Los hombres me explican cosas - Reseña crítica - Rebecca Solnit
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

199 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Los hombres me explican cosas - reseña crítica

Los hombres me explican cosas Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Sociedad y política

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9781511316743

Editorial: Haymarket Books

Reseña crítica

El mundo está cambiando, de eso no hay dudas. Este libro te ayudará a entender muchas cuestiones sobre el feminismo y los cambios radicales que deben hacerse en la sociedad para que todos podamos ser liberados. Los cambios comienzan por uno. ¿Te animas a ser parte de él?

Los hombres explican cosas

Los hombres les explican cosas a las mujeres. Esa arrogancia mantiene a las mujeres alejadas de expresar lo que piensan y de ser escuchadas cuando se atreven a hablar.

Las mujeres han sido educadas en la inseguridad y en la autolimitación, lo que aumenta el infundado exceso de confianza de los hombres. A esto se enfrentan las mujeres cada día.

La credibilidad es una herramienta de supervivencia que las mujeres han perdido. “La violencia es una manera de silenciar a las personas, de negarles la voz y su credibilidad, de afirmar tu derecho a controlarlas sobre su derecho a existir”.

El eje de la lucha del feminismo ha sido la necesidad de hacer creíbles y audibles a las mujeres.

Pocas mujeres tienen respaldo para defender sus percepciones, no dudar ni retroceder. A la mayoría de las mujeres del mundo se les ha enseñado que la verdad no les pertenece.

Los hombres que explican cosas aún asumen que somos un recipiente vacío que debe ser rellenado con su sabiduría y conocimiento. Si bien las cosas han mejorado, la guerra aún tiene para rato.

Para la supervivencia, la libertad y la dignidad, es esencial tener derecho a mostrarse y a hablar.

Control

En Estados Unidos, se estima que una de cada cinco mujeres será violada a lo largo de su vida y cada 6.2 minutos se denuncia una violación. Existe un claro patrón en la violación contra las mujeres que es obviado sistemáticamente.

La violencia y violación nunca son tratadas como un problema de derechos humanos, una crisis y no se considera que exista un patrón. Pero lo cierto es que, si bien la violencia no tiene raza, clase, religión o nacionalidad, sí tiene género.

Las justificaciones para la violencia son infinitas: drogas, problemas mentales, exposición al plomo, golpes en la cabeza, etc. Sin embargo, el género nunca es señalado como un motivo de violencia y es el único que muestra un patrón explicativo.

La violencia es sobre todo autoritaria: siempre comienza con el “derecho” a controlar. El asesinato es la versión más extrema del autoritarismo.

Las mujeres llevan, además, la carga de la prevención. Los hombres son quienes violan y violentan, pero a ellos no se les encomienda ninguna responsabilidad.

Se emplea más tiempo en pedirle a las mujeres que se esfuercen por sobrevivir de los depredadores que en pedirle a los depredadores que dejen de serlo.

Debemos hacer algo para que todos seamos libres juntos y para que dejen de pensar que necesitan ganar, dominar y castigar.

Contra el poder

Strauss-Kahn, director del FMI entre 2007 y 2011, creó una atmósfera incómoda y peligrosa para las mujeres.

Sucede que este hombre controlaba parte del destino del mundo y, que este tipo de hombre (poderoso) dedique su tiempo a generar miedo, miseria e injusticia dice mucho del mundo en el que vivimos y de los valores que las naciones e instituciones toleran.

Strauss-Kahn está acusado de agresión sexual (aunque luego retiraran los cargos y se archivara el caso). Y a Nafissatou Diallo, la mujer agredida, se le dio una voz contra el poderoso miembro del FMI.

Así, una mujer pobre e inmigrante acabó con la carrera de uno de los hombres más poderosos del mundo, o al menos expuso a la luz un comportamiento que debería haber acabado con dicha carrera mucho antes.

Debemos luchar por esto, para que nadie más se libre de las consecuencias de sus actos gracias a la riqueza, poder, raza o género. Si bien Diallo ganó su caso en la parte civil, parte del acuerdo fue el silencio. Esto nos lleva al corazón del problema nuevamente.

Hemos aprendido y mucho ha cambiado. Pero, sostiene la autora, aunque ganamos algunas escaramuzas, la guerra contra el poder y el control y a favor de la igualdad y los derechos aún continúa.

Matrimonio

Durante gran parte de su historia, las leyes que definían el matrimonio convertían al marido en propietario y a la esposa en una posesión, sirvienta o esclava. De acuerdo con las Leyes sobre la Propiedad de la Mujer casada, todo pertenecía al marido y la mujer por sí misma no poseía nada.

El feminismo protesta contra esta tradición, contra el control, el castigo, el abuso, la posesión y la violencia.

El feminismo hizo posible el matrimonio entre personas del mismo sexo gracias a los esfuerzos realizados para transformar una relación jerárquica en una igualitaria.

El matrimonio entre dos personas del mismo sexo es inherentemente igualitario; en general es una relación entre personas que tienen el mismo estatus y por ello son libres de definir por sí mismas los roles con los que deseen jugar.

Con el matrimonio entre personas del mismo sexo, se amplía el significado del matrimonio. No subyace en él ninguna tradición jerárquica en su unión.

Los conservadores, por su parte, sienten miedo de este igualitarismo y ocultan el interés real que les empuja a impedir los matrimonios de personas del mismo sexo. Lo único que realmente desean es preservar el matrimonio tradicional y mantener los roles de género tradicionales.

La autora nos insta a cerrar la puerta de lo “tradicional” y abrir una nueva a la igualdad entre géneros, compañeros maritales, y a todo el mundo bajo cualquier circunstancia.

La igualdad sí supone una amenaza: A LA DESIGUALDAD. Deberíamos apoyarla más que nunca.

Confinamiento y desaparición

La coherencia —del patriarcado, de los ancestros, de la narración— se construye desde la eliminación y la exclusión.

Existen muchas formas de hacer desaparecer a las mujeres: borrarlas de los árboles genealógicos, no ponerles sus apellidos a los hijos, cambiar su apellido cuando se casan, llamarlas por el nombre de su marido antecedido por “señora”.  

En casos extremos como en Asiria, solían existir dos tipos de mujeres: las respetables esposas y viudas y las prostitutas y esclavas. Las primeras estaban obligadas a usar velo que era como un muro de privacidad, un marcador de que aquella mujer pertenecía a un hombre, una arquitectura del confinamiento. Las segundas, tenían prohibido usarlo. 

Existen muchas cosas similares en la actualidad que mantienen a las mujeres en el confinamiento. 

Por ejemplo, si una mujer es violada en la noche, se les pide a las mujeres que no salgan. Pero, si eso mismo se les pide a los hombres porque alguien de su género cometió un delito, cosa que resultaría tan lógica como la anterior, nadie está dispuesto a perder su libertad. 

Los asesinatos cometidos por hombres hoy tienen nombre: “femicidios”. Esta es la forma más extrema de anulación, silenciamiento y desaparición.

“La capacidad de contar tu propia historia ya supone una victoria o una rebelión”.

La oscuridad

"El futuro es oscuro, que es, en general, lo mejor que el futuro puede ser, creo", escribió Virginia Woolf. Mucha gente teme a la oscuridad que supone lo desconocido, lo invisible, lo oscuro.

Según la autora, cuando somos temerosos de la oscuridad, a menudo escogemos la oscuridad de los ojos cerrados y la inconsciencia.

¿Cuál es el valor de la oscuridad? ¿El de aventurarse sin saber en lo desconocido?

Para la autora, “los motivos para la esperanza son, simplemente, que no sabemos qué pasará después, y que lo inesperado y lo inimaginable suceden habitualmente”. La historia (no oficial) muestra que individuos dedicados y movimientos populares pueden moldear la historia.

La esencia de Woolf ha sido ir más allá de lo familiar, lo seguro, lo conocido y entrar en un mundo más amplio. Tanto la autora como Woolf exigen esa libertad para nosotros, sobre todo para las mujeres. 

Demandan libertad, pero no solo para que podamos realizar tareas que hacían los hombres, sino también la libertad de vagabundear geográfica e imaginariamente.

Woolf exigía libertad, pero su ideal de una liberación era también interna, emocional e intelectual, “nos brinda lo ilimitable, lo no captable, la urgencia de aceptar, tan fluida como el agua, tan infinita como el deseo, una brújula con la que perderse”.

Silenciamiento

Cuando una mujer dice algo que pone en cuestión a un hombre, la reacción pondrá en duda los hechos aseverados por la mujer y su capacidad y derecho de hablar.

Se las acusa de histéricas, delirantes, incoherentes, manipuladoras, maliciosas, conspiradoras, mentirosas, o todo a la vez.

Contar tu historia, y que los hechos y quien los relata sean reconocidos y respetados, es aún uno de los mejores métodos que tenemos para superar los traumas.

El silencio tiene círculos concéntricos:

  1. Las inhibiciones, inseguridades, represiones, confusiones y la vergüenza que hacen que hablar sea difícil.
  2. Las fuerzas que intentan silenciar (mediante humillaciones, acoso o uso de la violencia directa) a quien de todas maneras se esfuerza en hablar.
  3. Cuando la historia ya ha sido contada y el hablante no ha sido silenciado directamente, se desacredita la historia y al que la relata.

Las feministas crearon marcos y redes de apoyo que permitían que se pudiesen contar las historias de incesto y abuso infantil, así como las de violaciones y violencia doméstica.

El secreto y el silencio son la principal línea defensiva del criminal. Si el secreto falla, el criminal ataca la credibilidad de su víctima. Si no puede silenciarla totalmente, intenta asegurarse de que nadie la escuche

Estos antiguos esquemas sobre la deshonestidad femenina y la turbiedad del carácter femenino aún son sacados a relucir rutinariamente, y deberíamos empezar a reconocer esto como tal.

Las palabras importan

“Seguro que #NoTodosLosHombres son misóginos y violadores. Ese no es el punto a tratar. Pero sí que lo es el que #TodasLasMujeres viven con miedo a los que sí que lo son”, afirmó Jenny Chiu.

Términos como “acoso sexual” o “violencia doméstica” son términos acuñados recientemente.

Se pueden utilizar las fuerzas de las palabras para enterrar los significados o para excavarlos. Si no puedes poner en palabras una situación, un fenómeno, una emoción o si no puedes hablar de ello, significa que no eres capaz de abordarlo, menos aún de cambiarlo.

Muchas expresiones de estos tiempos nos han ayudado a describir nuestro mundo y también a redibujarlo. Esto es especialmente importante para el feminismo ya que le han dado voz a las sin voz y poder a los que no tienen.

El término “cultura de la violación” nos ayudó a dejar de pretender que las violaciones son anomalías, que no tienen nada que ver con la cultura como tal o incluso que son antitéticas a sus valores. 

La lucha es larga, dura y, algunas veces, desagradable; las reacciones de rabia contra el feminismo siguen siendo salvajes y omnipresentes, pero no están ganando. El mundo ha cambiado profundamente y necesita cambiar mucho más.

El cambio ya inició

“El feminismo es un esfuerzo para cambiar algo muy antiguo, muy extendido, y profundamente enraizado en muchas de las culturas de nuestro mundo, en innumerables instituciones y en la mayor parte de los hogares de la tierra, y en nuestras mentes, que es donde todo empieza y todo acaba”.

Llevará tiempo, algunos llegan pronto, otros más tarde, pero el camino está marcado.

Hace menos de medio siglo, la violencia doméstica era invisible y no ser heterosexual suponía ser tratado como un criminal o enfermo y castigado severamente.

No solo no existía protección alguna contra este tipo de trato, sino que además las leyes ordenaban la persecución y la exclusión.

Los conservadores seguirán intentando volver al mundo “tradicional” a expensas de toda la gente forzada a desaparecer, hacia el armario, la cocina, el espacio segregado, a la invisibilidad y el silencio.

Pero esta revolución ya está iniciada, no debemos comenzar desde cero, no sabemos cuánto más habrá que luchar, pero lo que sí sabemos es que no retrocederemos. 

¡Las ideas no pueden ser eliminadas!

Notas finales

Los datos e historias de violencia, violación y maltrato de este libro te harán replantearte si en verdad este es el mundo en el que quieres vivir. Nadie puede darle la espalda a estas verdades si se conocen. La concientización que nos proporciona este libro nos hace pensar y comprometernos a nosotros mismos con una realidad que nos apremia.  

Consejo de 12min

Si quieres seguir aprendiendo sobre el poder y el rol de las mujeres en la sociedad, “Mujeres y poder”, de Mary Beard, es para ti.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Nacida en Bridgeport en 1961, es una autora estadounidense que ha escrito sobre una gran variedad de temáticas, como el feminismo, la política y el medio ambiente. Es editor... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros