¡El próximo anõ llegó!

¡Aprovecha el 44% de descuento en 12min Premium!

849 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Crisis: Sortéala y aprovecha sus oportunidades en tu pyme

Crisis: Sortéala y aprovecha sus oportunidades en tu pyme Resumen
Economía

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9786073195478

También disponible en audiobook

Resumen

Tu empresa puede sobrevivir a la crisis económica derivada por la pandemia del coronavirus. La mexicana Patricia Armendáriz escribió un práctico pero vital libro con la información necesaria para poder capear el temporal con tu pyme. Podrán verse beneficiados tanto tú como tus empleados y tus clientes si sigues las estrategias que la autora propone. ¡Manos a la obra!

El túnel: Qué nos espera

Mantener la calma en momentos de desesperación siempre da buenos resultados. Eso propone Patricia Armendáriz en el inicio del libro.

Según ella, la crisis social generada por el coronavirus -y la crisis económica que viene de la mano- se presentan como una gran oportunidad para mostrar tus dotes como emprendedor.

Esto abarca:

  • La visión.
  • La capacidad de mirar más allá de lo inmediato.
  • La capacidad de encontrar tanto los huecos de oscuridad como las superficies de luz que con el camino del sol terminarán iluminándose.

A nivel global, la economía está parada por el confinamiento de la gente. Esto es algo que no solo sucede en México sino que se puede ver prácticamente en cualquier lugar.

La Organización Internacional del Trabajo estima que se perderán unos 200 millones de empleos en todo el mundo a causa de esta crisis. No se ven números así desde la Gran Depresión de 1929.

“Un punto importante será el tiempo que tarde la economía en recuperarse”, plantea la autora.

Acá se abre el abanico de posibilidades sobre la tasa de crecimiento mundial:

  • Recuperación en forma de V: el mejor escenario posible, hay una caída severa en el crecimiento seguida de una subida muy rápida.
  • Recuperación en forma de U: aquí la recuperación demanda más de dos trimestres, en especial debido al impacto del encierro.
  • Recuperación en forma de W: es una doble recesión, con la economía recuperándose tras el desconfinamiento pero habiendo sufrido un daño estructural muy grande en las empresas afectadas.
  • Recuperación en forma de L: el crecimiento cae y se mantiene bajo durante un buen período de tiempo.
  • Recuperación en forma de V alargada: para algunos economistas la caída será inevitable y el comienzo de la recuperación también, pero recién habrá resultados aceptables dentro de un tiempo.

En relación al consumo, Patricia sostiene que “al final de cuentas, el resultado macroeconómico es que todos dejamos de consumir todo aquello que no es absolutamente indispensable”.

Por esto mismo, las ventas de las compañías caen, los ingresos caen y comienzan los problemas. Esto trae aparejado la toma de decisiones difíciles.

Armendáriz armó tres bloques para dividir a las micropymes en función a la rapidez con la que ella cree que se recuperarán de este caos.

  • Bloque 1: recuperación rápida. En este apartado entran los rubros menos afectados, como los rubros de las exportaciones agrícolas, servicios educacionales, salud y alimentos. 
  • Bloque 2: recuperación media. Aquí entran las micropymes que tendrán entre tres meses y un año de recuperación. Menciona a las cadenas productivas en manufacturas, los servicios profesionales y los servicios de esparcimiento y alojamiento, entre otros.
  • Bloque 3: recuperación lenta. Esto abarca a las que necesitarán de nueve meses a más de un año para volver a la normalidad. Aparecen la construcción de viviendas privadas y el sector del turismo, solo por mencionar algunas.

Protege tu pyme

Este trayecto es duro y oscuro. Y no sabemos exactamente cuándo va a aparecer la luz. Más allá de que parezca difícil, Armendáriz sostiene que no es momento de quedarse con los brazos cruzados.

Ante este panorama, brinda una serie de estrategias generales de supervivencia.

  • Resiliencia, el pánico no es una opción: este no puede aparecer porque te paraliza o te hace salir corriendo y ninguna de las dos elecciones sirve. La autora explica que hay que conectarse con nuestro interior y ver qué giro dar luego de analizar y estudiar escenarios.
  • Analiza tu panorama: pregúntate a quién le vendes. Dependiendo si es a un consumidor final, a otra empresa o al gobierno, deberás distinguir qué está haciendo cada uno ante esta situación para comprender mejor qué hacer al respecto.
  • Calcula tus mínimos: a partir de los dos puntos anteriores puedes calcular cuál es el mínimo de supervivencia. Si te da negativo, busca alguien que te preste el dinero que te hace falta. En cambio, si te da positivo, ahórralo.
  • La liquidez es oro, la deuda una alternativa: “un punto importante es que los pagos que ofrezcas deben considerar primero tu nómina, incluida la tuya. Establece tus prioridades: primero paga tu nómina y después a tus acreedores”, dice Patricia.
  • Cuida a tu gente: claramente, no es momento de dejar sola a la gente. Luego de ti y tu familia, los próximos más importantes son tus empleados. Debes protegerlos sí o sí. “Recuerda que se necesita de todos para salir a flote, pero también de un líder sensible que dé certeza y motivación a su gente”.
  • Cuida el ambiente anímico de tu familia, clientes y empleados: como el estrés es silencioso y ha afectado el estado de ánimo de todos, tus dotes como líder son esenciales. Tienes que transmitirles fortaleza a todos los que te rodean.
  • Reflexiona y descubre las oportunidades: con la cuarentena tendrás tiempo para pensar cómo puedes mejorar tu producto. Debes ser crítico y evaluarlo en relación a tu competencia para ser capaz de potenciar su calidad.

La economista mexicana también brinda estrategias de supervivencia por sector.

  • Bloque 1
    • Analiza tus áreas de oportunidad: aprovecha el tiempo disponible para descubrir qué te falta por explotar en tu negocio.
    • Muévete rápido: adáptate con agilidad a los nuevos métodos, como vender a través de redes sociales o mejorar el servicio de entrega a domicilio. Al menos temporalmente, hasta que todo se calme.
    • Sé autocrítico y no te confíes: más allá de que te estuviera yendo bien, ten en cuenta que por la pandemia y el confinamiento los gustos de la gente han cambiado. No te quedes estancado.
  • Bloques 2 y 3
    • Mejora tu producto o servicio: intenta sacar rédito del tiempo para evaluar tu oferta y mejorarla para cuando la demanda se incremente.
    • Cambia de giro: si no te iba tan bien, este es un buen momento para moverte hacia un sector donde la recuperación sea más rápida que en el lugar donde estás ahora.

La salida: Qué nos espera

Regresar a la actividad no significa regresar a la normalidad. Patricia es consciente de esto y por eso señala que resulta importante hablar sobre cómo estaba su país antes de la pandemia.

“El coronavirus sorprende a México en un ambiente dividido entre un puñado de empresas —el 10%— que genera la mayoría del ingreso nacional —el 80%, para ser precisos— y un gobierno más fuerte en proceso de sustituir a los privados para mejorar la distribución del ingreso”, comenta.

Agrega que “entonces, desde el foco de las microempresas, los sectores hacia donde debemos movernos enfáticamente para salir adelante en nuestros negocios abarcan la producción de artículos de consumo esenciales para la base de la pirámide, que antes importábamos y que trataremos de sustituir de manera interna”.

Ella estila que los siguientes negocios serán los más vulnerados en el corto plazo.

  • Exportaciones no agrícolas y comercio minorista de exportación: como lo que exportamos no son bienes esenciales en los países consumidores, la demanda tardará en recuperar niveles normales.
  • Construcción de vivienda media residencial y de oficinas: ya venía dañado antes del coronavirus, así que probablemente tenga que reinventarse. La autora recomienda apuntar a la infraestructura de obras gubernamentales o a la vivienda popular.
  • Cadenas productivas de manufacturas: el problema aquí es que las empresas -tus clientes- no te puedan pagar hasta que la situación no mejore.
  • Comercio minorista: Patricia sugiere que si no estás en el rubro de alimentos te orientes hacia productos básicos que menos hayan sufrido el golpe de la crisis.
  • Alojamiento: como la gente dejará de viajar, los números caerán. Lo ideal sería cambiar de rubro, al menos momentáneamente.

Pero la gran incógnita es qué sucederá después de la crisis, al salir de nuestras casas. La autora prevé estas tendencias a escala mundial.

  • Mantenimiento del statu quo: los países que prefirieron mantener el tamaño del mercado, como Estados Unidos, intentarán hacer negocios como siempre.
  • Redistribución de la riqueza: tal como sucedió en Chile, presiones sociales harán que los gobiernos poderosos magnifiquen políticas distributivas.
  • Austeridad masiva: como México, muchos Estados podrían seguir negándose a reactivar y mantener su consumo a través de más deuda.
  • Regreso a lo básico: la autora estima que la tendencia de consumir solo lo básico llegó para quedarse.
  • Sostenibilidad: varios gobiernos se han enfocado en “dedicar los recursos necesarios para lograr la sostenibilidad social y del planeta”.
  • Sustituciones de importaciones: la devaluación de las monedas nacionales será permanente, por lo que muchos gobiernos tendrán políticas de sustitución de importaciones. Así, diversas naciones se tornarán más resilientes y autosustentables.
  • Florecimiento de algunos sectores:
    • Salud
    • Asociaciones civiles
    • Educación, artes, deporte y entretenimiento
    • Productos básicos, sanos y sostenibles
    • Tecnología digital

Crece tu pyme

“Cuando no ves más allá de la crisis no estás aprovechando el dolor por el que estás pasando. No hablar de cómo salir fortalecidos de ella es ignorar la mayoría de su análisis”, explica Armendáriz.

Así que no tenemos tiempo que perder. Al fin y al cabo si todos los emprendedores crecen, se formará un mercado pujante y floreciente. A eso aspira la autora.

Proponiendo una mentalidad positiva, habla de crecimiento para paliar esta dura situación.

Aquí están las estrategias generales planteadas por Patricia para crecer después de la crisis.

  • Analiza tu trayectoria y oriéntala hacia tu pasión: si ya estás obteniendo ganancias y te sientes satisfecho, no te detengas. Debes ser más ambicioso. “Saca el promedio de tu crecimiento anual real en ingresos netos de todos los años que has estado operando y multiplícalo por una cifra entre un 20% y un 50%”, recomienda la autora.
  • Calcula tu riesgo y aumenta tu control interno: con todo crecimiento viene un riesgo. Si le pones metas de crecimiento a tus ingresos, es decir, a tus negocios, tienes que calcular el riesgo asociado y fijar un límite. De esta forma, tu crecimiento será menos accidentado.
  • Conoce los límites y la dirección de tu crecimiento: es fundamental que sepas el tamaño de mercado de tu producto para ver si la cifra que marcaste como meta de crecimiento es realmente posible de alcanzar o no.
  • Usa el poder del crédito a tu favor: será muy difícil alcanzar tus metas sin créditos. Armendáriz cree que este es un buen escenario para endeudarse porque es posible que las tasas de interés bajen debido a la crisis.
  • Conoce tus números: si no lo haces, no podrás tomar decisiones informadas y tendrás problemas para gestionar tu negocio. Además, es necesario porque nadie invertirá en tu empresa sin saber cómo están sus números.
  • Un producto es una hipótesis: la hipótesis de un producto es muy valiosa para un cliente, explica Patricia. Permite que tu producto vaya siendo cada vez más preciado.
  • Conoce a tus clientes: es la única manera de saber cuáles son los productos que puedes aportarles para que se beneficien más y, así, te consuman más. Aquí tienes una serie de herramientas que te servirán:
    • Pivotar un producto
    • Análisis de datos
    • Mapa de empatía
    • Análisis de interacción
  • Mejora tu estrategia de ventas: existen algunos elementos de marketing que garantizan que tus productos sean anunciados de manera efectiva. La autora aconseja pensar en estas cuestiones, entre otras:
    • Cómo vas a adquirir clientes y cómo los vas a acompañar en su decisión de compra.
    • Cómo los retendrás, les darás continuidad y maximizarás su valor o generarás lealtad.
    • Qué canales utilizarás para interactuar y cuáles tecnologías digitales usarás.
    • Cómo atraparás su atención y cómo se relacionarán con tus productos.

Notas finales

La especialista Patricia Armendáriz escribió este libro en el momento indicado. Cuando las principales economías del mundo empiezan a volver a la actividad, brinda consejos de cómo adaptar a las microempresas a esta nueva realidad.

En “Crisis: Sortéala y aprovecha sus oportunidades en tu pyme” hizo una precisa evaluación de la pandemia, además de prever cómo será el futuro cercano.

Lo logró a partir de las respuestas que brinda a preguntas frecuentes en estos días. Desde cuánto va a durar la crisis hasta qué rama de las empresas serán las más afectadas.

Con el panorama más claro, ofrece estrategias y posibles soluciones para los diferentes sectores de las pymes.

El coronavirus hizo estragos a nivel social y económico, pero todavía queda esperanza.

Consejo de 12min

Si aún tienes dudas acerca del coronavirus y su impacto a lo largo de todo el mundo, anímate a leer “Todo lo que debes saber sobre la pandemia del coronavirus (COVID-19)”, un especial de 12min Originals.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Nacida en 1955 en Comitán, Chiapas, México, esta empresaria y economista forma parte de los consejos directivos de la Financiera Sustentable y el Grupo Financiero Banorte. Además desde 2017 es parte del elenco de la serie de telev... (Lea mas)