×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

1336 lecturas ·  5.0 calificación promedio ·  1 calificaciones

Persuasión para perezosos - reseña crítica

Persuasión para perezosos Reseña crítica
Psicología

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Persuasión para perezosos: Aprende a manejar tus relaciones, dominar el arte de la persuasión, adquiere la habilidad de leer instantáneamente a las personas… en 5 minutos, de manera efectiva

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9781091100008

Editorial: Independently published

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

Todos nosotros en alguna ocasión hemos tenido dudas sobre lo que otras personas piensan, hacen o buscan. Esto perjudica en muchas ocasiones la comunicación.

Esta lectura te proporcionará un apoyo incondicional para comprender mejor la persuasión y te permitirá tener otra visión sobre las personas que te rodean. Así, podrás entender no solo el comportamiento humano, sino también el mundo. ¿Empezamos?

La interpretación de los gestos

Existen diversas formas de analizar a la gente. Muchas veces nos centramos en lo que dicen y nos olvidamos de lo que la comunicación no verbal expresa. El lenguaje corporal, así como los gestos, dicen mucho del otro. Una sonrisa, la manera de hablar, de mirar o de actuar tienen mucho significado.

Analiza todas la reacciones involuntarias de tu audiencia para saber si están de acuerdo contigo. Los malentendidos y prejuicios por una mala interpretación de este estudio puede afectar a nuestra capacidad de socializar y dificulta los diálogos.

Comprender que las reacciones de las personas son resultado de todo lo que ocurre a su alrededor es fundamental para que tengas éxito a la hora de comunicarte.

Observar todo con atención es el primer paso para saber qué pasa, qué ocurre, qué piensa el otro. Si conoces a la persona esto es más fácil, pero hasta con un desconocido, la interpretación es posible.

Los errores más comunes al valorar a otros

Un paso fundamental en el objetivo de ser un experto de la persuasión es comprender cuáles son los errores que impiden comprender las reacciones ajenas. Los más comunes son cinco:

1. El efecto halo: se trata de un sesgo cognitivo por el cual hacemos una generalización errónea a partir de una única característica de la persona. El atractivo físico es la principal variable que lo provoca. Es una tendencia natural que valoremos como más positivas a las personas que nos atraen físicamente.

En situaciones importantes, como por ejemplo, en la contratación de un empleado, tenemos la tendencia a contratar a el o la más guapa. Pero este puede ser un gran error, porque son las actitudes las que cuentan en nuestro trabajo, y con la familia y amigos.

2. El sesgo de similitud supuesta: muchas veces creemos que los demás piensan como nosotros, que todos comparten nuestras preferencias. No tenemos en cuenta que cada mente funciona de manera diferente, con distintos gustos y emociones. Por más que parezca un error obvio, es muy común que esto ocurra.

Para evitar caer en este error, lo ideal es crear el hábito de notar las diversidades de preferencias y expectativas de las personas. Es fundamental dar la oportunidad para que cada uno exprese su individualidad.

3. Confundir personalidad y situaciones: cuando observamos un comportamiento determinado en una persona, muchas veces lo identificamos con su personalidad. Si pensamos en nuestra propia manera de actuar, en cambio, tendemos a valorarla en función de la situación en que se desarrolla.

Esto es algo común. A veces, la actuación tendrá en cuenta lo que ocurre alrededor, cuáles son las emociones involucradas. Existen muchos elementos que determinan y definen las actitudes.

4. Dejarnos influenciar por el pasado: todos tuvimos malas experiencias en el pasado, pero no pueden definir nuestras actitudes del presente. Si conocimos a alguien que nos hizo daño, solemos acordamos de su comportamiento para siempre.

Pero todos cambiamos. Un hecho negativo no puede influenciarnos de manera indefinida y debemos tener en cuenta que todo el mundo puede cambiar a lo largo del tiempo.

5. El sesgo de confirmación: al tener una idea acerca de alguien, entendiendo su comportamiento, vemos todo por ese filtro de ideas preconcebidas. Las primeras impresiones pueden ser confiables, pero no son infalibles.

Debemos contrarrestar esta tendencia buscando de forma activa evidencias que desafíen las suposiciones iniciales. Este es el conocido proceso llamado en psicología "desconfirmación positiva de las expectativas".

El comportamiento humano

Debemos conocer la lógica que sostiene al ser humano. La falta de comprensión de los pensamientos de los demás es el mayor error que podemos cometer. La psicología nos enseña que la coherencia, muchas veces, es la base de las actitudes humanas. En cada persona o escenario, puede ocurrir de diferentes formas.

Pensar y actuar huyendo de los problemas es algo común. Pues, el significado de una conducta no está relacionado con otras personas, sino con las propias experiencias. Todos buscamos diferentes objetivos, para cada uno el pensamiento humano tiene un significado diferente.

Comprender estas diferencias, en cada situación, te permitirá tener mejores relaciones con los demás. Existen 20 consejos fundamentales para conocer mejor y agradar a otras personas:

  1. La forma en que alguien trata a un camarero en un restaurante dice mucho sobre su carácter.
  2. Los que se culpan a sí mismos son los que más comprenden los sentimientos ajenos.
  3. Los hombres tienden a hacer más bromas que las mujeres.
  4. La gente tímida habla poco, pero muy bien, de sí misma.
  5. Las mujeres tienen el doble de receptores de dolor que los hombres y son mucho más tolerantes.
  6. Las amistades más duraderas son las hechas entre los 16 y los 28 años.
  7. Las mujeres se sienten más atraídas por los hombres con voz ronca porque parecen menos agresivos.
  8. Los mejores consejeros tienen más problemas en la vida.
  9. Cuanto más inteligente es una persona, mayor es su velocidad de pensamiento y más ilegible es su caligrafía.
  10. La forma en que nos comunicamos afecta nuestras emociones, no al revés.
  11. Tener una amistad con tu esposo o esposa disminuye en un 70% las posibilidades de divorcio.
  12. Las mujeres con más amigos varones tienen mejor estado de ánimo.
  13. Vivir en soledad durante mucho tiempo es tan dañino como fumar 15 cigarrillos al día.
  14. Viajar mejora la salud del cerebro y disminuye las posibilidades de depresión o ataques al corazón.
  15. Si alguien habla sobre algo que realmente te interesa, la persona se vuelve más atractiva.
  16. Escribir en un papel puede frenar tus pensamientos durante la noche, aliviando tu cerebro.
  17. Mensajes como "buenos días", "buenas tardes" y "buenas noches" activan la parte del cerebro que promueve tu felicidad.
  18. Un sentimiento de soledad puede surgir si tratas de hacer felices a todos los que te rodean.
  19. Tomar la mano de un ser querido hace que disminuyan los dolores.
  20. Cuanto más inteligente, más selectivo serás al hacer una nueva amistad.

La comunicación no verbal

En muchas ocasiones los gestos de la cara (como fruncir el ceño o sonreír), las lágrimas, etc., transmiten no solo emociones, sino actitudes. Todo esto surge de forma espontánea junto a la comunicación verbal. 

Nos ayudamos de las manos, por ejemplo, para comunicar enfado, alegría, duda. En la escritura esto se transmite, por ejemplo, a través de las comillas. Los signos de puntuación sustituyen a la comunicación no verbal.

Para entender correctamente el significado de los gestos y facciones, debemos tener en cuenta varias cuestiones. Como suele decirse, la cara es el reflejo del alma. Para empezar necesitamos evaluar los gestos faciales por separado, pues son parte de un estado emocional global y pueden tener interpretaciones diversas.

Existen diferentes gestos faciales con diversos significados. Por ejemplo, tocarse el oído representa inconscientemente el deseo de bloquear las palabras escuchadas. Tocarse la nariz, indica que la persona está mintiendo. Frotarse un ojo muestra el deseo de la persona de alejarse, de no ver lo que está delante.

Por otro lado, ponerse el dedo en la boca es síntoma de debilidad, inseguridad, es, en definitiva, el deseo de regresar a la seguridad de la madre. Por último, rascarse el cuello señala incertidumbre o duda sobre algo que se ha dicho.

Posiciones de la cabeza

Uno de los gestos que más comunican son los movimientos de cabeza. Por ejemplo, si se levanta y se proyecta la barbilla hacia adelante, se comunica agresión y poder. 

Si haces el movimiento contrario, es decir, la inclinas y expones la garganta, muestras sumisión. Este tipo de debilidad puede expresarse de diferentes maneras. Asentir es también un gesto que te sitúa en inferioridad de condiciones. Además, transmite sensaciones positivas, comunicando interés y acuerdo.

Apoyar una parte de la cabeza en las manos también dice mucho de nosotros. Si sostienes la cara para mostrársela al orador, muestra atracción por la otra persona. Sujetar la barbilla tiene varias interpretaciones. Si utilizan la mano cerrada para hacerlo se señala duda, cuando la usas abierta es porque estás aburrido y no tienes interés.

La mirada y las sonrisas también hablan

Los ojos son un elemento fundamental en la comunicación no verbal. A través de ellos podemos conocer lo que el interlocutor está pensando. Algunos gestos y sus interpretaciones son:

  • Variación del tamaño de las pupilas: no se controla, pero si están dilatadas es porque se ve algo agradable, si están contraídas, expresan hostilidad.
  • Levantar las cejas: saludo social, ausencia de miedo y placer.
  • Bajar la cabeza y levantar la vista: transmisión de sensualidad y dominancia.
  • Mantener la mirada: establece contacto o indica interés sexual.
  • Parpadeo repetitivo: otra manera de bloquear la visión de una persona, por aburrimiento o desconfianza.
  • Mirada de lado: expresa aburrimiento.

La sonrisa también expresa confianza y felicidad. Sin embargo, dice mucho más de lo que pensamos. Por ejemplo, hay que distinguir la risa falsa (el lado izquierdo de la boca tiende a elevarse); la natural (produce arrugas al lado de los ojos); y la tensa (labios apretados). Esta última muestra que la persona no quiere compartir sus emociones.

Posición de brazos y piernas

Otra cuestión fundamental es lo que hacemos con nuestras extremidades. La posición en la que las coloquemos comunica mucho más de lo que puedes suponer. Veamos una lista de estos gestos y sus significados:

  1. Brazos cruzados: desacuerdo y rechazo.
  2. Cruzar un brazo en frente para sostener el otro: denota falta de confianza en sí mismo.
  3. Brazos cruzados con los pulgares hacia arriba: postura defensiva, transmitiendo orgullo.
  4. Unión de las manos frente a los genitales: sensación de seguridad en situaciones de vulnerabilidad.
  5. Unión de las manos detrás de la espalda: demuestra confianza y ausencia de miedo.
  6. Pie adelantado: el más avanzado apunta a donde se quiere ir.
  7. Piernas cruzadas: actitud defensiva y cerrada que protege los genitales.
  8. Sentado con una pierna levantada apoyada en la otra: actitud masculina, revela actitud competitiva.
  9. Piernas muy separadas: gesto que quiere transmitir dominancia y territorialidad.
  10. Sentarse con las piernas torcidas: timidez e introversión.
  11. Sentarse con una pierna encima de la otra en paralelo: cortejo para llamar la atención sobre las piernas.

Por último, los gestos de las manos son fundamentales para entender lo que la persona está queriendo decir. Están directamente ligados con lo que se habla. Por eso, suelen utilizarse para reforzar el significado y ser más persuasivos y comprensibles.

Por ejemplo, mostrar la palma abierta expresa sinceridad y honestidad, mientras que las manos en los bolsillos indican indiferencia y personificación.

Cuando existe una discusión y dos puntos de vista enfrentados suelen usarse las manos para demostrar acuerdo o discrepancia. Por otro lado, entrelazar los dedos de ambas manos señala una actitud reprimida, ansiosa o negativa, mientras que si se unen es porque la persona siente confianza y seguridad.

La posición de la mano también es importante. Si se unen en la espalda es un claro ejemplo de que la persona está intentando controlarse.

Otros elementos importantes son los pulgares. Si se colocan por fuera de los bolsillos se intenta demostrar confianza y autoridad, si por el contrario se sitúan dentro, se resalta el área genital, es una actitud sexual abierta para mostrar ausencia de miedo o interés. 

Notas finales

Este microlibro es un sencillo estudio que nos hace prestar más atención a los gestos. Si estudiamos la comunicación no verbal aprenderemos más sobre las personas a nuestro alrededor. Así, comprenderemos qué buscan, qué quieren y quiénes son realmente.

Con este conocimiento no solo mejoraremos nuestras relaciones, sino que entenderemos mucho mejor cómo funciona el mundo. Existen muchas actitudes ocultas y saber reconocerlas es el primer paso para la persuasión.

Nuestro cuerpo habla y se comunica aunque no queramos. Es inevitable. Y descubrir todo este lenguaje nos hace llegar más lejos.

Consejo de 12min

Después de comprender un poco más sobre cómo el lenguaje corporal dice mucho de nosotros mismos, aprende un poco más de ti, leyendo “Permiso para sentir”.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Según se describe a sí mismo, SMART Productivity dedica su vida “a investigar habilidades que pueden convertir a un ser humano en un súper humano”. Tuvo éxito con u... (Lea mas)