El traidor Resumen - Anabel Hernández

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

516 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

El traidor

El traidor Resumen
Sociedad & Política

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: El traidor: El diario secreto del hijo del Mayo

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9786073187145

También disponible en audiobook

Resumen

Este audaz libro deja en evidencia el problema de fondo del narcotráfico en México: la complicidad del Estado. Con testimonios claves de Vicente Zambada Niebla, la autora indaga en el perfil y la historia de su padre Ismael, el Mayo, el cabecilla más importante del Cártel de Sinaloa. Un retrato crudo de la realidad mexicana. ¿Estás preparado?

Cómo empezó todo

Para darle un contexto a su investigación, Hernández comienza comentando cómo su obra anterior, Los señores del narco, había calado hondo en el ambiente político, judicial y narco. Recibió amenazas y tuvo que radicarse en Estados Unidos.

En esos momentos fue contactada por Fernando Gaxiola, abogado de Vicente Zambada Niebla, hijo de Ismael Zambada García, alias el Mayo y líder del Cártel de Sinaloa. Su cliente había escuchado una entrevista del libro en una cárcel de máxima seguridad en Chicago y se comprometió a colaborar con la justicia norteamericana.

Además le brindó información a la periodista a través de su defensor. Gaxiola quería que la historia fuera conocida para que la gente supiera de donde emana el poder del cártel. Y también dejar en claro que muchas de las historias que dicen los gobiernos americano y mexicano son falacias.

En sus cartas y declaraciones, Vicentillo describe cómo estaba compuesta una de las organizaciones criminales más grandes del mundo. Con presencia en 70% del mundo, el Cártel de Sinaloa funciona de una u otra forma desde los años 70.

Su padre es uno de los primeros líderes y el que más poder acumuló. En la primera década del 2000, los otros jerarcas eran Joaquín ‘Chapo’ Guzmán Loera, Juan José ‘Azul’ Esparragoza Moreno, Arturo Beltrán Leyva e Ignacio ‘Nacho’ Coronel.

También comenta cómo sufrió un intento de asesinato por parte de los Arellano Félix, cercanos a su progenitor en los inicios del cártel. Estos comenzaron a matar a muchas personas, familiares y trabajadores de Culiacán. Aunque el objetivo principal era terminar con Vicente para darle un golpe al capo, Ismael.

Eso hizo que padre e hijo estuvieran cerca siempre, para evitar ser lastimados. Así Vicentillo empezó a ver todo lo que hacía su procreador y hablar acerca de su trabajo de tráfico de drogas.

Ismael Zambada García tuvo como maestro a Antonio Cruz Vázquez. Fue él y nadie más quien lo introdujo en el mundo del tráfico de drogas cuando aún no cumplía 20 años. ‘Niko’ era su cuñado, estaba casado con su hermana Modesta.

Pero su mentor cayó en la cárcel por tener un estilo de vida ostentoso y llamativo. De ahí aprendió a tener un perfil bajo y a lavar dinero para financiar con la plata sucia sus negocios legales. Tanto que no se conoce cuál es su verdadera fecha de nacimiento y odia a los indiscretos, sobre todo si hacen negocios con o para él.

Nació y creció en El Álamo, una pequeña ranchería a 17 kilómetros del centro de Culiacán. A los 10 conoció a Rosario Niebla Cardoza, de 13 en ese momento. ‘Chayito’, tal como la llamaba cariñosamente, fue el amor de su vida y madre de Vicentillo.

Cuando logró construir un imperio, la droga que comercializaba a Estados Unidos la traía desde Colombia. Entraba por las cálidas costas del Caribe mexicano y la transportaban vía terrestre en camiones de gas hacia Tijuana, en la frontera. De ahí iba a diversos puntos del país norteamericano, entre los que se destacaban Los Angeles y Chicago.

Por la reñida competencia, Vicentillo ordenó el asesinato de un ostentoso rival llamado Humberto ‘Robachivas’ Ojeda. Lo hizo con apenas 22 años, mismo tiempo donde se reunió en Los Pinos con el general Roberto Miranda Sánchez para pedirle protección.

Cómo funciona

Si hay alguien importante dentro de la organización para Ismael Zambada García, ese es Chapo Guzmán. En especial, luego de que escapara de la cárcel en 2001. Desde ahí fueron socios, repartiéndose el 50% de lo que generaran con la droga.

Chapo se había fugado de Puente Alto tras haber sobornado a empleados, autoridades y funcionarios. Más tarde reconoció que le había pagado una cifra millonaria al presidente Vicente Fox para que lo dejara salir.

“En el Cártel de Sinaloa nadie sabe lo que no necesita saber, por eso sobrevive el cártel”, le dijo de manera clara el abogado Gaxiola a la autora. Eso significa que, aunque los narcos sean amigos, socios, compadres y hasta familia, no se cuentan absolutamente todo.

Para 2002, la suma de esfuerzos del grupo que lideraba el Mayo y del cual formaban parte el Chapo, Vicente ‘Viceroy’ Carrillo Fuentes, los hermanos Beltrán Leyva, Juan José Esparragoza, Ignacio Coronel y todos sus socios, empleados y afiliados, los convirtió en un gigantesco emporio de narcotráfico: la Federación.

Pero, así como los matrimonios católicos, la hermandad de la Federación duró hasta que la muerte los separó.

Los problemas surgieron cuando alguien cercano a los Beltrán Leyva asesinó a dos integrantes de los Zetas, el brazo armado del Cártel del Golfo. Si bien la guerra comenzó entre ellos, terminó arrastrando a todo el Cártel de Sinaloa.

Para añadir más confusión, Carrillo Fuentes nunca dejó de hacer negocios con los rivales del Golfo. Por eso Chapo, con el aval de Zambada García, lo mandó a matar a la salida de un shopping. Ahí comenzó una interna entre la gente de Carrillo Fuentes contra estos dos.

Gaxiola también explicó que cuando el Mayo hace 100 millones de dólares, alguien en Estados Unidos hace 200 por la misma operación. Ahí los precios se multiplican.

Antes de llegar ahí, el Cártel de Sinaloa compra toneladas de droga en Colombia a través de un pool de inversionistas. Los gastos, las ganancias y los riesgos se dividen entre todos. Para el Cártel es la forma de fortalecerse y proteger el capital de los inversores, y al mismo tiempo hacerlos poderosos financieramente.

De los muchos métodos con que el Mayo y su gente se las arreglan para transportar droga, sin duda el de los tráileres de Bachoco ha sido uno de los más creativos e insospechados. Quien en México está familiarizado con Bachoco y su amigable y en ocasiones irónica compañía publicitaria de los simpáticos pollos y huevos disfrazados, difícilmente podría imaginar que los camiones de pollos congelados van cargados con droga.

Los alcances de la organización

Las operaciones de narcotráfico de Sinaloa continúan expandiéndose a nivel mundial. Tradicionalmente, la TCO (organización criminal transnacional) ha operado ampliamente en América Central y del Sur, administrando redes sofisticadas de células de transporte y otras filiales financieras en estas regiones para mover cocaína hacia y a través de México.

Sinaloa continúa expandiendo su presencia en áreas claves, especialmente con el establecimiento de centros logísticos en la región.

Las operaciones de Sinaloa en África Occidental son fundamentales para abastecer su mercado europeo, que sirven como punto de referencia clave para los envíos de drogas.

Para su producción de metanfetamina y actividades de lavado de dinero, Sinaloa tiene operaciones en China para adquirir productos químicos precursores y bienes utilizados en el comercio, basados en esquemas de lavado de dinero.

Las autoridades atribuyen el éxito y el alcance global de Sinaloa a una serie de factores. Ahí incluyen sus amplias redes de transporte, su fuerte de aparato de inteligencia, sus sofitiscadas actividades de lavado de dinero y su capacidad para corromper a los funcionarios públicos y privados.

A ellos se les paga mensualmente. Se le paga al comandante de la AFI, que es el que manda en el estado, se les paga a los comandantes de la Policía Judicial del estado, a la policía municipal y a la PF.

El Mayo tenía dos frases de cabecera: “Con suficiente dinero todo se puede” y “El gobierno siempre va a tener más balas, no tiene caso pelearse con ellos”.

Cuando llegó el momento de la guerra con los Beltrán Leyva, el Mayo y el Chapo tuvieron que aumentar sus pagos al Ejército. El objetivo era que los militares encontraran a Arturo, primo del Chapo.

La división del Cártel de Sinaloa

Ismael Zambada García hace todo en grande. Así como construyó un imperio criminal que abarca una buena cantidad de países, también construyó un imperio de negocios legales, de las cuales la parte de la ganadería y agricultura es la que más le gusta y atiende personalmente.

El hombre tiene una triple personalidad: capo feroz que ordena quién vive y quién muere en el Cártel de Sinaloa, hombre de negocios que se codea con importantes empresarios y campesinos.

El sueño de cualquier hombre que se dedique a lo que se dedica el Mayo debe ser tener su propio aeródromo, y más si funciona con el permiso del gobierno para que nadie fastidie. A nombre de Chayito, la mamá de Vicentillo, opera el aeródromo denominado Campo Puerto Rico.

Ahí se ve beneficiado con permisos, subsidios y exenciones financieras y políticos para poder moverse a su antojo.

Aproximadamente en 2008, los Beltrán rompieron completamente con el Cártel de Sinaloa y una guerra muy violenta comenzó entre los dos. Hicieron una alianza con los Zetas para fortalecerse y luchar contra Mayo y el Chapo. Todo porque Arturo Beltrán Leyva pensaba que estos dos habían entregado a su hermano Alfredo a la policía.

Por la guerra, Vicentillo y su familia pasaron a estar fuertemente custodiados.

Las secuelas

En las filas del Sedena también hubo división. Quienes antes servían a la Federación tuvieron que elegir de qué lado estaban. Uno de los que se hallaba en esa situación era el general Roberto Miranda Sánchez, que en 1998 había invitado a Vicentillo a Los Pinos.

Entre 2001 y 2003 fue leal a los Carrillo Flores y para 2008 declaró públicamente que iba a perseguir a Mayo y al Chapo, que los iba a arrestar o los iba a ver morir.

La guerra de ellos contra los Beltrán Leyva-Zetas-Carrillo Fuentes no sólo causaba bajas en los ejércitos, las familias y en el gobierno, sino que también perjudicaba el negocio.

Anteriormente, el Mayo y el Chapo habían logrado un acuerdo con la DEA para acabar con los Arellano Félix. Gracias a esa colaboración consiguieron acabar con sus antiguos rivales.

Entonces aplicaron la misma técnica en esta guerra. Vicentillo le dio información a la agencia estadounidense, primero para detener a Vicente Carrillo Fuentes.

Por medio de sus escritos fue posible saber por primera vez que el Chapo pagaba sobornos a un agente de la DEA a cambio de información de operativos.

“Nadie quiere esta vida”, señaló Gaxiola en defensa de Vicentillo por la decisión extrema que había tomado de trabajar para la DEA y traicionar el mundo en que había nacido.

Tras una fallida reunión con dos agentes norteamericanos, Vicente fue arrestado por las autoridades mexicanas. “Esa noche me detuvieron, me traicionaron y no sé por qué, la verdad yo me acerqué por mi voluntad, con confianza, no sé lo qué pasó”, sostuvo en uno de sus textos.

Así como el Mayo y el Chapo tenían sus contactos en el ejército y en la PF para arrestar o asesinar a sus enemigos, Arturo Beltrán Leyva tenía los suyos. Había comprado sus lealtades pagándoles años de sobornos. El arresto de Vicente fue prueba de eso.

Después de su detención, a Vicente Zambada Niebla lo encarcelaron en el penal de máxima seguridad mejor conocido como El Altiplano. Allí sufrió denigración y malos tratos, algo común en ese lugar.

Aun así, Vicentillo estaba convencido de que aceptar su extradición y colaborar con el gobierno de Estados Unidos era la única forma de liberarse de una prisión mayor: el Cártel de Sinaloa.

Notas finales

En la Corte del Distrito Norte de Illinois, Chicago, el hijo predilecto del Mayo fue acusado de haber traficado de 2005 a 2008 cientos de kilogramos de heroína y cocaína a Estados Unidos.

En la causa también aparecían su padre, el Chapo y ocho personas más. Se declaró inocente.

Lo que seguiría en los siguientes meses sería un juego de fuerza entre el gobierno de Estados Unidos y el hijo de quien realmente ha sido y es el narcotraficante más importante de todos los tiempos. El único que ha tenido la inhumanidad, la frialdad, el dinero, la mentalidad y la complicidad de cientos para llegar ahí.

Finalmente, Vicentillo aceptó un acuerdo con los americanos. En julio de 2012 hizo su primera declaración jurada y contó algunos secretos de los socios, compradores y asistentes de su padre. Compartió mucha información sensible, pero en realidad nunca dijo nada que pusiera en peligro irremediable a su padre, por lo que el Mayo sigue libre.

Parte del convenio fue asegurar a su familia. Por eso Zynthia Borboa Zazueta y sus hijos se radicaron en el país norteamericano bajo la protección del gobierno local.

Además Vicentillo desapareció de los registros públicos de la Agencia Federal de Prisiones. Lo recluyeron en una prisión especial para testigos protegidos y consiguió que su familia lo pudiera visitar una vez a la semana.

Lo malo para él fue que tuvo que testificar en contra del Chapo Guzmán en el juicio realizado en Nueva York en enero de 2019. Era su carta de libertad hacia una vida normal a costa de traicionar a un compadre suyo.

Vicentillo recibió su sentencia en mayo del mismo año. El juez Castillo lo condenó a 15 años de prisión, tomándole en cuenta el año que estuvo detenido en México. Con los beneficios que le corresponden por buena conducta y demás, muy probablemente ahora ya esté en libertad.

Después de ser puesto en libertad estará bajo supervisión durante cinco años en los que no podrá consumir drogas ilegales ni alcohol. También deberá buscar y trabajar en un empleo legal.

Los socios de Ismael Zambada García vienen y van con el paso de los años, el único que permanece siempre es él. La pregunta es si Vicentillo será capaz realmente de cortar la relación con su padre, o irá a reclamar su trono. La distancia entre padre e hijo son sólo cinco años más, o el resto de su vida.

Tip de 12’

Para ahondar más en la transversal relación del Estado mexicano con el narcotráfico puedes leer “La historia detrás del desastre”, de Roberto Rock L. En su obra repasa el accionar del gobierno de Enrique Peña Nieto entre 2012 y 2018, tocando entre otros temas el tráfico de drogas y el rol de los capos narcos. ¿Te apuntas?

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario: