Ahorra y Sé Feliz Resumen - Tomás Pulido Galán

¡Aprende cómo aprender desde casa! Aprovecha este momento y usa el tiempo a tu favor. LANZAMOS UN DESCUENTO DEL 30% EN TU SUSCRIPCIÓN!

Oferta por tempo limitado

80 lecturas ·  4.2 calificación promedio ·  17 calificaciones

Ahorra y Sé Feliz

Ahorra y Sé Feliz Resumen
Inversiones y Finanzas

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: B00PLJVCFM

También disponible en audiobook

Resumen

En algún momento de nuestras vidas, sentimos arrepentimiento por haber gastado todo el dinero y no poder comprar lo que deseamos, salir con las personas queridas o adquirir algo que nos haría más felices en aquella hora. Todo porque, anteriormente, nos olvidamos de ahorrar lo suficiente para cuando las cosas no estén tan bien y usemos de nuestro ahorro. Pues, no hay como engañarse: ahorrar es el primer paso para la felicidad. ¿Deseas la felicidad sin sustos? Aprende las mejores maneras para hacer un ahorro inteligente y productivo, que van a dejarte mucho más satisfecho en el futuro.

Sin ahorro no hay felicidad

Definimos el trabajo como el empleo de nuestro tiempo en actividades que nos reportan una remuneración.

Si el día tiene 24 horas y descontamos una buena parte de ellas en actividades domésticas y tareas de mantenimiento como dormir, comer y asearnos, podemos entender que pasamos mucho tiempo de nuestras vidas en nuestros trabajos.

A cada día, podemos ver mucha gente que pierde todo este tiempo en empleos que no les gustan, pero les proporciona buenos coches y casas. ¿Crees que vale la pena vivir de esta forma?

Aun así, es sabido que no hay otra forma de pagar las cuentas más que trabajando mucho, principalmente en la sociedad moderna.

¿Por qué no juntar las cosas y ahorrar para estar más cerca de lo que nos gusta?

Las justificaciones usadas para no ahorrar

Si preguntas a las personas con poco control en el dinero los motivos para no guardarlo, las justificaciones son casi siempre las mismas. Pero ninguna de ellas es razonable, asegura Pulido.

Aquí están las más usadas para engañarse a sí mismo:

  • El dinero está para gastarlo
  • No quiero ser el más rico del cementerio
  • Si alguien puede permitírselo yo no voy a ser menos
  • Si no disfruto el dinero ahora que puedo, ¿cuándo lo voy a hacer?
  • Si lo pago a plazos ni me voy a enterar
  • Si cambio de idea siempre puedo devolverlo
  • Yo no miro lo que cuestan las cosas, si algo me gusta me lo compro y punto
  • ¿Hace cuánto que no me doy una recompensa?
  • Todo el mundo tiene uno
  • Me merezco un premio
  • ¿Para qué trabajo si no es para darme un caprichito de vez en cuando?

Motivos para ahorrar

Podemos dividir los motivos para ahorrar dinero en cuatro categorías diferentes, pero todas con la misma importancia.

El primero es hacerlo por seguridad. Sabemos de la necesidad de tener dinero para nuestras necesidades básicas. Pues la necesidad de seguridad es una de las más importantes e nuestros escalones de prioridad. Con disciplina, previsión y organización esto es posible.

También se puede ahorrar por una recompensa mayor. Si soñamos en abrir un negocio, hacer un viaje especial o planificar la jubilación, debemos tener el trabajo necesario para ahorrar y, después de un tiempo, disfrutar del gran objetivo.

Asimismo, puedes ahorrar para que tu dinero trabaje para ti. Sólo podemos gastar o invertir nuestro dinero.Invertir es tener cierto riesgo que va a hacer nuestro dinero valer más después de cierto tiempo.

El último motivo es ahorrar por cuestiones sociales, morales y medioambientales. Hay casos en que los clientes cambian de banco o empresas que no respetan algunos valores morales muy importantes para ellos.

El secreto de la riqueza

Según el autor, la riqueza es la que resta de lo que ganas y lo que gastas. Riqueza es ahorro y para que la incrementes tienes dos opciones: ganar más o gastar menos.

Lo ideal es actuar sobre las dos cosas. Gastar menos es algo que se puede hacer inmediatamente, mientras aumentar lo que ganas exige más tiempo y esfuerzo.

En este sentido, no se puede calificar el dinero como bueno o malo. Él es un medio para conseguir las cosas materiales todos los días.

Quienes no lo tienen no pueden adquirir las cosas deseadas para tender mayor confort o seguridad.

Los ricos y pobres son los que tienen mucho dinero pasando por sus manos sin saber utilizarlo, teniéndolo como algo que va a durar por todos los días de su vida, sin notar la importancia del ahorro.

El secreto de la felicidad

Todos los días buscamos nuestra felicidad. El reconocimiento laboral, la seguridad económica  o cualquier otro objetivo deseado. Todo lo que quieras en tu vida está asociado a un ánimo positivo, explica Pulido.

Ponerse objetivos y luchar por ellos es imprescindible, aunque no se pueda saber antes de que los alcancemos cómo será el gran día en que ellos estén en nuestras manos.

Son muchos los que se quejan acerca de su situación financiera, comparándola con un grande hoy.

Pero pocos son capaces de poner la cabeza en el lugar que deben y para de cavar el hoyo en el que están presos.

Hay una sola actitud por ser tomada para empezar a salir de ahí: ¡ahorrar!

La paciencia es la madre de todas las ciencias

Hay muchos estudios probando la importancia de la paciencia para que se lleguen a alcanzar resultados financieros. Pues no podemos creer que los resultados van a aparecer repentinamente, ¿no?

Pero pocas personas tienen la capacidad de nutrir esa capacidad de esperar a que todo se transforme en buenos resultados, después de muchos meses o años ahorrando el dinero que ganamos en nuestro trabajo.

Espera y tendrás lo que quieres, mantente paciente ante los problemas que pueden aparecer en el período de ahorro y todo va a cambiar de una forma mucho mejor que lo que imaginas.

Para empezar a ejercitar bien la paciencia para que el ahorro te traiga réditos financieros en el futuro, existen dos actitudes pueden ser tomadas desde hoy:

  • Planifica tus finanzas de forma racional y estratégica, evita hacerlo de manera emocional e impulsiva.
  • Valora la importancia de tus decisiones en el mediano y largo plazo.

Más caro no es mejor

Cuando tomamos la decisión de adquirir alguna mercancía, muchas veces optamos por comprar la que es más cara.

En nuestras mentes, el pensamiento que cuánto más caro, mejor el producto, es algo casi automático.

En el momento que decidimos optar por la paciencia y por ahorrar mirando hacia un gran objetivo en el futuro, notamos que no siempre el objeto más caro es el más adecuado de acuerdo para lo que se quiere.

La importancia de examinar todas las marcas gana una importancia que antes no dábamos, afirma el autor.

Gastamos más rápido las monedas que los billetes

Es lógico pensar que las monedas van a durar menos que los billetes, pues son menos valoradas automáticamente.

Como pensamos que ellas son de menor valor que los billetes, no tenemos pena de gastarlas sin pensar al mínimo con cosas que no valen nuestro dinero.

“Son sólo unas moneditas” y gastamos una cantidad mayor de la imaginada, pues este dinero pequeñito en nuestros bolsillos no es notado, como si no existiera.

Procura andar con billetes en los bolsillos. Así, tendrás que pensar mucho más antes de gastarlos en cosas pequeñas. No tendrás el mismo comportamiento de cuando son “sólo unas moneditas” que vas a usar para disfrutar un producto o servicio.

Acuérdate que monedas o billetes son dinero de la misma forma, explica Pulido. Pero los billetes nos causan la sensación de una pérdida mayor cuando ya no los tenemos en las manos por alguna recompensa.

Horas vitales: el método definitivo para dejar de gastar

Muchas veces, el valor del dinero se confunde y perdemos la noción de lo mucho que cuesta ganarlo.

Si pensamos en cuánto tiempo trabajamos para gastar el dinero para comprar un producto o servicio que no nos parece tan importante, analicemos mejor si vale la pena poner las manos en los bolsillos sin necesidad.

Intenta hacer cuentas de las horas de tiempo trabajado para cada gasto. Toma nota de tu sueldo y ve cuánto valen las horas de tu trabajo.

Al comprar, calcula cuánto tiempo de trabajo cuesta el producto. ¿Vale la pena? ¿Es bueno gastar X horas de trabajo en este producto que no necesito ahora?

Esta forma de pensar en los gastos te llevará a una nueva reflexión acerca de cómo tratas tu dinero.

Las compras que nos demandan más atención para el ahorro son las mayores. Si piensas que ahorras algunos centavos en una pequeña compra, estás equivocado.

El ahorro estúpido jamás vale la pena, expresa Pulido. Al revés, te va a causar muchas preocupaciones que no harán diferencia a fin de mes.

A veces, vamos a querer gastar un poquito más en viajes o en un fin de semana con amigos o familiares. En estos casos, ahorrar en diversión no será algo inteligente y debe ser evitado.

Presta más atención a los grandes gastos, esos que no pueden ser hechos repentinamente y exigen mucha reflexión. Será allí donde van a ocurrir los verdaderos ahorros que te llevarán hacia adelante.

Invierte en salud ahorrando dinero

Muchas veces no tenemos el debido cuidado con nuestro cuerpo, con este patrimonio. ¡El mayor que tendremos hasta la muerte!

Haz ejercicios, cuida de la alimentación y haz los exámenes debidos. Cuidar del cuerpo es lo mismo que ahorrar con salud en el futuro.

Y cree: ahorrar dinero es también cuidar del cuerpo.

Pues cuando estamos pensando en el futuro, vamos a hacer un bien a la propia salud, pues no gastaremos con preocupaciones que ya fueron cuidadas en el pasado.

Obsolescencia programada

Cuando compras un producto, ¿piensas en cuánto tiempo va a durar en tus manos? ¿Has pensado en cuanto la obsolescencia programada hace que ellos duren poco y después de algunos meses necesites comprarlo otra vez?

Prioriza productos de gran duración. Los móviles y otros aparatos tecnológicos, por ejemplo, duran cada vez menos. Pagamos un precio muy alto para que después de uno o dos años tengamos que cambiarlos.

¿Crees que vale la pena gastar mucho con algo que no va a quedarse mucho tiempo contigo?

Y si te gusta mucho una determinada marca, lo siento: estás pagando caro por algo que no vale tanto.

Mucho dinero es un gasto por lo mismo que una marca menor cobra menos. No es justo ahorrar tanto y después gastar por una marca o un producto que no vale este precio.

El banco no es tu amigo

Otro error muy grande cometido por muchos de nosotros es creer en los bancos.

Ellos tienen sus propios intereses y nos van a ofrecer los productos que les den mayor lucro posible, nunca lo que sea mejor para los consumidores.

Analiza todas las propuestas que los gerentes te hagan. Habrá mucha información que ellos van a ocultar, pues necesitan conseguir sus metas, mantener su empleo y tener un buen sueldo.

Estudia las mejores formas de invertir y las tasas cobradas por el banco. Si es necesario, cambia de banco.

Ostentar y aparentar: el peor gasto posible

¿Por qué gastas? ¿Para ti y tu satisfacción o para que tu imagen delante de la sociedad esté más bonita?

Si escoges la segunda opción, estás tratando de forma equivocada a tu dinero. Ostentar y aparentar es el peor gasto posible, pues es algo invisible que no tiene un pensamiento racional cuando el dinero sale de nuestros bolsillos.

No tengas miedo de qué van a pensar de ti cuando ahorras. Sólo tú sabes tus necesidades de ahorrar para los objetivos de mayor peso. Ahorra para ti y gasta para ti.

Que no te importen los otros.

Notas finales

Cuando se habla de ahorrar, existen quienes tiene pereza en hacerlo y los que piensan en el dinero como algo para ser gastado todo el tiempo.

A lo largo de estas líneas, Tomás Pulido Galán nos enseña una manera práctica de comprender cómo el ahorro puede hacer que tengamos una vida mucho mejor que la actual.

Ahorrar es mucho más que dejar de gastar en pocas cosas. Es tener un proyecto de vida en busca de algo mayor que tenga mucha importancia para nosotros en el futuro.

Puede ser un viaje, una boda o una gran compra en el futuro. Sea lo que sea, el ahorro es algo cultural que olvidamos con el pasar del tiempo y merece ser más valorado.

El dinero puede ser tu amigo, basta ahorrarlo.

Consejo de 12min

Si te interesa el asunto de las finanzas personales, seguro que también te va a gustar “Dinero: domina el juego”. ¡Búscalo en la app y sigue aprendiendo!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

o vía formulario:

¿Quién escribió el libro?

Tomás Pulido Galán es un autor de libros de autoayuda de temas actuales. En sus obras aborda temas como las finanzas personales, la salud y la venta de artículos onli... (Lea mas)