¡El próximo anõ llegó!

¡Aprovecha el 44% de descuento en 12min Premium!

1596 lecturas ·  5.0 calificación promedio ·  1 calificaciones

El arte de hacer dinero

El arte de hacer dinero Resumen
Inversiones y finanzas

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9780307391087

También disponible en audiobook

Resumen

Aprender sobre finanzas, adoptar hábitos respecto del dinero y planificar el futuro son claves para conseguir riqueza. Mario Borghino explica cómo hacerlo para dejar de ser pobres y transformarnos en ricos. ¡Solo basta con cambiar la forma de pensar! ¡Manos a la obra!

Capítulo uno: Piense como millonario

A pesar de la creencia popular, existen muchas personas que aparentan tener mucho dinero pero que, en realidad, no lo tienen.

Para Mario Borghino, lo que engaña es que esa gente tiene un buen ingreso y puede consumir en exceso. Esto da la apariencia de que poseen mucho.

En lugar de esto, el autor sostiene que el verdadero millonario desarrolla hábitos para construir su propio patrimonio.

“Riqueza es lo que usted acumula, no la capacidad que tiene de gastar cuando va a las tiendas”, aclara. Así, las personas que piensan como millonarias disfrutan de independencia económica y son capaces de estar años sin recibir salarios.

En síntesis, este tipo de gente reúne algunas características en común:

  1. Viven con un ritmo de gastos menor al de su capacidad de ingresos.
  2. Saben qué hacer con su dinero por tener un gran nivel de disciplina, orden y organización.
  3. Trabajan más que el promedio de la gente.
  4. Les gusta su trabajo.
  5. Dedican tiempo a estudiar cómo invertir el dinero excedente.
  6. Ven oportunidades de invertir donde otros no las ven.
  7. Les enseñan a sus hijos sobre independencia económica a temprana edad.
  8. Su cónyuge los apoya y administran bien los gastos.
  9. Su prioridad en la vida es la independencia económica, no mostrar el dinero a sus amigos.

“El secreto no es cuánto gana, sino cuánto gasta y cómo lo invierte”, resume el autor luego de diferenciar a los que piensan como millonarios de los consumistas, los avaros y los kamikazes.

Capítulo dos: ¿Es usted una persona rica o pobre?

“Si eres rico consumes y si eres pobre no consumes. Si eres rico vives mejor y si eres pobre vives peor. Los ricos compran ropa importada de marca y los pobres compran en el supermercado”. Ese es el pensamiento en la sociedad de consumo en la que vivimos.

Sin embargo, Borghino dice que la riqueza no es tan evidente a nuestros ojos. Lo mencionado anteriormente son estereotipos.

Retomando lo dicho en el primer capítulo, lo que realmente importa es cómo actuamos en relación con el dinero. No el tamaño de nuestros ingresos.

“La riqueza de una persona está determinada por la cantidad de días que puede vivir sin ingresos directos de su trabajo manteniendo el nivel de vida que tiene hoy”, aporta como definición el autor.

Y la gran diferencia entre ricos y pobres es que los primeros hacen que el dinero trabaje para ellos, mientras que los segundos tienen que trabajar para su dinero.

Para poder estar más cerca de ese objetivo, Borghino brinda una serie de consejos útiles:

  1. Para acumular dinero, necesitas estudiar.
  2. Si deseas tener riqueza, el dinero tiene que tener un lugar importante en tu cabeza.
  3. Tu dinero debe trabajar 24 horas al día para ti.
  4. Calcula cuánto tiempo puedes vivir sin el ingreso mensual que actualmente tienes.
  5. Deja de comprar cosas solo por ego, estatus o vanidad.
  6. Toma decisiones financieras de forma racional, asesorado y con calma.

Capítulo tres: Los enemigos de la riqueza

Si quieres ahorrar y nunca lo has hecho o has tenido problemas al intentarlo, primero debes ser sincero contigo mismo.

Así que, para iniciar, debemos cuestionarnos qué nos ha impedido lograr guardar dinero. Sin excusas ni culpables ajenos.

Las causas vienen de actitudes personales, que Borghino menciona a continuación:

  • Desconocimiento: las personas no tienen educación financiera, por lo que gastan su dinero de manera incorrecta, son consumistas.
  • Falta de objetivos claros: no tienen un plan que los oriente hacia los resultados y carecen de hábitos de ahorro.
  • Falta de una buena administración: no se ajustan al presupuesto disponible ni tienen disciplina administrativa.
  • Desconocimiento del manejo de créditos: gastan más de lo que ganan, poseen más de dos tarjetas de crédito y compran con ellas pero solo pagan su saldo mínimo.
  • Urgencia por hacerse ricos: creen que la riqueza es acumular cosas, no miden el valor a futuro de los bienes y se dejan llevar por la emoción cuando compran.

Capítulo cuatro: Eduque en su hijo la inteligencia financiera

Muchos psicólogos infantiles y especialistas en educación coinciden en que lo que aprendemos en nuestros primeros años de vida le da forma a nuestro futuro.

Pero Borghino se lamenta porque, a pesar de contar con ese hecho fáctico, son muy pocos los padres que les enseñan a sus hijos sobre el dinero. Incluso algunos ni siquiera lo consideran importante.

No alcanza solo con darle una tarjeta de crédito y mostrarle cómo funciona. El autor piensa que estos tres puntos son claves:

  1. Enséñales la trascendencia del trabajo: es la forma de generar dinero. Es simple, si uno trabaja, recibe dinero; si no trabaja, no lo recibe.
  2. Enséñales los instrumentos de ahorro: muéstrale a tu hijo que el dinero produce dinero si lo coloca en un instrumento de inversión.
  3. Enséñales a gastar inteligentemente: esto implica planear y trabajar para ganar dinero. Si el niño lo aprende, verás que su nivel de autoestima crece, porque gasta lo que ya ganó.

También resulta fundamental educarlos de otras maneras. Por ejemplo, dándoles nociones de contabilidad desde muy temprana edad o haciendo que administren su dinero de forma mensual y no semanal.

Por último, Borghino recomienda que no le compres cosas a tu niño solo porque sus amigos las tienen.

Capítulo cinco: La mente del millonario en acción

La independencia económica implica esfuerzo y trabajo, y lleva tiempo, por lo que también necesita paciencia.

“Recuerde que el éxito no es un accidente: es imperioso desarrollar sus habilidades personales para volverse rico”, asegura el autor.

En este camino hacia la mentalidad de millonario, Borghino ve una serie de pasos:

  • Primer paso. Cambia el paradigma que aprendiste: antes de obtener riqueza, primero debes saber a dónde quieres llegar económicamente. “El cambio económico vendrá cuando usted cambie las raíces de su modelo de pensamiento actual acerca de cómo acumular dinero”, explica.
  • Segundo paso. Analiza tu situación actual: tienes que hacerlo con base en los siguientes aspectos.
    • Establecer un sistema de administración personal.
    • Hacer un minucioso estado de pérdidas y ganancias.
    • Hacer un balance personal de tu riqueza actual.
  • Tercer paso. Determina tu visión económica: la riqueza tiene que ser el vehículo que impulse lo que quieres en la vida. Surge de “una profunda convicción” que motiva a las personas a la acción y a ser estudiosas de la materia.

Capítulo seis: Planee su retiro

“Asegurar el futuro, más que privilegio de unos cuantos, es una necesidad para todos, independientemente de su capital”, afirma el autor.

El problema para los adultos cercanos al retiro actualmente es que empezaron como empleados en una era completamente diferente a la que vivimos hoy. Se retirarán en la “era del conocimiento”, por lo que su pensión no será suficiente para mantener el estilo de vida que llevan.

Entonces, tienen que reeducarse lo más rápido posible. Tienen que hacer crecer su inteligencia financiera en los centros de estudios que conozcan porque, según Borghino, esta será su profesión en el futuro.

Algunas de las opciones que aparecen en este radar son:

  • Afores: tienen que concentrar su atención en las inversiones que tienen en la Afore.
  • Banca privada: deberán invertir en pagarés bancarios, o en inversiones a plazo si son más conservadores.
  • Seguros: tendrán que considerar seguros de gastos médicos mayores, porque son fundamentales para su futuro.
  • Bolsa de valores: tiene mucha rentabilidad a pesar del riesgo que supone.
  • Fondos de inversión: ofrecen alternativas para los más arriesgados y también para los más conservadores.
  • Compra-venta de inmuebles: comprar y vender apartamentos o casas tiene poco riesgo y mucha rentabilidad, y dispone de liquidez permanente.

Capítulo siete: Piense como empresario/inversionista

¿Quién no desea ser rico? Todos lo hacemos. El problema que encontró Borghino es que la mayoría piensa hacerse rico con el trabajo como actividad principal.

Y cuando obtiene los ingresos de esos trabajos, no sabe muy bien qué hacer con el dinero.

Por este motivo hay que pensar como empresario/inversionista.

¿Cómo hacerlo? El autor ofrece los siguientes consejos:

  1. Ten conciencia de que el dinero es el recurso del que dispones para hacer más dinero.
  2. Cultiva el hábito de hacer dinero mientras duermes.
  3. Mira al dinero como un recurso adicional a tu empleo para generar más dinero.
  4. No confundas gastar más con una mejor calidad de vida.
  5. Si buscas independencia económica, cambia tus hábitos de consumo.
  6. Toma conciencia de que la crisis de supervivencia radica en la deficiente administración de tus ingresos, no en el monto.
  7. No caigas en el ganar y gastar, conocido también como el “síndrome del hámster”.
  8. Tu riqueza crecerá si estás dispuesto a aprender sobre el tema del dinero. De lo contrario, continúa con el endeudamiento.
  9. Cambia tu mente consumista por una inversionista.

Capítulo ocho: Los hábitos para pensar como rico

Borghino deja en claro que las personas ricas razonan de un modo muy distinto a quienes piensan como pobres.

Aquí, algunas de las grandes diferencias entre las dos posibilidades:

  1. La gente rica cree que puede construir su vida. La gente pobre cree que la vida no se puede controlar.
  2. La gente rica piensa en grande. La gente pobre piensa en los obstáculos.
  3. La gente rica piensa en su riqueza. La gente pobre piensa en sus ingresos.
  4. La gente rica actúa a pesar de sus miedos. La gente pobre se paraliza por el miedo.
  5. La gente rica piensa en aprender y crecer. La gente pobre piensa que ya sabe.
  6. La gente rica tiene mentalidad de abundancia. La gente pobre tiene mentalidad de escasez.
  7. La gente rica es proactiva. La gente pobre es reactiva.
  8. La gente rica piensa en ahorrar para invertir. La gente pobre piensa en ahorrar para gastar.
  9. La gente rica sabe que pensar como rica antecede su capacidad para serlo. La gente pobre actúa como rica sin serlo.
  10. En la vida, la gente rica juega a ganar. La gente pobre juega a no perder.
  11. La gente rica se compromete y trabaja para ser rica. La gente pobre desea ser rica.
  12. La gente rica se enfoca en las oportunidades. La gente pobre se preocupa por los obstáculos.

Capítulo nueve: Cinco motivos para cambiar sus hábitos

Con toda la información presentada hasta el momento, seguramente ya has tomado conciencia de lo importante que es cambiar los hábitos de ahorro para generar riqueza.

Sin embargo, con la conciencia no alcanza para solucionar el problema. Es necesario pasar a la acción ya.

Por este motivo, Borghino expone cinco características distintivas del siglo XXI que nos harán transformar el consumismo:

  1. El mercado del exceso a tu disposición: la sobresaturación y sobreoferta de cientos de productos no te dejan pensar en tu futuro o en tu riqueza.
  2. El empleo es la actividad más insegura para ganarse la vida: por la saturación de productos, las empresas optaron por reducir costos de producción y precarizar los puestos de trabajo. Así que tienes que ser “inversionista de tus excedentes y no un consumista de tus excedentes”.
  3. El dinero de tu jubilación o del seguro social no te permitirá sobrevivir: como las organizaciones privadas y las instituciones del gobierno no serán capaces de mantenerlo a futuro, es importante definir un plan de ahorro e inversión a los 40 años.
  4. No estás entrenado para hacer dinero: estás entrenado para gastar dinero en lugar de acumularlo y hacerlo crecer. Así, el dinero te controla en vez de tú controlarlo a él. Empieza a hacer que el dinero genere más dinero mientras duermes.
  5. Tu salario nunca alcanzará a la inflación: cada vez tendrás menos poder adquisitivo. De nuevo, para contrarrestar esto, cambia tu mente a la de empresario/inversionista.

Notas finales

Con la era del consumismo llegando a su fin, Mario Borghino realizó una guía imprescindible para poder adaptarnos a los tiempos modernos.

“El arte de hacer dinero” es una pieza fundamental para empezar a controlar al dinero en lugar de que éste nos controle a nosotros.

Entre otras cuestiones, enseña a pensar como millonario, a identificar si realmente pensamos como alguien rico y qué diferencias existen con los que actúan como pobres.

Además, brinda consejos para preparar a nuestros hijos a través de la educación financiera y sobre cómo preparar nuestro retiro.

Consejo de 12min

Jürgen Klaric enseña sobre neuromarketing en “Véndele a la mente, no a la gente”. ¡Con él podrás lucirte y convencer a los demás en cualquier aspecto de la vida!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Es el director general de Borghino Consultores, una consultoría de gestión mexicana. Se presenta como un experto en rediseño de negocios, liderazgo, innovación disruptiva y finanzas p... (Lea mas)