De Cero a Uno Resumen - Peter Thiel

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

599 lecturas ·  4.5 calificación promedio ·  137 calificaciones

De Cero a Uno

De Cero a Uno Resumen
Startups & Emprendimiento

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Zero to One: Notes on Startups, or How to Build the Future

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0804139296

También disponible en audiobook

Resumen

Peter Thiel fundó PayPal y fue uno de los primeros en invertir en Facebook, volviéndose uno de los millonarios más influyentes de Silicon Valley. Su línea de pensamiento única para evaluar nuevos negocios te mostrará una nueva perspectiva sobre cómo montar una startup y ser exitoso. Este resumen te permitirá conocer la filosofía y los consejos de Peter Thiel. Este resumen te mostrará que, en una startup, ir de “0 a 1” es más importante que ir de “1 a 10”.

Es necesario ir de cero a uno

Para muchas personas, el progreso que tendremos en el futuro es un asunto importante para pensar. Y para Thiel, el progreso puede ser dividido entre progreso horizontal y progreso vertical.

El progreso horizontal viene de expandir ideas e innovaciones existentes y mejorar estos conceptos gradualmente. La globalización es un ejemplo de progreso horizontal, dado que ayuda a distribuir tecnologías ya existentes a cada vez más personas alrededor del mundo.

No obstante, en cuanto al progreso vertical, viene de crear algo que no existía antes, como una nueva tecnología o un método extremadamente más eficiente para hacer algo. El progreso horizontal es “ir de 1 a 10” mientras que el progreso vertical es “ir de 0 a 1”.

Un ejemplo de progreso horizontal sería la producción en masa de tablets y la distribución de estos a países en desarrollo; un ejemplo de progreso vertical sería el lanzamiento del primer iPhone que ocasionó la revolución de los smartphones.

Como puedes imaginar, el progreso vertical es difícil de prever, porque tienes que imaginar algo que todavía no existe. Si anhelas imaginar lo que el futuro nos reserva, debes ser capaz de ver el presente de forma crítica. Thiel valoriza las visiones “contrarias” y diferentes del mainstream. Un ejemplo interesante es una de las preguntas que hace al reclutar candidatos para las empresas. Él se pregunta: “¿Con cuál creencia popular no estás de acuerdo? ¿Por qué?” Según Thiel, solamente las personas que huyen de las convenciones establecidas serán capaces de afectar el futuro e ir de cero a uno.

Sé el amo de tu destino

Existen muchas opciones y variables y, de cierta manera, es inútil que intentes prepararte para el futuro. Lo importante es tener la disciplina necesario para prepararte a crear el futuro que más te convenga. Necesitas ser una persona activa en la creación de tu futuro para poder realmente ser el amo de tu destino. Estar enfocado es crucial. En su curso en Stanford, Thiel refuerza que muchas veces lo alumnos se matriculan en una infinidad de actividades extracurriculares diversificadas para formarse con un currículo amplio y afirma que este no es el mejor abordaje.

Para Thiel, el abordaje correcto es el concentrar toda su energía en dominar solo un asunto, para que el alumno pueda ser el mejor en por lo menos una cosa. El esfuerzo enfocado es necesario para el éxito. Lo que llevó a maestros como Steve Jobs y el propio Thiel a fundar varias empresas exitosas es, realmente, el poder de estar 100% enfocados en ser realmente buenos en un conjunto limitado de cosas.

Los monopolios son buenos para la sociedad y para los innovadores

Las personas tienden a asociar los monopolios a un ambiente de negocios aterrorizante, con empresas trabajando para destruirse unas a las otras. Una visión errada, según Thiel. La competencia parece ser un estímulo económico necesario, ya que las empresas intentan mejorar sus productos constantemente en relación a las demás.

No obstante, los monopolios son los verdaderos creadores de la innovación. En un monopolio, no significa necesariamente que estás siendo injusto con la competencia, sino que solo estás haciendo algo mucho mejor que otros, que por sí solos, no logran sobrevivir.

Crear algo nuevo que ninguna otra empresa sea capaz de copiar es esencial para construir un monopolio. Google no es más que un monopolio en el sector de las búsquedas en la Internet; casi no tiene que enfrentar ninguna competencia. Eso puede parecer injusto para otras empresas a las que les gustaría competir en el negocio de los buscadores, pero, ciertamente, es bueno para los usuarios del buscador de Google.

Google, simplemente, está años luz en frente de todos sus competidores.

Además, los monopolios son buenos para la sociedad, ya que impulsan el progreso: dan alientos a otras empresas a crear mejores soluciones para expulsar la empresa dominante actual. Por ejemplo, si una empresa quiere competir en el mercado de las búsquedas hoy, necesita inventar un mecanismo de búsquedas mucho mejor que el de Google. Y, si eso sucede, los beneficiados serán los usuarios de la Internet. Para Thiel, tener un monopolio es una condición necesaria para la ejecución de un negocio altamente lucrativo, gracias a que permite que la empresa pueda definir sus propios precios y así tener altas ganancias.

Si el producto no es mejor que el de la competencia, los precios serán claramente menores para atraer clientes y competir en un mercado poco diferenciado, lo que reduce significativamente los márgenes de ganancia. El mejor ejemplo, según Thiel, es la industria de aviación comercial, donde los precios de los pasajes son tan bajos que las empresas aéreas generan solo algunos centavos de dólar de ganancias en cada trecho viajado por un pasajero. Google, como buen monopolio, mantiene más del 25% de sus ingresos como ganancias y fue capaz por sí sola de generar miles de millones de dólares en en los últimos años, esto es, más que toda la industria de aviación comercial junta.

Invierte en lo que se puede copiar

Para Peter, actualmente, el mundo aún tiene muchos secretos importantes que la mayoría de las personas no conocen o concuerdan. Eso hace más difícil que sean descubiertos, dado que muchas veces las personas terminan manteniéndose alineadas con el pensamiento del status quo y dejando de lado la visión contraria que lleva a la innovación. Muchas veces, los secretos están tan profundamente enraizados en la sociedad que pueden demorar años para ser descubiertos.

En la tecnología, el secreto está en desarrollar un software/producto mejor que el de la competencia, porque eso hace que tu posición como líder en el mercado sea defendible. Una startup, para ser exitosa, necesita perseguir este tipo de secretos, de lo contrario, será solo un proveedor del progreso horizontal, yendo de 1 a 10 y ofreciendo productos convencionales en un mercado competitivo y de bajos márgenes.

El camino es largo, prepárate para invertir años de tu vida

Un punto importante para la creación de un monopolio con una startup es que puede tomar años para que se vuelva lucrativa en un mercado inexplorado. Incluso si la empresa no tiene ganancias inicialmente, puede tener valor, porque el valor es determinado por los futuros ingresos del negocio. Al contrario de la sabiduría popular, la ausencia de ganancias no es, necesariamente, algo malo.

La empresa de Thiel, PayPal, es una ilustración de ese escenario: en el 2001, cuando no generaba ningún beneficio, Thiel proyectó la facturación de la empresa para los próximos años y descubrió que el mayor valor de PayPal venía de las ganancias que eran esperadas para dentro de una década después.

Lo importante en una startup es comenzar pequeño y expandirse de a poco con esfuerzos altamente enfocados. Así como en la carrera o en los estudios, no es necesario tener un currículo diverso sino ser superior en un conjunto limitado de cosas. Ser el mejor en tu negocio es crucial para dominar el mercado.

La expansión debe venir solo después de dominar un segmento específico con años de ventaja con relación a la competencia. Jeff Bezos, fundador de Amazon, tenía el objetivo de volverse el mayor minorista online del mundo, pero comenzó enfocado, vendiendo solo libros por la Internet. Solo después de que Amazon conquistó este mercado, fue que se expandió a otras categorías como CDs y DVDs, hasta llegar a la posición de monopolista en todas las principales categorías de eCommerce.

Hoy, eCommerce es sinónimo de Amazon y la empresa tardó más de 15 años para consolidarse en esta posición. Mantente preparado para invertir buenos años de tu vida en tu startup.

La cultura es esencial en una startup

La principal pieza para que una startup sea exitosa son las personas que la componen, al final, las empresas son tan pequeñas que el papel individual de cada uno de los pocos colaboradores tienen efectos exponenciales.

Por eso, es importante, además de los conocimientos técnicos, las relaciones entre los fundadores y colaboradores iniciales. Antes de invertir en una empresa, Thiel no solo analiza las habilidades de las personas involucradas, sino también las conexiones personas entre ellas.

Según él, los lazos personales débiles pueden traer el mal a un equipo. Antes de cofundar PayPal con Lucas Nosek, Thiel había invertido en una empresa que Nosek había comenzado con un cuasi desconocido y las diferencias personales entre los socios llevaron a la empresa a desaparecer, junto a la inversión de Peter.

Además de eso, es esencial garantizar que los intereses de los socios de la empresa sean equilibrados. Los inversores y socios pueden tener intereses diferentes, pero la empresa no puede sufrir con desalineamientos graves. Por ejemplo, los fundadores de la empresa pueden querer desarrollar sus productos con maestría, a la velocidad correcta, mientras que los inversores pueden buscar la ganancia rápida.

Aunque esas prioridades individuales no sean necesariamente contradictorias, a veces pueden causar conflictos, por eso, es fundamental definir cómo abordar estas diferencias desde el inicio y la clave de eso es la creación de una cultura fuerte, procurando tener una visión clara y una forma compartida de trabajar en equipo.

Un conjunto de valores y hábitos claros y compartidos es uno de los factores determinantes de éxito en startups. Un buen ejemplo de una cultura fuerte puede ser visto en PayPal, donde el equipo estaba tan próximo que muchos miembros del equipo original se reunían para montar varias startups juntos en el futuro y crearon lo que vino a ser conocido como la “Mafia PayPal”, de donde surgieron empresas como LinkedIn y YouTube, entre otras.

Saber vender es crucial para el éxito

En general, los tecnólogos e ingenieros prefieren concentrarse en el desarrollo de productos, pero los productos innovadores son inútiles, a menos que hayan creado un mercado para consumirlo. No existen productos que las personas comprarán si no hay alguien para venderlos. Para vender un producto de forma eficaz, “distribución” es la palabra clave.

Eso incluye no solo los canales de ventas, sino también el esfuerzo y la organización para vender los productos. Para aprovechar y tener una distribución eficaz, es necesario considerar el potencial de cada cliente antes de medir el esfuerzo necesario para realizar la venta.

En la empresa de análisis de datos Palantir, también fundada por Thiel, cada contrato se convierte en decenas de millones de dólares, generalmente con clientes como grandes empresas hasta el gobierno mismo de los Estados Unidos y el FBI. En este caso, a diferencia de Paypal, el CEO hace la venta personalmente, porque los clientes que gastan millones esperan participación personal de los ejecutivos de la empresa.

Si los contratos no traen millones, pero sí cientos de miles de dólares, no sería un uso eficiente del tiempo para un CEO, aun así, es necesario un equipo de ventas sólido para representar a tu empresa. Si estás montando una startup, piensa desde el día 1 sobre cómo montar un equipo de ventas eficaz y cómo poner tu producto en frente del usuario final, siempre.

El papel del fundador

Los fundadores generalmente no son personas comunes o fáciles de lidiar, por sus visiones contrarias a lo establecido en el mundo. Generalmente tienden a ser personas excéntricas, especialmente en los grandes casos de éxito.

Dentro de los fundadores de Paypal, casi todos los miembros son un poco excéntricos y muchos de ellos, cuando eran pequeños, tenían hobbies poco comunes, como, por ejemplo, ¡construir BOMBAS! Eso es importante puesto que los fundadores de las empresas tienen responsabilidades muy grandes en la creación de una cultura y una visión para una startup y esa visión es incluso más importante que las mejores prácticas de gestión.

Un ejemplo que ilustra bien eso y es citado por Thiel es el regreso de Steve Jobs a Apple, 10 años después de haber sido expulsado de la empresa. Después de su regreso, trajo grandes logros como el lanzamiento del iPod. El iPod fue un éxito y la visión de Steve Jobs sobre un mundo donde la computación es móvil y persuasiva fue revelado cuando Apple lanzó el iPhone y iPad, creando la familia de “dispositivos post-PC” de Apple.

La visión de Jobs revolucionó a Apple (hoy la empresa más valiosa del mundo) y creó un monopolio cultural, ya que al final, el iPhone estaba a años luz de los demás dispositivos del mercado, revolucionando la vida de los consumidores alrededor del mundo.

Notas finales

Una startup puede sobrevivir haciendo mejoras en productos y servicios existentes, pero ésta solo realmente será gigante si logra tener una visión contraria al sistema preestablecido y con eso crear un monopolio donde tu producto es tan superior al de la competencia que puedes definir tus precios y tener altos márgenes de ganancia.

Si respondes a un problema de la misma manera que el resto, ¿en dónde estará tu diferencia?

Consejo de 12’: ¿Qué tal mirar nuestro microbook “Empresas Hechas para Vencer”?

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Peter Andreas Thiel es un emprendedor americano, capitalista de riesgo, filántropo, activista político y autor. Fue clasificado como el número 4 en la Lista Midas Forbes de 2014, con un patrimonio neto de US $ 2,2 mil millones y 246 en el Forbes 400 en 2016, con un patrimonio neto de 2.700 millones de dólares. Thiel nació en Francfort y tiene ciudadanía alemana. Él se mudó con su familia a Estados Unidos cuando era bebé y pasó una parte de su educación en África antes de regresar a Estados Unidos. Él estudió filosofía en la Universidad de Stanford, formándose con un BA en 1989. Pasó a la Facultad de Derecho de Stanford y recibió su JD en 1992. Después de la graduación, trabajó como funcionario judicial del juez James Larry Edmondson y abogado de valores muebles para Sullivan y Cromwell.  Él entonces co-fundó PayPal en 1999 y actuó como director ejecutivo hasta su venta a eBay en 2002 por 1.500 millones de dólares. Después de la venta de PayPal, fundó Cla... (Lea mas)