×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

4332 lecturas ·  4.6 calificación promedio ·  85 calificaciones

Nunca comas solo - reseña crítica

Nunca comas solo Reseña crítica
Carrera y negocios

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Never Eat Alone: And Other Secrets to Success, One Relationship at a Time

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0385346654, 9788416115211

Editorial: Profit Editorial

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

¿Buscas el éxito en tus negocios? En este libro, Keith Ferrazzi nos ofrece una guía para conseguirlo a través de las relaciones. 

Aprenderás cómo las estrategias del autor te ayudarán a desarrollar tu red de contactos. ¿Por qué no sigues sus consejos? ¡Empecemos!

La guía para las relaciones profesionales exitosas

El secreto, para el maestro del networking Keith Ferrazzi, es conocer personas nuevas. Este autor descubrió que lo que caracteriza a una persona exitosa es su forma de usar el poder de las relaciones.

Cuando era joven, el autor trabajaba como cargador de palos de golf en un club de campo. En sus ratos libres, observaba cómo los miembros del club usaban su tiempo y dinero. Se dio cuenta de que los socios se preocupaban por ayudarse entre sí.

Por ejemplo, invertían su dinero en nuevos negocios, colaboraban para que sus hijos entraran en las mejores universidades o se ofrecían oportunidades de trabajo.

Así, Keith entendió rápidamente que el éxito generaba más éxito y que es por eso que los ricos se hacen más ricos. Para él, la pobreza no es solamente falta de condiciones financieras, sino también estar alejado de las personas que pueden ayudarte a tener éxito. En aquel club de golf, aprendió sobre la importancia de las relaciones.

Para él, el networking verdadero consiste en hacer a la otra persona más exitosa. Ir a una conferencia, recolectar decenas de tarjetas de presentación y guardarlas solo para cuando sea necesario no es networking

Si quieres hacer crecer realmente tu red de contactos, necesitas ayudar a las personas a ser más exitosas. Así, serás más importante para ellas y valorarán tu relación con ellas.

No mantengas una tabla de posiciones

Una de las lecciones más importantes de “Nunca comas solo” es la regla de nunca mantener una tabla de posiciones. Esto significa que nunca cuentes los puntos ganados cuando estás hablando de networking. Si entiendes esta práctica como una transacción, no tendrás éxito. 

Si alguien te llama y te pide un favor que eres capaz de hacer, hazlo y no lo cuentes como un punto ganado. Las relaciones no son recursos finitos, son seres vivos. Si quieres conectarte con alguien de verdad, debes desear el bien a esa persona. Nunca esperes algo a cambio de algún favor que hagas. 

Tu alegría debe venir de la capacidad de ayudar a alguien de verdad. ¿Cuál es tu misión? Una vasta red de contactos no sirve para nada si no tienes ningún objetivo. Y para Keith, un objetivo es un sueño con una fecha de realización. 

Para saber cuáles son tus metas y crear un plan, necesitas responder a tres preguntas sencillas:

  • ¿Qué amo hacer realmente? 
  • ¿Qué me gustaría hacer por el resto de mi vida? 
  • ¿Cómo puedo acercarme a ese objetivo?

Anota las respuestas en un papel, divídelas en objetivos más pequeños que puedas realizar poco a poco y empieza a cumplirlos.

Construye tu red antes de que la necesites

Si quieres poder contar con las personas en el futuro, necesitas crear tu red de relaciones antes de que la necesites. Esto se logra a través de la planificación. Muchas personas no intentan conectarse con otros hasta que lo necesitan. Esto lleva al fracaso, puesto que nadie quiere relacionarse con personas que solo quieren resolver un problema puntual. 

Comienza tu red cuanto antes y, para cuando la necesites, ya estará funcionando. Puedes juntarte con grupos locales que te interesen, asumir posiciones de liderazgo en una actividad voluntaria o inscribirte en cursos. Mientras más te expongas a las personas, más oportunidades tendrás de lograr tus objetivos.

Pierde el miedo a desarrollar tu networking

La mayoría de las personas sienten miedo o inseguridad cuando empiezan nuevas relaciones o cuando se aproximan a otras personas. Pero, para Keith, todo es cuestión de práctica y si te esfuerzas, serás capaz de desarrollar ese lado con maestría. 

Para sentirte cómodo en situaciones sociales, recomienda que estudies a las personas que tienen más habilidades sociales que tú. Observa cómo ellas actúan, su comunicación, postura e intenta imitarlas. 

El próximo paso es aprender a comunicarse mejor y a desarrollar tu retórica. Habla más, analiza tus conversaciones y aprende de ellas. Para empezar a desarrollar tu red de contactos, también necesitas ser valiente. La mejor manera de aprender es practicando. 

Además, es importante que coloques tu cerebro en “modo generosidad”. Pregúntate genuinamente: “¿cómo puedo ayudar a esta persona?”. Todos solemos responder a la reciprocidad. Si ayudas a las personas, estas te ayudarán.

Busca puntos en común

Lo importante no es cuánto tiempo inviertes en una relación, sino cómo inviertes ese tiempo. Tus amistades, por ejemplo, se basan en mucho tiempo compartido, esto te permitió encontrar muchos puntos en común con ellas. Un ejemplo puede ser una actividad o interés que cultiven juntos.

Presta atención a lo que las personas dicen, escúchalas activamente y distingue los puntos en común. Pueden estar relacionados con el deporte, un buen restaurante, un hobby o la política, o sea, con cualquier aspecto de la vida.

Otro punto interesante es aproximarse a las personas en eventos sociales, pues en ellos somos mucho más desinhibidos, auténticos y accesibles.

No hay un mejor momento para conocer realmente a alguien que en las ocasiones donde se está divirtiendo. La mejor manera de mantener una buena conversación no es hablando sobre todo, sino siendo atento, honesto y abierto con la otra persona.

En vez de conversaciones banales, siempre debes compartir algo interesante o establecer una charla esclarecedora. La otra persona tendrá un recuerdo positivo de ti y te saludará en cada uno de vuestros encuentros.

No seas el aburrido del networking

¿Ya fuiste a algún evento donde había una persona aburrida, incomodando a las personas y aparentemente interesado únicamente en hacer networking? ¡No seas esa persona! Para evitarlo, Keith define seis reglas poderosas:

  1. No titubees, sé directo: si tienes algo que decir, dilo con pasión. Sé sincero y verdadero.
  2. No seas la persona de los rumores: usarlos es algo fácil, pero no generará valor para ti a largo plazo. Eventualmente te quedarás sin novedades, perdiendo tu valor y la confianza de las personas.
  3. No llegues con las manos vacías: necesitas ser generoso con tu tiempo y tus ideas.
  4. Nunca trates mal a los que están por debajo de ti: trata a todos con respeto, siempre.
  5. Sé transparente: sé sincero contigo mismo.
  6. No te enfoques en la eficiencia: nada es menos sincero que un e-mail enviado a decenas de personas. Haz pocas conexiones significativas, individualmente.

Si quieres conocer a alguien, prepárate. Tu tarea es saber qué es lo que le gusta a aquella persona, qué es lo que ella hace y, especialmente, identificar los puntos que tenéis en común. Usa Google y LinkedIn para descubrirlos. 

Toma notas y prepárate para cada reunión agendada. Haciendo tu tarea, tendrás algo para romper el hielo y causar una buena primera impresión.

Nunca comas solo

El almuerzo es una excelente comida para conectarse con las personas. Si comes solo, estarás perdiendo una gran oportunidad de relacionarte con alguien. Crea grupos, invita a la gente y presenta a todos. Mientras más personas conectes, más fácil será hacer nuevas conexiones.

Aprende a hacer follow-ups

Una de las cosas más importantes sobre el networking es hacer el follow-up después de conocer o encontrarte con alguien. Es decir, un seguimiento luego del encuentro.

Por ejemplo, puedes enviar un e-mail o un mensaje escrito agradeciendo la reunión. Esto dará un toque especial a la relación. Una nota escrita a mano demuestra a los demás que te importan y que realmente invertiste parte de tu tiempo para hacer algo personal.

Domina el juego de las conferencias

¿Vas a una conferencia? No te quedes sentado sin hacer nada, solo viendo las presentaciones. No esperes que una conferencia sea como estar de vacaciones. Planea anticipadamente tus objetivos y haz una lista con las personas que quieres conocer.

Debes saber de antemano quién estará presente, aunque tengas que llamar a los organizadores del evento para preguntar. No abandones tu lista y toma nota de cada contacto nuevo.

Además, una buena idea es no enfocarse solo en los conferenciantes. Existen tantas personas queriendo conectarse con ellos, que tendrás que esperar en una fila para hablarles. Esto te hará perder mucho tiempo. Si realmente quieres establecer un contacto, háblales antes de las presentaciones, porque después serán muy solicitados.

Otro buen consejo es conocer a los organizadores y figuras importantes de la conferencia para unirse a ellas. Todas las personas importantes de un evento gravitan alrededor de ellas y eso puede generar buenas conexiones para ti.

Cuando regreses de la conferencia, escribe en un papel un resumen de lo que hiciste y de lo que aprendiste. Si no lo haces, se te olvidará.

Conectándose a los conectores

Si quieres llevar tu red a un nuevo nivel, necesitas conectarte a personas que ya tienen miles de contactos. Son los llamados conectores. Estos pueden aparecer en cualquier área, pero tienden a ser más frecuentes en:

  • Política
  • Reclutamiento
  • Periodismo y relaciones públicas
  • Dueños de bares y restaurantes

Estas profesiones están hechas a la medida de los conectores porque les permiten conectarse con un volumen grande y diverso de personas. Si quieres aumentar tu red personal, debes aproximarte a alguien de estas profesiones y conocerlo.

Salud, riqueza y niños

Debes entender que estos temas son la clave para conectarte con el corazón de las personas. Si alguien necesita un trabajo, cambiar a sus hijos a una mejor escuela o ir al médico y tú puedes ayudarlos, simplemente hazlo.

Sé interesante y construye tu marca

Las personas no quieren conectarse con gente que consideran aburrida. Debes hacer un esfuerzo constante para ser interesante. Para ello, infórmate sobre las noticias, es importante tener diferentes puntos de vista sobre asuntos de interés público. 

Además, hacer preguntas aparentemente bobas demuestra tu voluntad de aprender y tu interés en las personas. Saber hacer preguntas es un arte que debes dominar. Si logras hacer las preguntas correctas, las personas se fijarán en ti. Empezarán a hablar libremente contigo e, instantáneamente, serás más interesante. 

También es importante que construyas tu marca personal. Debes descubrir qué valor generas para los demás. Pregúntate:

  • ¿Qué piensan los demás cuando escuchan mi nombre?
  • ¿Qué me hace diferente o especial?
  • ¿Cuáles son mis puntos fuertes y débiles?
  • ¿De qué conquista estoy más orgulloso?

Después de responder estas preguntas, debes estar listo para crear tu marca personal. Una vez que la tengas, piensa en su “embalaje”, es la forma en que la presentas.

Necesitas pensar seriamente sobre tu ropa, estilo de conversación, peinado, tarjeta de presentación, membrete y oficina. Todo eso le comunica al mundo el mensaje de tu marca.

Promoviendo tu marca

Una vez que tengas una marca, ¡debes ser capaz de promocionarla! La mejor manera de hacerlo es convirtiéndote en tu propio agente de relaciones públicas. Eso significa que debes aceptar ser el centro de atención. Toma la iniciativa, habla en público, etc.

También necesitas pensar en cómo lidiar con los aspectos negativos de tu marca. Lo último que necesitas es atención negativa. No debes, por ejemplo, pedir un aumento a tu jefe, si no tuviste un desempeño satisfactorio. Eso llama la atención hacia ti de forma negativa.

Mentoriza y sé mentorizado

Así como los grandes artistas tienen mentores con los que trabajaron durante años, lo mismo sucede en el mundo de los negocios: los jóvenes pueden aprender mucho de los profesionales con más experiencia. 

Si quieres evolucionar y ser exitoso en tu carrera, debes buscar uno o más mentores. Además de aprender con ellos, también pueden ser un puente para nuevos contactos. 

Otro punto importante es no solo pedir ayuda, sino solicitar feedbacks puntuales sobre tus metas. Mantén el contacto para garantizar que la relación se fortalezca y se consolide. 

Una vez que cuentes con más experiencia, tú también puedes ser mentor de otras personas, ayúdalas a alcanzar sus objetivos. La relación mentor/mentorizado es fantástica, pues crea un espacio para pedir ayuda y también para ayudar a los demás.

Notas finales

El primer paso para desarrollar tu red de contactos no es hacer networking solo porque sí, sino crear relaciones a largo plazo con las personas. Necesitas ayudarlas de forma altruista y nunca llevar la cuenta de los favores que les brindas.

Crea tu red de contactos poco a poco y mantenla viva, pues nunca sabes cuándo la vas a necesitar. Lo importante es ser bien intencionado, eso eventualmente regresará a ti. Además, puedes buscar a un mentor que te ayude en tu trayectoria. Así, todo será más fácil.

Muy bien, ¡ya estás mejor preparado para hacer que tu carrera despegue!

Consejo de 12min

En este microlibro hemos aprendido la importancia de crear una red de contactos. ¿Quieres saber más sobre esta importante herramienta para los negocios? Lee “Networking”, de Diane Darling, y conseguirás establecer relaciones sólidas y duraderas que te llevarán al éxito.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Nació en Pennsylvania, estudió en Yale y Harvard pero encontró su lugar en Los Angeles. Allí creó Ferrazzi Greenlight, una firma de desarrollo y consultoría de la que también es el CEO... (Lea mas)