Dinero: domina el juego - Reseña crítica - Tony Robbins
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

1593 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Dinero: domina el juego - reseña crítica

Dinero: domina el juego Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Inversiones y finanzas y Carrera y negocios

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9789501297089

Editorial: Deusto

Reseña crítica

Este libro da al lector la oportunidad de dejar de ser una pieza de ajedrez y empezar a ser un jugador en el juego del dinero. Se sorprenderá mucho cuando, una vez iniciado, vea lo fácilmente que cambia su vida financiera y disfruta de la libertad que merece.

¿Cómo viviríamos si nos despertáramos todas las mañanas sabiendo que tenemos suficiente dinero no sólo para cubrir nuestras necesidades más básicas, sino también para cumplir nuestros deseos y sueños? Eso es la libertad financiera. ¡Anímate a alcanzarla!

El primer paso

Por sí solo, nuestro sueldo, independientemente de lo cuantioso que sea, no es la solución. 

Nuestro sueldo nunca salvará la distancia que media entre el lugar en el que estamos y el lugar en el que nos gustaría estar. Tenemos que pasar de un mundo en el que trabajamos para ganar dinero a un mundo en el que el dinero trabaje para nosotros.

Es hora de pasar a la acción y empezar a jugar, porque, en última instancia, todos tenemos que convertirnos en inversores si queremos ser financieramente libres.

Si dejamos de trabajar, dejamos de ganar dinero. Excluyámonos de la ecuación y busquemos un planteamiento alternativo. Construyamos una máquina de hacer dinero que nos sustituya y pongámosla a funcionar para que gane dinero mientras dormimos. Una fuente de ingresos vitalicia que nunca se secará.

La “máquina” no puede empezar a funcionar hasta que tomemos la decisión financiera más importante de nuestra vida. ¿Y cuál es esa decisión? Qué porción de nuestro salario queremos ahorrar. Cuánto reservamos de antemano, antes de gastar un solo dólar en nuestra vida diaria.

Son nuestro fondo de la libertad porque lo que compraremos con ellos será eso, la libertad, hoy y en el futuro.

Sea cual sea este porcentaje, tenemos que mantenerlo, tanto en los buenos tiempos como en los malos, porque las leyes del interés compuesto nos castigan incluso si dejamos de aportar una vez.

Si nos atenemos a un sencillo pero constante plan de ahorro, invertimos una parte de nuestro sueldo y nos pagamos a nosotros mismos primero, podemos aprovecharnos del poder del interés compuesto para llegar a alturas inimaginables.

Conocer las reglas antes de jugar

Para ganar el juego, tenemos que conocer las reglas y aprender las mejores estrategias de éxito que han seguido aquellos que ya lo dominan.

Tenemos que ser capaces no sólo de conservar una parte de lo que ganamos para nuestra familia, sino, y más importante, multiplicar lo que ganamos. Tenemos que pasar de ser consumidores a ser propietarios,

Tenemos que saber que hay un montón de gente queriendo llevarse una porción de nuestra riqueza. Pero lo más peligroso es que lo que ignoramos puede perjudicarnos. ¡No juegues si no conoces las reglas!

Hay dos fases en nuestro juego inversor: la fase acumulativa, en la que ahorramos dinero, y la fase desacumulativa, en la que sacamos dinero. La subida a la montaña constituirá la fase acumulativa, cuyo objetivo es alcanzar la cima.

Entre los inversores existe una estrategia que se llama “indexado” o “inversión pasiva”. Es lo contrario de la inversión activa, en la que pagamos a una gestora de fondos de inversión para que decida activamente qué valores comprar o vender. El gestor comercia con valores y opera “activamente” esperando batir al mercado.

Se trata de máxima diversificación, mínimos costes y máxima eficiencia fiscal, poca compraventa, pocos costes de gestión y pocas comisiones.

No tenemos que perder tiempo tratando de averiguar en qué valores invertimos ni cuál es el mejor fondo de inversión. Una cartera de valores de fondos de inversión indexados barata es la mejor manera de colocar un porcentaje de nuestras inversiones porque no sabemos qué valores van a evolucionar mejor.

Existen tres probadas estrategias para obtener grandes ganancias mientras permanecemos anclados en aguas tranquilas:

  1. Notas estructuradas: Por desgracia, rara vez se ofrecen al público en general porque los inversores ricos los devoran. Por suerte, un buen asesor independiente puede ofrecerlas a las personas que no tienen grandes capitales que invertir. Una nota estructurada es un préstamo que le hacemos a un banco (normalmente a los mayores del mundo). El banco nos entrega una nota a cambio de prestar nuestro dinero. Al terminar el plazo, el banco nos garantiza un pago mayor de estas dos: el cien por cien de nuestro depósito o cierto porcentaje de las ganancias del mercado alcista (menos los dividendos).
  2. Depósitos estructurados: Los depósitos estructurados son como las notas estructuradas, pero incluyen un seguro de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC por sus siglas en inglés). Garantizan un pequeño beneficio (un “cupón”) si el mercado sube y además participamos en las ganancias. Pero si el mercado cae, nos devuelven nuestra inversión (más nuestro pequeño beneficio) y tenemos un seguro de la FDIC todo el tiempo.
  3. Seguros de rentas indexadas fijas o estructurados: Hay un montón de seguros de rentas malos en el mercado. Pero hay otros tipos que los iniciados usan para obtener ganancias sin pérdidas. Ofrecen protección del ciento por ciento del principal, garantizado por la aseguradora (debemos elegir una aseguradora con buena reputación), y también ganancias sin pérdidas: como las notas estructuradas y los depósitos estructurados, un seguro de rentas estructurado nos permite participar en las ganancias del mercado alcista pero no perdemos en caso de que el mercado baje.  Por último, y más importante, algunos seguros de rentas indexadas ofrecen la posibilidad de crear una fuente de ingresos que no se acabará mientras vivamos. ¡Un sueldo de por vida! Podemos considerarla nuestra pensión personal.

¡Cuidado! No significa que todas las modalidades de estos productos y estrategias sean buenas. Algunas suponen gastos y comisiones altos, costes ocultos, etc.

¿Cuánto cuestan nuestros sueños? Juguemos a ganar

Existen cinco sueños relacionados a las finanzas y son: 

  • Seguridad financiera
  • Vitalidad financiera
  • Independencia financiera
  • Libertad financiera
  • Libertad financiera absoluta

Ahora elijamos los tres que más nos interesen: “los tres sueños de la prosperidad”. Nos marcaremos tres objetivos: uno a corto plazo, otro a medio plazo y otro a largo plazo. Si apuntamos a una gran cifra a lo lejos, puede parecernos inalcanzable, y, en consecuencia, podríamos no emprender el viaje.

Lo único que tenemos que saber es la renta anual que necesitamos para sentirnos financieramente seguros.

La vitalidad financiera es un hito en el camino de nuestra independencia y libertad financieras. Es lo que nos permitirá estar seguros y disfrutar además de algunos extras sin tener que trabajar.

Independencia financiera significa que el dinero es ahora nuestro esclavo, y no nosotros esclavos del dinero.

La libertad financiera significa que somos independientes, que hemos conseguido todo lo que tenemos hoy, más dos o tres lujos importantes que queremos en el futuro, para pagar los cuales tampoco tendremos que trabajar. Para llegar aquí hay que preguntarse “¿qué renta anual necesitaría para tener el estilo de vida que quiero y merezco?”.

¿Y qué decir de la libertad financiera absoluta? ¿Cómo sería si pudiéramos hacer todo lo que quisiéramos, cuando quisiéramos? 

La diferencia entre los soñadores y los que viven sus sueños es que aquellos no han calculado el precio real de esos sueños.

Nuestro único competidor somos nosotros mismos, es hora de elaborar un plan de acción financiero. La buena noticia es que sólo tenemos que contestar a seis preguntas en la aplicación It’s Your Money. Las seis preguntas tienen que ver con dos ámbitos: nuestra actual situación y la situación en la que queremos estar en el futuro.

Usando esas cifras, la aplicación trazará un plan a nuestra medida, basado en las variables que nosotros determinemos, tales como cuánto esperamos que aumenten nuestros ingresos, cuánto hemos decidido ahorrar, qué rendimiento esperamos que tengan nuestras inversiones. 

Tomemos la decisión de inversión más importante de nuestra vida

Cómo colocar nuestros activos es la decisión de inversión más importante de nuestra vida, más importante que cualquier inversión concreta que hagamos en acciones, bonos, propiedades inmuebles o lo que sea. 

Sólo hay tres maneras de reducir nuestro riesgo y aumentar nuestras posibilidades de éxito financiero: 

  • Seleccionar acciones.
  • Invertir a corto plazo en la dirección del mercado. 
  • Colocar activos, que es la estrategia a largo plazo de diversificación de inversiones.

La más importante de las tres es la colocación de activos. Colocar activos es más que diversificar. Supone repartir nuestro dinero entre diferentes clases de inversiones (acciones, bonos, materias primas o bienes inmuebles) y en determinadas proporciones que decidimos por adelantado, según nuestros objetivos y necesidades, nuestra tolerancia al riesgo y el momento de la vida en el que nos encontremos.

Si no diversificamos lo suficiente, ¡acabaremos perdiendo hasta la camisa! No importa lo bueno que sea nuestro plan, todos los tipos de activos tendrán su día del juicio final. Pero si diversificamos bien, ¡ganaremos!

Para asegurar tu éxito financiero sigue estos consejos: 

  1. ¡Distribuir bien los activos es fundamental! Tenemos que diversificar entre la caja de la seguridad y la del riesgo y el crecimiento. Debemos diversificar entre categorías de activos, mercados y tiempo. 
  2. No debemos dudar en entrar en el mercado porque esperemos el momento oportuno; al contrario, tracemos un plan de inversión constante y sepamos que la volatilidad puede sernos beneficiosa, porque nos ofrece la oportunidad de comprar inversiones baratas cuando el mercado es bajista. 
  3. Construyamos una caja de los sueños que dé vida y emoción a nuestras inversiones y nos permita disfrutar de ellas a corto y medio plazo, y no algún día futuro.
  4. Reequilibremos nuestra cartera y aprovechemos fiscalmente de las minusvalías para maximizar el rendimiento y minimizar las pérdidas de nuestras inversiones.

Ganar sin perder: creemos un plan de renta vitalicia

Todos necesitamos contar con una renta; con unos ingresos que lleguen a nuestra cuenta corriente todos los meses, con la regularidad de un reloj. 

Hay dos tipos relativamente nuevos de seguros de rentas diferidas que se han hecho cada vez más populares desde que fueron introducidos a principios de los noventa: 

  1. El seguro de renta indexada, cuya rentabilidad está vinculada a un índice bursátil. 
  2. La versión híbrida, aún más popular, que nos ofrece tanto una rentabilidad fija como la opción de una rentabilidad vinculada al crecimiento del índice bursátil, así como la posibilidad de una renta vitalicia.

Estos seguros de rentas híbridos se conocen con el nombre de seguros de rentas indexadas fijas o estructurados, y van acompañadas de una cláusula de renta vitalicia o de retirada mínima garantizada, la cual ofrece la posibilidad de retirar todos los años un porcentaje del capital independientemente de las pérdidas y hasta que la inversión inicial se recupere.

En un seguro de renta indexada fija, nuestros depósitos están siempre bajo nuestro control. Nadie puede acceder a nuestro dinero. Ofrece un potencial de rendimiento anual mayor que el de otras soluciones seguras como los depósitos a plazo fijo o los bonos. Garantiza al ciento por ciento de nuestro principal objetivo: no podemos perder dinero. 

Además los impuestos son diferidos, lo que garantiza el máximo crecimiento a interés compuesto de nuestro fondo de la libertad. Garantiza una renta vitalicia si suscribimos la cláusula correspondiente.

Invirtamos como el 0,001 por ciento: el manual del multimillonario

Las leyendas de las finanzas comparten cuatro obsesiones comunes: 

  1. No perder. Incluso los gestores de los mayores fondos de inversión de alto riesgo, a los que supondríamos avezados a los grandes riesgos, se concentran sobre todo en protegerse de las pérdidas: Ray Dalio, Kyle Bass, Paul Tudor Jones. Si no perdemos, vivimos para luchar un día más. Si perdemos un cincuenta por ciento, tendremos que ganar un ciento por ciento para recuperar lo perdido, y eso consume algo que nunca podremos recuperar: tiempo. 
  2. Arriesgar poco para ganar mucho. Mientras que la mayoría de los inversores buscan la manera de obtener un “buen” rendimiento, todos los expertos sin excepción viven para descubrir inversiones en las que arriesguen poco y ganen mucho. Lo llaman riesgo y recompensa asimétricos.
  3. Anticipar y diversificar. Los mejores de los mejores anticipan; encuentran oportunidades de riesgo y recompensa asimétricos. Estudian muy bien el mercado hasta que saben que es una buena oportunidad... ¡salvo que no lo sea! Y para protegerse de pérdidas, diversifican. Porque, al cabo, todos los grandes inversores tienen que tomar decisiones con una información limitada. 
  4. No darse por satisfechos. Al contrario de lo que la mayoría de la gente esperaría, estos triunfadores nunca están satisfechos. ¡Siempre quieren aprender más, ganar más, crecer más, dar más! No importa lo mucho que han hecho o sigan haciendo, nunca pierden las ganas, la fuerza que libera al genio humano. La mayoría de la gente pensaría: “Si yo tuviera todo ese dinero, me plantaría. ¿Para qué seguir trabajando?” Porque todos creen, en lo profundo de su alma, que “a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará”. Su obra es su amor.

¡Haz, disfruta y comparte!

Si tenemos mil millones de dólares y no nos sentimos agradecidos, somos pobres. Si tenemos muy poco pero agradecemos lo que tenemos, somos ricos.

Podemos dar las gracias por nuestra salud, nuestros amigos, nuestras oportunidades, nuestra mente, y por el hecho de que conducimos por carreteras que no hemos tenido que construir, leemos libros que no hemos tenido que pasarnos años escribiendo y nos beneficiamos de un internet que no hemos tenido que crear.

La mente humana es asombrosa. Es un mecanismo de supervivencia, por lo que tiende a fijarse en lo que va mal, en lo que evitar, en aquello de lo que tener cuidado. 

Habremos evolucionado, pero nuestro cerebro sigue siendo una estructura que tiene dos millones de años de antigüedad y vivir una vida plena y feliz no es su primera prioridad. Tenemos que controlarlo.

Hay muchas maneras de gastar dinero que aumentan bastante nuestra felicidad.

  • Invertir en experiencias, como viajar, aprender una nueva habilidad y recibir clases de algo, en lugar de comprar más cosas. 
  • Ganar tiempo libre: Si podemos contratar a otros para que hagan las tareas más ingratas, el dinero puede transformar nuestra manera de emplear el tiempo, que podremos dedicar a lo que nos guste.
  • Invertir en otros. ¡Dar nuestro dinero nos hace realmente felices!

Notas finales

Este maravilloso libro de Tony Robbins no va de dinero, sino de cómo crear la vida que deseamos. La verdadera felicidad consiste en fijarnos un objetivo y perseguirlo todos los días.

El dinero es, sin duda, una de las formas de convertir los sueños que tenemos en la realidad que vivimos. Pero aunque el dinero sea una percepción, un concepto abstracto, ¡no sentimos lo mismo si no tenemos bastante! Y una cosa es segura: o lo usamos o nos usa. O dominamos el dinero o, de alguna manera, el dinero nos domina a nosotros. ¡Pon a prueba todos los consejos del autor y cambia tu vida!

Consejo de 12min

En el microlibro basado en “Imbatible: La fórmula para alcanzar la libertad financiera”, del mismo autor, encontrarás un manual con herramientas que te ayudarán a alcanzar tus objetivos financieros con rapidez, sin importar cuánto ganes, cuál sea tu trabajo o dónde hayas empezado. Entiende cómo sentirte seguro con tu situación económica a pesar de estar inmerso en un entorno de crisis.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Orador motivacional y escritor de libros de desarrollo personal y finanzas personales nacido en North Hollywood, California. En su repertorio aborda temas como la salud y la energía, l... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros