La mujer que soy - Reseña crítica - Britney Spears
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

49 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

La mujer que soy - reseña crítica

La mujer que soy Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Biografías y memorias

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The woman in me

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9788401032158

Editorial: Plaza Janés

Reseña crítica

En junio de 2021, el mundo entero escuchó hablar a Britney Spears en una audiencia pública. El impacto que causó al compartir su voz, su verdad, fue innegable, y cambió el rumbo de su vida y el de la de infinidad de personas. 

“La mujer que soy” revela por primera vez la increíble peripecia vital y la fuerza interior de una de las mejores artistas de la historia de la música pop. Escritas con una franqueza y un humor extraordinarios, las impactantes memorias de Spears ilustran el poder imperecedero de la música y el amor, y la importancia de que una mujer, por fin, cuente su propia historia, en sus propios términos. ¿Vamos a descubrirla?

Infancia

Cuando se casaron, los padres de Britney vivían en una modesta residencia en Kentwood. En aquel entonces, su madre ya no recibía apoyo financiero de su familia, y después de dejar su primer hogar, adquirieron una pequeña casa de un solo piso con tres habitaciones. 

Cuando el padre de Britney, James, comenzó a lidiar con el abuso del alcohol, sus empresas empezaron a experimentar dificultades. La presión financiera se agravaba con sus bruscos cambios de humor. 

En la casa de Britney, jamás se le permitió mostrar desacuerdo con alguno de sus progenitores. No importaba lo mal que fuera todo, se daba por sentado que guardaría silencio, y si no lo cumplía, había consecuencias. 

James maltrataba a toda la familia, incluida su madre, adoptando la conducta de un alcohólico que desaparecía durante varios días. Para Britney y su hermano Bryan, era un alivio cuando su padre se marchaba; preferían que no estuviera en casa. La dinámica familiar estaba marcada por el caos y la tensión constante.

Primeros pasos

Britney tenía pasión por el canto y el baile, fue así que decidió abrirse paso en el circuito de concursos de talento, culminando en una victoria a nivel regional en Baton Rouge. Sus padres vislumbraron oportunidades más significativas. 

Fue entonces cuando descubrieron un anuncio en el periódico sobre una audición para el programa infantil "El Club de Mickey Mouse" y sugirieron a Britney que se presentara. Pero a ella y a la mismísima Christina Aguilera les informaron que no habían pasado el corte en la audición. 

Sin embargo, les aseguraron que ambas tenían un talento innegable. Este episodio temprano en sus vidas marcó el comienzo de dos carreras estelares en la industria del entretenimiento. Además, le recomendaron a la madre de Britney escribirle a una agente. 

Pero a los 9 años, Britney decidió quedarse en Luisiana durante unos seis meses y trabajar como camarera en el restaurante de mariscos, para ayudar en lo que pudiera. 

Impulsada por aquel consejo, la madre de Britney finalmente envió videos de ella cantando "Shine On, Harvest Moon" a la agente recomendada, Nancy Carson. Esta estrategia resultó exitosa, ya que la agente solicitó una reunión en Nueva York para conocer a Britney. 

Este encuentro marcó un hito importante en la carrera de Britney, ya que una agencia de talentos la fichó oficialmente.

Recibió una oferta de trabajo: un papel de actriz suplente en el musical del off-Broadway "Ruthless!", inspirado en obras como "La mala semilla", "Eva al desnudo", "La tía Mame" y "La reina del Vaudeville". Este paso marcó un emocionante avance en su carrera y la sumergió en el vibrante mundo del teatro en Nueva York.

Con esa experiencia en el bolsillo y 13 años, volvió a hacer la prueba para El club de Mickey Mouse. Finalmente lo logró, y su participación en el programa fue como un campo de entrenamiento intensivo para la industria del espectáculo.

Los días estaban llenos de ensayos de baile, clases de canto, lecciones de actuación, tiempo en el estudio de grabación y, entre medias, clases escolares. 

Britney, junto con Christina Aguilera, eran las más jóvenes y compartían camerino. Este período en El Club de Mickey Mouse sirvió como una inmersión completa en el mundo del entretenimiento, proporcionándoles habilidades y experiencia valiosas desde una edad temprana. Pronto hizo buenas migas con Justin Timberlake. 

El ascenso a la fama

Cuando el programa concluyó después de un año y medio, varios de sus compañeros de reparto se dirigieron a Nueva York o Los Ángeles para seguir persiguiendo sus sueños en el mundo del entretenimiento. Sin embargo, Britney tomó la decisión de regresar a Kentwood. 

En ese momento, ya había iniciado una lucha interna: una parte de ella quería seguir trabajando para alcanzar sus sueños, mientras que la otra anhelaba llevar una vida más normal en Luisiana. 

A los 13 años, Britney empezó a consumir alcohol con su madre y a fumar con sus amigos. Este periodo marcó una fase de su adolescencia en la que comenzó a explorar diferentes aspectos de la vida, enfrentándose a nuevas experiencias y desafíos. Con los chicos también fue precoz. Pero lo cierto es que Britney quería actuar y cantar. Y volvió al ruedo dejando Luisiana atrás.

En Nueva York se paseó por las oficinas cantando hasta que logró firmar un contrato de grabación con Jive Records a los 15 años. La cabina en la que Britney cantaba estaba ubicada bajo tierra. Cuando estaba dentro, solo podía escucharse a sí misma, sin distracciones.

Cuando el sello discográfico presentó el concepto para el videoclip de "… Baby One More Time", proponiendo que Britney interpretara a una astronauta futurista, Britney sugirió que el video mostrara a ella y a sus amigas sentadas aburridas en el instituto, y al sonar el timbre, empezar a bailar. 

A los 16 años, el 23 de octubre de 1998, el sencillo de "...Baby One More Time" salió a la venta, seguido por el estreno del videoclip al mes siguiente. Este lanzamiento marcó un cambio drástico, ya que Britney comenzó a ser reconocida en todas partes. 

El 12 de enero de 1999, se lanzó el álbum homónimo, que vendió más de diez millones de copias rápidamente y debutó en el número uno de la lista Billboard 200 en Estados Unidos. 

Este logro hizo de Britney la primera mujer en debutar simultáneamente con un sencillo y un álbum en la cima de las listas. 

Su relación con Justin Timberlake

Britney se unió a la gira de NSYNC, compartiendo escenario con Justin Timberlake, su antiguo compañero de El Club de Mickey Mouse. Pronto se dio cuenta de que estaba profundamente enamorada de él. 

Cada encuentro entre ellos se volvía magnético, la conexión entre ambos era inexplicable, rozando lo inquietante por la intensidad de su enamoramiento. A Britney le resultaba difícil ser tan despreocupada como Justin. Se daba cuenta de que las preguntas de los presentadores en las entrevistas eran muy diferentes para ambos. 

Britney enfrentaba comentarios sexistas sobre su físico, con preguntas constantes sobre si se había sometido a cirugía plástica. Lidiar con la prensa podía ser incómodo, pero las galas de premios la llenaban de felicidad.

En un intento de proteger su corazón de las críticas, Britney recurrió a la lectura de libros religiosos. También comenzó a tomar Prozac. 

Durante la época de su primera gira mundial con "Oops!... I Did It Again", pudo construirle una casa a su madre y pagar las deudas de su padre, buscando proporcionarles un nuevo comienzo.

En su vida personal, experimentaba una gran felicidad al compartir su vida con Justin. Aunque en algunas ocasiones se enteró de que Justin le había sido infiel. Sin embargo, decidió pasarlo por alto, estaba profundamente enamorada.

Fiel a Justin durante años, Britney solo tenía ojos para él, con la excepción de una única noche que le confesó. Pero ambos decidieron dejar atrás ese episodio y seguir con su relación. 

Britney pensaba que estarían juntos para siempre y, durante su relación, quedó embarazada. Aunque fue una sorpresa, para ella no fue una tragedia, ya que anhelaba formar una familia con él. Pero Justin no quiso y Britney abortó. Lo hizo sola en su casa, para que nadie se entere.

Luego de ese suceso, Justin la dejó, y ella quedó sumamente triste. Lo que complicó esa época para Britney fue que la familia de Justin era la única familia real y cariñosa que había tenido. 

Cuando Britney regresó a su casa, notó un cambio significativo. Su madre, ya separada de su padre, atendía a su hermana, quien tenía el control en casa.

Britney se sentía como un fantasma, entrando en habitaciones donde nadie parecía notar su presencia. Su madre, con quien solía tener una conexión fuerte, parecía estar en otro mundo.

La ansiedad en Britney aumentó cuando le quedó claro que hiciera lo que hiciese, incluso lo que ni siquiera había hecho, salía en primera página. Esas historias a menudo iban acompañadas de fotos poco favorecedoras que le sacaban cuando menos lo esperaba.

Britney se retiró prácticamente de la vida pública, pidiendo comida a domicilio y encontrando comodidad y seguridad en su hogar. Una de las pocas visitas fue Madonna, quién la ayudó a ver su situación desde otra perspectiva.  

Relación con Kevin y maternidad 

Britney conoció y al poco tiempo contrajo matrimonio con Kevin Federline, ella creía que le daría la estabilidad que estaba buscando, debido a que él llevaba una vida más privada que la suya. 

Sean Preston, el primer hijo de Britney, nació el 14 de septiembre de 2005, mostrando desde el principio ser un niño amable y dulce. Apenas tres meses después, quedó embarazada nuevamente. Esa etapa fue desafiante para su cuerpo y conllevó sentimientos de tristeza y soledad, fue muy difícil para ella llevar la depresión post-parto. Además, en ese entonces no se hablaba de salud mental.

En ese momento, las revistas solo buscaban una foto que pudieran utilizar con el titular "¡Britney se ha puesto ENORME! ¡Miren, no lleva maquillaje!". Como si eso fuera un pecado.

El álbum Blackout le proporcionó energía, pero el malestar con Kevin debido a su ausencia y destrato llegó a los medios y captó su atención. Aunque algunos intentaron apoyar a Britney, la prensa a menudo lo hacía siendo cruel con Kevin, lo que no contribuía positivamente.

Britney nunca tuvo problemas con el alcohol, su única otra forma de escape era el Adderall, una anfetamina recetada para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad en niños. Esta medicación, aunque la drogaba, también actuaba como un antidepresivo, algo que Britney realmente necesitaba en ese momento.

A pesar de que intentó todo por no hacerlo, la pareja se separó, y Kevin alejó a sus hijos de ella. Desesperada y acorralada por los medios, Britney optó por raparse a cero en una peluquería, lo que causó gran revuelo mediático. Posteriormente, entró a rehabilitación y, con la ayuda de un abogado, logró temporalmente la custodia compartida.

La curatela de James

James había trabado una estrecha amistad con Louise Taylor, Lou, a la que veneraba. Ella sería la pieza principal de la implantación de la curatela que les permitiría controlar y adueñarse de la carrera de Britney. 

Lou acababa de poner en marcha una nueva empresa llamada Tri Star Sports & Entertainment Group, que en ese momento, tenía muy pocos clientes reales.

La curatela, originalmente destinada a durar dos meses, fue autorizada en dos tipos: la "curatela de la persona" y la "curatela de los bienes", otorgando a su padre el control total sobre su vida diaria.

Se solicitó alegando que Britney era incapaz de realizar cualquier actividad básica. Sin embargo, semanas después, la llevaron a grabar en la TV y luego la lanzaron a una extenuante gira mundial. A pesar de sus logros, Britney no podía creer que el estado de California permitiera que su padre la controlara.

Durante 13 años la estrella del pop mundial vivió este infierno. Afirma que todo lo hizo por sus hijos, siguió todas las normas para reunirse con ellos. Incluso hizo lo necesario para mantener contento a Kevin, pagando costas procesales, manutención y miles de dólares más para que sus hijos la acompañaran en una gira.

La gira generó enormes ingresos, pero la empresa de Lou Taylor, Tri Star, se embolsó el 5%. Su padre, a través de la curatela, también recibió una parte sustancial, beneficiándose extraordinariamente y convirtiéndose en multimillonario. Britney aceptó este acuerdo: su libertad a cambio de momentos con sus hijos.

Después de la curatela, Britney leyó que su padre y Robin, de Tri Star, estaban involucrados con la empresa de seguridad Black Box, que se encargaba del control y análisis de las llamadas y mensajes de texto en su teléfono móvil. Lo más alarmante fue descubrir que su padre llegó a colocar un micrófono oculto en su propia casa como parte de su control.

Cuando Britney se negó a ir a otra gira, la internaron y la medicaron durante meses, manteniéndola lejos de sus hijos y sus mascotas. Allí comenzó el movimiento #freebritney. 

Todos los que hablaron en su favor la ayudaron a sobrevivir aquel año tan duro.

Notas finales

En ese momento, Britney salió del estupor cuando su padre discutía con su hijo de ya 13 años, Sean Preston. El joven se retiró a su habitación para evitar la pelea, pero su padre derribó la puerta y lo confrontó.

Tras la denuncia de Kevin a la policía, se le prohibió a su padre ver a los hijos de Britney. Este incidente la impulsó a reunir fuerzas para una última lucha, marcando el fin de un largo camino lleno de desafíos.

El primer paso para asegurar la libertad de Britney fue que la gente comprendiera que aún era una persona real. Britney sabía que podría lograrlo compartiendo más aspectos de su vida en las redes sociales.

El abogado designado por el tribunal, que había estado a su lado durante 13 años, nunca fue de mucha ayuda. Durante la pandemia, Britney empezó a preguntarse si podría aprovecharse de él. Con la constancia de quien reza, comenzó a hablar con él dos veces a la semana, simplemente para considerar sus opciones.

Finalmente, Britney llegó a un momento decisivo. Era evidente que aquel hombre ya no podía hacer nada por ella. Tenía que tomar el control. A pesar de haber permanecido en silencio público sobre todo el asunto, en su cabeza estaba rezando para que llegara el fin. 

Esa noche del 22 de junio de 2021, desde su casa en California, llamó al 911, el teléfono de emergencias, para informar que su padre había abusado de la curatela.

Britney cambió de abogado, quien al poco tiempo presentó la petición para relevar a su padre de ese rol. Tras una gran vista en el tribunal, a James le fue retirada la función de curador. Luego, su abogado pidió el fin de la curatela: Britney recuperó la libertad. 

Hoy en día, Britney no está centrada en seguir adelante con su carrera musical. Para ella, es hora de intentar poner orden en su vida espiritual, de prestar atención a las pequeñas cosas, de bajar el ritmo. Es hora de dejar de ser lo que los demás quieren, es hora de encontrarse a sí misma de verdad.

Consejo de 12min

En el microlibro basado en “Amigos, amantes, y aquello tan terrible”, del querido actor de Friends, Matthew Perry narra su lucha contra la adicción en estas memorias sinceras, divertidas y reveladoras que transmiten un mensaje poderoso de esperanza y perseverancia.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Icónica cantante y bailarina estadounidense, alcanzó la fama mundial con su álbum debut "...Baby One More Time" en 1999. Reconocida por su impacto en la cultura pop, ha lanzado varios álbumes exitosos y ha dejado una marca indeleble en la música pop contemporánea. Su vi... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros