Los 5 lenguajes del amor - Reseña crítica - Gary Chapman
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

3505 lecturas ·  5 calificación promedio ·  1 calificaciones

Los 5 lenguajes del amor - reseña crítica

Los 5 lenguajes del amor Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Sexo y relaciones

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 

Editorial: Unilit

Reseña crítica

Este libro nos revela un hecho fundamental sobre las relaciones: las personas hablan diferentes lenguajes del amor emocional. Comprender el de tu pareja permitirá que alcancen una mayor conexión y un mejor romance. ¡Busca papel, lápiz y empieza a tomar nota!

El enamoramiento y el amor real

Según la psicología, la necesidad de ser amados es una necesidad emocional primaria del ser humano que nos acompaña durante toda la vida. Por eso, Chapman introduce un concepto al que llama “el tanque del amor”. Todos lo tenemos y necesitamos que esté lleno.

Estar enamorados puede llenar esa necesidad, pero sólo de manera temporaria. El enamoramiento es una experiencia eufórica, donde estamos seguros de que seremos capaces de lidiar con cualquier dificultad junto con nuestra pareja, y llegamos a creer que esta etapa divina no tendrá fin.

El problema es que esto no es real. En promedio, la duración de la obsesión romántica es de dos años. Luego, la pareja vuelve a ser de dos individuos viviendo en el mundo real, con una rutina, obligaciones y problemas reales.

Lo indica la propia naturaleza humana: somos egocéntricos por naturaleza y nuestro mundo gira a nuestro alrededor.

En este punto, muchas parejas se distancian y deciden separarse. Años atrás, se resignaban a un matrimonio infeliz. Pero Chapman nos enseña que existe un tercer camino: reconocer la experiencia del enamoramiento como lo que fue, un alza emocional temporal, y trabajar para alcanzar el “amor verdadero” con nuestra pareja.

Se trata de un amor emocional, pero no obsesivo. Involucra la razón y la emoción, es un acto de voluntad, exige disciplina y reconoce la necesidad del crecimiento personal.

Incluye procesar el bagaje emocional de cada uno. No necesitamos estar de acuerdo en todo, sino ocuparnos de nuestras diferencias de modo que no causen divisiones.

El amor verdadero es, en pocas palabras, una decisión. Y, para que ocurra, el enamoramiento debe pasar. Si experimentamos el amor real, podemos satisfacer nuestras necesidades de seguridad, autoestima e importancia. Somos libres para desarrollar nuestro potencial y dirigir nuestros esfuerzos hacia el afuera.

Primer lenguaje: Palabras de afirmación

Si quieres que tu pareja sienta el afecto que intentas comunicar, debes expresarlo en su lenguaje primario del amor. Según el autor, el propósito del amor no es lograr algo que quieres, sino hacer algo por el bienestar de la persona que amas.

Las palabras pueden ser grandes comunicadoras de afecto, siempre y cuando se generen desde la bondad y el aprecio por el otro. Pueden funcionar como aliento para incentivarlo a dar el primer paso en una búsqueda personal o una nueva etapa profesional.

Necesitas empatía y conocer los verdaderos deseos de tu pareja, saber lo que considera importante. Las palabras pueden demostrarle que crees en sus capacidades. Debes buscar la comprensión y no intentar demostrar que tu percepción es la única válida.

Si la discusión envuelve un error que cometiste en el pasado, limítate a aceptarlo y pedir perdón. No puedes borrarlo, pero tampoco es útil que lo traigas al presente siempre que puedas. Incluso si el error fue de tu pareja. Pueden decidir vivir libres de los errores del ayer. El perdón, indica Chapman, es un compromiso, una expresión de amor.

Las palabras positivas serán mucho más gratificantes para este tipo de personas. Las quejas e insultos, al mismo tiempo, pueden ser mucho más dolorosos.

El autor enlista una serie de consejos que te ayudarán a poner este lenguaje en práctica:

  • Mantén un registro escrito de todas las palabras de afirmación que le das a tu pareja todos los días durante una o dos semanas;
  • Establece una meta de comunicarle un cumplido diferente cada día durante un mes;
  • Busca sus fortalezas y demuéstrale cuánto las aprecias;
  • Hazte presente durante su día enviándole mensajes de texto cariñosos.

Segundo lenguaje: Tiempo de calidad

Este lenguaje consiste en dedicarle a alguien toda tu atención. Libre de dispositivos, conversando, dando un paseo o saliendo a comer. No significa mirarse a los ojos durante dos horas, sino compartir una actividad con tu pareja y brindarle toda tu atención.

Lo importante no es la actividad en sí, sino el tiempo compartido y los sentimientos que se crean. Chapman las denomina “actividades de calidad”. Debe ser algo que al menos uno de los dos quiera hacer, que el otro esté dispuesto a hacerlo y que ambos sepan por qué lo hacen: expresarse amor.

Una conversación de calidad pone el foco en escuchar, hacer preguntas sin juzgar, con un verdadero deseo de comprender los pensamientos, sentimientos y deseos del otro.

¿Qué sucede si no tienes facilidad para conocer y comunicar tus sentimientos? Debes desarrollar la “autorrevelación”, como lo llama el autor. Comienza observando y escribiendo cómo te sientes tres veces al día. Con el tiempo, se volverá una práctica natural.

Es importante que sepas que tu personalidad puede influenciarte, pero no te controla. No importa si eres muy reservado o necesitas hablar todo el tiempo. Puedes adaptarte y cambiar ese aspecto de tu ser.

Todo esto, obviamente, requiere tiempo. Es muy probable que tengas que renunciar a hacer otras cosas, pero estas actividades son tan importantes para nuestra pareja como comer para nuestra salud. Piensa que tendrás el placer de convivir con un compañero/a que se siente amado/a.

Si el lenguaje de tu pareja es tiempo de calidad, el autor aconseja:

  • No intentar transformar cada momento juntos en tiempo de calidad. Destinen un momento específico para hacerlo;
  • Pensar en una escapada de fin de semana juntos;
  • A la distancia, enviar links sobre cosas interesantes o una selfie para que sepa que piensas en él/ella;
  • Conversar todos los días sobre los eventos del día que vivió cada uno y cómo se sintieron al respecto.

Tercer lenguaje: Regalos

Los regalos pueden tener una gran importancia en una relación. Para algunas personas, pueden significar “mi pareja estaba pensando en mí”, “le importo”. Son símbolos visuales del amor y tienen valor emocional.

El autor señala que, desde niños, solemos darles regalos a nuestros padres. E introduce una cuestión: tal vez los regalos sean fundamentales para el amor, debido a que tienen importancia para todas las culturas en mayor o menor medida.

Los regalos pueden comprarse, encontrarse o hacerse. Un anillo, una piedra reposando en la playa o una tarjeta con un mensaje tierno son igual de válidos. Debes conocer a tu pareja para identificar cuál es el adecuado.

Si sientes que dar regalos no es uno de tus puntos fuertes, pero es el lenguaje principal de tu pareja, puedes comenzar haciendo una lista de todos los regalos que él o ella ha expresado entusiasmo al recibir, o los que ha mencionado que desearía.

Tu presencia también puede ser un gran regalo, sobre todo durante tiempos de crisis. Tu pareja recordará que estuviste a su lado en sus peores momentos.

Algunos consejos puntuales del autor para llenar el tanque de amor de tu compañero en este aspecto son:

  • Cuando salgas a caminar, presta atención a los posibles regalos que podrías hacerle a tu pareja;
  • No esperes a una ocasión para especial, sé espontáneo;
  • Deja volar tu creatividad y haz un regalo con tus propias manos;
  • Si el dinero es un problema, haz regalos simbólicos;
  • Mantén una lista de posibles regalos futuros.

Cuarto lenguaje: Actos de servicio

Los actos de servicio a los que hace referencia el autor consisten en hacer cosas que sabes que a tu pareja le gustaría que hicieras. Preparar la comida, limpiar la casa, cambiarle el pañal a tu hijo, llevar el auto al taller.

Son actividades que requieren planificación, tiempo, esfuerzo y energía. Y, si se hacen con un espíritu positivo, es muy probable que sean expresiones de amor.

Por eso, el autor dice que las demandas suelen no ser efectivas. El amor y sus demostraciones siempre se dan con libertad, pueden pedirse, pero nunca exigirse. Una vez más, rescata un concepto ya mencionado: el amor es una decisión.

Vale destacar que nuestras acciones y costumbres están influenciadas por cómo fuimos criados, por nuestra personalidad y nuestras percepciones del amor, además de nuestros deseos, emociones y necesidades.

Pero nada de eso funciona como excusa para tratar a tu pareja como un objeto o manipularlo. Eso desestima la posibilidad del amor. Del otro lado, permitir que nos maltraten tampoco es un acto de amor.

Si los actos de servicio son el primer lenguaje de tu pareja, puede que estos consejos te sean útiles:

  • Presta atención a sus críticas y quejas. Puede que no sólo descubras su lenguaje principal, sino qué acciones concretas puedes realizar para satisfacerlo;
  • Pídele que te haga una lista con diez cosas que le gustaría que hicieras durante el próximo mes, y llevalas a cabo;
  • Encárgate de las actividades de la casa durante un evento que tu pareja espera con ansias, como un programa de televisión o un acontecimiento deportivo;
  • Cuestiona lo que entiendes por género y encárgate de tareas sin importar si eres hombre o mujer.

Quinto lenguaje: Toque físico

El último lenguaje no hace referencia únicamente al acto sexual. Tomarse de las manos, besar, abrazar y acariciar también son maneras de expresar amor.

Pueden ser toques explícitos que demanden toda tu atención, como un masaje o tener sexo; pero también pueden ser implícitos, como poner tu mano en su hombro mientras le sirves café o rozar su cuerpo al pasar por la cocina.

Si este es el lenguaje principal de tu pareja, todas estas expresiones se verán potenciadas. El mejor instructor para saber qué es lo que prefiere y lo que le causa más placer siempre será tu pareja. Por eso el diálogo sincero es tan importante.

Este proceso de descubrimiento y exploración del cuerpo de tu pareja puede ser una experiencia emocionante. Tómalo como un desafío, usa tu creatividad y prueba nuevos toques en nuevos lugares.

Pero siempre recuerda: el consenso debe estar presente en todo momento, sin importar cuánto tiempo lleven en la relación ni la situación en la que se encuentren; y la última palabra siempre será de tu pareja. Después de todo, se trata de su cuerpo y tú estás buscando su placer.

Al descubrir que tu pareja considera el toque físico como su lenguaje prioritario, puedes poner en práctica lo siguiente:

  • Tómalo de la mano, acarícialo o dale un masaje de forma espontánea;
  • Comienza el acto sexual con toques suaves y masajes por todo su cuerpo;
  • Abrázalo en presencia de otras personas;
  • Para enfrentar la distancia, envíale una foto tuya. Eso le dará algo tangible de ti;
  • Lo que importa no es qué tan rápido aprendes sobre el cuerpo de tu pareja, sino qué tan bien aprendes sobre ese asunto.

Notas finales

Tan importante como descubrir los lenguajes principal y secundario de tu pareja es descubrir los tuyos. Pregúntate qué es lo que más le pides, presta atención a lo que haces para expresarle tu amor y qué es lo que tu pareja hace o deja de hacer que te provoca más dolor.

Si el lenguaje de tu compañero no es natural para ti, la expresión de amor será aún mayor. No se trata de comodidad. El amor es algo que haces por otras personas, no por ti. Recuerda una de las grandes frases que nos deja Chapman: “el significado más profundo de la vida no se encuentra en los logros, sino en las relaciones”.

Consejo de 12

 Para aprender más sobre posibles conflictos en las relaciones, por qué se generan y cómo superarlos, lee “Las 5 trampas del amor”. ¡Busca el microlibro en nuestra app!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Es un pastor bautista, consejero matrimonial y escritor estadounidense. Estudió teología, letras y antropología en diferentes instituciones académicas, entre las que sobresale la Universid... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros