Cambia para Cambiar el Mundo Resumen - Héctor Trindad

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

36 lecturas ·  4.2 calificación promedio ·  5 calificaciones

Cambia para Cambiar el Mundo

Cambia para Cambiar el Mundo Resumen
Desarrollo Personal

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: B01N6DHP0J

También disponible en audiobook

Resumen

Los seres humanos somos capaces de hacer cosas extraordinarias. En situaciones límites necesitamos cambiar para cambiar el mundo alrededor. Cuando tenemos miedo ante lo nuevo, el cambio puede hacer que nuestro entorno mejore. Por eso Héctor Trinidad nos explica qué tan importantes son las decisiones y cómo el miedo a lo desconocido es un obstáculo común para cambiar las cosas. ¡Es momento de darle un impulso a tu vida!

¿Quieres ser extraordinario, luchar por tus sueños y cambiar el mundo?

Si el ser humano es capaz de hacer cosas extraordinarias, también puede acomodarse en una zona de confort.

En ella no se puede evolucionar autónomamente durante meses, años y, en los casos más extremos, toda la vida. Así lo ve Trinidad.

En muchas ocasiones las situaciones nos ponen al límite, y debemos superarlas día tras día. Pero el miedo a lo nuevo y a los cambios que necesitamos hacer puede ser capaz de impedirnos ver que la evolución es necesaria.

Cuando necesitas un cambio y no lo haces, lo primero que tienes que preguntarte es por qué no lo hiciste.

Pues no podrás ser extraordinario, luchar por tus sueños y cambiar el mundo si te quedas parado en un lugar, sin actuar.

Es necesario luchar, aunque parezca una frase sencilla sacada de un manual sobre la vida perfecta. Esta es una verdad: nada cambia si no cambias tú.

¿Cómo vamos a desarrollar tu proceso de cambio?

Las cosas que juzgas imposibles sólo pueden ser cambiadas poco a poco, señala el autor. No debes asustarte al desconocer el mejor camino para empezar los cambios en tu vida.

No es una locura pensar que es posible cambiar el mundo. Es normal sentirse inseguro ante lo nuevo que significa un cambio, pero todo es un gran proceso. Para generar tu cambio interior necesitas conocerte mucho más de lo que piensas.

Algunas reflexiones y trabajos sobre ti mismo son cruciales en esta etapa, sin que des explicaciones a nadie. Es como si tuvieras la misión de tener que descubrir más sobre ti mismo en este momento.

¿Conoces a alguien que le haya funcionado?

Si de verdad quieres cambiar, es interesante que tengas contacto con personas que realizaron grandes cambios en sus vidas y consiguieron buenos resultados. Trinidad recomienda a personas a las que esta actitud les hizo crecer.

Seguro que tienes buenos ejemplos entre tus amigos, familiares o en el trabajo. Pregúntales cómo comenzaron este proceso y usa este conocimiento como inspiración. Aunque a veces no es fácil, tener modelos inspiradores cerca de ti es positivo.

¿Y por qué debo trabajar en mi autoconocimiento?

Porque el cambio sólo se producirá si tú lo haces posible. Como nadie es un superhéroe, sólo con mucho trabajo se puede conseguir hacer que los cambios se vuelvan realidad en tu vida.

El autor explica que existen fuerzas que te ayudarán a cambiar tu vida, dejando que lo imposible sea solo una palabra fácil de conquistar.

Cuanto más te conozcas, más oportunidades tendrás para aprovechar las fuerzas positivas que te ayudarán a cumplir con tus objetivos. Al mismo tiempo podrás combatir las fuerzas negativas que intentan impedirte conquistarlos.

Todos tenemos componentes fisiológicos comunes, pero nuestras características personales y particulares nos hacen distintos los unos de los otros.

La suma de los componentes fisiológicos y las características individuales determina la esencia, que es como una fórmula que te diferencia de los demás. Es en la formación de tu personalidad donde están tus puntos fuertes y débiles.

Estos últimos pueden paralizarte en los momentos en los que crees que no puedes superar las dificultades. Mientras que los puntos fuertes son los que te ayudarán a seguir adelante.

Cada uno tiene sus propias aptitudes y conocimientos, necesarios para la definición de la personalidad y para que sepamos de qué somos capaces.

Al conocerte, sabrás cómo, cuándo, dónde y porqué cambiar en determinados aspectos.

¿Cómo se trabaja el instinto?

El instinto está en lo más hondo de tu cerebro, es el llamado cerebro reptil. Aunque esta parte trabaje otras características nuestras, es aquí donde están interiorizados los instintos más primitivos humanos, desde la Edad de Piedra.

Mucho de lo que piensas está allí. Tal como menciona el escritor, en primer lugar debemos comprender que hay muchos instintos automáticos que determinan nuestra reacción ante las amenazas del día a día, sean ellas reales o no.

Los tipos de emociones

El cerebro reptil produce las emociones primarias, que son las primeras que ocurren de manera automática cuando sufrimos amenazas.

Las emociones primarias según Trinidad son la ira, la ilusión, la tristeza y el miedo. Desde ellas se derivan las secundarias, que se dividen en sorpresa, vergüenza, pasión y aversión.

Es de aquí de dónde vienen los miedos que sentimos.

Si hablamos de la generación de las emociones, es importante profundizar sobre las maneras con que sentimos, actuamos y controlamos positiva o negativamente los hechos de nuestras vidas.

Las relaciones y acciones de todos los días forman parte de la manera en que reaccionamos frente a todo lo que sentimos. Para controlar las emociones, el trabajo de autoconocimiento debe ser constante.

Además del cerebro reptil, hay dos partes más que necesitan ser conocidas en nuestra mente: el cerebro emocional y el racional. El cerebro emocional siente las cosas, el cerebro reptil actúa ante la reacción anterior y el cerebro racional piensa y controla todos los próximos pasos.

Ahora puedes ver cómo hay un movimiento en común que debe ser comprendido para que puedas actuar sobre tus propios sentimientos y emociones

Recuerda que nadie tiene el control del 100% de las acciones. Muchas veces nos gustaría actuar de una manera diferente, más racional.

La falta de control de nuestras propias acciones puede generar frustraciones que afectan a nuestro lado emocional. En primer lugar, necesitamos comprender que la falta de control es algo normal que nos pasa a todos, en mayor o menor medida.

Puedes evolucionar y cambiar la manera de controlar las reacciones que tienen que ver contigo mismo.

Por otro lado el autor aconseja que debes reflexionar constantemente sobre ti. Mira en tu interior e intenta definir cuáles son tus diez miedos más grandes.

No debes pensar que diez miedos son muchos, pues si buscas en tu interior los encontrarás con facilidad.

Escríbelos en un papel y clasifícalos entre los miedos racionales o irracionales. Debes trabajar cada miedo irracional de manera que tus reacciones se basen en la realidad, pues hay cosas que nos paralizan sin necesidad.

En tanto que la inseguridad surge cuando tenemos muchos miedos irracionales. Por eso es tan importante el ejercicio anterior.

No tener el control del futuro es normal, pues siempre existe la incertidumbre de qué va a ocurrir. Pero una inseguridad muy grande puede impedirte seguir adelante.

Los seres humanos sienten una inseguridad natural, pues todo puede cambiar en cualquier momento. Los cambios son capaces de provocarnos mucho miedo.

Si no superas la incertidumbre, la inacción te impedirá cambiar lo que quieres y todo quedará como está y la insatisfacción será una constante.

¿Qué te impide luchar por tus sueños?

Si los seres humanos son capaces de hacer cosas extraordinarias, la falta de autoconocimiento es el principal obstáculo para cambiar el mundo y cambiarse a sí mismo.

Las principales causas que impiden a las personas luchar por sus sueños son:

  • No salir de la zona de confort.
  • Creer que el control de la vida es mayor de lo que es.
  • No comprender la complejidad del cerebro.
  • Subestimar la parte emocional que nos hace sentir el mundo.
  • Olvidar nuestras reacciones instintivas.
  • Pensar que la parte racional del cuerpo no es tan importante.

Para empezar a construir una nueva vida, comprender las fuerzas negativas que te impiden evolucionar es fundamental. Neutralizarlas para descubrir las fuerzas positivas que te hacen seguir hacia adelante es importante, pues estas fuerzas son mucho más potentes de lo que piensas.

Las fuerzas positivas en el pensamiento son la clave para el verdadero cambio. De nada vale pensar en un cambio real si no trabajas en tus cualidades y no comprendes cuales son tus fuerzas positivas.

El autor señala que la autoconfianza es el primer paso para que te motives a conseguir el cambio deseado.

Al librarte de la inseguridad de la que eras esclavo en el pasado, podrás superar las emociones que te impiden pasar a la acción.

La debida motivación al comprender cómo funcionan nuestras emociones y la autoconfianza harán que te levantes de la cama todas las mañanas con ganas de ganarte el mundo.

Control emocional y planificación

Para que tus emociones no estén fuera de control, es fundamental que descubras cómo funcionan. Esto te permitirá avanzar, entender cuál es el mejor camino e incluso cuándo es necesario cambiarlo.

Las respuestas automáticas de nuestro cerebro ante los peligros son normales. Pero entender que somos nosotros los que debemos estar en el comando es fundamental para que las partes instintiva, emocional y racional de nuestra mente estén a nuestra disposición, no podemos ser esclavos de ellas.

Tener las reacciones adecuadas ante las dificultades te hará comprender mejor todos los escenarios que se presenten. Saber ser racional ante los caminos que aparecen delante de nosotros te hará tener más capacidad para solucionar lo que aparezca.

Mientras que la planificación es necesaria para todos tus proyectos. Si quieres cambiar el mundo o si quieres sólo cambiarte, necesitas saber cómo lo harás.

Es fundamental escribir en un papel cuáles son las fuerzas positivas a tu favor y las fuerzas negativas contra ti. Saber qué pasos vas a tomar y qué debes evitar, añade Trinidad.

Los planes son fundamentales para que los verdaderos cambios en tu vida salgan del papel y se conviertan en acciones concretas.

¿Qué quieres hacer? Si no lo sabes, nada conseguirás. En muchas etapas de la vida no te gustaba lo que hacías, ¿no? Pero si no sabes qué quieres, no esperes conseguir algo mejor que lo que tienes ahora.

La mayoría de las personas siguen haciendo las cosas de manera automática, pero nada cambiará si haces eso.

Detente y piensa: ¿cuáles son tus deseos?, ¿con qué sueñas?, ¿qué objetivos quieres alcanzar?

A partir de las respuestas, empieza a hacer planes. Si no tienes estas definiciones básicas, no conseguirás llegar a nada bueno.

Después de comprender el funcionamiento de las emociones, saber controlarlas, comprender cuáles son tus objetivos y tener el autoconocimiento, lo único que debes hacer es levantar los ojos y seguir.

Sin miedo al futuro, sin que los cambios y los nuevos escenarios te paralicen. Nunca hay certezas o verdades absolutas en la vida. Por lo tanto, el miedo es normal, pero este puede y debe ser controlado.

Sigue, cambia, vive, disfruta, dice el autor.

Notas finales

Muchas veces debemos cambiar nuestro destino para mejorar la vida. Pero en ocasiones el miedo a lo nuevo nos domina, nos paraliza y nos impide seguir hasta un nuevo camino para tener más felicidad.

Héctor Trinidad te enseña a conocerte a ti mismo: podrás comprender el funcionamiento de las emociones y las reacciones ante las cosas que te suceden en la vida y que te impiden seguir hasta el éxito.

Cuando nos entendemos mejor a nosotros mismos, sabemos qué funciona y qué debe ser cambiado. Este es el mayor legado de una obra fundamental para el autoconocimiento, uno de los principales tópicos de este libro.

Cambiar es necesario, pero conocerte lo es mucho más. Y la lectura de este magnífico libro nos deja más cerca de todo lo que queremos.

Consejo de 12min

Para conocer más sobre el autoconocimiento, necesario para los grandes cambios, lee “La inutilidad del sufrimiento”, de María Jesús Álava Reyes, y descubre cómo parar de sufrir con los problemas que puedan surgir a lo largo de los días.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Héctor Trinidad estudió Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Complutense de Madrid. Trabajó en diferentes bancos internacionales, para la comunidad de Madrid y varias consultorías. Según explica, en... (Lea mas)