Elon Musk - Reseña crítica - Ashlee Vance
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

7232 lecturas ·  4 calificación promedio ·  137 calificaciones

Elon Musk - reseña crítica

Elon Musk  Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Biografías y memorias

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Elon Musk: Tesla, SpaceX, and the Quest for a Fantastic Future

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 006230125X, 9780062301253

Editorial: Ediciones Península

Reseña crítica

¿Quién no ha oído hablar del excéntrico CEO de Tesla Motors, Elon Musk? Es uno de los empresarios más impredecibles y ambiciosos en Silicon Valley. 

Explora la historia de este gran visionario y descubre cómo ha dedicado sus energías a reinventar el futuro más allá de las películas de ciencia ficción en este microlibro único. ¡Aquí vamos!

Un muchacho inquieto que quiere cambiar el mundo

Elon Reeve Musk nació en Pretoria, Sudáfrica, el 28 de junio de 1971. Su padre, Errol Musk, era ingeniero y empresario. Su madre Maye era una modelo conocida y nutricionista. Ambos se divorciaron durante la adolescencia de Elon, y a los 17 años Musk dejó Sudáfrica para ir a Canadá, en donde había nacido su madre.

Elon finalmente se inscribió en la Queen's University en Kingston, Ontario. Allí estudió Administración y comenzó a vender piezas de computadoras y computadoras montadas en su dormitorio.

Estaba empezando a sobresalir académicamente. Después de dos años en Queen's, solicitó una transferencia a la Universidad de Pensilvania con una beca. Él y su compañero de cuarto, Adeo Ressi, alquilaron una casa cerca del campus. Los fines de semana, convertían su casa en un club nocturno y cobraban cinco dólares por la admisión.

Mientras tanto, en la Universidad de Pensilvania, Musk escribió varios artículos. El primero trataba sobre matrices solares en el espacio. También escribió sobre la necesidad de poner toda la información del mundo en una sola base de datos. Por último, escribió sobre el potencial comercial de ultracapacitadores como dispositivos de almacenaje.

Musk decidió llevar a cabo proyectos en tres áreas: Internet, energía renovable y espacio. No estaba demasiado preocupado por hacerse rico ni por ganar dinero, pero sí, por hacer una diferencia en el mundo.

La primer startup, Zip2

Musk realizó un doctorado en Ciencia de Materiales y Física en Stanford. Después de dos años, convenció a su hermano Kimbal para mudarse a Silicon Valley y lanzar una compañía.

Los hermanos decidieron lanzar la red global de información que más adelante se llamó Zip2. Su objetivo era ser un directorio de restaurantes, tiendas de ropa, peluquerías y otros negocios. El propósito era enlistar estos servicios en un directorio de búsqueda vinculado a un mapa.

Zip2 alquiló una pequeña oficina en Palo Alto y comenzó a contratar empleados. Elon se encargó de la programación del sitio, mientras que Kimbal comenzó a vender el producto puerta a puerta. 

Su padre les dio $28.000 dólares para financiar el proyecto. El presupuesto era muy apretado y  Elon y Kimball tuvieron que dormir en la oficina durante los primeros tres meses, tomando duchas en un gimnasio local.

A finales de 1996, un fondo de inversión se enteró de que estaban tratando de crear las páginas amarillas virtuales. Se reunieron con Elon y acordaron invertir tres millones de dólares en Zip2.

Con esta inversión, Zip2 decidió crear un software que se vendiera a los periódicos. Esto les permitió construir sus directorios locales en línea para bienes raíces, concesionarios de automóviles y otros anuncios clasificados.

La inyección de capital también le permitió a Zip2 contratar a más personas con talento. Contrataron a un nuevo CEO e ingenieros de software. El cambio en la dirección de Zip2 funcionó muy bien. El New York Times, Hearst Corporation y varias otras compañías invirtieron otros $50 millones de dólares.

En abril de 1998, Zip2 anunció que se fusionaría con CitySearch, su principal competidor, en un acuerdo por valor de unos $300 millones de dólares. Al principio, Elon estaba a favor, pero luego cambió de opinión e hizo todo para conseguir que el acuerdo se disolviera.

El consejo de administración canceló la fusión, dejando a Zip2 en una posición precaria. Entonces Compac se interesó por el negocio y ofreció $307 millones de dólares a Zip2. El consejo aprobó la venta y Musk recibió $22 millones de dólares por sus acciones.

X.com y PayPal

Con el dinero de la venta, Elon decidió que era hora de lanzar un nuevo servicio, un banco en línea. Registró el dominio y abrió la empresa X.com en marzo de 1999. Pronto comenzó a reclutar ingenieros de software y a desarrollar su plan de negocios.

A los cinco meses, los cofundadores iniciales se cansaron de los conflictos con Elon Musk y dejaron X.com. En noviembre de 1999, X.com obtuvo su licencia para iniciar operaciones bancarias. Fue uno de los primeros bancos en línea en el mundo y consiguió 200 mil clientes en los dos primeros meses de operación.

El éxito inicial de la empresa no pasó desapercibido, y en meses, ya tenía un competidor llamado Confinity. Cuando se dieron cuenta de que su mercado era pequeño, comenzaron a centrarse en Internet y en cómo realizar pagos por correo electrónico. El nuevo servicio se conoció como PayPal.

En marzo de 2000, X.com y Confinity decidieron unir sus fuerzas y fusionarse, manteniendo el nombre X.com. Después de unas semanas, X.com recaudó $100 millones de dólares en inversiones de Deutsche Bank y Goldman Sachs. La compañía tenía más de un millón de clientes en ese momento.

X.com fue renombrado PayPal en junio de 2001 y ya estaba generando $240 millones de dólares al año en ingresos. Esto atrajo la atención de eBay que ofreció $1.500 millones de dólares por PayPal en julio de 2002. Aceptaron la oferta y Elon Musk ganó unos $250 millones por la venta de su segunda empresa.

Nace SpaceX

Elon decidió mudarse a Los Ángeles y comenzó a involucrarse en proyectos espaciales. Se unió al consejo de administración de la Mars Society. Esta organización sin fines de lucro unió a científicos e ingenieros con la idea de colonizar Marte. La compañía planeó enviar un pequeño invernadero robótico a este planeta para cultivar plantas.

Musk decidió usar su dinero para fundar una empresa que construyese cohetes espaciales para estos proyectos. Pensó que podía usar un cohete de tamaño mediano para lanzar satélites pequeños a un costo más barato. Después de unos meses de investigación, Musk decidió pasar de la teoría a la práctica. 

En junio de 2002, incorporó las Tecnologías de Exploración Espacial. La empresa compró un edificio en Los Ángeles y comenzó a trabajar en la construcción de cohetes comerciales.

Las compañías cobraban $30 millones de dólares por lanzar una carga de 250 kg al espacio. Elon Musk prometió que SpaceX llevaría una carga de 650 kg al espacio por solo $6,9 millones de dólares.

El primer lanzamiento oficial tuvo lugar en marzo de 2006 y el primer cohete de SpaceX, el Falcon 1, despegó y explotó 20 segundos después. Llegar al espacio sería un desafío mucho más grande y costoso de lo que Elon Musk imaginaba, aunque era sólo una cuestión de tiempo.

Tesla Motors

En el otoño de 2003, J.B. Straubel se reunió con Elon Musk en SpaceX para convencerlo de invertir en un proyecto para construir un avión eléctrico. A Musk le interesó la parte del proyecto que serviría para construir un automóvil eléctrico usando baterías de litio. 

Poco después, Musk fue abordado por los fundadores de una nueva compañía llamada Tesla Motors. Estaban buscando a un inversionista para crear un automóvil deportivo accionado por un motor eléctrico. Elon Musk acordó invertir seis millones y medio de dólares en Tesla Motors, y eso lo convirtió en el mayor accionista y presidente.

Más tarde, decidieron que el nuevo automóvil de Tesla, llamado Roadster, también necesitaba complacer a los clientes y ser elegante. La empresa contrató diseñadores que desarrollaron un nuevo diseño hecho de fibras de carbono.

Cuando el nuevo Roadster fue anunciado en julio de 2006, el precio del automóvil fue de $90.000 dólares. Sin embargo, su costo de producción se acercaba a los $200.000 dólares.

Cerca de la bancarrota

Para empeorar las cosas, los mercados financieros estaban pasando por una crisis masiva. Además, SpaceX falló en su segundo intento de lanzamiento. La fortuna de $200 millones de Musk se estaba desvaneciendo. Tesla también estaba enfrentando problemas financieros.

A fines de 2008, SpaceX -tras su cuarto lanzamiento con éxito- cerró un contrato con la NASA. El 23 de diciembre se firmó el contrato de $1.200 millones.

Mientras tanto, Tesla necesitaba más capital o tendría que declararse en bancarrota. Después de tratar de obtener el dinero de los inversionistas sin éxito, pidió un préstamo a SpaceX.

Qué pasó con SpaceX

En la actualidad, SpaceX lanza en promedio un cohete por mes, poniendo satélites en órbita para varios países y compañías.

SpaceX fabrica todo por sí mismo y no dependen de proveedores externos. Esta independencia se traduce en un ahorro de costos para los clientes. En la actualidad, un vuelo de Falcon 9 cuesta $60 millones de dólares, y la compañía está trabajando para reducir ese costo. A la larga, Elon Musk cree que el costo por vuelo puede ser menor a $12 millones.

SpaceX también está desarrollando un puerto espacial en Texas y cápsulas de acoplamiento en la Estación Espacial Internacional. Y lo más impresionante: SpaceX logró alcanzar todo esto siendo una empresa privada.

El futuro de los automóviles eléctricos y Tesla

Musk decidió entonces que era hora de que Tesla construyera un nuevo automóvil eléctrico. Así, después de casi abandonar el mercado a finales de 2008, Tesla lanzó su Modelo “S” a mediados de 2012. Este lujoso vehículo eléctrico es capaz de hacer más de 480 km en una sola carga.

Los automóviles tradicionales sólo pueden convertir del 10% al 20% de la energía de la gasolina en energía de propulsión. El resto se pierde como calor, resistencia al viento, frenos y otras funciones mecánicas. El Modelo “S” es aproximadamente un 60% eficiente. 

Tesla, además, ha reinventado la experiencia de comprar un automóvil. Puedes comprar un Modelo “S” en las tiendas de la empresa o en el sitio web de Tesla. No hay vendedores agresivos porque no reciben comisiones. Y mientras lo cargas, los ingenieros de Tesla pueden instalar actualizaciones de software a través de Internet.

Cuando General Motors y Toyota anunciaron que estaban cerrando su fábrica en Freemont, California, en 2009, Musk actuó. Compró la planta por $42 millones, Toyota había gastado casi mil millones de dólares para construirla.

Cuando Tesla anunció el Modelo “S” en 2009, prometió comenzar a entregar los automóviles en 2010. Cuando el modelo S comenzó la producción en 2012, el mundo del automotor todavía estaba impresionado a pesar de los retrasos. 

Además, Musk anunció que la compañía había comenzado a construir la primera parte de una red de estaciones de carga a lo largo de Estados Unidos. Los propietarios de automóviles podrían cargar sus baterías de forma gratuita. Además, la computadora del automóvil podría guiarlos hacia una de las estaciones más cercanas.

Pero en 2012, Tesla volvió a estar en una posición financiera desfavorable. Un gran número de personas reservaron el modelo S por $5.000 dólares, pero pocas personas compraron el automóvil. Musk se preocupó y pidió a todos los empleados de la compañía que llamaran a la lista de espera. En unas semanas, el dinero comenzó a entrar y Tesla vendió 4.900 unidades del Modelo “S”.

Tesla, SolarCity y la Gigafactory

En 2006, los primos de Elon Musk decidieron intentar un nuevo desafío. Iniciaron una empresa llamada SolarCity, que instaló paneles solares en los hogares. Elon se convirtió en el director de la empresa y su mayor accionista.

En 2012, SolarCity se convirtió en el mayor instalador de paneles solares en los EE.UU., hizo su oferta pública inicial en 2012 y en 2014 el negocio fue valorado en $7.000 millones de dólares. Poco después, SolarCity anunció que comenzaría a vender sistemas de almacenamiento de energía en asociación con Tesla Motors. 

Cuando Tesla anunció que fabricaría las baterías de litio para sus automóviles, generó una gran guerra entre los estados que querían la fábrica en sus territorios. Nevada ganó al ofrecer incentivos tributarios a Tesla por valor de $1.400 millones de dólares. 

La fábrica de Tesla, llamada Gigafactory, será la planta de fabricación de baterías de iones de litio más grande del mundo. Además, esto permitirá a la compañía reducir sus costos de batería para sus nuevos automóviles.

Frente a este ahorro de costos, Tesla presentó en el mercado un SUV llamado Modelo “X” y el Modelo 3 que salió en 2017. El Modelo 3 de Tesla tiene un precio de $35.000.

Mientras tanto, SpaceX se está preparando para comenzar a llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional. La compañía también está comenzando a construir y vender satélites. El plan a largo plazo de Elon Musk es hacer que SpaceX crezca hasta el punto de hacer viable la construcción de una colonia humana en Marte.

Notas finales

Elon Musk tenía una fortuna de alrededor de $10.000 millones en 2015, pero destaca entre la mayoría de los multimillonarios por su disposición a perderlo todo. Por ejemplo, no quiere solo una Gigafactory; quiere incontables fábricas compitiendo entre sí.

Está dispuesto a usar su riqueza para involucrar a otros, incluso si esto significa aumentar la competencia contra sí mismo.

Consejo de 12min

Ya que estamos hablando de grandes empresarios, ¿por qué no continúas con la biografía “Steve Jobs”? ¡A nosotros nos encantó!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Es un columnista de negocios y autor que nació en Sudáfrica pero está radicado -y nacionalizado- en Estados Unidos. A lo largo de su carrera escribió para medios impor... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros