×
44% OFF

No dejes tus metas para 2022

¡Accede a nuevas ideas pagando menos que un café diario. ¡Suscríbete a 12min Premium y aprende más en menos tiempo!

1434 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Storytelling, la escritura mágica - reseña crítica

Storytelling, la escritura mágica Reseña crítica
Cultura corporativa y comunicación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9781976759871

Editorial: Independently published

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

¿Alguna vez te sentiste frustrado porque tus textos no eran lo suficientemente claros o entretenidos? Carlos Salas te ayudará a mejorar tu escritura y con él aprenderás técnicas para captar la atención de tus lectores. Lo mejor es que sus técnicas pueden aplicarse a cualquier tipo de texto, desde textos científicos hasta jurídicos. ¡Prepárate para aprender a escribir!

Storytelling

Carlos Salas ha analizado varias obras y sostiene que entre ellas existe un patrón común: las técnicas de storytelling. Estas técnicas sirven para ordenar ideas, atrapar la atención y escribir con facilidad.

Storytelling es el arte de contar historias.

“Las historias se recuerdan, los datos no”. Son atrapantes dado que las personas se interesan por las vidas de otros. Las historias contadas en primera persona son las que captan la atención con mayor eficacia y generan empatía.

Al escuchar historias de este tipo, se segrega dopamina que produce un estado de curiosidad que se colma cuando la historia se resuelve.

Estimular la dopamina en las primeras líneas de un texto, garantiza que el lector siga con la lectura.

Los escritores deben comenzar con frases sorprendentes, situaciones insólitas, descripciones aberrantes, crímenes inminentes y acciones trepidantes. Nosotros deberíamos hacer lo mismo con los documentos, correos, discursos, artículos, ensayos, etc., que deseamos escribir.

Incluso los científicos cuentan historias. Los mejores libros de divulgación científica atrapan la atención del lector desde el comienzo con esta técnica. La técnica se puede aplicar a cualquier tipo de texto.

Punto de giro

En los productos audiovisuales, se intentan producir en el cerebro una serie de preguntas. Estas hacen que se genere una búsqueda de respuestas que incitan nuestro interés, generan dopamina y mantienen a las personas mirando.

En el cine sucede algo parecido: generan un ambiente seductor y, de repente, insertan un cambio radical. Ese cambio es el “punto de giro”: la historia da un giro completo y muestra un lado dramático.

La prensa escrita aprendió rápidamente esta técnica. Sirve para mantener el interés del lector o espectador, quien querrá leer o ver lo que sigue en la historia.

Puede utilizarse en múltiples géneros, como en un documento técnico. Situar esas líneas que captan la atención al inicio es la clave para atrapar a las personas. De este modo, el lector se mantiene alerta porque quiere explicaciones.

Saber contar historias

Los historiadores británicos, por ejemplo, no se conforman con recopilar fechas y personajes históricos: aspiran a escribir bestsellers mediante la técnica de storytelling.

Para relatar un informe o presentación, desatar una cascada de preguntas al inicio mediante afirmaciones contundentes produce en el lector/oyente un respingo. Barbara Minto bautizó ese método de top-bottom como “el principio de la pirámide”.

Según el autor, se basa principalmente en poner al inicio un problema que desata preguntas, interés, curiosidad. Todo problema es una pregunta y la define. Hace lo mismo que el storytelling: captar la atención al inicio.

La gente a menudo confiesa que el problema a la hora de escribir es que “escriben aburrido” o “escriben demasiado”. Esto sucede porque el cerebro va de las cuestiones generales a las particulares. Esta secuencia aburre. Debemos ordenar el contenido de otra manera para captar la atención.

Cambiar el orden para que el texto no vaya de lo general a lo particular atrapa la atención y aumenta la fuerza expresiva. Esto es humanizar los textos. “A la gente no le importan los datos sino las historias”.

Poner la parte humana y los ejemplos a lo último es un esquema que no funciona: la atención se adormece desde el inicio. Por el contrario, comenzar con historias humanas funciona siempre.

“El cerebro suele organizar las ideas comenzando de lo general a lo particular. Pero puedes alterarlo, presentando las cosas al revés y destacando a los seres humanos”.

Hasta las sesudas revistas de economía, como The Economist, emplea un estilo de storytelling para narrar cuestiones que no están al alcance de la mayoría de la gente.

Listículos

Nuestro cerebro divaga si no le damos la orden de ir al grano. Si obligamos al cerebro a escribir en listas cortas, le damos una instrucción para que deje de divagar. Este simple truco sirve para ayudarnos a controlar la mente, imponer límites e ir al grano.

Algunas ventajas de los listículos son:

  • Le ahorran tiempo al lector
  • Le aclaran las ideas al propio escritor
  • El lector percibe que no se va a aburrir a primera vista
  • Sintetizan ideas
  • Se procesan con mayor facilidad

Y, además, sirven para:

  • Elaborar cronologías
  • Desarrollar índices de libros
  • Concretar instrucciones
  • Resumir puntos principales
  • Apuntar ideas esenciales
  • Facilitar la comprensión
  • Ordenar
  • Ser concretos

Las listas deben ser ordenadas. Poner la información más importante al principio puede ser útil. Y, si se quiere evitar la lista, basta con eliminar los números y los “por qué” y escribir de corrido. Si además se le agregan conjunciones y conectores, el texto cobra vida natural.

Cinco errores comunes

  1. La “pareja de enamorados”: consiste en lanzar sustantivos, verbos y adjetivos en parejas. Esto se ve en múltiples textos. Prescindir de ellos evitará una amenaza contra tu propio texto.
  2. Oraciones muy largas: se suele perder el hilo y, por lo tanto, el significado de la oración. Al final de una oración larga, no sabemos lo que se quiso decir al principio. Fragmentar la oración y utilizar más puntuación puede ser útil para su comprensión.
  3. Repetir la misma idea al principio y al final: evitar estas repeticiones mejorará tus textos.
  4. La deshumanización: no incorporar seres humanos en los textos o convertirlos en entes es un gran error.
  5. Exceso de abstracciones: sin ejemplos, comparaciones, metáforas, símiles, etc., se complica la comprensión.

¿Qué debemos evitar y qué incluir?

Pictogramas e ideogramas

Los pictogramas reflejan cosas reconocibles de nuestro entorno. Son fáciles de entender desde el punto de vista cognitivo porque existen en la naturaleza y en nuestro cerebro desde que comenzamos a percibir el mundo. Los videos con pictogramas triunfan. ¡Úsalos!

Los ideogramas son ideas o conceptos que no existen en la naturaleza. Son convenciones. Pueden ser difíciles de entender para personas que no estén habituadas a ellos. Videos hechos a partir de ideogramas suelen fracasar. ¡Evítalos! 

Contradicciones cognitivas

El cerebro se bloquea con facilidad con afirmaciones contradictorias. Evitarlas mejora la comprensión del lector/oyente.

Frases como “ha caído por encima del 20%”, “se ha estancado el aumento” o “se rechaza paralizar las obras” generan un cortocircuito cognitivo. Si bien están bien escritas y la sintaxis y el sentido son impecables, las palabras se contradicen y se dificulta el procesamiento de la información.

Abuso de conectores

Los conectores son pequeñas locuciones que empleamos para conectar una oración, párrafos o frases. Pero los abusos de estos agotan al lector. Si las frases u oraciones y sus conexiones tienen sentido sin el uso de conectores, evítalos.

Trampas mentales al inicio y al final

Decir lo mismo al principio y al final de una frase o párrafo es uno de los errores más comunes. Estas repeticiones suceden porque intentamos aclarar ideas y terminamos diciendo lo mismo.

Las palabras largas son difíciles

La lectura es un proceso maravilloso y complejo. El cerebro es tan plástico que entiende las palabras “en cursiva, en negrita, en MAYÚSCULAS y hasta mal ‘ecsitras’”. Esta es la prueba de la magnífica plasticidad:

C13R70 D14 D3 V3R4N0 3574B4 3N L4 PL4Y4 0853RV4ND0 A D05 CH1C45 8R1NC4ND0 3N 14 4R3N4

¿Puedes leerlo?

Ahora bien, existe una relación bastante directa entre la cantidad de letras de una palabra y su comprensión. Cuantas más letras tiene una palabra, más difícil de entender. Entonces, cuantas más palabras largas tenga un texto, tanto más costará entenderlo.

Sujetos dobles

Construir una oración larga sin que el lector se pierda sólo lo pueden lograr los buenos escritores. Uno de los errores más comunes en este tipo de oraciones es incorporar dos o más sujetos, lo que produce confusiones y ambigüedad. Por ejemplo:

“Serial Hero es una serie de podcasts sobre un empresario que ha tenido un enorme éxito en EEUU”.

Distribuyendo la oración de otra forma se puede solucionar este tipo de problemas.

Magnitudes

Evitar muchas cifras y reemplazarlas por palabras como en 200 millones (en vez de 200.000.000), mejora el texto, ya que al ojo humano le resulta difícil ver tantas cifras. Del mismo modo, cuando se usan magnitudes, es mejor evitar que el lector haga cálculos mentales porque produce un desgaste cognitivo.

Las comparaciones, símiles y ejemplos permiten aumentar la comprensión cuando se utilizan cifras, porcentajes y magnitudes.

Transiciones

Una de las cosas más difíciles en la escritura es lograr transiciones suaves que permitan mantener la atención del lector. Las transiciones bien hechas evitan que el lector “levante la vista del papel”.

Existen varias formas de lograrlo. Una es terminar un párrafo con una pregunta y empezar el siguiente con la respuesta. Usar palabras “llave” es otra forma. Consiste en utilizar esa palabra en la última frase y en la primera del siguiente párrafo.

Una buena transición entre párrafos facilita la lectura de un texto hasta el final.

Deducciones invisibles

Una de las técnicas más difíciles es trabajar con la magia de la mente del lector. Se trata de construir una frase con la forma lógica de una deducción, pero dejar que la mente del lector realice esas deducciones con unas pocas pistas. Funciona como los acertijos o los chistes de doble sentido.

Basta con darle a los lectores la información mínima para que sus mecanismos cerebrales ‘autocompleten’ el resto. A la mente humana le divierte llenar los vacíos y resolver enigmas. Escribe de forma que el lector sienta que está deduciendo las cosas.

Puntuación y frases cortas

Las frases largas son una pesadilla. No introducir puntos hace que el lector pierda el hilo.

La atención humana decae cuando una oración tiene más de 15-20 palabras. Una de las soluciones más fáciles para disminuir la longitud de las frases largas consiste en sustituir las conjunciones por puntos.

Abstracciones

Cognitivamente, una palabra abstracta es algo más difícil de concebir que una palabra concreta y visual. Si un texto está repleto de abstracciones, necesitará ejemplos visuales para ser más claro. Utilizar determinadas palabras mágicas como “imaginemos que”, “supongamos que” o “por ejemplo” puede ser útil para un texto con abstracciones.

Los textos visuales, las analogías y los ejemplos son magníficos compañeros de la claridad. 

Comparaciones

De las comparaciones nos podemos servir para contar las cosas con claridad. Sirven para establecer la medida de algo, relacionan tamaños y nos dan una idea de las magnitudes inabarcables del universo. Sirven para que los lectores conozcan la importancia y el sentido de las cosas. Les dan un grado mucho más profundo a los textos.

Humanización

A la gente no le importan los datos sino las historias: las historias son básicamente historias humanas. Los humanos, sus vidas y dramas atraen a los humanos. Es por eso que, por ejemplo, en películas animadas, se humaniza a los animales. 

Bestseller

El uso de ejemplos, metáforas, símiles y, sobre todo, el storytelling, puede convertir cualquier libro en un bestseller.

Técnicas para que te lean:

  • Visualización y lenguaje visual
  • Metáforas
  • Contar historias (storytelling)
  • Preguntas
  • Analogías
  • Comparaciones
  • Ejemplos visuales
  • Oraciones breves
  • Relatos de actualidad
  • Reseñas históricas
  • Ser conciso
  • Generar cercanía
  • Humanización (incluye mostrar debilidades y errores)
  • Emocionar y compartir
  • Escribir en primera persona
  • Ser claro e ir al grano
  • Utilizar cifras simples
  • Utilizar de forma correcta los conectores y la puntuación
  • No repetir ideas
  • Reemplazar locuciones conceptuales por coloquiales
  • No abusar de adverbios terminados en “mente”

Cerrar un texto es más difícil que abrirlo. Algunas fórmulas para hacerlo son:

  • Frases célebres
  • La idea concentrada
  • Alertas
  • Frases de personajes

Un texto con buen cierre aumenta la calidad de nuestros escritos.

Notas finales

Si lo que deseas es mejorar tu escritura para causar un buen impacto en el lector y, sobre todo, para que te lean, los consejos de Carlos Salas te ayudarán a lograrlo. Son útiles y simples y, definitivamente, te harán cambiar tu forma de escribir.

Consejo de 12min

Si quieres seguir aprendiendo sobre el lenguaje, en “La gran guía del lenguaje no verbal”, de Teresa Baró, encontrarás formas de entender, escuchar y expresarte mejor.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Nació en Venezuela en 1956. Es licenciado en Periodismo y Filosofía y ha trabajado como técnico de cine y fotógrafo. También se desempeñó como redactor (revista... (Lea mas)