¿Qué puede salir mal? Cómo sobrevivir a un mundo que intenta matarte - Reseña crítica - Sandra Ortonobes Lara
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

441 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

¿Qué puede salir mal? Cómo sobrevivir a un mundo que intenta matarte - reseña crítica

¿Qué puede salir mal? Cómo sobrevivir a un mundo que intenta matarte Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Ciencia

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9788417809508

Editorial: PLAN B

Reseña crítica

¿Alguna vez pensaste en la cantidad de amenazas a las que nuestro cuerpo se enfrenta día a día? Vivimos en un mundo que intenta matarnos constantemente y nuestro cuerpo lucha para resistir a esas amenazas a cada segundo. ¡Anímate a descubrir cuáles son los organismos a los que nos enfrentamos a diario y qué hace tu cuerpo para mantenerte a salvo!

Mecanismos internos para que funcionemos

ADN

Nuestro organismo es un conjunto organizado de células. Dentro de las células encontramos el ADN que contiene nuestra información genética y, básicamente, define cómo somos. 

Existen dos tipos de ácidos nucleicos (ADN y ARN) que están formados por una secuencia de moléculas más pequeñas denominadas nucleótidos que a su vez están conformados de adenina, timina, citosina y guanina. Nuestro ADN es una secuencia larguísima de estos cuatro nucleótidos que, además mantienen unidas las dos cadenas de ADN.

Las dos cadenas de nuestro ADN son complementarias. El ADN contiene instrucciones para sintetizar proteínas y se puede dividir para producir genes.

Las proteínas están formadas de aminoácidos y hay veinte tipos de ellos que se combinan para dar lugar a las distintas proteínas de la célula. La secuencia de nucleótidos del gen describe la secuencia de aminoácidos que tendrá la proteína.

Proteína

Cada gen del ADN contiene la información necesaria para sintetizar un tipo de proteína

¿Cómo fabricar una proteína a partir del ADN? Este proceso requiere dos pasos: la transcripción (se pasa de ADN a ARN) y la traducción (de ARN a proteína). Después, la proteína se pliega adoptando su forma característica.

El ADN está empaquetado dentro de las células en 23 pares de fragmentos, los cromosomas. Por eso, cada cromosoma tiene una parte de la secuencia total del ADN, es decir, una parte de todos los genes.

La célula

Es la unidad que lo integra todo.

La única forma de obtener una célula es que otra se divida. Para ello, la célula duplica su ADN (replicación) y todo su contenido, se divide y da lugar a dos células hijas (mediante la mitosis y la citocinesis).

La célula cuenta con una red de proteínas patrulla que la van guiando en el ciclo celular para asegurarse de que no se produzcan errores y controlar lo que sucede en el entorno de la célula.

La célula necesita, además, duplicar todos sus orgánulos. Las mitocondrias, que son los orgánulos que producen energía para la célula, también se reproducen de la división de una ya existente. Replican su ADN, duplican su masa y se parten en dos. 

Las células madre son capaces de dar lugar a muchos tipos diferentes de células, por eso sirven para renovar y regenerar nuestros tejidos.

Mutación

Una mutación es un cambio en nuestro ADN. Cuando se produce en las células somáticas (las que forman los órganos y tejidos) se queda en el individuo, pero si se produce en las células sexuales (óvulos y espermatozoides), se transmite a la descendencia.

Los mutágenos son capaces de modificar nuestro ADN de las células. Nos exponemos a una enorme cantidad de estos cada día. Sin embargo, incluso sin mutágenos, las células sufrirán mutaciones inevitablemente.

Reparación

Las células cuentan con proteínas reparadoras del ADN que corrigen errores. Las dos cadenas del ADN resultan muy prácticas. Si una resulta dañada, la otra mantendrá una copia de la secuencia de nucleótidos.

Cuando las dos cadenas se ven afectadas, no tenemos un patrón que se pueda usar como molde. Pero, aun así, la célula cuenta con mecanismos para repararla que pueden no ser perfectos, aunque pueden apañarla, como la unión de extremos no homólogos en la que se pierden algunos nucleótidos.

Además, en algunos casos, se puede producir un tipo de reparación llamada recombinación homóloga que es bastante precisa y no conlleva pérdida de nucleótidos.

Una proteína muy importante para la célula es la p53. Detiene el ciclo celular cuando se produce un daño en el ADN y, en caso de no poder repararse, induce la muerte de la célula. 

Nuestras células pueden morirse principalmente de dos maneras: de forma natural y ordenada (apoptosis) o de forma accidental, caótica y dañina (necrosis).

El exterior

Metabolismo y nutrición

Las células de los seres vivos están formadas principalmente por azúcares, ácidos grasos, aminoácidos y nucleótidos. Se obtienen a partir de los alimentos y se utilizan para construir las estructuras que nos forman y para obtener energía.

El equilibrio entre lo que ingerimos y lo que metabolizamos nos permite mantener nuestro peso corporal estable a lo largo del tiempo.

El cuerpo tiene mecanismos para regular el hambre y la saciedad, como la liberación de hormonas o la detección de nutrientes en sangre. Si alguno de estos mecanismos falla, se producen problemas como la obesidad.

Fármacos

Los fármacos interactúan con una molécula diana dentro del organismo, que suele ser una enzima o un receptor de membrana. Cuando se les unen, los receptores de membrana activan una serie de reacciones químicas dentro de la célula. De esta forma, las células reaccionan al fármaco.

Tóxicos y toxinas

Estamos inevitablemente expuestos a sustancias tóxicas para nuestro organismo, como plaguicidas, metales pesados o contaminación atmosférica.

Además, en la naturaleza hay un sinfín de toxinas que pueden dañar nuestro cuerpo y también pueden ser letales. Las producen otros organismos, como las bacterias, los hongos, los animales y las plantas.

Drogas

Las drogas crean adicción porque estimulan una liberación de dopamina en nuestro cerebro mucho mayor a la normal, lo que produce sensación de placer y deseo de repetir la experiencia.

Las drogas nos producen todo tipo de efectos psicoactivos debido a su capacidad de interferir con la actividad de nuestras neuronas. Hablamos del cannabis, la morfina, la heroína, el LSD o la cocaína.

Sin embargo, drogas como la cafeína, el tabaco y el alcohol también tienen efectos sobre nosotros y modifican nuestro cerebro a largo plazo, generan dependencia, tolerancia y adicción de la misma forma que otras drogas que nos asustan.

Lucha contra los microorganismos

Infecciones bacterianas

El mejor hogar para los microorganismos es el cuerpo humano.

Las bacterias son células más pequeñas y sin núcleo.

Nuestro cuerpo tiene mecanismos de defensa contra las infecciones, como las barreras naturales (piel, mucosidad, secreciones ácidas) o nuestro sistema inmunitario. Pero las bacterias, a su vez, tienen estrategias para zafarse de él.

Los antibióticos han revolucionado la medicina y han hecho que las infecciones bacterianas dejasen de ser la primera causa de muerte en los países desarrollados. 

Sin embargo, el abuso de antibióticos ha hecho que las bacterias adquieran resistencia a éstos. Cuantos más antibióticos tomamos, más favorecemos la multiplicación de bacterias resistentes.

Infecciones víricas

Los virus tienen una estructura bastante simple, formada por material genético, proteínas, y algo que lo envuelva: cápside, envoltura o ambas. Son millones de veces más pequeños y dependen de las células para multiplicarse.

El objetivo del virus es replicarse y propagarse por miles de células. Utiliza a la célula infectada como fábrica.

Además, los virus son capaces de afectar a las bacterias y son la entidad biológica más abundante del planeta, ya que se encuentran prácticamente en cualquier ecosistema. Se llaman bacteriófagos.

Infecciones parasitarias

Los parásitos son organismos muy complejos cuyos tamaños varían exageradamente. Además, cambian de forma a lo largo de su vida.

Se hospedan en nuestros cuerpos y son bastante difíciles de tratar.

La dificultad del tratamiento contra estos organismos es justamente el cambio de forma que experimentan incluso dentro de un organismo. Hay fármacos que son efectivos contra una de sus formas, pero totalmente inocuos para el resto.

Infecciones de transmisión sexual (ITS)

Se estima que cada día más de un millón de personas contraen alguna ITS, ya sean virus, bacterias, hongos o parásitos. Entre las más comunes encontramos sífilis, gonorrea, clamidiasis, tricomoniasis, hepatitis B, herpes simple, VIH y VPH.

El VPH, por ejemplo, infecta las células de la piel o de las mucosas, de modo que activa su proliferación y provoca, además de la aparición de papilomas o verrugas, un aumento del riesgo de cáncer de cérvix y, en menor medida, de vulva, vagina, ano y pene.

Sistema inmunitario

Es el defensor incondicional que enfrenta todos los ataques de los anteriores organismos. Se produce una lucha entre ambos que pasa factura, porque, muchas veces, el daño que causan las infecciones en nuestros tejidos es consecuencia de esta guerra.

La primera prueba que los organismos deben enfrentar es la barrera de defensas naturales, como la piel, las mucosas o la temperatura. A veces pueden pasar estas barreras, pero les estará esperando toda una tropa de células listas para atacar y evitar a toda costa que la infección se expanda.

Estas primeras células con las que entra en contacto el microorganismo, junto con las barreras naturales y las sustancias antimicrobianas, son lo que se denomina la respuesta inmunitaria innata.

Pero a veces esta persiste, por lo que se activa toda una marea de células y sustancias mucho más específicas y dirigidas hacia el invasor, y que en su conjunto forman el segundo tipo de respuesta: la respuesta inmunitaria específica.

La respuesta innata del sistema inmunitario es una primera respuesta genérica, similar para todos los microorganismos, y la forman las barreras de defensa naturales y las células fagocíticas.

Cuando estas activan los linfocitos T, comienza la respuesta específica, mucho más dirigida: los T activan los B, y estos se diferencian en células que producen anticuerpos contra el invasor.

En ocasiones, la respuesta a una infección se queda corta, mientras que en otras se pasa de la raya. Y en ambos casos se produce un daño. Nuestro cuerpo es como un equilibrista en la cuerda floja: impresionante cuando está estable, pero fácil de desequilibrar. Y si pierde el equilibrio, cae.

“Todo en su justa medida”: el eslogan de la biomedicina

Enfermedades del sistema inmunitario

Hasta los mecanismos que nos protegen a veces se equivocan y las cosas salen mal.

La inmunodeficiencia es un estado en el que el sistema inmunitario no cumple con su papel de protector del organismo y nos deja vulnerables ante peligros como las infecciones o el cáncer.

Sin embargo, cuando la respuesta del sistema inmunitario es excesiva, también tiene consecuencias. En las enfermedades autoinmunes el sistema inmunitario reacciona contra células y tejidos del propio organismo.

Enfermedades endocrinas

Las hormonas son moléculas mensajeras secretadas por algunas células para regular la actividad de otras células.

El conjunto de los órganos y tejidos que contienen células secretoras de hormonas es lo que conocemos como sistema endocrino.

Los problemas surgen cuando las células dejan de producir hormonas. Una de las enfermedades más comunes a causa de un fallo de hormonas es la diabetes. Las células pierden la capacidad de captar y utilizar la glucosa como fuente de energía ya que la insulina no funciona correctamente.

Enfermedades nutricionales y metabólicas

Uno de los nutrientes con el que debemos tener cuidado es el hierro. Este participa de un montón de procesos.

Tanto el déficit como el exceso de hierro es perjudicial. Cuando nos falta hierro lo llamamos anemia y cuando tenemos un exceso la llamamos hemocromatosis.

No hay escapatoria

Nuestras vidas son una larga lucha contra todos los agentes que amenazan nuestro bienestar y contra las enfermedades tales como como la aterosclerosis, la hipertensión, el infarto, el alzhéimer, el párkinson, el ELA y el cáncer, que pueden ser una verdadera lotería.

Sin embargo, nadie se salva del envejecimiento. En él intervienen muchos factores distintos. Dos de los más conocidos son el acortamiento de los telómeros (secuencias de ADN que protegen los extremos de los cromosomas) y la senescencia celular (detención de la replicación celular de forma permanente).

Notas finales

Es apasionante conocer cómo funciona nuestro cuerpo. Pero, además de eso, “la Hiperactina” nos cuenta cuáles son las amenazas a las que nuestro cuerpo se enfrenta todos los días. Te sorprenderá descubrir que todo es un arma de doble filo.

Lo más importante para nuestro organismo es el equilibrio. Todo exceso o carencia conlleva problemas y nuestro cuerpo lo sabe bien. Él libra una batalla diaria para mantenernos con vida. Pero, como vimos, hay algo de lo que nadie podrá escapar: el envejecimiento.

Después de una larga vida combatiendo microorganismos y enfermedades que intentan derrotarlo, nuestro cuerpo deberá enfrentarse a esa última lucha que no podrá ganar.

Consejo de 12min

Si, además de tu cuerpo, quieres conocer cómo funciona tu cerebro y también tus emociones, “La vida secreta del cerebro”, de Lisa Feldman Barrette, te interesará.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

La llaman “La Hiperactina”, estudió Ciencias Biomédicas en la Universidad de Barcelona y tiene un máster en Comunicación Científica, Médica y Ambiental. Es la creadora de “La Hiperactina”, un canal de divu... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros