El Inversor Inteligente Resumen - Benjamin Graham

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

406 lecturas ·  4.4 calificación promedio ·  81 calificaciones

El Inversor Inteligente

El Inversor Inteligente Resumen
Inversiones y Finanzas

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The intelligent Investor: The Definitive Book on Value Investing. A Book of Practical Counsel.

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0060555661

También disponible en audiobook

Resumen

El autor Benjamin Graham enseñó e inspiró a innumerables personas alrededor del mundo con su libro “El Inversor Inteligente”. En él, introduce diversos conceptos y ayuda a los inversores a no cometer errores trayendo estrategias a largo plazo bien desarrolladas. Este microlibro está basado en una de las obras favoritas de Warren Buffet, que considera a “El Inversor Inteligente” como el mejor libro ya escrito sobre inversiones.

El autor enseña cómo utilizar las herramientas de análisis adecuadas y a maximizar su oportunidad de tener buenos retornos. ¿Quieres aprender a tomar buenas decisiones de inversión y a seguir los principios desarrollados por Graham? ¡Hazlo con 12’!

La diferencia entre especulación e inversión

El primer paso para volverse un “inversor inteligente” es entender la diferencia entre especulación e inversión. La inversión garantiza que tu dinero inicial, es decir, la cantidad de dinero sobre la cual los intereses inciden, estén a salvo y que genere retornos adecuados. Cualquier cosa diferente de eso es especulación. El inversor con experiencia debe estar dispuesto a llevar a casa los retornos adecuados y justos y nunca perseguir retornos exagerados.

El inversor con experiencia, además de quedar satisfecho con los retornos adecuados, considera ventajosa la seguridad de su dinero y busca la garantía de que sus inversiones son sólidas. Esas características diferencian al inversor con experiencia del especulador, que corre riesgos de perder todas sus inversiones de una sola vez.

Las proyecciones no son 100% confiables

Muchos inversores cometen errores eligiendo sus inversiones basadas en el historial del mercado de acciones. Estos presumen, de manera errada, que lo que sucedió en el pasado, se repetirá en el futuro. Por ejemplo, ven que la acción “A” arrancó y alcanzó su precio mas pequeño en el año 2000 y un año después subió a la posición número uno del mercado. No obstante, esa caída y aumento subsecuente puede haber sucedido por diversos motivos – no hay ninguna base para que un inversor presuma que es una jugada inteligente comprar grandes cantidades de la acción “A” cuando su precio está en caída. No hay garantía de que el mismo escenario se repetirá.

La verdad eterna sobre inversiones es que cada inversor debe siempre tener en mente que las proyecciones no son infalibles. En realidad, en muchos casos, las acciones sorprendentes tuvieron crecimientos fenomenales en el mercado. Igualmente, un número incontable de acciones “seguras” desaparecieron después de que los gurús del mercado previeran subidas de precio. Basar tus inversiones solo en proyecciones puede ser desastroso.

La decisión final debe ser del propio inversor

Uno de los puntos clave que el inversor inteligente debe tener en mente es que no hay acción que sustituya al hecho de hacer su tarea. Aceptar consejos de inversores con experiencia, escuchar especialistas del mercado y leer blogs y libros sobre grandes ideas de inversiones son todas las acciones necesarias y ofrecen buenos consejos sobre el mercado, pero tampoco debes volverte dependiente de herramientas de inversión, como las proyecciones, o simplemente seguir el mercado poniendo tu dinero donde todos lo están poniendo.

Es necesario que evalúes si tus puntos de vista de los especialistas son aplicables a tu caso, ya que eres el único que sabe exactamente cuál es tu apetito por el riesgo o cuáles son tus objetivos con las inversiones.

Para que seas capaz de pesar los consejos ofrecidos o evaluar las opiniones de los especialistas, es importante que tengas en mente la verdad fundamental de que el valor de la inversión debe ser una función de tu precio, es decir, debe haber alguna correlación entre el precio que pagas por una inversión y el valor real, en términos de cuánto puedes ganar en el futuro.

El ejemplo a continuación clarificará el significado de esto. Una moneda rara de plata es vendida por un determinado valor y te preguntas si debes comprarla. Para determinar si ese valor tiene sentido, necesitas considerar el valor intrínseco del metal, cualquier aumento en el precio del metal y la demanda del mercado de coleccionistas. También necesitas hacer previsiones tan precisas como sean posibles para que, cuando decidas vender la moneda, el precio sea el más alto que el precio actual de ella. Tomar en consideración esas cuestiones impedirá que compres la mercancía a un precio alto e inflado, que no puede generar suficiente valor para justificar la inversión.

El impacto de la inflación en las inversiones

A pesar del papel que la inflación tiene en el éxito de las inversiones, la mayoría de los inversores tienden a olvidarla. Existen diversas razones para preocuparse con el impacto de la inflación. Por ejemplo, la inflación es una realidad siempre presente y el aumento en el precio de la acción queda, realmente, por debajo de la inflación alrededor del 20% de las veces.

Como inversor, cuando determinas si el retorno esperado o la valorización de las inversiones realmente vale la pena, necesitas considerar que la inflación perjudicará tus ganancias futuras. Para asegurarse que el impacto de la inflación en tus inversiones sea minimizado, debes considerar invertir en activos que mantengan el ritmo de crecimiento de la inflación o que hasta crezcan más que ella. Por ejemplo, los activos inmobiliarios pueden ser una buena opción, ya que puedes presumir que los precios subirán con la inflación en el futuro.

Puede también ser una jugada inteligente invertir en activos protegidos por la inflación, también llamados TIPS, del inglés, Treasury Inflation Protected Securities. Las TIPS son inversiones con un periodo de madurez predeterminado. Al llegar a la madurez, cuando el dinero es pagado al inversor, los ajustes son hechos para tener en cuenta la inflación o deflación durante el período de inversión.

Eso significa que, si la inflación subió durante el periodo desde que el activo TIPS fue comprado, tendrás tu dinero de regreso teniendo en cuenta la inflación. Los cálculos de inflación o deflación para los TIPS están basados en el índice de Precios al Consumidor, entonces, el ajuste refleja su poder de compras.

Graham identifica 2 tipos de inversores: el inversor defensivo y el inversor emprendedor. Preocuparse con el impacto de la inflación debe ser un primer paso crítico para los dos tipos de inversores por diferentes razones.

El inversor defensivo está enfocado en evitar grandes pérdidas y está dispuesto a invertir y después quedarse quieto. Por ejemplo, ellos quieren que sus inversiones no tengan complicaciones y están felices en ganar retornos suficientes mientras mantienen el riesgo en un nivel mínimo. Por otro lado, el inversor emprendedor está buscando los mejores retornos y está dispuesto a hacer muchos buenos negocios para alcanzarlos.

Determinar si usas un abordaje defensivo o emprendedor, influye en cuánto estás dispuesto a trabajar para gerenciar tus inversiones y no de cuánto riesgo estás dispuesto a asumir.

El inversor defensivo

Si eres un inversor defensivo, debes elegir a dedo tus acciones para que te traigan un retorno adecuado, sin arriesgar tu inversión más importante. El objetivo principal del inversor defensivo es proteger sus inversiones y no maximizar sus retornos. Para mantener el riesgo a un nivel razonable, debes diversificar tus inversiones, para que el riesgo se distribuya por tus acciones y otros activos.

La diversificación permite que separes la pérdida de una acción de la ganancia de otra, para que el desempeño general de tu portafolio de inversiones continúe positivo. Entonces, ¿cómo diversificas? Elige invertir en alrededor de 10 a 30 acciones diferentes, que estén entre las más vendidas y conservadoras del mercado y que poseen un historial de pago de dividendos consistente.

Las acciones en alta deben ser evitadas, ya que presentan alto riesgo y debes también enfocarte en invertir sumas bajas y ganar retornos proporcionales. El curso puede ser lento con esta estrategia, pero, como un inversor defensivo, esto encaja en tu perfil de riesgo y garantiza que, a largo plazo, tengas buenos resultados. Para garantizar que el riesgo con las acciones sea mantenido a un nivel aceptable, invierte el 25% del total de tus inversiones en títulos.

El inversor emprendedor

La ventaja de ser un inversor emprendedor es que estás dispuesto a invertir más tiempo y energía en el proceso, lo que significa que tendrás más oportunidades para hacer buenas inversiones. Es muy importante que entiendas tus objetivos al invertir en una acción que un inversor defensivo no invertiría. Para alcanzar tu meta de tener retornos mejores que el inversor defensivo, compra cuando el mercado esté cayendo y los precios estén bajos y venda en la situación contraria.

Otra táctica es comprar acciones en crecimiento de compañías que están en desuso del mercado. No obstante, debes tener certeza de que el precio de las acciones aún está más bajo que su valor intrínseco. Verifica el precio histórico de las acciones y el promedio de la proporción P/G (precio por ganancia) durante muchos años, para asegurarte de que tienes una buena compra en tus manos.

Una de las oportunidades que debes explorar como un inversor emprendedor es buscar e identificar startups que tienen las características adecuadas que las tornan atractivas a grandes corporaciones.

Una oportunidad similar es presentada por acciones extranjeras, que no son tan populares en el mercado simplemente por ser desconocidas. Antes de invertir en esas acciones, haz tu trabajo y ten la garantía de que los fundamentos de la compañía son sólidos.

Entiende los títulos convertibles

Los títulos convertibles deben ser abordados con precaución o enteramente evitados. Esos son los títulos emitidos por una compañía que está buscando aumentar su capital por algún motivo. La característica especial de los títulos convertibles es que pueden venir con un valor definido que ganas cuando el período del título expira, o pueden ser convertidos en un número específico de acciones de la compañía, a un precio preestablecido. Si las acciones de la compañía están en alta, entonces querrás convertir el título, en caso contrario, querrás recibir el valor definido por él.

Es crítico verificar si el precio de emisión del convertido tiene sentido ante el precio de la acción de la compañía y sus expectativas de crecimiento. Usando la misma lógica, puedes decidir invertir en títulos convertibles ofrecidos por una compañía de tecnología que hace sistemas de nubes para la tecnología móvil, incluso si su precio de emisión sea relativamente alto, porque hay una expectativa estable de crecimiento.

Jason Zweig aconseja que, cuando vayas a comprar convertibles, debes pensar en ellos como acciones muy estables y no como títulos. La verdad es que los convertibles proporcionan ganancias menores y riesgos mayores que otros tipos de títulos. Zweig observa que, entre los años 1998 y 2002, los títulos convertibles ofrecían un retorno promedio anual de 4.8% que era sustancialmente mejor que la pérdida promedio anual del 0.6% de las acciones. No obstante, los títulos corporativos de largo plazo, rindieron un promedio de ganancias anual del 8.3% en el mismo periodo.

Por qué es importante tener una margen de seguridad

De acuerdo con Benjamin Graham, “el secreto de la buena inversión” es construir un “margen de seguridad”. La margen de seguridad denota la diferencia entre el precio de la acción y su valor fundamental. Si logras comprar la acción por un valor menor que su valor fundamental, habrás hecho una excelente inversión.

Cuando logras un buen margen de seguridad, puedes darte el lujo de relajarte incluso si las previsiones sobre los precios de las acciones están equivocadas. El truco está en identificar cuándo la acción está siendo vendida a un precio correcto que permite una margen de seguridad adecuada.

Si dentro de tu portafolio garantizas que incorporaste los principios de la margen de seguridad, puedes ver cómo la diversificación impide que tus acciones sufran con las variaciones del mercado. El margen de seguridad garantiza que, a pesar de haber algunas pérdidas dentro del portafolio, el resultado líquido de todas tus inversiones será siempre positivo. Pero nunca te olvides que tener un margen de seguridad bueno no garantiza que tus inversiones darán ganancias: solo limita los riesgos de pérdida.

Los fondos mutuales

Invertir en fondos mutuales es una buena forma de aprovechar los beneficios de la diversificación mientras dejas a los especialistas escoger las mejores acciones para que inviertas. Si los fondos mutuales son tu preferencia, entonces ten en mente los siguientes consejos.

Los mejores fondos son aquellos que tienen un número limitado de clientes, que no promueven su fondo de manera exagerada y que poseen gestores que también hacen inversiones personales en el fondo. Antes de decidir invertir en un fondo, considera los factores de riesgo y los costos envueltos e investiga las credenciales de los gestores.

Para evitar correr el riesgo de perder tu inversión, ten en claro los 4 peores escenarios: la empresa gigante e inestable que tiene acciones extremadamente sobrevaloradas; el conglomerado que quiere construir un imperio; la pequeña firma que asume el control de una firma mucho más grande; y la Oferta Pública Inicial (IPO) que posee valor intrínseco de cero.

Jason Zweig aconseja a los futuros inversores a estudiar el historial financiero de las compañías que sufrieron desastres conocidos, como la gigante de telecomunicaciones Lucent, que se hundió después de la adquisición de Chromatis. El hecho de que Chromatis no tuviera clientes o ingresos, debería haber sido un indicador para los inversores de Lucent de que la compañía estaba cometiendo algún error.

Las fluctuaciones del mercado

Benjamin Graham usa una simple parábola para explicar cómo un inversor inteligente no debe nunca definir el mercado en el tiempo o depender de las proyecciones. Es imposible decir qué sucederá con completa decisión.

Éste te pide imaginar que el Sr. Mercado es socio de negocios y que ustedes son dueños de una empresa juntos. Ahora, el Sr. Mercado quiere comprar tu parte en el negocio y todos los días te ofrece un precio. Como él es un tipo sentimental, su precio puede estar mucho más alto o mucho más abajo del valor fundamental de las acciones de la empresa. Depende de ti esperar hasta que el precio sea justo para poder vender.

Otro consejo de inversión que esta parábola deja claro que reaccionar de manera sentimental a los cambios del mercado o tomar decisiones basadas en emociones es la clave para el desastre. Lo que debes hacer es esperar que el precio de la acción quede más bajo que el valor intrínseco de ella, dándote una margen de seguridad suficiente. Mantén las emociones lejos de eso y desarrolla un abordaje disciplinado para invertir. Eso te ayudará a disminuir tus ganas de vender o comprar cuando el mercado está oscilando.

El mercado no debe dictar tus decisiones de inversión. Debes aprovechar las ventajas de las fluctuaciones del mercado para ganar dinero a través de las buenas oportunidades creadas.

Muchos inversores principiantes dependen de consultores financieros, a pesar de que sus tasas exceden el 1% de los activos invertidos. Algunos de esos consultores exhiben su conocimiento, jactándose sobre cómo usan análisis y técnicas para conseguir excelentes retornos anuales, que exceden el 10%. Debes estar atento a eso. si decides contratar el servicio de un consultor financiero, necesitas familiarizarte con el tipo de activos en los que invierte, si posee o no un plan para inversiones y cómo puedes descubrir si sus inversiones están de acuerdo a los planes de él.

Aspectos a considerar al invertir en una acción

Seguir ciegamente el mercado, un especialista o un consultor financiero puede llevarte a resultados desastrosos con tu inversión. No obstante, como un inversor principiante, puedes no saber exactamente cuáles factores tomar en cuenta al evaluar una acción. Aquí están 6 aspectos que pueden ayudar a decidir si vale la pena o no invertir en una acción:

  1. Las perspectivas a largo plazo de la compañía
  2. Finanzas sólidas
  3. Buena gestión
  4. Estructura de capital sólido
  5. Historial de pago de buenos dividendos
  6. La tasa de dividendos ofrecida en el momento

Para evaluar correctamente una acción, debes comenzar determinando su desempeño pasado. Puedes, entonces, hacer estimados futuros para la acción y ajustar el valor para que eso refleje en el nuevo precio. Es importante basar tus análisis en los resultados a largo plazo, porque las evaluaciones hechas con base en resultados de corto plazo no ofrecen el mismo grado de precisión.

La evaluación del valor intrínseco de las acciones

La empresa Emery Air Freight comenzó desde abajo en 1958, con un lucro líquido de $570.000 dólares y, de alguna manera sorprendente, no solo sobrevivió al peor momento de los servicios de pasajeros domésticos de la aviación en los años 1970, como también continuó creciendo en términos de lucro, así como en términos de precio y acciones.

No obstante, ¿esa historia de éxito significa que invertir en acciones en la expectativa de que el mismo patrón de crecimiento continúe es una jugada inteligente?

Probablemente no, porque es necesario considerar otras cuestiones: el aumento de la competencia en la industria, aumento en los precios del combustible y otros factores tienen el potencial de disminuir el crecimiento acelerado de Emery. Un inversor inteligente considerará esas posibilidades en su evaluación del valor intrínseco de las acciones y de las perspectivas de crecimiento, y entonces determinar si el precio actual es justificable. Ellos también consideran que hacer las evaluaciones emocionalmente, teniendo en cuenta que la acción demostró una tasa meteórica de crecimiento en el pasado, es la fórmula para un desastre.

Otro punto a ser considerado es que ser influenciado por especialistas, gurús de marcado o por el propio comportamiento del mercado, puede entorpecer los resultados. El inversor inteligente tiene en cuenta tanto las actividades del mercado como la opinión de especialistas, pero esos no constituyen la base de tus decisiones.

Notas finales

El libro de Benjamin Graham da al inversor principiante una visión diferenciada sobre los factores que deben ser observados para decidir hacer o no una inversión. El autor deja muy claro que para el inversor inteligente el riesgo y el retorno no andan lado a lado.

El inversor inteligente queda satisfecho con los retornos adecuados y mantiene sus riesgos sobre control, para que su capital de inversión no desaparezca. Estos buscan la garantía de que están comprando a un precio que tiene potencial para retornos.

Ellos también saben que necesitan mantener la margen de seguridad, que controlará sus inversiones a pesar de la variación de los precios del mercado. El autor también explica cómo exactamente el inversor inteligente evalúa acciones para verificar su valor intrínseco y determinar si el precio que debe pagar permite una margen de seguridad adecuada.

Consejo de 12’: ¿Te gustó este microlibro? ¿Te gustan las inversiones? ¡Entonces mira nuestro microlibro de “Los Secretos de la Mente Millonaria”!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Benjamin Graham fue un influyente economista estadounidense. Él es considerado el precursor de la estrategia buy and hold de inversiones en acciones, adoptada por su seguidor multimillonario Warren Buffett. El enfoque de esta estrategia es comprar acciones de empresas sólidas y con óptimas perspectivas de generación de caja y mantenerlas en el portafolio de inversiones por un largo período, con el objetivo de maximizar los beneficios, eliminando costos excesivos de transacciones e impuesto a la renta . Por eso el nombre buy and hold, es decir, "compre y sostenga" (traducción literal). Los discípulos conocidos de Graham incluyen Jean-Marie Eveillard, Warren Buffett, William J. Ruane, Irving Kahn, Walter J. Schloss, entre otros. Graham, que era de ascendencia judía, y cuyo apellido original era Grossbaum, nació en Londr... (Lea mas)