El líder interior - Resenha crítica - Stephen R. Covey
×

Novo ano, Novo você, Novos objetivos. 🥂🍾 Comece 2024 com 70% de desconto no 12min Premium!

QUERO APROVEITAR 🤙
63% OFF

Operação Resgate de Metas: 63% OFF no 12Min Premium!

Novo ano, Novo você, Novos objetivos. 🥂🍾 Comece 2024 com 70% de desconto no 12min Premium!

84 leituras ·  0 avaliação média ·  0 avaliações

El líder interior - resenha crítica

El líder interior Resenha crítica Inicie seu teste gratuito
Gestão & Liderança

Este microbook é uma resenha crítica da obra: The Leader in Me

Disponível para: Leitura online, leitura nos nossos aplicativos móveis para iPhone/Android e envio em PDF/EPUB/MOBI para o Amazon Kindle.

ISBN: 9788449341632

Editora: Paidós

Resenha crítica

El mundo está experimentando cambios profundos y complejos, y la mayoría de los jóvenes no están preparados para enfrentarlos. Los padres reconocen la necesidad de tener algo más que educación tradicional; quieren que sus hijos sean responsables, creativos y tolerantes, capaces de pensar por sí mismos y resolver problemas. 

Los líderes empresariales también buscan habilidades más allá de lo académico, como comunicación, análisis, trabajo en equipo y dominio tecnológico. 

"El líder interior" muestra cómo colegios, padres y líderes empresariales aplican los principios de "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva" de Stephen R. Covey para preparar a la próxima generación para los desafíos y oportunidades del siglo XXI. ¡Descubre el poder transformador del liderazgo!

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

  1. Sé proactivo. Eres una persona responsable. Toma la iniciativa en tus acciones y decisiones. Elige conscientemente cómo actuar, qué actitudes adoptar y qué estados de ánimo mantener. No culpes a otros por tus errores; en cambio, asume la responsabilidad y haz lo correcto sin esperar que te lo pidan, incluso cuando nadie te esté observando.
  2. Empieza con un fin en mente: Haz una planificación previa y establece objetivos claros para ti mismo. Realiza actividades que tengan un propósito y ejecútalas con excelencia. Reconoce tu papel importante en tu clase y contribuye a la misión y visión de tu colegio. Busca ser un ciudadano ejemplar en tu comunidad.
  3. Establece primero lo primero. Prioriza tu tiempo y enfócate en las cosas que son verdaderamente importantes para ti. Aprende a decir "no" a las actividades que no contribuyen a tus metas. Organiza tu tiempo mediante un horario y sigue tu plan con disciplina y determinación.
  4. Piensa en ganar/ganar. Busca soluciones que beneficien a todas las partes involucradas. Encuentra un equilibrio entre lograr tus objetivos y considerar los deseos y necesidades de los demás. Cultiva relaciones basadas en la confianza y la cooperación, y busca alternativas creativas para resolver conflictos.
  5. Procura primero entender, y después ser comprendido. Escucha activamente a los demás y trata de comprender sus puntos de vista y sentimientos. Sé paciente y muestra empatía al interactuar con los demás. Expresa tus ideas con claridad y confianza, pero siempre después de haber entendido plenamente la perspectiva de los demás.
  6. La sinergia. Reconoce y valora las habilidades y perspectivas únicas de los demás. Trabaja en equipo con personas de diferentes orígenes y estilos, aprovechando la diversidad para alcanzar mejores resultados. Acepta las ideas de los demás y colabora de manera constructiva para resolver problemas y alcanzar metas compartidas.
  7. Afila la sierra. Cuida tu bienestar físico, emocional y espiritual. Dedica tiempo a cuidar tu cuerpo mediante una alimentación saludable, ejercicio regular y descanso adecuado. Fortalece tus relaciones familiares y sociales, y busca oportunidades para aprender y crecer en diferentes áreas de tu vida. Además, encuentra formas significativas de contribuir al bienestar de los demás en tu comunidad.

La escuela A. B. Combs

El Colegio A. B. Combs, donde se practican los 7 Hábitos, cultiva un entorno propicio para el crecimiento y la valoración personal de sus estudiantes. Aquí, las necesidades individuales son atendidas con respeto, permitiendo que los jóvenes se conecten rápidamente con los educadores que los guían hacia su mejor versión, fortaleciendo así su autoestima.

A menudo, los educadores subestiman el impacto del espíritu en el crecimiento o declive de sus alumnos. Muchos jóvenes pierden parte de su espíritu antes de abandonar el sistema escolar, enfrentándose a un mundo donde su valía no siempre es reconocida. Privar a los jóvenes de su autoestima y singularidad constituye un robo de identidad inaceptable, que solo un educador perspicaz y afectuoso puede evitar.

El liderazgo en esta escuela se basa en comunicar habilidades y oportunidades de una manera inspiradora, lo que motiva a los estudiantes a descubrir su potencial por sí mismos. Este enfoque entusiasma a padres, profesores, empresarios y estudiantes, pues no solo se enseñan habilidades relevantes para el futuro, sino que también se adquieren conocimientos inmediatamente aplicables.

El concepto de "liderazgo" es amplio, y el equipo de la escuela comprendió la necesidad de definirlo específicamente para su contexto. Elaboraron una declaración de principios centrada en las necesidades integrales del estudiante, promoviendo valores como vivir, amar, aprender y dejar un legado.

Los 7 Hábitos no son simples ideas, sino un modelo secuencial y progresivo. Los primeros tres hábitos fomentan la independencia personal, alentando la responsabilidad, el control y la planificación, lo que Covey denomina "victoria privada".

Sin embargo, la independencia no es el único objetivo. Los hábitos cuarto, quinto y sexto promueven la interdependencia y el trabajo en equipo, ayudando a resolver conflictos, fomentando la comprensión mutua y la sinergia para alcanzar lo que Covey llama "victoria pública".

El séptimo hábito, "afile la sierra", se centra en la renovación personal, preparando a los individuos para afrontar el mundo en todas sus dimensiones físicas, emocionales, mentales y espirituales.

Estos principios, basados en la investigación y en principios universales, reflejan las aspiraciones de padres, educadores y líderes empresariales para los estudiantes, proporcionando un marco coherente para el crecimiento y la excelencia.

El 8º hábito, introducido posteriormente por Stephen R. Covey, se integró estratégicamente en la enseñanza, ampliando el enfoque hacia la expresión individual y la inspiración de los demás. 

Los estudiantes aprenden los hábitos desde temprana edad, utilizando una variedad de métodos de enseñanza que incluyen música, arte y juegos, lo que les permite internalizar estos principios de manera significativa.

Proyecto de liderazgo

El enfoque de liderazgo implementado por el colegio A. B. Combs se caracteriza por su omnipresencia, integrándose en todas las facetas de la vida escolar. Este método no es simplemente un nuevo programa de estudios, sino que constituye la base de la cultura del centro, demostrando impactos positivos en el aprendizaje, la satisfacción y la disciplina, y es transferible a otros centros educativos.

El liderazgo se enseña de manera constante y orgánica, desde el parvulario, donde se introducen los 7 hábitos y los principios de calidad básicos, hasta cursos posteriores, de forma divertida y auténtica. Si bien a veces se presentan como módulos independientes, con frecuencia se integran en diversas materias y actividades en el aula.

Los alumnos reciben recordatorios regulares de los 7 hábitos y los principios de calidad, dedicando la primera semana del año escolar a repasar estos conceptos, estableciendo expectativas y normas del aula en colaboración con los profesores. 

Este repaso se lleva a cabo mediante juegos, lecciones y actividades escolares, integrándose de manera natural en todas las materias, como matemáticas, lengua, historia, arte, música, educación física e informática.

Para los profesores, el liderazgo no es simplemente otro tema que enseñar, sino una filosofía que guía su enfoque pedagógico. Este enfoque se describe como la mejora de lo que ya se estaba haciendo, y varios ejemplos ilustran la aplicación práctica de este método omnipresente.

Con el método omnipresente se enseña a los alumnos los principios del liderazgo desde el primer día de clase. Se les transmite que son líderes, que poseen unas cualidades únicas y que una parte de la aportación que se espera que hagan mientras estudian en el colegio A. B. Combs es compartir esas cualidades con los demás.

Por supuesto, al principio el principal culpable de la falta de alineamiento era la ausencia de claridad por lo que se refería a la dirección del colegio como un todo. Pero incluso después de haber seleccionado el nuevo tema del liderazgo y creado su propia estrategia, el equipo del centro A. B. Combs sabía que todavía les quedaba por hacer un importante alineamiento. 

En otras palabras, la misión, la visión y la estrategia proporcionaron la “gran flecha” alrededor de la cual se podían alinear todas las demás, pero todavía quedaban una serie de importantes flechas de “tamaño medio” que había que alinear, así como algunas flechas de “tamaño pequeño” que era preciso ajustar, o simplemente eliminar, antes de que estuvieran preparados para poner en marcha su proyecto.

Se trata de 4 puntos:

  • Embarcar a la gente en el nuevo tema.
  • Alinear la estructura del colegio para que encaje con la estrategia.
  • Preparar al personal en los 7 hábitos y en los principios de calidad. 
  • Alinear los sistemas de incentivos para que los resultados se vieran reforzados y sostenidos.

Los principios de liderazgo no pasan sólo por los planes de estudio o las actividades que se desarrollan en clase, sino por: 1) que los profesores sean un modelo de los hábitos, y 2) que los alumnos tengan la oportunidad de poner en práctica los principios de liderazgo. 

Todo eso comienza desde el parvulario y prosigue hasta que pasan al siguiente curso. Desde el primer día ven a los profesores y a los trabajadores del colegio predicar con el ejemplo. Trabajan en equipos, se les asignan papeles de liderazgo y tienen muchas ocasiones para poner en práctica esos principios. Al cabo de unos cinco años, para ellos se convierte en algo completamente natural.

Dar rienda suelta a la cultura del liderazgo

La esencia de un colegio reside en su cultura, moldeada por las acciones y relaciones entre quienes lo conforman. Más que simples palabras en un papel, la cultura escolar se manifiesta en las interacciones diarias, reflejando autenticidad y valores compartidos. Esta cultura no se establece con instrucciones predefinidas ni puede ser creada por una sola persona o grupo.

En el Colegio A. B. Combs, se dedica una semana inicial para forjar esta cultura, centrada en la responsabilidad, el liderazgo y la conexión entre los estudiantes. Actividades como la creación de códigos de cooperación y la designación de líderes fomentan un ambiente de respeto mutuo y colaboración. Este enfoque no solo fortalece los lazos entre los alumnos, sino que también previene conflictos y promueve un aprendizaje positivo.

El lenguaje común de los "7 hábitos" impregna todas las áreas del colegio, proporcionando un marco coherente para abordar los desafíos y resolver conflictos. Además, el entorno físico del colegio refleja visualmente su cultura, con murales, banderas internacionales y citas inspiradoras que inspiran a los estudiantes a alcanzar su máximo potencial.

La cultura del Colegio A. B. Combs se nutre de la participación activa de todos los involucrados, creando un ambiente acogedor y estimulante donde cada estudiante se siente valorado y motivado para aprender y crecer.

Todas las culturas tienden a desarrollar tradiciones, y el colegio A. B. Combs no es una excepción. A lo largo de los años el centro ha desarrollado una serie de tradiciones que fueron diseñadas para cumplir con cinco propósitos: 1) dar a los alumnos la oportunidad de ser líderes; 2) crear relaciones entre alumnos, profesores, familiares y amigos de la comunidad; 3) completar los requisitos académicos del distrito o del Estado; 4) reforzar valores del colegio como el servicio a la comunidad; y 5) crear recuerdos perdurables en los alumnos. 

Entre las tradiciones más populares del centro A. B. Combs destacan las siguientes: 

Día del Liderazgo: abrimos nuestras puertas dos veces al año para que los visitantes vean cómo lideramos. Los alumnos muestran su liderazgo a través de música, comida, discursos y más.

Baile de inauguración: este evento no solo es un baile, sino también una celebración de la democracia. Los líderes estudiantiles planifican y lideran las actividades, incluyendo el juramento de nuevos líderes.

Festival Internacional: aquí, los alimentos y bailes de todo el mundo se reúnen. Los líderes estudiantiles dirigen el evento, donde los asistentes pueden probar delicias de todas partes.

Almuerzo en bandeja de plata: los alumnos de quinto grado aprenden modales y etiqueta en la mesa en este almuerzo especial, que es un éxito entre los niños.

Proyectos sociales: cada curso participa en proyectos sociales, desde ayudar a organizaciones locales hasta recolectar fondos para causas importantes.

Día de Celebración del Éxito: celebramos los logros individuales y colectivos en todo el colegio, resaltando la importancia del trabajo en equipo.

Otra de las cosas que ayudan a establecer la cultura del colegio A. B. Combs es la multitud de historias que parecen sustentarse a lo largo del tiempo.

Las historias positivas son las que mantienen vivas y en constante progresión las grandes culturas. Y, teniendo en cuenta el ritmo al que avanza el colegio A. B. Combs, sin duda en los próximos años tendrá muchas más historias que contar. Además,la cultura no se reduce a un montón de palabras, sino que hay que extenderla con el ejemplo.

Este mundo necesita más modelos y menos críticos; necesita concentrarse menos en lo que está mal en la juventud actual.

Los cuatro pasos

Cuando se trata de implementar el liderazgo en un colegio, hay cuatro pasos secuenciales fundamentales basados en principios universales que pueden orientar este esfuerzo de manera efectiva.

Inspirar confianza: sin confianza, cualquier cambio significativo es difícil. Antes de introducir el liderazgo, es crucial evaluar los niveles de confianza en el colegio y abordar cualquier foco de desconfianza. Solo cuando los líderes demuestran ser dignos de confianza, pueden inspirarla en los demás.

Aclarar el propósito: un propósito claro y convincente es fundamental para superar la resistencia al cambio arraigada en el status quo.

Alinear los sistemas: muchos proyectos de liderazgo fracasan porque se subestima la importancia de este paso. Es crucial alinear los sistemas escolares con la misión, visión y estrategia del colegio para garantizar la coherencia y efectividad en la implementación del liderazgo.

Dar rienda suelta al talento: este paso marca el inicio real de la transformación, donde la cultura del colegio cobra vida. Pero antes de profundizar en este paso, es útil retomar la analogía del trapecio y agregar otra dimensión para ilustrar mejor este proceso.

Los pilares fundamentales

La investigación de colegios efectivos realizada por Larry Lezotte identifica siete correlaciones para mejorar el rendimiento de los alumnos. Estas correlaciones coinciden con las prácticas implementadas por el colegio A. B. Combs y otros centros educativos, son las siguientes:

  • Misión clara y enfocada: En los colegios efectivos, la misión está claramente definida, y todos los programas y estrategias institucionales se centran en sus logros.
  • Oportunidad para aprender/tiempo para tareas: Se brinda a todos los alumnos la oportunidad de dominar el material necesario, y aquellos que enfrentan mayores desafíos reciben tiempo adicional cuando es apropiado.
  • Liderazgo Institucional: La presencia de un líder sólido con una visión impacta significativamente en los logros de los alumnos en los colegios efectivos.
  • Supervisión frecuente de los progresos: En los colegios efectivos, la supervisión va más allá de las pruebas estandarizadas anuales y se traduce en una revisión constante del trabajo de los alumnos, acompañada de retroalimentación pertinente.
  • Expectativas elevadas: Existe un clima de expectativas elevadas en los colegios efectivos, donde se cree firmemente que todos los alumnos pueden aprender y que los profesores tienen la capacidad de enseñar a todos los estudiantes.
  • Relaciones positivas Hogar-Escuela: La participación activa de los padres en los colegios efectivos mejora la actitud de los alumnos hacia la escuela, eleva la autoestima y contribuye a un mejor rendimiento académico.
  • Entorno seguro y organizado: La disciplina, la dirección de la clase y la educación del carácter en los colegios efectivos crean un ambiente seguro que facilita un efectivo proceso de enseñanza y aprendizaje.

Notas finales

Cualquier persona interesada en iniciar el viaje del liderazgo seguramente se preguntará: "¿Por dónde empiezo? ¿Tenemos las personas adecuadas y la energía necesaria en nuestro colegio? ¿Estoy preparado para liderar este cambio?". Implementar cambios, incluso en una sola persona, puede ser un desafío. 

Pero es un desafío que puede superarse cuando todos están comprometidos con la causa, dispuestos a desplegar creatividad y coordinación, y cuando se siguen principios intemporales y universales.

Por muy duro que resulte realizar un cambio, el verdadero desafío no consiste en crearlo, sino en mantenerlo. El proceso de transformación es continuo y requiere un compromiso constante, una adaptación a los desafíos que surgen y una voluntad inquebrantable de perseverar a pesar de los obstáculos. 

Solo a través de la persistencia y el esfuerzo sostenido se pueden alcanzar los objetivos a largo plazo y consolidar el cambio deseado.

Consejo de 12min

El microlibro basado en “21 lecciones para el siglo XXI”, de Yuval Noah Harari. Con una serie de ensayos divididos en cinco grandes temáticas, investiga los problemas tecnológicos, políticos, sociales y existenciales de nuestro tiempo. Halagado por Bill Gates, este libro pone sobre la mesa la cuestión de cómo enfrentar los temas que nos preocupan.

Leia e ouça grátis!

Ao se cadastrar, você ganhará um passe livre de 7 dias grátis para aproveitar tudo que o 12min tem a oferecer.

Quem escreveu o livro?

Stephen Richards Covey é um escritor americano, autor do best-seller de gestão Os Sete Hábitos das Pessoas Altamente Eficazes, publicado pela primeira vez em 1989. Ele também é fundador da Covey Leadership Center em Salt Lake City e da Franklin Covey Corporation, uma consultoria que ajuda empresas a planejar melhor. Covey é mestre em Administração pela Harvard e doutor pela Universidade Brigham Young.Ele tinha 9 filhos e 52 netos. Ficou mundialmente conhecido com o livro Os Sete Hábitos das Pessoas Altamente Eficazes, lançado em 1989. Covey instruiu as pessoas a como adquirir plena eficácia na vida, especialmente no contexto profissional e da administração. Porém, seus livros ta... (Leia mais)

Aprenda mais com o 12min

6 Milhões

De usuários já transformaram sua forma de se desenvolver

4,8 Estrelas

Média de avaliações na AppStore e no Google Play

91%

Dos usuários do 12min melhoraram seu hábito de leitura

Um pequeno investimento para uma oportunidade incrível

Cresca exponencialmente com o acesso a ideias poderosas de mais de 2.500 microbooks de não ficção.

Hoje

Comece a aproveitar toda a biblioteca que o 12min tem a oferecer.

Dia 5

Não se preocupe, enviaremos um lembrete avisando que sua trial está finalizando.

Dia 7

O período de testes acaba aqui.

Aproveite o acesso ilimitado por 7 dias. Use nosso app e continue investindo em você mesmo por menos de R$14,92 por mês, ou apenas cancele antes do fim dos 7 dias e você não será cobrado.

Inicie seu teste gratuito

Mais de 70.000 avaliações 5 estrelas

Inicie seu teste gratuito

O que a mídia diz sobre nós?