6 hábitos judíos para mejorar tus finanzas - Reseña crítica - Andrea Rodríguez
×

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

QUERO APROBAR 🤙
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Año nuevo, nuevo tu, nuevos objetivos. 🥂🍾 Empieza 2024 con 70% de descuento en 12min Premium.

2400 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

6 hábitos judíos para mejorar tus finanzas - reseña crítica

6 hábitos judíos para mejorar tus finanzas  Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Desarrollo personal y Inversiones y finanzas

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9798839002487

Editorial: Independiente

Reseña crítica

Según la revista Forbes, el 11% de los multimillonarios del mundo son judíos o de origen judío. Ninguna otra cultura nos ofrece este tipo de estadísticas.

Gracias a la forma en que administran y hacen crecer su dinero y a su estilo de vida, han logrado sobresalir a nivel mundial como una potencia en muchas áreas, con altos índices de desarrollo y prosperidad financiera.

Entonces, ¿no crees que vale la pena aprender sus principios y ponerlos en práctica en tu día a día para mejorar tus finanzas? ¡Anímate a cambiar tu economía!

Hábito 1: Ahorra

Para los judíos, lo espiritual está unido con lo financiero. Su religión y su diario vivir van de la mano. Esta comunidad ha tenido muchos éxitos en diferentes áreas de la sociedad; empresas como Facebook, Oracle, Google, Dunkin Donuts, Ralph Lauren, Starbucks Coffee, Warner Bross, Hasbro y muchas más han sido fundadas por judíos.

La fórmula correcta para poder ahorrar, para los judíos, es vivir por debajo de sus posibilidades, limitando sus gastos de alimentación, vestimenta y entretenimiento. De esta forma, empiezan a ahorrar planeando invertir sus ahorros en el mediano y largo plazo.

Para los judíos, el ahorro es una pieza fundamental en la construcción de sus riquezas. Ahorrar les permite planear su futuro y vivir la vida de sus sueños en el largo plazo gracias al sacrificio y a la austeridad en el corto plazo.

“Un judío jamás compra cosas innecesarias, pues su principio es coleccionar activos que les generen ingresos antes que cualquier otra cosa”.

Toma nota de estos hábitos de ahorro judíos:

  • Tu trabajo es un medio y no el fin: Lo primero que hacen es buscar un trabajo donde puedan ganar dinero para poder ahorrar un porcentaje de este, teniendo claro que el ganar y ganar más dinero no generará el ahorro, solo ayudará a que, una vez ganado el dinero, se proceda a conservar una parte para más adelante invertirlo en un negocio propio. El trabajo no es la recompensa, es el medio por el cual se puede obtener dinero para ser repartido en necesidades y gastos.
  • Gasta como si alguien te estuviese observando: Gastar dinero en lo que no se debe o no se necesita es un impulso que a la mayoría de las personas les cuesta controlar, y esto genera un sentimiento de culpa.
  • Acepta los consejos de ahorro de los demás y corrige los tuyos: El judaísmo enseña que es necesario ser humilde, porque el orgullo solo entorpece el camino al éxito.
  • Investiga cada posibilidad de ahorro: El dinero no caerá del cielo, tampoco lo harán las oportunidades; por esto es necesario investigar, adquirir conocimiento y explorar las posibilidades a nuestro alrededor.
  • Que tus ingresos para el ahorro sean honestos: De nada sirve ganar grandes sumas si se hace de forma ilegal o deshonesta. Las cuentas siempre deben ser limpias, sin temor a nada.
  • No te prohibas los gustos, solo ponles un límite: Si deseas comprar un objeto nuevo, adelante, pero no te acostumbres a hacerlo cada semana o a comprar el más costoso que encuentres. En la moderación está la clave.
  • Dona: El alma generosa será rica y quien riegue será regado también.

Hábito 2: Invierte

Después de conseguir la meta que se han propuesto al ahorrar, los judíos empiezan a invertir su dinero de forma adecuada en activos o negocios que les generen flujo de efectivo constante en el mediano y largo plazo.

Es más factible vender aquellas cosas que son temporales e invertirlas en otras que generen dinero a mediano o a largo plazo, como, por ejemplo, una propiedad para alquilar o instrumentos financieros como bonos o acciones.

La regla de los tres tercios del físico Rabí Isaac plantea que una persona debería tratar de dividir su dinero en tres: un tercio en tierras, un tercio en negocios y un tercio en la mano.

Las tierras son más seguras, pero el retorno de la inversión es bajo. Los negocios dan más beneficios, pero son menos seguros. Un tercio debe permanecer en tu mano, en forma de liquidez, para imprevistos o nuevas inversiones.

Esta regla no se considera fija, sino una estrategia para diversificar la economía, teniendo en cuenta la seguridad y el retorno de la inversión a largo plazo, y poder solventar necesidades u oportunidades que se presenten inmediatamente.

Vende en tu vida todo lo que sea temporal e inviértelo en cosas que te den dinero a largo plazo.

Los judíos ven en el mundo solo abundancia. Creen firmemente que todos tenemos la capacidad para hacer dinero y amasar una enorme fortuna: solo es cuestión de tener la voluntad de lograrlo y ponerse en acción.

Pensar en escasez hace que vivas aún más en escasez. Debes adoptar la abundancia como un imán en tu vida, a diario y de forma repetitiva, porque la abundancia y los pensamientos de abundancia atraen más abundancia a tu vida.

Hábito 3: Adquiere conocimiento

A los judíos se les empieza a educar desde pequeños, y algunos de los primeros libros que estudian son la Torá y el Talmud, obras que recogen principios, tradiciones y leyes judías. Estos libros son el código civil y religioso de la comunidad judía, y reúnen una serie de lecciones para su educación. En estos dos libros milenarios existen consejos sobre finanzas e inversión.

De esta forma, los judíos enseñan y transmiten los conocimientos de generación en generación, buscando preservar sus creencias y principios, así como las habilidades para generar y conservar la riqueza.

Para ellos, el conocimiento es un activo que nadie les puede arrebatar, por lo cual se preparan para generar, mantener y hacer crecer su riqueza.

A temprana edad se les enseña a los niños judíos a distribuir su dinero en tres aspectos muy puntuales:

  1. Invertir parte del dinero en la tierra, por ser una inversión segura.
  2. Invertir parte del dinero en negocios, porque a pesar del riesgo existente, da la posibilidad de generar grandes riquezas.
  3. Tener dinero en efectivo, que permitirá cubrir posibles emergencias y aprovechar oportunidades inesperadas de negocios.

Los judíos saben que podrían perder sus fortunas, pero el conocimiento que tienen en sus cabezas nadie se los puede arrebatar y, por ende, les permitirá volver a surgir nuevamente. Mientras más conocimiento tengas, mejores decisiones tomarás para tu vida.

Los judíos exitosos se enfocan en los cambios que pueden realizar para lograr sus objetivos y no pierden tiempo preocupándose de qué dirán o pensarán los demás.

Además, siempre han utilizado la estrategia de entregar productos y servicios de calidad, utilizando la honestidad como precepto vital para ganarse la confianza de sus clientes.

Hábito 4: Emprende

A los judíos se les enseña que se deben capacitar para ser emprendedores y no empleados. Las lecciones aprendidas desde temprana edad les otorgan las herramientas necesarias para que se conviertan en hombres prósperos, capaces de generar riqueza y proteger a su familia.

Aunque otras religiones condenan la riqueza, el judaísmo la promueve. Para ellos, trabajar para otros es inconcebible, por ello, emprenden cuanto antes un negocio que les genere riquezas. En su filosofía no se trata de acumular dinero por acumular, generan riqueza para mejorar su calidad de vida.

Son conscientes de la importancia de la reinversión en el propio negocio, teniendo la certeza que este les proporcionará riqueza a largo plazo y para ello reinvierten todas las ganancias durante los primeros años del negocio.

Para cualquier persona, lo más deseable es ser rico. Para los judíos también lo es, siempre y cuando esto ayude al prójimo y se haya obtenido de forma legal y transparente.

Cuanto mejor puedas planificar para el futuro, más éxito tendrás en la vida:

  • Reconocer los posibles efectos: Identificar cualquier circunstancia que tenga un efecto en ti, tus negocios o tu vida. Por ejemplo: ¿Qué harías si pierdes tu trabajo?  
  • Interpretar eventos sin emoción: La emoción ciega la lógica. Esfuérzate para distanciarte emocionalmente de cualquier evento para que puedas tomar mejores decisiones.
  • Ninguna circunstancia es nueva: En alguna parte, hay una respuesta para ti.
  • Estar atento a los patrones: En la vida hay patrones que se repiten, y no prepararse para ello es de tontos, porque la lógica te dice que vas contra viento y marea.
  • Edúcate a ti mismo: El conocimiento es la clave de todo. Aprender aunque sea el 1% de algo todos los días es más que suficiente, puesto que en 365 días habremos aprendido muchísimo.
  • Liderazgo: La tradición judía enseña que de alguna forma todos somos líderes. El liderazgo se construye.
  • Adaptarse a los cambios: El planeta donde vivimos es dinámico, por lo que mantener una mente abierta a los cambios seguramente traerá prosperidad a tu vida. Deshacerse de lo viejo en favor de lo nuevo y mejor es una característica esencial para la creación de riqueza, que genera prosperidad y abundancia a largo plazo, aunque pueda causar algunos problemas en el corto plazo.
  • Comprensión del dinero: Para los judíos, el dinero es un sistema de comercio basado en la confianza. Cualquier país que no es confiable, generalmente, tiene una moneda débil. Para esta comunidad, el dinero es una representación física de lo que has hecho por los demás. “Cuanto más tienes, más has cambiado al mundo”.
  • Nunca te jubiles: Según la sabiduría judía, retirarte temprano no es algo bueno. Planear retirarse a cierta edad es una receta para la infelicidad. En su cultura, creen que Dios creó al ser humano para trabajar y ser útil a la sociedad, y cuando decides jubilarte ya no sumas tu granito de arena al mundo y entonces este se deteriora. Por lo tanto, una de las claves de una vida larga y próspera es cuidar a los demás todo el tiempo que sea posible.

La palabra kohser significa avaricia, y para los judíos la acumulación de dinero no trae otra cosa que querer acumular más dinero y nunca lograr estar satisfecho ni feliz. Por esta razón, ven el dinero como un medio y no como el objetivo final. Lo más importante no es acumular riqueza, sino crear negocios y reinvertir las ganancias y, de esta forma, crear una mejor calidad de vida.

Hábito 5: Crea redes

Los judíos poseen a nivel mundial una sólida red de contactos. Esto es así debido a la dispersión de judíos e israelíes por todo el mundo, situación que les ha traído una gran cantidad de oportunidades en negocios e inversiones. Se respaldan unos a otros como una comunidad fuerte y unida.

La globalización les ha permitido forjar relaciones valiosas de negocios, pues para ellos una buena agenda de contactos es la diferencia entre buenos y malos negocios. Rodéate de personas que puedan brindarte la oportunidad de hacer crecer tu dinero.

La religión judía le exige a su comunidad unión y cooperación, pues están convencidos de que para lograr buenos negocios y obtener riqueza, es necesario tener buenos contactos.

Los judíos acostumbran a crear sociedades inversoras entre ellos, apoyándose mutuamente en sus negocios e inversiones, se hacen préstamos de dinero para no tener que recurrir a los bancos, y mantienen sus negocios como sociedades familiares.

De esta forma, generan mayor riqueza y a un ritmo más acelerado que la mayoría de las personas.

Si emprendes un proyecto o negocio, piensa en la forma de generar alianzas para lograr más beneficios para todas las partes involucradas, convirtiéndote en el gran engranaje que mueve a los demás para que todos puedan dirigirse hacia un objetivo en común.

Hábito 6: Ten una reputación impecable

Es fundamental poseer una buena reputación dentro de la comunidad y ante los demás; esta es la carta de presentación que permite abrir puertas en la vida y los negocios.

La honestidad es el barómetro del éxito. Son conscientes de que en el ámbito comercial es donde más se promueve la trampa y el engaño, pues es donde más se puede ganar o perder dinero.

Sin embargo, si puedes pasar esta prueba de fuego de honestidad, ética e integridad, forjarás una sólida personalidad que atraerá clientes, negocios, riqueza, contactos y oportunidades.

Los judíos están convencidos de que, al crear un producto o servicio que la gente quiere o necesita, se está haciendo del mundo un lugar mejor. Este principio es muy importante, porque lo que hacen para ganarse la vida es un acto de servicio al mundo.

Notas finales

Quien ama la instrucción ama el conocimiento; pero quien odia la corrección es un tonto. El judaísmo enseña que se debe ser humilde. El orgullo se entromete en el camino hacia el éxito. Todos cometemos errores. Nunca creas que tienes la razón, acepta y alienta la crítica, particularmente de tus empleados y clientes, que entienden el negocio mejor que nadie.

Al crear un entorno que incentiva las sugerencias y las críticas, puedes mejorar mucho tu negocio, y lograrás que tus empleados y clientes se sientan parte importante de este. ¡Anímate a poner en práctica los hábitos judíos y mejora tu economía!

Consejo de 12min

En el microlibro basado en “9 hábitos japoneses que cambiarán tu vida”, Andrea Rodríguez te acerca 9 hábitos japoneses que serán una gran motivación para llevar tu vida al siguiente nivel.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Andrea Rodríguez comparte 9 hábitos japoneses que han sido la base de la estructura económica, educativa y cultural de ese país y que han logrado situarlo dentro de las mejores economía... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros