Piensa Como un Freak Resumen - Stephen J. Dubner

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

736 lecturas ·  4.5 calificación promedio ·  108 calificaciones

Piensa Como un Freak

Piensa Como un Freak Resumen
Startups & Emprendimiento

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Think Like a Freak: The Authors of Freakonomics Offer to Retrain Your Brain

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0062218344

También disponible en audiobook

Resumen

Después de sus 2 best-sellers “Freakonomics” y “SuperFreakonomics”, los autores Steven Levitt y Stephen J. Dubner recibieron innumerables correos para que comentaran y resolvieran cuestiones importantes de la humanidad, como la obesidad y el hambre. Como resultado de eso, decidieron escribir ‘Piensa Como un Freak’, para enseñar a las personas cómo resolver problemas de manera eficiente, desde los problemas más simples a los más complicados. Este microbook te va a ayudar a pensar de forma poco convencional y a hacer las preguntas correctas para tomar decisiones y analizar asuntos. Pensar como un “freak” te va a llevar a analizar y resolver cualquier problema, observándolo desde una perspectiva completamente diferente.

Reconocer que no tienes todas las respuestas es el primer paso

La frase que más asusta en cualquier idioma es “yo no sé”. Nos da pavor cuando no sabemos lo suficiente y necesitamos admitirlo. ¿Qué tiene de malo no saber la respuesta a algo? ¿Por qué las personas siempre están fingiendo que saben? Nosotros odiamos admitirlo, pero no sabemos mucho sobre el mundo o sobre lo que está en él. La mayoría de las veces, lo que sabemos - o lo que creemos saber - está basado en informaciones recibidas de políticos, líderes y los medios de comunicación. Desafortunadamente, estas informaciones no son siempre confiables.

Además de no saber sobre el mundo, algunas veces nosotros ni siquiera nos conocemos a nosotros mismos. Deberíamos conocernos muy bien, ya que pasamos mucho tiempo en nuestra propia compañía, pero no es lo que sucede muchas veces.

Otra observación es que, solo porque eres bueno en algo, no significa que seas bueno en todo. Parece simple, ¿no? Desafortunadamente, la naturaleza humana nos garantiza que la mayoría de las personas dará opiniones o sugerencias fuera de su área de especialidad. Eso puede ser desastroso, y a veces, llevar a grandes problemas económicos.

A pesar de las consecuencias desastrosas, la mayoría de las personas tiene miedo de decir “yo no sé” por las consecuencias personales que eso puede traer. Imagina, ¿y si un político admite que no sabe de algo? Él podría ser acusado de incompetencia y probablemente no se quedaría en el cargo por mucho tiempo.

La verdad es que “yo no sé” puede traer muchos beneficios. Ser honesto te permite ver las cosas desde una perspectiva diferente. Te permite experimentar - una cosa que muchas personas, aparte de los científicos, tienen miedo de hacer. Experimentar nos da feedbacks valiosos y puede ser divertido también. Experimentar te permite cuestionar el status quo y aprender lecciones valiosas.

Admitir que no sabemos de alguna cosa, a pesar de ser difícil, puede ser liberador y esclarecedor. Cuando lo admitimos, tomaremos una actitud para encontrar la respuesta, haremos experimentos y encontraremos resultados que serán de mucha ayuda para resolver nuestro problema.

El fracaso te puede ayudar a ser exitoso

La mayoría de nosotros escuchó desde la infancia que rendirse es inaceptable. Las palabras “fracasado” y “perdedor” están fijas en nuestro cerebro como cosas que no queremos para nosotros mismos. Podemos ver los efectos que estas palabras pueden causar en alguien, como depresión, por ejemplo. Además de eso, estos sentimientos pueden impedir a una persona seguir adelante.

Rendirse es contraintuitivo y el fracaso no es una opción. Por lo tanto, ambos son evitados como la plaga. Pero, ¿y si fracasar pudiese hacernos exitosos?

Investigadores han conducido desde hace años proyectos que ya fallaron. Estos investigadores tratan de descubrir lo que causó el fracaso en esos proyectos para evitar cometer los mismos errores en el futuro. Pero ahora están haciendo un nuevo tipo de investigación. En esos análisis, los investigadores intentan anticipar todo lo que podría salir mal en un proyecto y piensan en soluciones para arreglar las áreas más débiles antes de que el fracaso suceda. En ambos casos, el fracaso - sea anticipado o no - puede ayudar a las personas y a los proyectos a ser más inteligentes, fuertes y seguros.

Otros investigadores están intentando descubrir si hay algún beneficio real en rendirse. Un profesor de psicología de la Universidad Concordia condujo un estudio para determinar el efecto de rendirse ante los objetivos no alcanzados. Descubrió que aquellos que se rindieron desarrollaron menos depresión y menos manifestaciones físicas de estrés que aquellos que no se rindieron.

Es claro que el primer paso es determinar si el objetivo es alcanzable o no.

Ser curioso como un niño te ayudará a resolver problemas

Los niños son conocidos por su curiosidad. Ellos cuestionan todo y demandan respuestas inmediatas. Además de eso, no tienen prejuicios. Por otro lado, los adultos tienen el hábito de desarrollar opiniones basadas en ideas preconcebidas en vez de hechos. Para realmente pensar como un “freak”, es importante pensar como un niño. El primer paso es pensar en pequeño. Este es otro concepto que puede parecer contraintuitivo.

Observa el ejemplo de Isaac Newton. Él es considerado una de las más grandes mentes de la historia. Sin embargo, hasta él reconoció que el hombre tiene sus limitaciones y que estudiar una cosa tan compleja como la naturaleza es muy difícil para una persona. En vez de eso, él recomendó que cada persona se enfoque en estudiar y hacer preguntas sobre los asuntos más simples, para que pudiesen responder a las preguntas de los demás con más seguridad.

Un punto interesante sobre los problemas es que, la mayoría de las veces, las preguntas más simples no se hacen. Las personas suelen hacer preguntas más complicadas, porque el problema, por lo menos según ellos, no es simple. Si fuese un problema de fácil resolución, no sería un obstáculo. Otra idea interesante es que la mayoría de los problemas son, en realidad, una combinación de cuestiones más pequeñas. Entonces, cuando haces preguntas sencillas, puedes encontrar las soluciones para problemas más pequeños, que te ayudarán a encontrar las soluciones para los grandes problemas.

¿Cómo comportarse como un niño? Divirtiéndose, ¡claro! Mientras más te diviertes en el proceso de resolución de un problema, más apreciarás tu solución. Si te gusta algo - deportes, películas, o libros - no tengas miedo de admitir que te gusta. Aprovecha, sé curioso como un niño, y libérate de tus dogmas, premisas y expectativas.

Dejar a tu moral de lado te ayuda a resolver problemas

Nuestra moral, el sentimiento de lo que es correcto o no, que sirve como una guía en nuestras vidas, puede estorbarnos a la hora de resolver problemas. Normalmente, la moral es una herramienta positiva y útil, pero algunas veces puede atravesarse en nuestro camino. Cuando eres consumido por los conceptos de correcto y equivocado, tu juicio se compromete y puede ser difícil que te enfoques en tus tareas. Ser obcecado por lo que está bien o no, significa algunas veces que las personas no pueden siquiera explicar cuál es el problema.

Esa obsesión puede causar ceguera mental. Algunas personas acaban creyendo que las cosas son siempre convencionales, cuando en realidad no lo son. Eso también significa que las personas piensan que saben todo sobre un asunto, incluso cuando no es cierto. En otras palabras, ser consumido por tu moral puede volverte una persona inflexible.

Piensa en el problema del suicidio: un asunto que pocos quieren discutir y que es considerado un tabú. Aun así, en los Estados Unidos, el número de suicidios por año es 2 veces mayor que el número de homicidios. Obviamente, la moral impide que las personas discutan el asunto y eso no ayuda a nadie. El investigador David Lester, decidió dejar su moral de lado y mirar al suicidio desde otros ángulos. Creó entonces la teoría de que “nadie es culpable”, basada en el hecho de que el suicidio es más común entre las personas que poseen más calidad de vida. Él argumenta que si no puedes echarle la culpa de tu infelicidad a una causa externa, entonces la única opción es culparte a ti mismo. Incluso esta teoría no logra responder a todas las preguntas sobre el suicidio. Pero nadie fue tan lejos como Lester, colocando su moral de lado y percibiendo que las cosas poseen diferentes puntos de vista y buscando por soluciones desde diferentes ángulos.

Cuando aprendemos a dejar de lado nuestra moral, por más importante que sea, aprendemos a mirar a los problemas de manera diferente. Somos capaces de escuchar el otro lado de la historia, hacer más preguntas e investigaciones. Al final, cuando dejamos de lado nuestros sentimientos personales sobre alguna cosa, podemos aprender mucho más sobre un asunto, situación o persona.

Buscar las preguntas correctas te ayuda a encontrar la respuestas correctas

Algunas personas piensan que tienen todas las respuestas. Esta es una cuestión extraña. ¿Por qué? En primer lugar, nadie tiene todas las respuestas. Y, en segundo lugar, muchas personas no poseen siquiera las preguntas correctas.

Cuando enfrentamos un problema, la pregunta puede parecer obvia. Sin embargo, ese no siempre es el caso y esa suposición puede ser peligrosa. Si hacemos las preguntas equivocadas, seguramente tendremos las respuestas equivocadas. Entonces, cuando presentamos las respuestas equivocadas como una solución para el problema, diversos trastornos pueden aparecer.

Los Estados Unidos enfrentan un gran problema relacionado a la educación. Para muchos, basados en sus opiniones parcializadas sobre el sistema de educación, la razón para el problema parece simple - muchos profesores son malos. Pero, ¿será que es así de simple? La gente a favor de una reforma educativa está mirando a las clases y el tamaño de las escuelas, a la administración escolar, inversiones y a las habilidades de los profesores. ¿Y en cuanto al papel de la familia en la vida del niño? Sabiendo que un niño solo está en la escuela 22% del tiempo que está despierto, ¿será que su vida en casa puede ser un factor? Muchos problemas que la sociedad y los individuos enfrentan no son unidimensionales. Existen muchos lados en cada situación. Sin embargo, algunos de esos lados son más visibles que otros y es fácil preocuparse con ellos. Siempre que tenemos un problema, es importante no mirar solo para lo que está más visible y recordar que muchas otras cosas necesitan ser consideradas. Cuando actuamos así, podemos llegar al fondo de la cuestión y definir el problema correctamente. Entonces, podemos comenzar a trabajar en una solución.

Pensar de forma estratégica impide que seas engañado

A las personas les gusta mucho hablar y algunas veces no serán honestas contigo. Algunas veces, dirán lo que creen que quieres oír, simplemente porque quieren tu aprobación. Otras veces, ellas pueden decirte lo que quieres oír porque no quieren ser cuestionadas. Por eso, muchas informaciones son inútiles y necesitamos filtrarlas. La mejor manera es pensar de manera estratégica.

2 grandes ejemplos de eso son el Rey Salomón de Israel y David Lee Roth de Van Halen. Presentaron al Rey Salomón un grande problema. Había 2 mujeres y cada una tenía un hijo. Una de las mujeres perdió al suyo, y mientras la otra dormía, la primera cambió su bebé muerto por el de la segunda. Las mujeres conocen a sus hijos y la mujer que tuvo a su hijo robado no fue la excepción. Ellas fueron hasta el rey para resolver el problema. Las 2 afirmaron que el bebé era de ella y que la otra estaba mintiendo. Después de pensar cuidadosamente, el Rey Salomón les dijo a las mujeres que con una espada cortaría al bebé por la mitad, dando una mitad para cada mujer. La primera mujer, que era la madre verdadera, le imploró al rey que no hiciese eso y que le diera el bebé a la otra mujer, para que viviera. La segunda mujer le dijo al rey que prosiguiera para matar al bebé para que ninguna pudiese reclamar de nuevo. Salomón le entregó el bebé a la primera mujer, sabiendo que una madre de verdad no le haría daño a su propio hijo.

David Lee Roth tenía un contrato de 53 páginas escritas para los conciertos Van Halen. El contrato especificaba las reglas para la comida, bebida, seguridad y cuestiones técnicas de la arena. Una de las exigencias era que la banda quería M&M’s. Si habían M&M’s marrones, él sabía que no habían leído el contrato. Si el personal de la arena no le entregó los M&Ms correctos, ¿podrían ser confiables con la seguridad, las luces y otros equipos que hacían a los conciertos de Van Halen tan épicos?

Pensar de manera estratégica les permitió a estos 2 hombres alcanzar el éxito. Las personas constantemente le decían lo que ellos querían oír, pero, por pensar de manera estratégica, fueron capaces de descubrir quién mentía y quién decía la verdad, ¿Cuál es la moraleja de estas historias? Muchas personas en el mundo son astutas y te van a decir cualquier cosa que quieras escuchar. Pero puedes ser más astuto que ellas. De esa forma, es menos probable que se aprovechen de ti, engañándote o mintiéndote.

Buscar la raíz del problema te va a llevar a su solución

Tenemos una tendencia a ser flojos o a creer que la solución para el problema está frente a nosotros. Queremos que la solución sea obvia, para que el problema sea resuelto rápidamente.

Muchas veces, especialmente con problemas globales como la violencia y las enfermedades, la raíz del problema no es descubierta tan fácilmente. Esos son problemas enormes que necesitan soluciones y para encontrarlas necesitamos pensar como un “freak”. ¿Y qué es lo que un “freak” haría en ese tipo de situación complicada? Un “freak” sabe que, si la raíz del problema fuese simple, ya habrían encontrado la solución. Por tanto, un “freak” trabajaría duro para identificar la verdadera raíz del problema. Muchos dicen que los problemas de pobreza o escasez de alimentos son causados por la falta de comida o dinero. Si eso fuese la raíz, entonces enviar comida y dinero para los países que sufren de ese problema resolvería todo. Con el pasar de los años, hemos visto el esfuerzo de muchas personas y organizaciones que utilizaron ese enfoque e, incluso así, todavía vivimos en un mundo donde la pobreza y la escasez de alimentos prevalecen.

Un estudio más profundo descubrió que la corrupción es la verdadera raíz de esos problemas y es mucho más difícil de resolver que la falta de dinero o comida. Mientras la solución para ese problema particular pueda ser complicada, fue muy importante descubrir su causa para comenzar a hacer progresos en esa área. Lo mismo puede ser verdad para los problemas personales. Descubrir la causa te pone en el camino correcto para encontrar una solución.

Notas finales

Todos nosotros tenemos problemas que queremos resolver. Puede ser una cuestión personal o alguna cuestión seria que afecta a muchas personas en todo el mundo. No importa el caso, para encontrar soluciones funcionales para nuestros problemas, debemos pensar fuera de la caja. Es la única manera de realmente encontrar una respuesta.

Las personas han resuelto problemas desde el inicio de la humanidad. Solo aquellos que pensaron de forma diferente a la mayoría fueron capaces de encontrar soluciones y progresar. Si miras la historia de la humanidad, verás cómo grandes hombres y mujeres fueron capaces de generar cambios de impacto, porque consideraron los problemas desde una perspectiva diferente.

Las personas normales también fueron capaces de adoptar estrategias semejantes a las grandes mentes de la humanidad y lograr cosas increíbles en sus vidas. Desde evitar ser engañado por alguien hasta lograr comer 20 pedazos de pizza en vez de 10 - las personas que piensan fuera de la caja logran encontrar soluciones reales.

Sea cual sea el objetivo o problema, con la ayuda de los autores de este libro, si piensas como un “freak” serás capaz de pensar en soluciones funcionales.

Consejo de 12’: Si te gustó este libro, ¡revisa “Los Innovadores” y aprende más sobre nuevas formas de pensar!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Stephen J. Dubner es un galardonado autor, periodista y personalidad de Radio y TV. Dubner es más conocido por ser el co-autor del libro Freakonomics, que contiene las ideas excéntricas del economista nada convencional Steven Levitt. El primer trabajo publicado de Dubner fue en la revista infantil americana Destacados para Niños. Dubner recibió una beca de Appalachian State University en Carolina del Norte y se graduó en 1984. En Appalachi... (Lea mas)

Steven David "Steve" Levitt es un economista estadounidense prominente más conocido por su trabajo sobre la criminalidad, en especial sobre la relación entre las tasas de aborto y crimen legalizadas. El ganador de la Medalla Clark John Bates 2003, es actualmente el Profesor Alvin H. Baum de Economía en la Universidad de Chicago, director del Centro de Becker en Chicago Precio Teoría de la Universidad de Chicago Graduate... (Lea mas)