El Hábito Más Importante Resumen - Rafael Ducker

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

912 lecturas ·  4.4 calificación promedio ·  25 calificaciones

El Hábito Más Importante

El Hábito Más Importante Resumen
Desarrollo personal

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: El hábito más importante: aprende a renovar tu mente, romper malos hábitos y cambiar tu vida para siempre – incluye pequeños desafíos diarios que aceleran el aprendizaje y crean hábitos poderosos

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 

También disponible en audiobook

Resumen

Para conseguir buenos resultados, hay que sumar hábitos, consistencia y acción.

Si por un lado, hay libros de autoayuda que plantean los cambios de manera externa, por otro lado hay libros que aseguran que el verdadero cambio debe ser interno, pues lo que hace posible que una persona mejore de vida es preocuparse de sí misma. 

Este microbook es resultado de varios años de experiencia, Rafael Ducker desarrolló diferentes estrategias sin éxito hasta que consiguió crear hábitos como una manera de mejorar su propio desarrollo personal. 

El mayor mérito de El hábito más importante: aprende a renovar tu mente, romper malos hábitos y cambiar tu vida para siempre – incluye pequeños desafíos diarios que aceleran el aprendizaje y crean hábitos poderosos es la sencillez de sus soluciones para mejorar la vida de sus lectores.

Y tendrás la oportunidad de conocerlas en los próximos 12 minutos.

Los pequeños hábitos cambiarán tu vida

¿Qué son los pequeños hábitos? 

Si tienes dudas sobre esta definición, debes aclararlas antes de pensar en cambiar de hábitos para progresar en tu vida. 

Los pequeños hábitos son acciones repetidas con mucha frecuencia. Son resultado de un entrenamiento voluntario con el objetivo de que la calidad de vida mejore. 

También, pueden ser involuntarios, pero es importante crearlos para que obtengas resultados positivos. 

Los llamamos pequeños hábitos porque son una reducción de los hábitos mayores, a los que se intenta llegar. 

Podemos usar este ejemplo: si quiero conseguir el hábito de correr 20 kilómetros, correr solo 1 kilómetros sirve como un pequeño hábito asociado al hábito mayor.

Cada uno de estos pequeños hábitos es el primer paso en el proceso de lograr cosas mayores, son el primer paso en un gran camino. Si los objetivos son muy grandes o difíciles, la dificultad para conseguirlos también lo es. Pero si los planteas en pequeños pasos, podrás conseguirlos con menor dificultad.

La mayor ventaja de los pequeños desafíos es conseguir superarlos de forma sencilla, esto proporciona un gran poder. Se trata de una estrategia que consiste en establecer etapas sencillas que pueden ser superadas para ver que es posible llegar más lejos de lo que pensamos.

La sensación de éxito inmediato nos proporciona las ganas de seguir rumbo al éxito final. Si tienes un único y grandiosos éxito como objetivo final, tendrás más ganas de desistir de todo, pero la sencillez de los pequeños éxitos te ayuda a seguir. 

Los beneficios de los pequeños hábitos

La estrategia de los pequeños hábito tiene una gran efectividad para el desarrollo personal.

Este principio básico de obtener recompensa cada vez que se superen los pequeños y repetitivos desafíos, te hace lograr grandes resultados con más facilidad. 

Además, seguir pequeños hábitos te permite salir de la zona de confort, formada por todo lo que puedes hacer con tranquilidad.

Si te quedas en ella, será más difícil conquistar cualquier objetivo.

Fuera de tu zona de confort hay actividades que no disfrutas, por estar demasiado cansado o asustado. Sin embargo, hay cosas que puedes hacer aunque el miedo a salir de donde estás no te deja hacerlas. 

Los grandes objetivos para cambiar de vida están lejos de tu zona de confort. Puede que sea adelgazar, escribir un libro o tocar un instrumento musical. Ninguno de ellos se hace solo, sin que salgas de dónde estás. 

Las personas muchas veces no hacen lo que necesitan por miedo a salir de esta zona.  Cumplir pequeños hábitos te permitirá hacer lo necesario para llegar a un lugar desconocido y positivo. 

Crea hábitos hoy, no mañana

Los pequeños desafíos diarios podrán proporcionarte buenos resultados, pero no debes posponer la tarea de crearlos, siempre que sea posible. 

Por lo menos el 45% del comportamiento humano está determinado por los hábitos. Cada uno de nosotros es responsable por su creación, ya sean positivos o negativos. Crearlos y tener control sobre ellos te permitirá dirigirlos hacia resultados positivos en tus próximos pasos.

Debes tener en cuenta, todo el tiempo, la definición de hábito como una acción que las personas hacen de manera regular, y que es más sencillo e intuitivo hacerlo que no hacerlo.

Hasta la neurociencia estudia los hábitos, ya que el estudio del cerebro ha demostrado que las pequeñas acciones hacen funcionar diferentes partes de este órgano, y que es necesario entrenarlo para poder cambiar nuestra forma de actuar en la vida.

Si practicamos un hábito, el cerebro conecta unas vías neuronales con otras, permitiendo que una idea sea trasmitida desde el cerebro a todo el cuerpo.

Los hábitos, ideas y estímulos externos activan las neuronas, como una descarga eléctrica.

Cómo combatir la resistencia a crear nuevos hábitos 

Es necesario combatir la resistencia a nuevos hábitos aunque se trate de una tendencia común en todos los seres humanos. 

El proceso de creación de nuevos hábitos podemos compararlo con la historia de la rana que se cocina en agua caliente: si la pones en una olla con agua hirviendo, salta fuera de la olla y escapa; pero si la pones en una olla con agua fría y calientas el agua muy lentamente, la rana permanece dentro de la olla. 

Esta famosa metáfora representa bien la respuesta del cerebro humano ante un cambio. Si el cambio es notorio, huye al darse cuenta de que hay algo diferente.

Pero si el cambio es algo gradual, solo después de mucho tiempo va a darse cuenta de que un nuevo hábito ha aparecido.

Forzar la creación de un nuevo hábito de manera radical puede no ser productivo para ponerlo en práctica. La motivación puede perderse en el medio del camino cuando no se tiene en cuenta que debe crearse poco a poco. 

Existe una resistencia previa a realizar cualquier acción nueva. Suele surgir el miedo o la pereza.

Sé cómo la rana en la olla con agua fría y verás que, después de mucho tiempo, los pequeños hábitos serán una realidad en tu vida.

Los problemas para mantenerse motivado

Debes comprender que existen algunas diferencias entre los términos "motivación" y "fuerza de voluntad".

La motivación es la voluntad de hacer algo por placer. La fuerza de voluntad, por el contrario, es el esfuerzo de hacer algo aunque no encuentres ningún placer en ello.

En muchos momentos de nuestra vida, la fuerza de voluntad es la que nos permite proseguir con los hábitos u objetivos, pues no siempre estos hábitos nos proporcionarán placer, serán lo que nos gusta hacer.

La confusión entre motivación y fuerza de voluntad se debe a que ambas pueden coexistir y retroalimentarse mutuamente, en diversas áreas de nuestra vida. 

Con la estrategia de los pequeños hábitos, estarás basándote en la fuerza de voluntad. Aunque muchos de los libros de autoayuda busquen motivar a los lectores, lo más importante y difícil es conseguir que la fuerza de voluntad sea lo suficientemente grande para seguir haciendo lo necesario aunque no tengamos ganas.

La fuerza de voluntad sí funciona 

Ahora que has descubierto la principal diferencia entre la motivación y la fuerza de voluntad, entendiendo que no es la misma cosa, es necesario que tengas en cuenta que sólo la motivación no es suficiente para desarrollar hábitos y obtener buenos resultados.

Sucede lo contrario con la fuerza de voluntad: si usas la fuerza de voluntad junto a la estrategia de los pequeños hábitos, tendrás éxito pues impulsa a tener suficientes ganas y voluntad para hacer lo necesario aunque no te guste.

Los resultados favorables son la recompensa al esfuerzo realizado, y estos hacen que la fuerza de voluntad aumente.

La fuerza de voluntad es algo confiable, diferente de la motivación que cambia todo el tiempo, y se ve afectada por factores externos que las personas no pueden controlar. 

La fuerza de voluntad es la capacidad de hacer una acción, aunque no se encuentre placer en ella. Es como una obligación.

Y sólo con las obligaciones se puede desarrollar los pequeños hábitos. 

Cómo los pequeños hábitos aumentan tu fuerza de voluntad

La fuerza de voluntad no es infinita y muchos de nosotros no comprendemos bien de donde viene. 

Obtendremos resultados reales si comprendemos que la mejor manera de aumentar nuestra fuerza de voluntad es a través de pequeños hábitos.

Esta estrategia es la principal herramienta que nos permite fortalecer los hábitos, en una retroalimentación constante. 

Los pequeños hábitos hacen que nuestra fuerza de voluntad busque buenos resultados de forma automática. Sin ella, no conseguiremos nada, con ella los hábitos aumentarán y podremos conseguir cualquier cosa

Los pequeños hábitos pueden suplantar viejos hábitos 

El mayor problema para desarrollar nuevos hábitos es que los viejos hábitos están en el medio del proceso. 

Usar la fuerza de voluntad como base para conseguir un verdadero cambio en tus hábitos es fundamental, no puedes dejar que los hábitos antiguos te impidan hacerlo. 

Los viejos hábitos nos harán pensar y repensar sobre si el cambio merece la pena, sin embargo, es una actitud necesaria.

Solo la fuerza de voluntad hace que los viejos hábitos queden en el pasado.

Los pasos para lograr grandes resultados

La combinación perfecta para que logres resultados es unir los pequeños hábitos con la fuerza de voluntad. Esa es la fórmula del éxito, como hemos indicado.

La estrategia de unir estos dos elementos te hará conseguir todo lo que quieras.

Para trabajar mejor los pequeños hábitos, sigue los siguientes pasos y verás los resultados en tu día a día:

1- Crea un plan de pequeños hábitos;

2- Crea un plan semanal;

3- Crea un plan individual, detallando todo;

4- Encuentra el motivo de cada pequeño hábito; 

5- Crea un programa de recompensas;

6- Escribe todo;

7- Reduce tu estrategia al mínimo;

8- Cumple con tu plan;

9- Busca señales de nuevos hábitos.

Notas finales

Comprender que los grandes cambios de nuestra vida, para obtener mejores resultados, dependen de nuestra dedicación a los mínimos detalles, es una gran enseñanza de El hábito más importante: aprende a renovar tu mente, romper malos hábitos y cambiar tu vida para siempre – incluye pequeños desafíos diarios que aceleran el aprendizaje y crean hábitos poderosos.

Rafael Ducker nos enseña que existe una especie de matrimonio entre los pequeños hábitos y la fuerza de voluntad. Uno da fuerzas al otro para ser efectivo.

A veces, empezamos a cambiar los hábitos de manera grandiosa, hasta que las dificultades aparecen y nos hacen desistir de nuestros objetivos, y entonces el éxito se aleja de nosotros.

Cuando desarrollamos pequeños hábitos que deben cumplirse día a día, comprendemos que esta es una manera más fácil de llegar hasta el éxito. Los hábitos crecen en conjunto y vamos teniendo más fuerzas de continuar el camino hacia el éxito.

Ducker también nos aclara las diferencias entre motivación y fuerza de voluntad, siendo que la segunda es mucho más importante y debe trabajarse para poner los nuevos hábitos en práctica diariamente. Es la que nos permite seguir adelante aunque las tareas sean solo una obligación y no nos gusten.

Poner nuevos hábitos en tu vida es un primer paso en el camino del éxito. 

Punta del 12min

Ahora que conociste la importancia de desarrollar pequeños hábitos en tu vida para mejorarla, empieza a ponerlos en práctica, trabajándolos junto con la fuerza de voluntad necesaria para que tengas mejores resultados en todas las áreas de tu vida. 

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Rafael Ducker es un escritor y empresario que se define como un “experto en hábitos y crecimiento personal”. Intenta colaborar con la gente a través de sus investigaciones realiz... (Lea mas)