Multimillonarios por Accidente Resumen - Ben Mezrich

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

290 lecturas ·  4.5 calificación promedio ·  54 calificaciones

Multimillonarios por Accidente

Multimillonarios por Accidente Resumen
Biografías & Memorias

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The Accidental Billionaires: The Founding of Facebook: A Tale of Sex, Money, Genius and Betrayal

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0307740986, 978-0307740984

También disponible en audiobook

Resumen

Antes de Facebook, el Facemash

Eduardo Saverin y Mark Zuckerberg se volvieron mejores amigos al conocerse en Harvard en octubre de 2003. Mark Zuckerberg estudiaba ciencia de la computación y era de Nueva York, hijo de un dentista y de una psiquiatra. Mientras cursaba el secundario, Mark creó un software llamado Synapse. El software era un plug-in para los reproductores MP3 que permitía que el aparato aprendiera las preferencias del usuario y creara listas de reproducción personalizadas. Mark distribuyó su programa gratuitamente, por Internet, para quien quisiera bajarlo. Esto motivó a muchas empresas a ponerse en contacto con él para comprar el software. Hay rumores de que Microsoft hizo una oferta de 2 millones de dólares para que Mark trabajara para ellos; sin embargo él la rechazó.

Por otro lado, Eduardo Saverin no era un entendido en computadoras y programación. Era sólo un estudiante de administración. El detalle era que, durante sus vacaciones de verano, Eduardo ganó cerca de trescientos mil dólares invirtiendo en petróleo con su hermano, utilizando una estrategia de inversión basada en entender cómo las condiciones meteorológicas afectaban el precio del petróleo. La familia de Eduardo era judía y se había mudado a Brasil después del holocausto, pero cuando Saverian aún era un niño tuvo que mudarse nuevamente, esta vez a Florida, EUA, donde su padre se convertiría en un banquero de mucho éxito.

Como alumnos de Harvard, Mark Zuckerberg y Eduardo Saverin no pertenecían al círculo de grupos de los alumnos más populares, pues ellos eran diferentes. Eduardo se esforzaba para entrar en el “Club Phoenix”, una especie de hermandad popular de Harvard, que era conocida por su exclusividad. Además de tener contacto con futuros multimillonarios, personas poderosas e, inclusive, futuros presidentes, si pertenecías a uno de estos clubes, podrías pasar los fines de semana en las mejores fiestas del campus, rodeado de chicas. Este último punto en particular - conocer chicas - fue lo que más llamó la atención de Eduardo.

Un martes de noche, en la última semana de octubre de 2003, Mark y Eduardo salieron con dos chicas asiáticas que Eduardo había conocido. Mark se fue más temprano, volvió a su cuarto y entró en Internet. Comenzó a navegar por el sitio web de su república - una base de datos con las fotos de los estudiantes que vivían en el mismo edificio que él -. También envió e-mails para sus amigos y uno de ellos sugirió que Mark creara un código para comparar las fotos de las estudiantes y, de esa forma, hacer una lista de quién era más atractiva. Otro amigo también le sugirió, como una broma, que comparara las personas de la base de datos a animales.

A las 11 de la noche de ese martes, Mark percibió que necesitaría más fotos si quería hacer un ranking de belleza. La solución era simple - hackear el servidor de la Universidad de Harvard y acceder a las fotos de todas las repúblicas del campus. A las 4 de la mañana, Mark Zuckerberg ya tenía en su laptop miles de fotos de los bancos de datos online de los dormitorios de Harvard. Decidió darle un nombre a su proyecto y registró el dominio Facemash.com.

72 horas después, Mark ya estaba con Facemash.com funcionando. Era un sitio web simple que permitía que los usuarios comparasen las fotos de dos alumnas y votasen cuál era la más linda. De esa forma, el usuario observaba los algoritmos que calculaban matemáticamente quiénes eran las chicas más bonitas del campus. Mark envió e-mails a algunos amigos para saber la opinión de ellos y se fue a una clase. Cuando regresó, unas horas después, descubrió que Facemash.com había “viralizado” y en apenas dos horas, había tenido 22 mil votos.

El dúo Winklevoss

Los resultados de la breve existencia de Facemash.com (apenas una tarde) fueron impresionantes. Por eso, no fue ninguna sorpresa cuando Mark fue llamado para presentarse ante el consejo disciplinario estudiantil de Harvard. El día en que compareció, el consejo estaba compuesto por tres rectores y dos expertos en seguridad informática. Mark admitió rápidamente su error y pidió disculpas por haber generado esa controversia. Para tratar de amenizar la situación, le señaló al consejo que sus acciones, por lo menos habían servido para demostrar serias fallas de seguridad en el sistema de computadoras de Harvard e, inclusive, se ofreció como voluntario para ayudar a reparar algunas de esas fallas. También resaltó que sacó el sitio web del aire inmediatamente al descubrir que se había viralizado e hizo hincapié en el hecho de que nunca tuvo malas intenciones.

Influidos por la obvia extrañeza social de Mark Zuckerberg, los rectores decidieron no expulsarlo y ni siquiera suspenderlo de Harvard. En vez de eso, Mark recibió un tipo de "libertad condicional" y fue advertido de que debería mantenerse fuera de problemas durante los próximos dos años. La reputación de Mark con los demás estudiantes también se perjudicó, especialmente en relación a las chicas.

Después del desastre del Facemash, Mark recibió un e-mail de unos alumnos de Harvard, invitándolo a trabajar en un proyecto. Estos alumnos eran los gemelos Tyler y Cameron Winklevoss y Divya Narenda, que cursaban el último año en Harvard. Casi todos en el campus sabían quiénes eran los gemelos Winklevoss, atletas rubios con casi 2 metros de altura. Eran también miembros del equipo de remo de Harvard, con grandes posibilidades de llegar a las Olimpiadas.

Divya Narenda, era menos conocido en Harvard, porque no era un atleta como los gemelos. Los tres pertenecían al Porcellian Club, el club más exclusivo de Harvard, cuyos miembros eran reconocidos por tener gran éxito después de la graduación. Los gemelos Winklevoss y Divya Narenda estaban trabajando desde hacía dos años en un plan de negocios para lanzar una nueva startup llamada "The Harvard Connection", que pretendía ser un sitio que pondría la vida social de Harvard online y facilitaría la comunicación entre los alumnos. Sería un lugar para encuentros online, en el cual los estudiantes podrían conectarse y compartir información. El único problema era que ni los gemelos Winklevoss ni Divya tenían las habilidades necesarias para montar el sitio.

Después de que Mark Zuckerberg se hiciera famoso con el Facemash, los gemelos y Divya decidieron invitarlo para unirse al proyecto de “Harvard Connection”. Le enviaron un e-mail y él respondió que estaba interesado. Tyler y Cameron se reunieron con Mark para conversar sobre la idea, sugiriendo que el sitio sólo necesitaría diez o quince horas de trabajo para estar pronto.

Nace The Facebook.

Cuando Mark y Eduardo regresaron a Harvard después de dos semanas de vacaciones en el invierno de 2003, Mark estaba lleno de entusiasmo por un nuevo sitio web que quería construir: una extensión del experimento de Facemash; una plataforma de red social que sería exclusiva. Quien entrase podría crear su propio perfil con las fotos que quisiera. Los usuarios podrían, de esta forma, describir sus intereses y lo que estaban buscando en la navegación: amistades, intereses amorosos, etc. Mark también sugirió que las personas pudieran tener la opción de invitar a sus amigos a entrar en el sitio.

Una de las principales fuentes de inspiración de Mark fue Friendster, otra red social que estaba creciendo en la época. “The Facebook” sería una mezcla de las mejores características de Facemash y de Friendster. También tenía algunos elementos de un antiguo proyecto de Mark llamado Course Match, que les permitía a los alumnos acceder a las materias de otros estudiantes. A Eduardo le gustó la idea inmediatamente.

Mark le pidió a Eduardo el dinero para empezar, alquilar los servidores y poner el sitio web online. Eduardo concordó en darle $1,000 para empezar y los dos amigos decidieron dividir la empresa en un 70% - 30%, respectivamente para Mark y Eduardo. También discutieron sobre la posibilidad de Eduardo convertirse en el primer CFO de la compañía. Aunque Mark estaba trabajando mucho en su propio sitio, por una razón u otra continuó dándoles, a los gemelos Winklevoss y Divya, la impresión de que estaba entusiasmado con su sitio también. Intercambió más de cincuenta e-mails y conversó telefónicamente con ellos varias veces. Con el paso de las semanas, los gemelos se estaban ansiosos porque Mark no hacía ningún progreso.

Sin que ellos lo supieran, Mark estaba trabajando duro en su propio proyecto, “The Facebook”. El nombre del dominio se registró el 12 de enero de 2004. A principios de febrero de 2004, Mark estaba faltando a clases para terminar de programar The Facebook.

Para registrarse en el sitio, sólo era necesario tener una dirección de email del dominio Harvard.edu, después de registrado el usuario podría, crear su perfil con imágenes e informaciones personalizadas - año de generación, curso, clubes, procedencia, lista de amigos, estado de relación amorosa y otras cuestiones importantes que podría elegir. Al final de cada página, Mark colocó la línea: "Una producción de Mark Zuckerberg". Eduardo no tuvo problemas con eso, ya que fue Mark quien desarrolló el sitio. En febrero de 2004, TheFacebook.com entró al aire por primera vez. Eduardo envió un e-mail a los miembros del “Club Phoenix”, anunciando el lanzamiento de la plataforma e invitándolos a registrarse.

Los Winklevoss contraatacan

TheFacebook.com tuvo más de 900 alumnos de Harvard registrados en sus primeros cuatro días de operación. En dos semanas, ya eran 5.000 registrados, casi el 85% de los estudiantes de graduación de Harvard. Rápidamente TheFacebook se convirtió en parte de la rutina diaria de todos. Entonces, llegó una carta por e-mail, directamente de un escritorio de abogados de Connecticut. En ella, los hermanos Winklevoss y Divya informaban que sabían de la existencia de la plataforma TheFacebook y exigían su inmediata retirada del aire.

Mark le informó a Eduardo sobre la carta, y éste naturalmente se afligió, al fin y al cabo él también había invertido en TheFacebook. Antes de que Eduardo se enterara de las reivindicaciones de los Winklevoss, Mark ya se había asesorado con un amigo que estaba en el último año de derecho y enviado una carta de respuesta a Cameron Winklevoss.

Eduardo y Mark se concentraron en pensar en cómo lidiar con el crecimiento continuo de la plataforma. Para eso, llamaron a los compañeros de cuarto de Mark para ayudar en la empresa. Chris Hughes sería el director de publicidad. Dustin Moskovitz, estudiante de economía y computación, ayudaría en la programación. Eduardo también lidiaría con los negocios de la compañía y sería el CFO. Mark se describía a sí mismo como "fundador, maestro y comandante, y enemigo del estado". Con esta nueva estructura de gestión, la estructura societaria de la empresa también fue redefinida: Mark disminuyó para el 65%, Eduardo mantuvo su 30%, Dustin Moskovitz recibió el 5% y Chris Hughes ganaría un porcentaje después de que mostrase su valor. Ahora que el equipo de trabajo había aumentado, Mark y Eduardo comenzaron a desarrollar la idea de abrir TheFacebook a otras universidades. Decidieron empezar con las grandes universidades de élite americanas - Yale, Columbia y Stanford.

Mark y Eduardo fueron ingenuos al pensar que el problema con los Winklevoss estaba resuelto. Los gemelos se reunieron con Larry Summers, presidente de la Universidad de Harvard, alegando que Mark había violado el código de honor de los estudiantes al robar una idea que era de ellos y comenzar TheFacebook. No tuvieron éxito, pues el presidente consideró que ese no era un problema de la universidad.

Sean Parker entra en el juego

El crecimiento de TheFacebook fue asustador. Tan sólo ocho semanas después de su lanzamiento, ya se habían registrado 50.000 estudiantes de Harvard, Stanford, Columbia y Yale. Monitoreando descubrieron que el 67% de las personas inscritas entraban todos los días para ver la actividad la plataforma. Estas estadísticas eran una excelente publicidad para que Eduardo pudiera marcar reuniones con potenciales anunciantes en Nueva York. Saverin llevó a Mark a algunas reuniones y el resultado fue un desastre: Mark se vestía de una forma extremadamente informal y dormía durante las reuniones o se quedaba sentado en silencio, por otro lado, los anunciantes no entendían el sitio.

A pesar de eso, mientras estaban en Nueva York, marcaron una reunión con Sean Parker. Sean los había contactado unas semanas antes, cuando vio que algunos estudiantes de Stanford estaban usando TheFacebook. Sean Parker era una figura muy conocida en Silicon Valley por haber sido el fundador de Napster, junto con Shawn Fanning, un caso de éxito sorprendente de un sitio web para compartir archivos de música, pero, que al final tuvo que ser cerrado por cuestiones relacionadas con la piratería. Parker estaba buscando nuevos negocios y marcó un encuentro con los dos fundadores de TheFacebook.

Sean Parker no tenía mucho dinero, pero tenía carisma. Sean y Mark enseguida se llevaron bien, ya que los dos eran nerds. Mark adoró la idea de trabajar con Sean Parker. Eduardo, sin embargo, tenía una gran desconfianza en relación al valor potencial de Sean Parker para ayudar a TheFacebook a crecer.

Después de la primera reunión, Eduardo creía que Sean Parker era un fraude y Mark casi lo idolatraba. A su vez, TheFacebook gastó rápidamente sus primeros 1.000 dólares y estaba en una situación en la que necesitaban más servidores para lidiar con el crecimiento. Mark y Eduardo también percibieron que necesitarían contratar más personas para trabajar con programación. Eduardo abrió una nueva cuenta en el banco y depositó $ 10,000 en ella.

Las reuniones con los anunciantes potenciales no generaron ningún tipo de renta para TheFacebook, pero su crecimiento acelerado comenzaba a ser notado. Inversores y representantes de las mayores empresas de software e Internet comenzaron a buscarlos en el campus de Harvard.

Formalizando la empresa

Con el final del año académico, Mark y Eduardo percibieron que tendrían que organizarse mejor para lidiar con el crecimiento. Los usuarios entraban a la plataforma las 24 horas del día, por lo tanto, se hacía necesario mantenerla y actualizarla continuamente. También debían encontrar a los anunciantes para que comenzara a generar dinero.

El 13 de abril de 2004, Eduardo y Mark formalizaron TheFacebook como una empresa de Responsabilidad Limitada, con sede en Florida. Establecieron la propiedad de la empresa como se había acordado antes: 65% para Mark Zuckerberg, 30% para Eduardo Saverin, 5% para Dustin Moskovitz y un porcentaje aún indeterminado para Chris Hughes. Al final del año académico, Eduardo aceptó una pasantía de verano en un banco de inversiones en Nueva York. Consiguió el empleo con la ayuda de su padre, porque quería encontrar anunciantes para que TheFacebook generara ingresos. Mark, por otro lado, decidió que él y Dustin se trasladarían a California en el verano y trabajarían en el TheFacebook en el Silicon Valley. El objetivo era expandir TheFacebook para más de 100 universidades.

Viviendo en California.

Por casualidad, Mark se encontró con Sean Parker nuevamente, en California. Parker estaba temporalmente sin un lugar para vivir y Mark lo invitó a vivir con ellos mientras trabajaban en TheFacebook. Fue una oportunidad que Sean rápidamente aceptó, porque estaba interesado en el negocio desde la primera vez que vio la plataforma. Sean era un buen consejero pues conocía el mercado y sabía quiénes eran los principales jugadores en el Silicon Valley. Su experiencia anterior con Napster demostraba que sabía cómo construir una startup de tecnología.

Aunque sabía que a Eduardo no le iba a gustar, Mark lo veía como una buena oportunidad. Sean, por su lado, estaba sorprendido con el hecho de que Eduardo no estuviera allí y concluyó que él era un inversor principiante y no alguien que vivía y respiraba el proyecto como Mark. Mientras tanto, en Nueva York, Eduardo no duró ni un día en su pasantía. Se sentó en su cubículo, miró la pila de acciones que debía analizar y percibió que no necesitaba aprender sobre cómo ser un inversor y que debería esforzarse para construir el negocio que él y Mark fundaron en los dormitorios de Harvard. Entonces empezó a buscar anunciantes potenciales, desarrolladores y cualquiera que expresara interés en TheFacebook.

En un mes, consiguió un acuerdo publicitario y voló al Silicon Valley para conversar con Mark sobre eso. TheFacebook estaba creciendo a gran velocidad y necesitaba dinero. Sin embargo, cuando Eduardo llegó a California, descubrió que Sean se estaba reuniendo con potenciales inversores para TheFacebook y eso no le gustó, decidió entonces congelar la cuenta bancaria de la compañía.

Sin dinero, Mark le pidió ayuda a Sean, y éste le presentó a Peter Thiel, un renombrado inversor y fundador de PayPal. Thiel se reunió con Mark y Sean y tres horas después acordó invertir 500.000 dólares en un 7% de una nueva empresa recién abierta llamada TheFacebook LLC. Con ese dinero, alquilaron una nueva casa en Los Altos, California, para trabajar. Mark también decidió que no volvería a Harvard una vez terminado el verano, sino que se quedaría en California desarrollando TheFacebook. Su antiguo compañero de cuarto, Dustin Moskovitz, decidió hacer lo mismo.

Eduardo regresó a Harvard para terminar su curso. Ocho semanas después, fue a California a petición de Mark, para firmar algunos papeles de la nueva empresa y reestructurar algunas cuestiones burocráticas. Recibió documentos para leer y firmó sin prestar mucha atención ni pensar en las consecuencias.

Caminos diferentes

En abril de 2005, TheFacebook continuaba creciendo a gran velocidad, acercándose a los 3 millones de miembros. Ya estaba en 500 campus universitarios y era noticia en la prensa. Mark le envió un e-mail a Eduardo a principios de abril, preguntándole si podía ir a California a participar de una importante reunión de negocios. Mencionó que algunos grandes fondos de inversión estaban interesados ​​en Facebook. Eduardo decidió, entonces, que iría a California para restablecer su papel de socio fundador junto a Mark. Cuando llegó, fue recibido por un abogado. Mark no estaba allí y el abogado insistió en que los documentos fueran firmados rápidamente.

Eduardo recibió un documento que aumentaba el número de acciones de Facebook en favor de Mark, Sean, Dustin y los inversores. Percibió inmediatamente que estaba siendo diluido de la compañía. Sus actuales 34.4% se transformarían, de esa forma, en un porcentaje muy pequeño. El abogado le respondió que él no era más parte del equipo de la empresa, no era un empleado de la compañía y sólo estaba conectado a la compañía por su participación inicial en Facebook.

Mientras Eduardo pasaba por eso, Mark y Sean estaban ocupados con el crecimiento de Facebook. Casi todos los fondos de capital de riesgo del Silicon Valley querían invertir en la empresa. Mark y Sean eligieron Accel Partners.

Eduardo decidió procesar a Mark Zuckerberg y Facebook por el 30% de la compañía. Aunque no le gustaba la idea de pelear con su amigo Mark, a su entender, no había otra salida. Sean Parker se convirtió en el presidente de Facebook, cuando la empresa fue reformulada, y ocupó ese cargo hasta septiembre de 2005, fecha en la que fue arrestado por posesión de drogas. Abandonó Facebook y se convirtió en socio de Founders Fund, el fondo de inversiones creado por Peter Thiel. Se sabe hoy que los $ 500.000 invertidos por Thiel, en Facebook, valen más de mil millones de dólares y el Founders Fund sigue tratando de replicar ese éxito en otras compañías.

Desde la perspectiva de Mark Zuckerberg, Facebook no es nada más que una revolución. La plataforma tiene el poder de cambiar el mundo, permitiendo un intercambio libre de informaciones sociales en Internet. En octubre de 2007, Google y Microsoft buscaron invertir en Facebook. Microsoft compró el 1.6% de la empresa por el valor de 240 millones de dólares, haciendo con que tuviera un valor de mercado de más de $ 15 mil millones.

Notas Finales

Después de haber sido lanzado, Facebook creció y se convirtió en una de las empresas más influyentes de Internet. Mark Zuckerberg es hoy uno de los billonarios más jóvenes de todos los tiempos. Eduardo Saverin se formó en Harvard y empezó a trabajar en bancos de inversión. Su proceso contra Mark Zuckerberg y Facebook terminó en un acuerdo que le permite presentarse como co-fundador de Facebook. Los datos del acuerdo financiero en la justicia siguen siendo confidenciales. Los gemelos Winklevoss fueron a las Olimpiadas y se quedaron en sexto lugar en la competición. También procesaron a Mark y Facebook, y llegaron a un acuerdo. Los detalles del acuerdo también son confidenciales, pero se cree que recibieron alrededor de 65 millones de dólares.

Consejo de 12 ': Si aún no has visto “La Red Social”, ¡hazlo! Esa película cuenta esta historia de una manera sencilla, lúdica y divertida. ¡Corre a Netflix!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Ben Mezrich (1969) es un escritor estadounidense. Algunos de los libros en los que escribió, colocó bajo el pseudónimo Holden Scott. Se graduó en la Universidad de Harvard en 1991. Creó su propio género de no ficción, relatando las increíbles historias de jóvenes genios que consiguen hacer mucho dinero. Desde que se formó, los libros que publicó tienen en la suma de impresión de más de un millón de ejemplares, incluyendo impresiones en otros idiomas. El autor de grandes éxitos como: Bringing Down the House: The Inside Story of Six M.I.T. Los estudiantes que took Vegas for Millions, se quedó tiempo suficiente en la lista de los más vend... (Lea mas)