajo la atención del público internacional.

Respecto a su éxito personal, Rafa da un gran crédito a su humildad, algo que ha declarado en varias ocasiones. Aunque en el libro intenta explicar este atributo más a fondo: con ese discurso no pretende crear una imagen moralmente superior ni mucho menos.

Para él, ser humilde es comprender la importancia de mantener un estado de máxima concentración en las etapas cruciales de un partido. Tener consciencia de que no ganarás apenas con tu talento, sino que deberás trabajar y esforzarte al margen de tus posibilidades.

Los inicios de su carrera como profesional también fueron impactantes. Con apenas 17 años, representó a su país en la Copa Davis 2004. Tuvo su punto culminé al derrotar a Andy Roddick, número dos del mundo, en el primer punto de la final ante Estados Unidos. El equipo español, liderado por Carlos Moyà, acabaría ganando la serie por 3 a 1. Todo el mundo del tenis conoció entonces al joven maravilla de las Islas Baleares.

Dentro del mundo ATP, consiguió su primer título poco después, derrotando a Guillermo Coria en la final de Montecarlo. En la temporada 2005 también levantó los trofeos de Acapulco, Barcelona, Stuttgart, Roma, Canadá y Madrid.

Pero el plato fuerte sucedió en París, donde Rafa se hizo con su primer Grand Slam: venció al argentino Mariano Puerta en la final de Roland Garros -después de vencer al propio Federer en la semifinal-. Terminó el año en el segundo puesto del ranking mundial de la ATP, sólo por detrás de Roger.

Su incipiente carrera se vería retrasada el año siguiente, al sufrir una lesión en el hueso del pie. Se trataba de un problema congénito que lo afecta hasta el día de hoy. Fueron tiempos oscuros, donde incluso llegó a considerar su retiro; aunque, luego de unos meses de descanso y de adaptar su calzado, pudo volver a las canchas.

De vuelta al 2008, Federer se quedó con el tercer y cuarto set luego de dos intensos tiebreaks donde Rafa se dejó vencer por sus propios nervios. El marcador estaba 2-2. Todo se definiría en el quinto set.

Una invasión de la más pura alegría

Rafa comenzó el quinto set sintiéndose ligero y ágil, más concentrado en ganar cada punto que el juego en sí. Sabía que debía aceptar la situación de la manera que se había presentado y que sólo restaba mirar hacia delante.

En medio del relato de la definición, incluyó un comentario sobre Novak Djokovic, la nueva figura joven que estaba surgiendo en el mundo del tenis: “los dos (Federer y él) sabíamos que Djokovic era la nueva promesa y que iba a poner en peligro nuestro reinado dual más que ningún otro jugador”.

El set fue extremadamente disputado. 1-1, 2-2, 3-3. Llegaron a estar 6-6 pero, al tratarse del último set, el tiebreak no era una posibilidad. Debían continuar disputando el partido hasta ganar por dos juegos de diferencia.

Roger se adelantó 7-6 y Rafa devolvió la igualdad con un potente remate con su brazo derecho. Estaban 7-7. Ahí sucedió el quiebre.

A pesar de llevar el juego a un nuevo deuce, Nadal consiguió quebrar el servicio de Federer para adelantarse 8-7. El cuarto match point del partido fue el definitivo. Rafa sacó apuntando al cuerpo de su rival. El suizo devolvió apenas una derecha inofensiva que el propio Nadal respondió con poca convicción.

Para el éxtasis del español y de toda su familia, Roger golpeó mal la bola, con los pies descolocados, y la estrelló contra la red.

Rafa cayó de espaldas rendido sobre el césped de la Centre Court, con los brazos estirados y los puños apretados. Después de 4 horas y 48 minutos, finalmente había cumplido uno de sus sueños más grandes: levantar el trofeo de Wimbledon.

La mente puede vencer a la materia

Ese mismo año, Nadal representó a España en los Juegos Olímpicos de Beijing. Allí, volvió a sentir el espíritu de equipo, y conoció el trasfondo de una gran cantidad de deportes que son injustamente tratados frente al fútbol, básquet o tenis.

Pudo ganar el oro en los individuales masculinos tras derrotar a Djokovic en semifinales y al chileno Fernando González en la final. Según sus propias palabras, es uno de los momentos de su vida de los que más se enorgullece.

Al año siguiente, la temporada de los Grand Slams comenzó con el Open de Australia, disputado en Melbourne. Rafa se sorprendió al percibir que tenía grandes chances de ganar la competición.

Y así fue, pero no sin complicaciones. La semifinal donde venció a su compatriota Fernando Verdasco fue el partido más largo en la historia del torneo. Necesitó 5 horas y 14 minutos para imponerse en cinco sets.

El desgaste físico puso en duda su presencia en la final contra Federer, pero fue su tío Toni quien, con otro de sus discursos, le demostró que podía. Y realmente pudo. Sé quedó con el partido y el título tras ganar en cinco sets.

Como consecuencia, volvió a ubicarse en el primer puesto de la clasificación mundial.

El tenista manacorense aprendió que siempre debe perseverar, y que la clave del tenis está en la mente. Una mente despejada puede vencer cualquier obstáculo, incluyendo el dolor.

El paraíso perdido

A pesar del reciente triunfo, el resto de la temporada 2009 no iba a ser tan positiva. Horas después de la final ganada en Melbourne, Rafa supo que las cosas no andaban muy bien en casa: sus padres se estaban divorciando.

Toda la familia sufrió el golpe emocional que, eventualmente, también se vio reflejado en el desempeño del tenista dentro de las pistas.

Luego de ganar en Montecarlo, Barcelona, Roma e Indian Wells, sufrió una lesión en sus rodillas. Quedó afuera en la cuarta ronda de Roland Garros y se retiró de Wimbledon. Acabó perdiendo el primer puesto ante Roger.

Para Navidad, la familia ya estaba en un mejor momento y los padres supieron mantener una buena relación, a pesar de seguir separados. Fue en ese momento cuando Toni habló con Rafa: era momento de levantar el ánimo y volver al trabajo.

Sin embargo, su rodilla tenía otros planes. Nadal debió retirarse de los cuartos de final del Abierto de Australia de 2010, mientras se enfrentaba a Andy Murray.

Pasó por un tratamiento experimental con inyecciones que, desde entonces, ha tenido un excelente resultado.

En la cima del mundo

El 2010 acabó siendo su mejor año. Ganó una vez más en Montecarlo, alcanzando seis victorias consecutivas en ese torneo, y repitió los trofeos de Roma y Madrid.

Su regreso glorioso a las pistas acabó por confirmarse con sus triunfos en Roland Garros, frente al sueco Robin Söderling, y en Wimbledon, ante el checo Tomas Berdych. Llegó a la cifra de ocho Grand Slams.

Sólo restaba el US Open para alcanzar los cuatro grandes títulos del circuito, siendo el séptimo jugador de la historia en conseguir esa marca. Hacerlo con apenas 24 años lo convertiría en el más joven desde 1968, cuando comenzó “la era de los Abiertos”.

Llegó a la final del Abierto de Estados Unidos sin regalar un sólo set. Su rival era el ya consagrado Nole Djokovic. Y, como podrás imaginar, el desafío fue intenso.

Pero, una vez más, Rafa supo sobreponerse a su contrincante y, sobre todo, a sus propios nervios. Levantó el título tras imponerse en cuatro sets por 6-4, 5-7, 6-4 y 6-2.

Nadal había llegado al momento cúlmine de su carrera. Estaba en la cima del mundo.

Aunque eso no lo detuvo y, desde entonces, ha sumado varios Grand Slams a su vitrina. En 2020, con 34 años, el manacorense acumula 19 títulos mayores: un Open de Australia, dos Campeonatos de Wimbledon, cuatro US Open y doce Torneos de Roland Garros.

Notas finales

La historia de un deportista en actividad de la talla de Rafael Nadal ofrece una gran cantidad de frases inspiradoras e historias de superación.

Su relato imprime la destreza, el sacrificio y el trabajo que demuestra cada vez que entra en una pista de tenis. Esta lectura te permitirá conocer a fondo su perfil y cómo ha conseguido mantener su nivel durante tantos años como profesional.

Consejo de 12min

Si estás buscando otra inspiración en el mundo del deporte, te recomendamos “Mentalidad Mamba”, del gran Kobe Bryant. Búscalo en nuestra app.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

John Carlin es un escritor y periodista británico nacionalizado español. Su aclamada obra El factor humano (2008) inspiró la película Invictus (20... (Lea mas)

Rafael Nadal es el tenista profesional más joven en obtener los cuatro títulos de Grand Slam. Lo consiguió en 2010 tras ganar el US Open con apenas 24 años. Nació en Manacor, en las Islas Baleares, el 3 de ju... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros