El Cisne Negro Resumen - Nassim Nicholas Taleb

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

661 lecturas ·  4.5 calificación promedio ·  65 calificaciones

El Cisne Negro

El Cisne Negro Resumen
Desarrollo Personal

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The Black Swan: The Impact of the Highly Improbable Fragility.

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9788576842125

También disponible en audiobook

Resumen

Nassim Nicholas Taleb, en “El Cisne Negro”, explora los problemas de percepción causados en las personas por eventos aleatorios, inesperados, incidentes como el 11 de septiembre, que tiene un gran impacto en la humanidad y que las personas intentan explicar, sin éxito. Es un libro fantástico que te ayudará a evitar que caigas en las trampas racionales en las que nos quedamos atrapados al momento de explicar las situaciones imprevisibles.

Los eventos aleatorios, junto a nuestras fallas cognitivas, terminan creando desafíos lógicos que, si no entendemos cómo funciona nuestro cerebro ni cómo lidiar con ellos, pueden traernos grandes problemas. El ser humanos es pésimo haciendo previsiones y necesitamos aceptarlo.

En este libro, Taleb intenta ayudarnos a entender cuándo nuestro juicio está comprometido. Es fácil intentar explicar algo que sucedió e intentar crear una historia fácil de ser repetida después del acontecimiento. Nuestro desafío es entender nuestra ignorancia y saber usarla a nuestro favor frente a lo imprevisible.

Sí, este es un libro denso (casi de 500 páginas) y crear este resumen fue realmente un desafío. Esperamos que lo aproveches y si tienes algún feedback sobre el material ¡no dejes de hacer la evaluación y enviar tus comentarios!

Los cisnes negros son una trampa lógica

El concepto central de “El Cisne Negro” se refiere al hecho de que antes del descubrimiento de Australia, se creía que todos los cisnes eran blancos ya que nunca nadie había visto un cisne de color negro. No obstante, existen.

En este libro, un cisne negro es un evento que es muy raro, que tiene un impacto colosal en la sociedad y que, si bien es explicable, es imposible de ser previsto solo analizando el pasado. No era posible prever que el cisne negro existía antes de haber sido visto la primera vez. Lo interesante es que en la práctica eventos raros como el primer cisne negro ocurren con más frecuencia de lo que imaginamos y nuestras mentes están programadas para lidiar con lo que hemos visto antes.

No obstante, muchas veces, ocurren eventos extremos suceden y tienen grandes impactos. Nuestra tendencia a ignorarlos viene del hecho de que las personas tienden a subestimar lo que no saben. Existen muchas cosas que no sabemos pero como sentirse ignorante es algo que no nos hacer sentir bien con nosotros mismos tendemos a no considerar esa característica nuestra.

Creamos historias donde no existen los cisnes negros. Inventamos explicaciones de motivos por los cuales las cosas suceden, ya que consideramos ello más placentero que sentirnos estúpidos e ignoramos cuando algo imprevisto finalmente sucede. El conocimiento humano está constantemente creciendo y evolucionando y el abordaje dogmático que tendemos a tomar no tiene sentido. No podemos tener certeza de nuestras creencias, dado que nos vuelven ciegos ante los conceptos que están fuera de lo que juzgamos como verdad.

El impacto de lo altamente improbable…

Los cisnes negros son los eventos que causan grandes transformaciones cognitivas, sean estas triviales o enormes, como la destrucción de un sector en el mercado de acciones o una crisis política. Los efectos pueden impactar profundamente a algunas personas y otras pueden resultar prácticamente ilesas. La única forma de evitar esos impactos es con la información. Mientras más ignorante seas, más probable será sorprenderte con un Cisne; mientras más informado estés, menos probable es que seas alcanzado. Un cisne negro puede transformar todo en entendimiento moderno de la ciencia, impactando la filosofía, la teología y la física. En el siglo 15, cuando Nicolás Copérnico propuso que la Tierra no era el centro del universo, las consecuencias fueron inmensas, en todos los niveles. Desafió la religión (sí, la iglesia católica sufrió grandes impactos), pero también abrió el camino para el cambio cultural en toda la sociedad y la ciencia. Los cisnes como esos cambiaron sociedades y aceleraron a su vez el cambio del mundo cada vez más.

2 tipos de improbabilidad

Para comprender mejor el impacto de lo improbable, Taleb divide el conocimiento humano en 2 áreas principales de la aleatoriedad, separando los 2 principales grupos de efectos improbables en nuestras vidas. Al dividir lo improbable en 2 grupos, queda más fácil entender cómo Taleb no engaña y así probar nuestra incapacidad de hacer previsiones.

El primero de ellos Taleb lo llama Mediocristania, describiendo una tierra donde los promedios son la regla. En el Mediocristania, nuestra muestra de información y datos disponibles es muy grande y ningún hecho aislado cambiará la manera en que el modelo funciona. Los datos, en este contexto, no son escalables, puesto que tiene límites mínimos y máximos definidos.

Algunos ejemplos de informaciones del Mediocristania son, por ejemplo, las características físicas como altura y peso corporal, y hasta el IQ. Una dimensión como el peso de una persona no es considerada escalable, pues existen límites físicos relativos a cuánto una persona puede pesar: para alguien puede ser posible pesar 300 kg, y es físicamente imposible para otro alcanzar 1.000 kg. Una vez que las propiedades de tales informaciones no escalables son claramente limitadas es posible hacer previsiones relativamente exactas sobre los promedios.

El segundo territorio es Extremistan y es en este en que viven los extremos. En el Extremistan, las informaciones son tan desproporcionadas, que una única observación puede impactar dramáticamente nuestras observaciones e iludir nuestra capacidad de hacer previsiones.

Extremistan trae el lado no físico, cosas fundamentalmente abstractas. Ejemplos de datos e informaciones que surgen del extremista son más diversos. Los ejemplos incluyen: muestres en ataques terroristas, ventas de libros por un autor, tasas de inflación. A diferencia de los datos como la altura y el peso, la distribución de la riqueza y ventas de álbumes son ítems escalables.

Por ejemplo, puedes vender tu libro en formato digital, a través del Kindle infinitamente, porque el formato digital no requiere que imprimas el libro cada vez que vendes una copia. Otro ejemplo es la riqueza, que es altamente escalable: es posible para un pequeño porcentaje de la población, posea un porcentaje increíblemente grande de la riqueza. Y si analizas los datos mirando el promedio, podrás ser ilustrado con una representación de la distribución de ingresos que no refleje con precisión la realidad de las personas.

La mayor parte de los eventos aleatorios de los cisnes negros surgen en escenarios de Extremistan

Ten cuidado con no ser el pavo en el día de Acción de Gracias… Imagina el siguiente escenario. Eres el pavo que ha sido alimentado diariamente, bien cuidado todos los días, por años y tu vida está bien. Sin embargo, en el día de Acción de Gracias, una sorpresa ocurre, no eres alimentado, eres asesinado y comido por las personas que te alimentan. Esa es la metáfora que Taleb usa para ilustrar cómo observar el pasado para predecir el futuro. También prueba que los cisnes negros son relativos. Para ti (el pavo), la cena de Acción de Gracias es claramente un cisne negro, pero para el cocinero de la cena de Acción de Gracias no hay sorpresas en este evento.

Muchas veces, encaramos nuestras vidas como si las cosas ocurrieran en el Mediocristania, cuando, en realidad, la vida pasa más en el reino del Extremistan. Para aprender a lidiar con eso, es necesario aceptar e interiorizar la naturaleza imprevisible del mundo en lugar de ignorarla. Esto no hará que dejes de ser el pavo pero al menos te permitirá no acostumbrarte con el status quo.

¡No confíes en tu cerebro!

Nuestro cerebro nos engaña. Siempre. Tenemos la tendencia a hacer supuestos a partir de cosas que simplemente nos “suenan” correcto. Por ejemplo, si decimos que: “no tenemos pruebas de que existen los cisnes negros”, muchas personas pueden entender que no existen los cisnes negros. Pero la falta de pruebas de que una cosa existe, no significa que no exista. No es porque nunca hubo un terremoto en tu ciudad, que nunca sucederá, ¿verdad?

También existe la tendencia de nuestro cerebro por buscar evidencias, la llamada falacia de la confirmación. Nuestro cerebro está acostumbrado a buscar pruebas de cosas que existen o van a ocurrir. Sin embargo, dada nuestra ignorancia, buscar evidencias de lo que creemos que es real, puede limitar mucho nuestra línea de pensamiento y hacernos ignorar informaciones que no confirman nuestras creencias.

Muchas veces es más valioso buscar hechos que van en contra de nuestras creencias que los que la corroboran. Esto conlleva a descubrimientos más poderosos y permite que no seamos tan ciegos.

Tu cerebro inventa historias “sin querer”

Otra falla de nuestro sistema operacional es que tenemos el hábito de crear historias basadas en colecciones de eventos que ocurren en nuestras vidas. Taleb llama a esta falla como la falacia narrativa. Ésta se caracteriza por explorar nuestra habilidad ilimitada de analizar secuencias de eventos sin agregarles una explicación. Las explicaciones amarran los hechos y los vuelven más fáciles de ser recordados. Sin embargo, nuestro cerebro siempre busca contar una historia donde los eventos están correlacionados y tienen sentido.

Sin embargo, al condensar hechos en una narrativa única, terminamos generando pérdida de informaciones y tenemos una tendencia muy grande de simplificar mucho las cosas. Descartamos los datos que no tienen sentido en nuestra historia y eso nos deja a merced de los cisnes.

2 formas de pensar

Según los psicólogos cognitivos, tenemos 2 tipos de pensamientos. El pensamiento del tipo 1 es instintivo, rápido, inmediato y se basa en tu experiencia con el mundo. Ese sistema es ventajoso por tener una alta velocidad y por ayudarte a reaccionar rápido a los estímulos externos, pero también es muy propenso a errores. En cuanto al sistema tipo 2, es lento, racional y posee un autoconocimiento, siendo mucho más útil en la sala de clases o en un momento de la vida o la muerte. El problema es que muchas veces confundimos pensamientos del sistema tipo 1 con el tipo 2, pues en el tipo 1 no tenemos el control sobre estos pensamientos.

Muchas veces creemos que los pensamientos que vienen del tipo 1 están basados en análisis y no en reflejos y eso perjudica nuestra cognición. El sistema tipo 1 nos deja ciegos ante los cisnes negros y muchas veces también los interpreta erróneamente. El tipo 1 considera, principalmente, anécdotas basadas en nuestra experiencia en lugar de utilizar estadísticas o datos empíricos. ¡Conoce tu cerebro!

¿Quieres hacer algo improbable?

¿Ya soñaste con ser un gran autor o crear una gran empresa en un mercado innovador? Si eso es lo que buscas, Taleb tiene un punto de vista interesante. El ser humano necesita de resultados y recompensas constantes, tangibles, para continuar persiguiendo algo. Una serie de pequeñas y constantes recompensas, generalmente, traen más felicidad y realización que una recompensa enorme. Existen 2 tipos de progresos, los constante y lineales y los no lineales, que tienden a ocurrir en grandes saltos, alternados con el estancamiento.

Sin embargo, a pesar de preferir creer que el mundo funciona en una perspectiva lineal, esa no es la forma adecuada de abordar el problema. Las situaciones no lineales son las más constantes en la vida y las cosas lineales tienden a ser la verdadera excepción.

Tu aprendizaje viene de cosas tan diversas y en muchos casos aleatorios, que creen que el modelo lineal es el mejor modelo y termina volviéndose en una falacia. El modelo lineal es adoptado en las salas de clase y en los libros por ser simplemente más fáciles de ser comprendidos.

Además de eso, el ser humano tiene la limitación de que, al ver el pasado, selecciona las partes que encajan en tus impresiones e ignora las partes que no están de acuerdo con tus prejuicios. Nuestra mente crea un registro que ignora los hechos que no encajan en nuestro modelo mental y Taleb lo llama evidencia silenciosa.

Por ejemplo, el ser humano tiene una tendencia de ver autores de libros famosos como extremadamente talentosos y atribuir el motivo del éxito de ellos a sus talentos. Muchos escritores con varias obras, nunca llegan a tener un libro publicado por una gran editora y volverse un best seller. Por eso, terminan no siendo conocidos por el público. Como no tenemos acceso a los trabajos de millones de autores que nunca tuvieron sus libros publicados por las grandes editoriales, tenemos la tendencia a no tener en cuenta su importancia y relevancia.

Nosotros, como seres humanos, tendemos a considerar solo a los cisnes negros que tuvieron la combinación adecuada de talento y suerte para garantizar el lugar del autor en el hall de la fama. Eso hace que la presencia o ausencia del talento no puede ser aprobada como una causa de éxito en el mundo editorial. La evidencia silenciosa son los eventos que no crearon un cisne negro y, por eso, no recibieron la atención del público.

Lo improbable puede estar a tu lado

Para Taleb, las sorpresas positivas, tienen un papel crucial en el papel del descubrimiento de la ciencia. El modelo tradicional de búsquedas y descubrimiento funcionan así: buscas algo en lo que crees (como un nuevo camino para la India) y descubres algo que no sabías que estaba ahí (descubriste a América). Por eso, es importantes estar abierto a la posibilidad de tener resultados no planeados a nuestras actividades. Eso puede ayudarnos a aprovechar de forma ventajosa a los cisnes negros cuando estos aparecen.

Existe una ley en estadística que se llama la Ley de las Expectativas Reiteradas. Ésta afirma que la expectativa de alcanzar un conocimiento por sí solo es equivalente al conocimiento en sí. En la práctica, Taleb explica que esta ley actúa de la siguiente manera en nuestras expectativas: si espero a que ocurra algo en una cierta fecha en el futuro, ya espero este algo en el presente. Si sabes cuál descubrimiento harás en el futuro, prácticamente ya lo descubriste. Para entender el futuro a punto de predecirlo, necesitas incorporar elementos del futuro a tu presente, es decir, agregar componentes de incertidumbre en tus experimentos.

El cisne en la práctica

Si ya estás listo para abrazar tu ignorancia, compilamos algunos consejos prácticos de Taleb para saber capturar más valor de los cisnes negros. El primer paso es enfocarte en las consecuencias potenciales de lo inesperado en lugar de enfocarte en la probabilidad de que ocurra lo improbable.

Las consecuencias de equivocarse en la previsión del tiempo, por ejemplo, suelen ser triviales, mientras que las consecuencias de equivocarse con previsiones del mercado de acciones pueden ser devastadoras.

Lo ideal es priorizar tus creencias de acuerdo con los daños que pueden causar y no con la oportunidad de que sucedan. ¿Qué crees que podría tener mayor impacto en tu vida hoy? Ese es el punto que debe tomar tu sueño y no lo que crees que sea más probable con un impacto menor.

Por ejemplo, si inviertes en acciones, es mejor considerar escenarios extremos que escenarios de riesgo moderado (percibido). En lugar de poner tu dinero en inversiones de riesgo medio deberías poner la mayor parte de tu capital (85-90%) en instrumentos extremadamente seguros, como tesoro directo. Los 10-15% que sobran, deberías ponerlos en inversiones extremadamente especulativos, como, por ejemplo, fondos de inversión en companías de tecnología o empresas muy jóvenes. Así, no necesitas preocuparte con la gestión de riesgos y te pones parcialmente a merced de los cisnes negros.

El objetivo es estar expuesto a los cisnes negros positivos y, aun así, continuar paranoico en relación a los negativos. Los eventos con los mayores impactos en tu vida serán inesperados por causa de nuestros sesgos cognitivos y de nuestra capacidad de prever estos eventos.

Por eso, aprender a través de pruebas y errores importa mucho y nuestro cerebro tiene dificultades de aceptar eso. Abrazar este proceso, puede ayudarte a realizar más. Y si no podemos confiar en las previsiones lo importante es depender solo de aquellas cuyo asunto es trivial.

Evita hacer previsiones sobre los grandes asuntos complejos que pueden engañarte en el futuro. Sé engañado por los asuntos simples, no por los complejos.

Si el asunto es el futuro, debes ser siempre escéptico y tener la mente abierta a los eventos positivos y negativos. Nunca desacredites algo, solo por parecer improbable. Una manera de mantener la mente abierta a los casos positivos, por ejemplo, sería aumentar tu exposición a situaciones donde estos podrían suceder, como, por ejemplo, eventos sociales, cenas y crear el terreno para encuentros inesperados, sin embargo, valiosos. El último consejo de Taleb es, además de no exponerte mucho a previsiones del futuro, intenta también evitar hacerlas, estás gastando energías sin necesidad.

Notas finales

Las previsiones no funcionan y no deberías gastar tu tiempo escuchándolas o haciéndolas. Tu cerebro fue proyectado para golpearte cada vez que un hecho nuevo imprevisible ocurra. Mantente preparado y entiende cómo funciona. Estás expuesto a lo improbable, solo si te dejas controlar.

Siempre controla lo que hagas, ten cuidado. Es bueno que sepas que sabes mucho y aprende a convivir con eso, para garantizar que aprovecharas mejor las circunstancias improbables que la vida te traerá.

Consejo de 12’: ¡Mira nuestro microbook “Antifragil”! Nos muestra y abarca las cosas e ideas que no solo se benefician del caos sino que necesitan de este para sobrevivir.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Nassim Nicholas Taleb es un autor, ensayista, estadístico, y analista de riesgos líbano-americano, matemático de formación. Actualmente residente en Estados Unidos, el Reino Unido y el Líbano, es conocido por ser un megatvestidor del mercado financiero, siendo profesor del Instituto Politécnico de la Universidad de Nueva York y presidente de la empresa de inversiones Empirica, también actuando como consejero del grupo Universa. Los libros de Taleb tratan de las incertidumbres y acontecimientos imprevisibles. Él llama "ci... (Lea mas)