×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

1987 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Quiérete, ¡y mucho! - reseña crítica

Quiérete, ¡y mucho! Reseña crítica
Autoayuda y motivación

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Love Yourself First!: Boost your self-esteem in 30 Days

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9781096962892

Editorial: Independently published

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

Este bestseller internacional, que desde abril de 2015 se ha vendido y descargado más de 200 mil veces y se ha traducido a más de 15 idiomas, te dará las herramientas necesarias para inspirarte a alcanzar tu máximo potencial y realizar cambios reales y sostenibles en tu vida. ¡Atrévete a cambiar y a encontrar tu mejor versión!

Tú tienes el control

Nuestra autoestima afecta todos los aspectos de nuestra vida: las relaciones con los demás, nuestro nivel de autoconfianza, nuestro éxito profesional, nuestra felicidad, nuestra paz interior y el éxito que pretendemos alcanzar en el futuro.

Para poder tener una autoestima alta, el autor nos brinda una serie de consejos interesantes. En primer lugar, invita a pensar que solo hay una persona responsable de tu vida, ¡y esa persona eres TÚ!

En lugar de ser una víctima de las circunstancias, tienes el poder para crear las tuyas propias o, al menos, el poder para decidir sobre cómo vas a actuar ante aquellas que la vida te presenta.

Quejarse es absolutamente inútil y no te beneficia. En su lugar, puedes pensar cómo hacer las cosas mejor para obtener resultados diferentes. Deja de quejarte de “las circunstancias” y comienza a crear unas nuevas.

Tienes que tomar tus propias decisiones. Lo que funciona para otras personas no está garantizado que funcione para ti, y es posible que los consejos que te brindan deban modificarse un poco de acuerdo con tu personalidad y tus hábitos.

En el camino hacia una autoestima más saludable, es inevitable que tengas que dejar de lado el hábito tóxico de los chismes. Ten conversaciones más profundas. La gente confiará más en ti y tus relaciones mejorarán.

En lugar de machacarte por errores pasados que ya no puedes cambiar, concéntrate en todos tus logros y celebra tus decisiones correctas. Cuanto más reconozcas tus éxitos pasados, más aumentarás tu autoestima.

Tienes que crear una inquebrantable creencia en ti mismo. Puedes lograrlo a través de la repetición de afirmaciones, incluso si no las crees al principio. Si las afirmaciones no funcionan porque tu crítico interno aún es demasiado poderoso, puedes visualizarte como una persona que cree mucho en sí misma.

Puedes “fingir hasta que te conviertas en ello”, es decir, camina y habla como una persona con una confianza inquebrantable en sí misma. Pero deja de culpar a los demás por lo que tienes o lo que no tienes, por lo que sientes o lo que no sientes. Concéntrate tanto en mejorar tu propia vida que no tengas tiempo para criticar a los demás.

Para desarrollar una autoestima saludable, tienes que domesticar a tu crítico interno. Deja de competir: no se trata de ganarles a los demás, se trata de estar contento contigo mismo y de mejorar continuamente.

Para convertir tus sueños en realidad, debes hacer. Si deseas alcanzar tus metas, debes esforzarte mucho y, lo más importante, actuar y cumplir con tu palabra.

El trabajo interior

Descubre tus deseos, tus valores, tus opiniones sobre el mundo y las personas que te rodean, y, sobre todo, descubre la opinión que tienes sobre ti mismo. Conócete. No pidas las opiniones de otras personas.

Quiérete a ti y otros comenzarán a quererte. No puedes esperar amar a los demás si no te amas a ti mismo primero. Acéptate como eres y recuerda que no tienes que ser perfecto para ser genial.

Saber lo que queremos y lo que no queremos es la clave para superar el perfeccionismo. Se trata de aceptar la realidad, de reconocer tu valor como persona y de que sepas que mereces respeto.

Es de suma importancia que aprendas a aceptar tus emociones y también que sepas que no hay emociones “buenas” o “malas”. Conéctate con tus emociones y sabe cómo expresarlas. Nunca las descuides ni las oprimas.

No confundas tener autoestima real con la actitud y el comportamiento de las personas narcisistas, egoístas y arrogantes. Estos no son signos de autoestima, sino de la falta de ella y se llama pseudo-autoestima o falsa autoestima.

En general, las personas con pseudo-autoestima se valoran a sí mismas y a otras, por lo que ellas logran, es decir, por los resultados, y no por lo que son. La verdadera autoestima es saber que eres genial y único, y aceptar a todos los demás por su grandeza; incluso, tu grandeza podría agregar grandeza a las personas que te rodean.

No tomes las críticas personalmente. Solo hay una forma segura de evitar las críticas: no hacer nada, no decir nada, no aspirar a nada, no ser nada.

Sé auténtico

Di lo que realmente piensas, no lo que crees que otros quieren escuchar de ti (excepto si estás en peligro). No intentes complacer a todo el mundo, no es posible. Tu opinión es tan importante como la de cualquiera. Incluso si tus ideas son diferentes a las de la mayoría, eso no las hace menos válidas.

La mayoría de las veces, la necesidad de aprobación externa conduce a la ansiedad, la frustración y la infelicidad y, lo que es peor, te hace más vulnerable a sus críticas. Acéptate como eres y continúa evolucionando, siempre dando lo mejor que puedas en cada momento. No más y tampoco menos, sin exigencias desmesuradas.

Admite tus errores, asume las consecuencias. Tanto tú mismo como los demás verán que esto requiere de mucha más fuerza que negarlos. Y es mucho más saludable. En lugar de perder energía negándolo, te liberarás.

A menos que estén real y profundamente preocupados por tu bienestar o tu vida, no les prestes demasiada atención a las opiniones de los demás. Escucha a tu corazón. Haz las cosas que quieres hacer, y no necesariamente las cosas que todos los demás hacen.

Para lidiar con un problema, lo mejor que podemos hacer es tomar responsabilidad en lugar de evitarlo o determinar a quién culpar. Debemos enfrentar el problema y luego lidiar con ello. No huyas.

Si deseas mejorar tu autoestima, no hay otra forma que observar muy de cerca con quién pasas el tiempo. Debes mantenerte alejado de la negatividad de las personas tóxicas y traer a tu vida la positividad de las personas que te apoyan. Sal de las relaciones que ya no te nutren. Aléjate de las personas que no te valoran.

La felicidad es una elección

Grábatelo: no es lo que nos sucede lo que determina nuestra vida, es lo que hacemos con lo que nos sucede. Es la actitud que tomamos hacia lo que nos pasa. Conviértete en un buscador de beneficios.

El “buscador de beneficios” siempre se enfoca en lo que funciona, él o ella siempre ve el lado bueno de la vida, ve milagros en todas partes, respetando la realidad.

El “buscador de fallos”, por otro lado, vive en una realidad terrible y básicamente se siente miserable la mayor parte del tiempo. Él o ella siempre se enfoca en lo que no funciona, en todas las cosas o, aún peor, en las pocas cosas que no van bien.

Un buscador de beneficios se permite cometer errores y fracasar. Como resultado, se siente mejor, es más feliz a largo plazo, experimenta estados de ánimo más positivos y es menos probable que se sienta ansioso. Un ejercicio genial para entrenar tu cerebro para convertirte en un buscador de beneficios es adoptar una actitud de gratitud.

Innumerables estudios demuestran que la felicidad y la autoestima crecen cuando ayudas a otras personas. Regala bondad, y luego conviértete en receptor. Es muy importante aceptar regalos y cumplidos con alegría, también es el secreto para obtener más de lo que deseas.

Cuanto más te centres en cosas positivas como la felicidad, el optimismo y la gratitud, más verás todas las cosas positivas que te rodean y mejor te sentirás. Los beneficios de ver el vaso medio lleno son innumerables.

En lugar de comenzar el día quejándote por lo que no tienes, comienza diciendo “Gracias” por lo que tienes. Puedes usar el poder de las palabras y el poder de tus creencias para maximizar tu autoestima creando un ambiente positivo.

Cuando estás atrapado en la negatividad, tu cerebro es incapaz de darse cuenta de las oportunidades. Cuando eres positivo, tu cerebro permanece abierto para ver estas oportunidades y aprovecharlas.

Una manera simple y muy efectiva de elevar tu autoestima es tratarte muy bien y ser muy amable contigo mismo. Mímate, haz cosas que te hagan bien. Al final del día, tómate un par de minutos y echa un vistazo a lo que hiciste bien, obtén algo de perspectiva, revive los momentos felices y anótalo todo en tu diario.

Estas preguntas podrían ayudarte: ¿Para qué estoy agradecido?: escribe entre tres y cinco puntos. ¿Qué tres cosas me han hecho feliz hoy? ¿Qué tres cosas hice particularmente bien hoy? ¿Cómo podría haberlo hecho aún mejor? ¿Cuál es mi meta más importante para mañana?

El poder del enfoque

Enfócate en lo que quieres de ahora en adelante. Atraerás más de aquello a lo que dedicas energía, que fluirá en esa dirección. Tu enfoque determina tu percepción general del mundo.

Si bien es bueno estar al tanto de nuestras debilidades, no necesitamos que nadie nos las recuerde siempre. Es mejor concentrarnos en nuestras fortalezas. Cuanto más importantes son las opiniones de los demás para nosotros, más de nuestra libertad cedemos y menos vivimos la vida como queremos.

Cuando te enfrentas a una crítica honesta y constructiva, utilízala como feedback y aprende de ella.

Algo de vital importancia es tratar a tu cuerpo como un templo, te compensará con una vida larga y sana. Un gran efecto secundario de una vida sana y disciplinada es que elevará automáticamente tu autoestima. Sal y pasa tiempo en la naturaleza y conéctate con ella siempre que sea posible. Sal a correr o a caminar por las mañanas, y tendrás energía todo el día.

Si deseas que las personas te traten de manera diferente, enfócate en elevar tus estándares y establecer límites. Los límites son cosas que las personas simplemente no pueden hacer a tu alrededor.

Una de las razones de la baja autoestima es que nos sentimos culpables por algo que hemos hecho o dejado de hacer, por lo que es esencial perdonarse. Una vez que hayas hecho esto, tu autoestima aumentará y serás más capaz de perdonar a los demás. Es tóxico revivir el odio y la ira una y otra vez.

Por último, toma conciencia de que las emociones como los celos y la envidia se arrastran en tu mente, y son una pérdida de tiempo; reoriéntalas. Enfócate y sustitúyelas por pensamientos positivos. Una cosa es tener sentimientos de envidia y celos, mientras que actuar como una persona celosa es algo completamente diferente.

No te rindas

Te caes, y luego te levantas de nuevo. No hay otra manera. No hay otra forma de crecer. No hay otra forma de aprender. No hay otra manera de ser resistente, de ser más feliz y de ser más exitoso. Es intentar y fallar, intentar y fallar, y tener éxito e intentar y fallar nuevamente.

Puedes ver la mala experiencia simplemente como algo horrible, una catástrofe y sufrimiento, o puedes buscar la lección que contiene esta dificultad, utilizarla para tu desarrollo personal y aprovecharla al máximo.

Visualiza tus objetivos, el rasgo de carácter que deseas o tu vida ideal durante 5 minutos. Mírate como si ya hubieras alcanzado tus metas. Pon muchas emociones y todos tus sentidos en tu visualización. Cuanto más vívida sea su visualización, mejor será el impacto que tendrá.

Llegó la hora de no posponer tu felicidad, dejar el nuevo apartamento, el nuevo auto o la promoción para el futuro. La felicidad está aquí, ahora mismo.

Eres mucho más poderoso de lo que crees. Aunque hay muchas cosas en este mundo que no puedes controlar, también hay cosas sobre las que sí tienes control. En estos tiempos difíciles, puedes decidir ser cortés y amable con todos los que conozcas, sin importar su color, nacionalidad o religión.

No te aferres a tus dramas reviviéndolos de forma indefinida. Concéntrate en lo que quieres en su lugar. No puedes cambiar lo que ha pasado, lo que puedes hacer es vivir tu presente con mayor conciencia, sabiendo que esto es lo que dará forma a tu futuro.

Rodéate de personas seguras y pasa un tiempo con gente agradecida mientras te mantienes alejado de las personas tóxicas. No salgas con personas que solo envían malas vibraciones, que constantemente hablan mal de los demás y que irradian celos y odio.  ¡Ábrete camino a una nueva vida!

Notas finales

“Quiérete, ¡y mucho!” es un libro que propone un cambio de hábitos para poder llegar a la realización personal y dejar de sentirnos abrumados e indignos. Es una invitación a comenzar a actuar sin temor a la crítica interna ni externa, y a tomar las riendas de nuestra vida junto con las decisiones correspondientes.

Consejo de 12min

En el microlibro “Encuentra tu elemento”, de Ken Robinson y Lou Aronica, podrás encontrar herramientas para desarrollar actividades con las que te sientas a gusto, y que resuenen en tu interior de forma tan intensa que te hagan sentir plenamente identificado con tu vida.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Nacido en Alemania, es consultor de desarrollo personal, conferenciante y autor de nueve libros. Su misión es capacitar a las personas para crear la vida que desean, y darles los recursos y las herramien... (Lea mas)