Nunca Comas Solo Resumen - Keith Ferrazzi

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

1134 lecturas ·  4.6 calificación promedio ·  85 calificaciones

Nunca Comas Solo

Nunca Comas Solo Resumen
Carrera y negocios

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Never Eat Alone: And Other Secrets to Success, One Relationship at a Time

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0385346654

También disponible en audiobook

Resumen

¿Buscas el éxito en tus negocios? El secreto, para el maestro del networking Keith Ferrazi, es conocer personas nuevas. Él descubrió temprano en su vida que lo que distingue a las personas exitosas era la manera en la que ellas usan el poder de las relaciones. En “Nunca Comas Solo”, él habla sobre las acciones y modelos mentales que usa para conectarse con miles de amigos, colegas y personas que ha ayudado y que lo han ayudado. Además de eso, explica la diferencia entre “hacer networking” y crear relaciones duraderas. En este microbook aprenderás cómo las estrategias de Keith te ayudarán a crecer tu red de contactos. ¡Léelo antes de almorzar!

Networking de verdad significa hacer a la otra persona más exitosa

Cuando era joven, Keith Ferrazi trabajaba como cargador de palos de golf en un club de campo. En sus ratos libres, él observaba cómo los miembros del club invertían su tiempo y dinero. Lo que notaba es que los miembros se preocupaban por ayudarse entre sí, ya sea invirtiendo dinero en nuevas ideas de negocios, colaborando para que sus hijos entraran en las mejores universidad o presentando oportunidades de trabajo.

Así, Keith se dio cuenta rápidamente de que el éxito generaba más éxito y que es por eso que los ricos se hacían más ricos. Para él, la pobreza no era solamente falta de condiciones financieras, sino también estar alejado de las personas que podrían ayudarlo a ser más exitoso. En aquel club de golf, él aprendió sobre la importancia de las relaciones.

Actualmente, todas las personas buscan hacer crecer su red de contactos y conocer nuevas personas para lograr ser más exitosas. Pero Keith tiene un enfoque diferente del concepto de networking. Para él, networking de verdad se trata de hacer a la otra persona más exitosa. Ir a una conferencia y recolectar decenas de tarjetas de presentación y guardarlas sólo para cuando sea necesario no es networking verdadero.

Tendemos a guardar las tarjetas como un trofeo, pero pocos días después del evento, ya no nos acordamos quién nos las dió. Entonces, acudimos a las redes sociales como LinkedIn para ver si hay una foto por ahí que nos ayude a recordar quién era realmente aquella persona. Eso ya no es suficiente.

Para Keith, si quieres hacer crecer realmente tu red de contactos y tu capacidad de networking, necesitas ayudar a las personas a ser más exitosas, así, serás más importante para ellas y valorarán tu relación con ellas verdaderamente. Y cuantas más relaciones valiosas seas capaz de construir, más valioso serás para ti mismo, tus clientes y tus amigos. Para convertirte en un conector, tienes que darte cuenta de que no estás manejando simplemente transacciones sino relaciones reales.

No mantengas una tabla de posiciones

Una de las lecciones más importantes de “Nunca Comas Solo” es la regla propuesta por Keith de nunca mantener una tabla de posiciones, esto es, de nunca contar los puntos ganados cuando estás hablando de networking. Si entiendes el networking como una transacción de una cosa a cambio de otra, no serás exitoso.

Si alguien te llama y te pide un favor simple, que eres capaz de hacer, solo haz el favor y no lo cuentes como un punto ganado. Las relaciones no son recursos finitos, son seres vivos, y, si quieres conectarte con alguien de verdad, debes querer el bien para esa persona. Nunca esperes algo a cambio de algún favor que hagas.

Tu alegría debe venir de la capacidad de ayudar a alguien de verdad. ¿Cuál es tu misión? Una vasta red de contactos no sirve para nada si no tienes ningún objetivo, y para Keith, un objetivo es un sueño con una fecha de realización.

Para saber cuáles son tus objetivos y crear un plan, necesitas seguir 3 pasos sencillos. Primero, responde: ¿Qué amo hacer realmente? Después, respóndete a ti mismo: ¿Qué me gustaría hacer por el resto de mi vida? Anota las respuestas en un papel, pártelas en objetivos más pequeños que puedas realizar poco a poco y empieza a cumplirlos. Para ser más exitoso aún, crea un consejo de personas que admiras en el área relacionada con tus sueños creando una conexión con ellas. ¿Cómo llegar a ellas? ¡El resto de este microbook va a ayudarte!

Construye tu red antes de que la necesites

Si quieres poder contar con las personas en el futuro, necesitas crear tu red de relaciones antes de que la necesites y eso se logra a través de la planificación. Muchas personas esperan hasta necesitar de los otros para conectarse y eso hace que fracasen, ya que a fin de cuentas nadie quiere conectarse con personas que solo quieren resolver un problema puntual. Comienza tu red cuanto antes y para cuando la necesites ya estará funcionando. Para comenzar tu red puedes juntarte con algunos grupos locales que te interesen, asumir posiciones de liderazgo en algo voluntario o inscribirte en algún curso de tu interés. Mientras más te expongas a las personas, más oportunidades tendrás de lograr tus objetivos.

Pierde el miedo a desarrollar tu networking

La mayoría de las personas tienen un poco de miedo o inseguridad de empezar nuevas relaciones y de aproximarse a otras personas. Pero, para Keith, todo es cuestión de práctica y si te esfuerzas, serás capaz de desarrollar ese lado con maestría. Para sentirte cómodo en situaciones sociales, él recomienda que estudies a las personas que tienen más habilidades sociales que tú.

Observa cómo ellas actúan en situaciones sociales, su comunicación, postura e intenta adoptar algo de eso para ti. El próximo paso es aprender a comunicarse mejor y a desarrollar tu retórica. Conversa más, analiza tus conversaciones y aprende de ellas. Para empezar a desarrollar tu red de contactos, también necesitas ser valiente y empezar a hacerlo y la mejor manera de aprender es practicando.

Define una persona nueva por semana y practica constantemente con ella. Además, es importante que coloques tu cerebro en “modo generosidad”. Pregúntate genuinamente: “¿cómo puedo ayudar a esta persona?” Las personas tienden a responder a la reciprocidad, y si las ayudas, ellas van a querer ayudarte también.

Busca puntos en común

Conocer a otras personas no se trata de cuánto tiempo inviertes en la relación sino sobre cómo inviertes tu tiempo con ellas. Tus amistades, por ejemplo, se basan en mucho tiempo invertido, lo que te permitió encontrar muchos puntos en común con ellas. Encontrar puntos en común es también la clave para comenzar nuevas relaciones. Un ejemplo de un buen punto en común en una relación puede ser una actividad o interés compartido. Presta atención a lo que las personas dicen, escúchalas activamente y captura los puntos en común.

Esos puntos pueden estar relacionados al deporte, a un buen restaurante, a un hobby o a la política, es decir, pueden ser acerca de cualquiera de los aspectos de tu vida y de la vida de la persona. Otro punto interesante es aproximarse a las personas en eventos sociales, pues en ellos somos mucho más desinhibidos, auténticos y accesibles.

No hay un mejor momento para conocer realmente a alguien que en las ocasiones donde se está divirtiendo de verdad. Claro, en tales ocasiones, debes estar preparado para una buena conversación. Para ello, necesitas seguir una regla fundamental: la mejor manera de mantener una buena conversación no es hablando sobre todo, sino siendo atento, honesto y abierto con la otra persona.

En vez de conversaciones banales, siempre debes compartir algo interesante o establecer una conversación esclarecedora. La otra persona va a tener buenos recuerdos de ti y te admirará en cada uno de sus encuentros.

No seas el aburrido del networking

¿Ya fuiste a algún evento donde había una persona aburrida, incomodando a las personas y aparentemente interesado solo en hacer networking? ¡No seas esa persona! Y para eso, Keith nos trae 6 reglas poderosas.

  1. No titubees, sé directo: Si tienes algo que decir, dilo y dilo con pasión. Sé sincero y verdadero.
  2. No seas la persona de los rumores: Usar rumores es algo fácil, pero no generará valor para ti a largo plazo. Te quedarás estancado en eso y eventualmente te quedarás sin novedades, perdiendo tu valor y la confianza de las personas.
  3. No llegues con las manos vacías: Necesitas ser generoso con tu tiempo y tus ideas.
  4. Nunca trates mal a los que están por debajo de ti: Trata a todos con respeto, siempre.
  5. Sé transparente: Sé verdadero contigo mismo.
  6. No te enfoques en la eficiencia: Nada es menos sincero que un email enviado a decenas de personas. Haz pocas conexiones significativas, individualmente.

Siguiendo estas reglas y estando disponible para conectar personas, dar información y consejos, puedes estar tranquilo de que no serás el aburrido del networking. Haz tu tarea. Si existe alguien que quieres conocer, es bueno prepararse. Tu tarea es saber qué es lo que le gusta a aquella persona, qué es lo que ella hace y especialmente identificar los puntos en común que tengan. Usa Google y LinkedIn para descubrirlos. Toma notas y prepárate para cada reunión agendada. Haciendo tu tarea, tendrás algo para romper el hielo y causar una buena primera impresión.

Nunca comas solo

El almuerzo es una excelente comida para conectarse con las personas, y si estás almorzando solo, estás perdiendo una gran oportunidad de conectarte con alguien. Crea grupos, invita a las personas y presenta personas. Mientras más personas conectes, más fácil se te hará hacer nuevas conexiones.

Aprende a hacer “follow-ups

Una de las cosas más importantes sobre el networking es hacer el “follow-up” después de conocer o encontrarte con alguien. Envía un email o una anotación escrita agradeciendo el encuentro a la persona para darle un toque especial. Una anotación escrita a mano le demuestra a los demás que te importan y que realmente invertiste parte de tu tiempo para hacer algo personal.

Domina el juego de las conferencias

¿Estás rumbo a una conferencia? No te quedes sentado haciendo nada, solo viendo las presentaciones, ni esperes que una conferencia sea como si estuvieras de vacaciones. Planea anticipadamente tus objetivos y haz una lista con las personas que quieres conocer. Debes saber de antemano quién estará presente, así tengas que llamar a los organizadores del evento para preguntar. No abandones tu lista y marca y toma notas con cada contacto nuevo. Además de eso, en una conferencia, una buena idea es no enfocarse solo en los expositores.

Existen tantas personas queriendo conectarse con ellos, que gastar tu tiempo acosando al expositor y esperar en una fila para poder hablar con él puede ser una pérdida de tiempo. Si realmente quieres hablar con él, hazlo antes de la presentación, porque después de ella es cuando todos querrán hablar con él.

Otro tip es conocer a los organizadores y figuras importantes de la conferencia y juntarse con ellas. Todas las personas importantes de un evento gravitan alrededor de ellas y eso puede generar buenas conexiones para ti. Cuando regreses de la conferencia, escribe en un papel un resumen de lo que hiciste y de lo que aprendiste. Si no lo haces, se te olvidará todo después.

Conectándose a los conectores

Si quieres llevar tu red a un nuevo nivel, necesitas conectarte a personas que ya tienen millares de contactos. Ellos son los conectores. Aunque sea posible que los conectores existan en las más diversas áreas, ellos tienden a aparecer con más frecuencia en ciertas áreas. Las principales son:

  • Política
  • Reclutamiento
  • Periodismo y relaciones públicas
  • Dueños de bares y restaurantes

Estas profesiones parecen haber sido hechas a la medida de los conectores porque permiten que ellos logren conectarse con un volumen grande y diverso de personas. Si quieres aumentar tu red personal, debes aproximarte a alguien de estas profesiones y conocerlo.

Salud, riqueza y niños

Debes entender que 3 temas específicos: salud, riqueza y niños son la clave para conectarte con el corazón de las personas. Si alguien necesita ayuda para conseguir un trabajo, colocar a los niños en una mejor escuela o para un tratamiento médico, y puedes ayudar, simplemente ayúdalo. Si logras conectarte y ayudar a alguien en cualquiera de estas 3 áreas, serás capaz de crear una relación larga y duradera, y la gratitud de las personas será enorme.

Sé interesante y construye tu marca

Las personas no quieren conectarse con gente que ellas consideren aburridas por lo que debes hacer un esfuerzo constante para ser interesante. Para ello, debes estar informado sobre las noticias, tener puntos de vista interesantes sobre asuntos de interés público.

Además de eso, hacer preguntas aparentemente bobas demuestra tu voluntad de aprender y tu interés en las personas. Saber hacer preguntas es un arte que debes dominar. Si logras hacer las preguntas correctas, las personas se interesarán en ti, empezarán a hablar libremente contigo e instantáneamente, serás más interesante. Además de volverte interesante, es importante que construyas tu marca personal. Debes descubrir qué valor generas para los demás. Pregúntate:

  • ¿Qué piensan los demás cuando escuchan mi nombre?
  • ¿Qué me hace diferente o especial?
  • ¿Cuáles son mis puntos fuertes y débiles?
  • ¿De cuál de mis conquistas estoy más orgulloso?

Después de responder estas preguntas, debes estar listo para crear tu marca personal. Una vez que tengas tu marca, llega la hora de pensar en su embalaje. El embalaje de tu marca es la forma en que la presentas. Necesitas pensar seriamente sobre tu ropa, estilo de conversación, peinado, tarjeta de presentación, membrete y tu oficina. Todo eso le comunica al mundo el mensaje de tu marca. Debes entender eso y cultivar tu marca personal a partir de ahí.

Promoviendo tu marca

Una vez que tengas una marca ¡debes ser capaz de promoverla!. La mejor manera de hacer eso es convirtiéndote en tu propio agente de relaciones públicas. Eso significa que debes aceptar ser el centro de atención y buscar siempre la atención de las personas. Toma la iniciativa y acepta a exponerte a la hora de presentar cosas, hablar en público, etc. También necesitas pensar en cómo lidiar con los aspectos negativos de tu marca. Lo último que necesitas es atención negativa. No debes, por ejemplo, pedir un aumento a tu jefe si no tuviste un desempeño satisfactorio hasta ahora. Eso llama la atención hacia ti de forma negativa.

Mentoriza y sé mentorizado

Así como los grandes artistas tienen mentores con los que trabajaron durante años, lo mismo sucede en el mundo de los negocios: los jóvenes pueden aprender mucho de los profesionales con más experiencia. Si quieres evolucionar y ser exitoso en tu carrera, debes buscar mentores todo el tiempo. Además de aprender con ellos, ellos también pueden ser un puente para nuevos contactos.

Para tener una relación exitosa de mentoría, necesitas ser generoso y vulnerable. Ayuda a tu mentor y cuéntale tus metas de forma honesta y transparente. Otro punto importante es no solo pedir ayuda, sino feedbacks puntuales sobre tus metas. Mantén el contacto, siempre conectándote con él o ella para garantizar que la relación se fortalezca y se consolide.

Otro punto importante es que seas mentor de otras personas. Encuentra personas que quieran ser mentorizadas y ayúdalas a alcanzar sus objetivos. La relación mentor/mentorizado es fantástica, pues crea un espacio para pedir ayuda y también para ayudar a los demás todo el tiempo.

Notas finales

El primer paso para hacer crecer tu red de contactos no es hacer networking solo porque si, sino crear relaciones a largo plazo con las personas. Necesitas ayudarlas de forma altruista y nunca contar los puntos ganados por haberlo hecho. Crea tu red de contactos poco a poco y mantenla viva, pues nunca sabes cuándo la vas a necesitar. Lo importante es que seas realmente bien intencionado al ayudar a las personas y eso eventualmente regresará a ti a través de conexiones fortuitas de tu red.

Consejo de 12min

¿Qué tal leer nuestro microlibro: Vendele a la mente, no a la gente? Aprende a vender y cambia tu vida HOY.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Keith Ferrazzi es un autor y ponente sobre negocios, establecimiento de una red y ventas. Keith Ferrazzi es el autor de los best-sellers Who's Got Your Back y Never Eat Alone. Ferrazzi fue publicado en el Wall Street Journal, Harvard Business Review, Inc. y Fast Company. Él fue la persona más joven para asociarse y ocupar el cargo de Director de Marketing de Deloitte Consulting, donde elevó el reconocimiento de la marca de Deloitte a una posición primaria, estimulando la mayor tasa de crecimiento de la industria. Como fundador y CEO... (Lea mas)